X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 22 abril 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
memoria urbana

Lo que se fue con Rita: 10 espacios desaparecidos los últimos 24 años

C. AIMEUR/ A. MOHORTE. 25/06/2015

Los cines de Paseo Ruzafa, Un Sur, la Pirámide Musical, Arena Auditorium... El último cuarto de siglo de la ciudad ha ido eliminando cualquier resto de los años ochenta

VALENCIA. Cantaba Serrat, citando a Machado, que todo pasa y nada queda. Los recuerdos se borran. Sólo permanecen las emociones. El cierre del primer local de Burger King en Valencia, ubicado en la Plaza del Ayuntamiento, es un nuevo clavo sobre el ataúd del ocio de los años ochenta. Espacios populares locales emblemáticos, han sido pasto del paso del tiempo. Algunos de ellos fueron relevantes en la vida pública. Otros, denostados con los años. Algunos incluso han sido retratados en obras de arte, novelas...

Un breve repaso memorístico evidencia como Valencia es una ciudad en continuo cambio donde no hay espacio para la nostalgia. Unos cambios que se han hecho más patentes en este último cuarto de siglo. Eran espacios que existían, por citar un ejemplo reconocible, antes de que llegara al Ayuntamiento de Valencia la ya ex alcaldesa Rita Barberá y que se han ido antes que ella o, como en el caso de Burger King, al unísono.

'La partida', cuadro del Equipo Crónica que homenajea a los Billares Colón.

1. BILLARES COLÓN

Pocos locales pueden presumir de haber sido retratados por artistas internacionales. Ese es el caso de Billares Colón, ubicados en los bajos de la finca neomudéjar de Vicente Alcayne. Fueron pintados por el Equipo Crónica en su cuadro de 1977 La partida. También aparecían en la versión cinematográfica  de la novela de Manuel Vicent Tranvía a la Malvarrosa. En los sesenta se labraron la fama de ser lugar de encuentro de homosexuales, recuerda el escritor y bibliófilo Rafael Solaz.

Sobrevivieron a la Transición, fueron adoptados por las nuevas generaciones, pero languidecieron con la desaparición de la afición al billar y cerraron entrados los años 90. En su lugar hoy hay un VIP's. El escritor Miguel Herráez los cita en su última novela, La vida celular. "El otro día estuve allí con un amigo y lo comentábamos. Hay espacios de la memoria que se desenganchan y da una cierta melancolía ver cómo se han perdido", comenta.

Cine Serrano con la proyección de 'El virgo de Visanteta'. FOTO: DESFILIS.

2. LOS CINES DE PASEO RUZAFA

"Para los que tratamos el tema de los cines y salas de teatro, el Paseo Ruzafa fue el Broadway valenciano", comenta el periodista y escritor Miguel Tejedor, autor de El libro de los cines de Valencia. "Era parte incluso de la vida sentimental de los valencianos. Nadie se libró de ir allí", añade. Ahora el espacio está copado por franquicias de comida y de ropa.

La lista de cines que han cerrado en estos 24 años es larga e incluye salas tan populares como los cines Serrano, Artis, Eslava... En la calle Ribera, paralela al Paseo, se encontraba el Capitol, cerrado, y en Marqués de Sotelo el Rex, cerrado. De todas las salas que jalonaban Paseo Ruzafa sólo permanece una, los cines Lys, reconvertidos tras el incendio que los asoló. Hoy son una de las multisalas más populares de la provincia de Valencia y, junto a los ABC... Park, en la calle Lauria, los únicos que sobreviven en el centro de la ciudad.

3. PIRÁMIDE MUSICAL

Colas kilométricas para firmar discos, conciertos en la explanada, la Pirámide Musical de El Corte Inglés nació de casualidad. Fue creada como un espacio para el bricolaje y la jardinería y como tal abrió en diciembre de 1982. En enero de 1988 pasó a depender de El Corte Inglés y se reconvirtió en la tienda de discos especializada de la cadena en Nuevo Centro. Los cantantes de moda acudían allí a presentar sus discos. Alejandro Sanz, Héroes del Silencio, Tino Casal... Hasta Malú. Tenían prácticamente todas las referencias musicales del mainstream.

"Era una zona de encuentro de la juventud como ahora lo son las ruinas de la estación de los Pinazo en la calle Colón", comenta Pau Pérez Rico, de El Corte Ingles. El pasado mes de febrero la cadena anunciaba que lo reconvertía en una tienda Sfera. El capitalismo no entiende de sentimentalismos. Este verano cerrará como tienda musical y desde El Corte Inglés anuncian que abrirá como Sfera a finales de año.

4. BURGER KING

Ahora que las franquicias de comida rápida lo ocupan todo, es sólo uno más, pero en su momento el local ubicado en las proximidades de la Plaza del Ayuntamiento supuso una conmoción. Lo que vendía no eran hamburguesas, sino modernidad. El público cuando veía los colores y la decoración no pensaba en aceites ecológicos, calorías y azúcares, sino en Estados Unidos, en Nueva York... Ya éramos europeos.

Sin embargo, nadie parece que lo vaya a echar de menos. Cuando la excepción se convierte en norma, no hay motivo para apreciarla. Además, a fin de cuentas, fue el caballo de Troya de todo lo que ha venido después. "Nos hemos dado cuenta mucho después de que tenemos algo tan bonito como la dieta mediterránea", comenta el crítico gastronómico Paco Alonso. Bye, bye... rey de las hamburguesas.

Obra de Constante Gil que reflejaba las tertulias de la Cervecería Madrid.

5. CERVECERÍA MADRID

Otro espacio de referencia para varias generaciones. Se inauguró en los años cuarenta con el nombre de Berlín. Se rebautizó. El pintor gallego Constante Gil (1926-2009) y su hermano José Luis crearon en él el combinado más famoso de la ciudad, el Agua de Valencia. Allí se reunían los escritores, los artistas... "Era un café en el mejor sentido de la palabra", recuerda el periodista Manuel Peris. "Se celebraban tertulias con escritores, pintores, con gente como Tomás March que con el tiempo sería galerista, niñas pijas, gente excéntrica como El Barón, Manolo el Jodío, el Sereno del barrio que acababa allí sus rondas...".

También se pudo a ver en los noventa a futbolistas del Valencia como Claudio Piojo López con su novia. Cerró y el grupo Las Ánimas lo reabrió, más moderno, sin música jazz. Volvió a ser lugar para encuentros nocturnos, como el que tuvieron el ex presidente Francisco Camps (entonces delegado del Gobierno) y su mujer, con su amigo José María Cano una noche tras el concierto de este último en Manises, pero las tertulias desaparecieron. Ahora está cerrado. "Lo malo no es que esté cerrado; lo peor fue la barbaridad que hicieron cuando quitaron lo antiguo y pusieron un falso antiguo", comenta Peris. En el lado contrario Peris cita los casos de Congo y Los Madriles, que, dice, han sabido adaptarse a los tiempos y siguen abiertos.

6. ARENA AUDITORIUM

La noche valenciana de los ochenta y noventa no se habría entendido sin locales como Arena Auditorium. Abrió el 29 de diciembre de 1983 y cerró a finales de 1999, y durante sus casi 16 años de existencia fue la sala de conciertos por referencia. Ahora aspira a convertirse en un Consum. Sí, aspira, porque no hay nada concretado.

Uno de los músicos valencianos que actuó allí fue Tórtel. "Sólo lo hicimos una vez como Ciudadano López cuando ganamos el Circuit Rock. El aforo era brutal. El sonido era buenísimo. Los camerinos tenían algo que no he visto en ninguna parte: Estaban apartados del edificio con una especie de zona de recreo y una explanada para que te diera el aire. Era una locura. Pasé más rato allí que en los camerinos. No he visto últimamente el edificio. He pasado en coche y no me he fijado. Sí que vi un vídeo de cómo estaba por dentro y la verdad es que me dio mal rollo. Es una pena que se haya dejado echar a perder", se lamenta.

La Universidad Europea, ubicada donde estuvo Distrito 10.

7. DISTRITO 10

Distrito 10 fue la discoteca de moda entre los niños bien de Valencia. Fue derruida y ahora en su solar se encuentra la Universidad Europea, un centro formación privado. Abrió en 1982, al año siguiente de otro clásico de la noche valenciana, Woody. Costó 350 millones de pesetas de la época, una cifra extraordinaria. Tenía una sala VIP en la planta alta en la que su gerente Carlos Llobet llevaba a los famosos. La inefable Ana Obregón, la actriz costarricense Giannina Facio mujer de Ridley Scott y entonces novia de Julio Iglesias, fueron algunos de los que pasaron por allí.

"Era la discoteca que quería marcar la diferencia", explica el periodista y promotor musical valenciano Miguel Ángel Pastor. "Marcó toda una época para una serie de gente de Valencia. Hacía unos años que se había estrenado Fiebre del sábado noche. TVE había estrenado también el programa Aplauso. Estaban de moda las discotecas y para mucha gente Distrito 10 fue la mejor discoteca de Europa". Su gloria duró poco más de una década. Cerró en 1994 aunque aún acogió algún evento. Finalmente, fue pasto de la excavadora tras casi una década cerrada. Vista con el tiempo, hay serias dudas de que hubiese pasado una inspección de seguridad en la actualidad.

Jesús Saiz, Sonia Monroy y Sergio Agüero, en Suso's.

8. SUSO'S

Suso's, epicentro de la noche cañí, vivió sus años de gloria a finales de los noventa y principios del milenio, cuando se tornó en el punto de destino de los invitados a los programas de RTVV como Tómbola. Su nombre viene del rey de la noche valenciana, Jesús Barrachina. Éste se la cedió a su mano derecha, el príncipe de la noche, Jesús Saiz, discípulo aventajado, que la regentó a partir de 1986. Finalmente la gestionó Sergio Agüero quien en 2010 la vendió al Grupo Las Ánimas, que la ha reconvertido en La Posada de las Ánimas. Si las paredes de Suso's hablaran, Valencia enmudecería. O no.

Servando Carballar y Marta Cervera en un concierto de Aviador Dro en NCC. FOTO: JOSÉ BELTRÁN.

9. UN SUR

Un Sur al principio se llamó Oggi y después Nou Café Concert, aunque los punkis valencianos preferían llamarlo New Cafe Concert, por aquello de parecer más internacionales. Como NCC estuvo dirigida por la sabia mano del músico valenciano Tonipep Rodriguez, que lo convirtió en un club cosmopolita y abanderado de La Movida. Su reinado se extendió entre 1979 y 1984. Allí se programaron conciertos de grupos claves de la escena nacional como Parálisis Permanente ("su última actuación", señala Rodríguez), Alaska y los Pegamoides, Seguridad Social, Aviador Dro, Los Rebeldes o Derribos Arias, actuaciones de grandes del humor como Pepe Rubianes... "Lo de Alaska fue un fracaso", recuerda entre risas.

"Tuvimos muchos problemas con el Ayuntamiento y un amigo y yo decidimos irnos a Barcelona. Montamos una productora con la que grabamos después a grupos como Los Rebeldes". Con todo, no se desentendió. Un grupo de 14 personas, incluido el propio Rodríguez, se quedaron como accionistas del local, ya reconvertido en club. Rodríguez fue vendiendo acciones hasta desprenderse de toda su propiedad. Como Un Sur estuvo gestionada por Pepe Luna y después por Paquete. Era el sitio que nunca fallaba. Cerró hace apenas tres años.  

10. ÓPERA

Llegó antes que Rita Barberá a la alcaldía de Valencia y se ha ido un poco antes también. El pub de los monólogos, donde se foguearon nombres de la escena local como Xavi Castillo, personalidades como Goyo Jiménez, estrellas como Dani Rovira, cerró el pasado mes de febrero. Pero también había acogido proyecciones de cortometrajes protagonizados por actores como Sergio Villanueva o Jaime Pujol, conciertos... Ahora es un pub convencional con otro nombre donde se puede fumar en cachimba. Las modas se imponen.

El que fuera su gerente, Javier Alastrúe, anuncia que en breve regresarán en otro espacio. "Lo haremos en septiembre pero sólo como sala de espectáculos. Todavía me siguen llegando correos preguntándome cuándo volvemos. Tenemos ganas de volver más que nada por el tema de los directos", dice. No todo está perdido.

Comparte esta noticia

12 comentarios

Cristina Cordón TAPIA escribió
30/06/2015 19:26

Verdaderamente, esto que pasa alguien dice que es el progreso. Pero no nos quedemos, echando la culpa a los que tenían el poder y no supieron o no quisieron hacer nada, yo me siento culpable por haberlo permitido, también tú, y el otro y tantos más. que no hicimos nada por evitarlo. siempre nos quejamos a todo pasado. El paso por los lugares ni los miramos, pero claro ahora lo vemos en estas paginas y ya nos viene bien hacer las criticas.Todos los que manden en los Gobiernos o Alcaldías, serán los que se beneficien de todo lo que pase por sus manos, para bien llegar a sus bolsillos. Con lo cual mi opinión si hay algún culpable, de todo esto y demás cosas que vendrán a destruir un pasado nuestro de todos, incluyendo nuestros gratos recuerdos de juventud. por favor luchemos defendamos lo que es de todos, tuyo el de aquel y lo mío, no cerremos los ojos y echemos la espalda, al cierre. y si tenemos que hacer una critica hacia los demás. Metámonos todos en el saco, y digamos no tuvimos el coraje de defender lo que era nuestro.

david escribió
27/06/2015 18:05

Muy bueno el articulo, pero me sorprende que no se nombre la cafeteria Casa Balanzá, cafeteria emblematica y de referencia en valencia desde creo1930 hasta el 2012

Roque Pope escribió
27/06/2015 13:21

Se me olvidaba uno muy importante y al que le perdí la pista, el tristemente desaparecido hace muuuchos años, el COBALTO, alguien se acuerda?? con sus vespas al mas puro estilo "Quadrophenia" en la puerta

26/06/2015 21:50

... Y Ferreras anunció la 'desaparición' de la 'eterna' alcaldesa de Valencia, con una sentencia polisémica: "¡Hasta luego, Lucas!" http://wp.me/p5yGMp-2C

Roque Pope escribió
26/06/2015 18:06

Pues anda que no quedan por citar, el GON, el leclub, el Voltaire, Longtrax, La Marxa, el Besame, etc etc que penica ;,,(

Gonzalo Reig escribió
26/06/2015 17:05

También habría que nombrar en una lista de este tipo, sin duda, a Jardines del Real, y La Marxa, emblemático local del Carmen, junto a la plaza de Manises que al principio perteneció a David Duplex y Bartual y luego a dos hermanos que luego fueron los dueños de otro local genial, Continental, no recuerdo sus nombres, estaba en paseo de la Petxina Continental. En La Marxa se petaba cuando a las 3,30 cerraban los locales de copas del Carmen, y hasta las 5,30 era una alternativa muy buena si no llevabas coche, era un local muy chulo, con vigas de madera en el techo, y la música estaba muy bien.

Gonzalo Reig escribió
26/06/2015 16:41

Siendo una pena que haya cerrado cada nuno de estos sitios que están en la memoria de todos los que ahora somos cuarentañeros o cincuentañeros en Valencia ( yo tengo 48 años), para mi el que ha dejado un hueco mas difícil de llenar en la ciudad es Arena Auditorium, pues en toda la ciudad no hay un lugar similar que haya ocupado su lugar, surgió Heineken Greenspace y no tuvo continuidad pese a que dijeron que buscaban un lugar para seguir con las actuaciones, al final nada de nada. Que una ciudad de casi un millon de habitantes, bastantes mas si contamos el área metropolitana, no tenga un espacio de 3.000 personas de aforo para actuaciones, ya es penoso, luego dicen aquello de Valencia ciudad de la música, pues no sé donde. Por cierto, el artículo muy bueno pero ahí falta Delfos, luego Musical, junto a la avda. del Oeste estaba, lugar de perdición, jajaja.

paco González Lavega escribió
26/06/2015 00:13

Recuerdo casi todos los locales que existían en el Centro. Faltan citar muchos de los de entonces como el Bar Los Toneles y el emblemático Resturante,bar y cafeteríaBalanzá , centro de tertulia y reunión de artistas después de la función y Barrachina (nos é si aún funciona como tal.El Mocambo Club y otros.

Emilio Ferrer escribió
25/06/2015 21:19

Que lastima, los primeros años con mi actual mujer se fraguaron entre La Cerveceria Madrid y Distrito 10 sin contar otros locales desaparecidos en la zona de la Malvarrosa, ya que habeis mencionado a Rita si hubiese sido la cantaora posiblemente alguno aun estarian.

juan miguel lopez avila escribió
25/06/2015 19:12

me dejas con ganas de llorar, tengo 64 tacos y he pasado tantas noches en estos sitios, que cuando lo comentamos los amigos, parecen las batallas del abuelo cebolleta y se puede añadir Calcata,cosa excepcional

25/06/2015 17:49

¿Habrá sido problema de la "rentabilidad"? ¿habrá sido deseo de cambiar el look de Valencia? ¡Que equivocados están aquellos que piensan que es mejor destruir y dejar una ciudad hecha un páramo con construcciones que han pretendido sean "emblemáticas" El progreso es bueno, lo que no es bueno es buscar los referentes del pasado como elemento para mejorar y no encontrarlos.- No es un problema de edad sino de cultura.- Alejandro Pillado Marbella 2015

Rafael Solaz escribió
25/06/2015 15:52

Magnífico artículo, de desapariciones, emociones y recuerdos. Buen texto y buenas imágenes!

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG