X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 29 junio 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
TENDENCIA CONSOLIDADA

Fumar 'en shisha': las discotecas destapan la fiebre por la cachimba

E. VIÑAS / C. AIMEUR (FOTOS: ZONA DE CLUBS). 05/02/2015

VALENCIA. "Llevaba tiempo pensando en cambiar de local, y me vino entonces la oferta de unos chicos. Era dinero contante y sonante y pensé que era una buena oportunidad. Además, ya no es la época de los pubs de conciertos y monólogos". Javier Alastrué relata con naturalidad el cierre de su pub, Ópera, que tras 28 años ininterrumpidos en la avenida de Aragón, ha bajado la persiana.

En la actualidad Alastrué busca nuevo local. Se lleva consigo el nombre y una forma de trabajar que, admite, "es de otro tiempo". Ahora, en su lugar, el Ópera, con nuevo nombre, será un local sin monólogos, sin conciertos, con música comercial y, sobre todo, con cachimbas. "Es lo que quiere la gente joven", constata Alastrué. Este utensilio se ha convertido en los últimos años en la gran estrella del ocio nocturno en Valencia. No hay local de moda que se precie de tener alguno. ¿Cuál es su origen y a qué se debe?

Actualmente, no es posible sino habitual estar en alguno de los clubs y terrazas de moda y compartir espacio con gente que fuma shisha. Estas cachimbas, compuestas por tabaco, carbón, melazas de sabores y, en algunos casos, frutas naturales, han ido irrumpiendo en la noche valenciana. También en el creciente tardeo. La idea -ninguo de los implicados la niega- se aproxima mucho a la de recuperar la posibilidad de fumar en estos establecimientos, pero a través de estos aparatos con filtro de agua y, a priori, sin carga adicional de nicotina.

UN ORIGEN CON NOMBRE PROPIO

La shisha o cachimba es un utensilio que se utiliza para fumar tabaco mezclado con sabores, habitualmente de frutas frescas o de plantas. El tabaco se filtra, además, a través del agua situada en la base de la herramienta que en ningún caso, según la Organización Mundial de la Salud, sirve como limpiador de las impurezas de este producto. No obstante, ese paso por el agua, y los sabores y olores de melazas, frutas y plantas dotan a esta experiencia de su particularidad. También reconocida en otros países como 'pipa de agua', lo cierto es que su extensión en países como Rusia o Estados Unidos cuenta con décadas de tradición.  

Anque desde hace tiempo es un servicio extendido por ciudades como Sevilla, el origen de este movimiento en Valencia tiene un nombre propio, el del joven Bakali. Este profesional de las cachimbas transformó su hobby en una profesión cuando en 2005 empezó a trabajar en colaboración con una tetería. La práctica, poco habitual en Valencia, fue ganando adeptos y Bakali saltando de local en local hasta que el efecto de las shishas tocó el mundo de la noche. Especialmente rápido se propagó desde que Super Club 95 y BFore contaron con sus servicios, aunque ahora él trabaja para clubs del grupo Salamandra, como Mya o Vessel, y está muy implicado en la pujante Tetería Habibi situada en la zona de Aragón. Por supuesto, su dedicación es exclusiva a este ámbito.

"Es posible que en los últimos años, incluso meses, se haya extendido mucho el servicio de shishas. Tampoco sé cómo calcularlo, porque lo único que reconozco es que cada vez he ido teniendo más y más trabajo", asegura el propio Bakali a ValenciaPlaza.com. En Habibi, por ejemplo, la shisha se disfruta de tarde y ha ido vinculándose a sobremesas y a compartirla entre amigos viendo partidos de fútbol en el mismo local. 

No obstante, una de las peculiaridades más interesantes de la tendencia es cómo ha calado este tipo de servicio en los locales de ocio de cara a los extranjeros. "Recuerdo que al principio muchos de mis clientes eran árabes o rusos, pero todavía a día de hoy siguen suponiendo una parte muy importante de la clientela. Ingleses y franceses, por ejemplo, están acostumbrados al servicio y me comentan que les hace sentirse más relajados dentro de las discotecas", añade Bakali.

¿MODA O SERVICIO ESTABLECIDO?

El mismo relato en este sentido aporta Xesco Úbeda, el ahora encargado de las shishas a tiempo completo en Super Club 95 y BFore. "Lo más importante de nuestro trabajo como cachimberos es mantener la cachimba en perfecto estado de limpieza. Influye mucho en el sabor, además de los ingredientes que se puedan aportar", insiste Úbeda a este diario digital. BFore, con una oferta de tarde mucho más relajada y amplia, cuenta con clientes extranjeros durante la semana, pero el salto a los locales llegó hace tiempo y actualmente entre los dos locales Úbeda asegura que durante el fin de semana puede llegar a hacer 80 de estos servicios.

Una de las opciones más exclusivas, aunque al alcance de todos los locales citados, es la de incluir fruta recien cortada en la cazoleta superior. "De esta forma se le da un sabor, que normalmente está intensificado con la melaza que aportamos a la shisha", añade Úbeda. Preguntados a los cachimberos de hasta ocho locales nocturnos de Valencia, los sabores más extendidos son manzana, menta, uva, pomelo y chicle. Aun así, las posibilidades en cuanto a sabores explotaron también hace unos años y buena cuenta de ello dan los Estancos de la ciudad.

UN POSICIONAMIENTO CRECIENTE PARA LOS ESTANCOS

Pese a no poder ser citados ya que este tipo de establecimientos no pueden hacer publicidad de su actividad en los medios, dos de ellos, situados en el mismo centro de Valencia, reconocen haber iniciado con las cachimbas una de sus actividades más potentes. Una de ellas arrancó su especialización hace ahora unos seis años. "A la gente le gusta probar nuevos sabores, por eso tenemos decenas. Es muy habitual que la mayoría de nuestros clientes lo usen en casa, para relajarse con sus amigos después de una cena y en un ambiente privado y tranquilo", añade la propietaria del establecimiento.

El propietario de otro Estanco apunta: "la prueba de que ha crecido el consumo de cachimbas, derivado o no de su extensión por las discotecas y locales de ocio, es que sabemos que hay gente ofreciendo tabaco de contrabando para este uso. Incluso han llegado a ofrecérnoslo a nosotros, obviamente desconociendo cómo funciona este tipo de actividad". Cabe destacar que los Estancos suman una caída continuada de beneficios por la venta de cigarrillos, por lo que puros, tabaco de liar, pipas y también cachimbas son nichos de mercado buscados por estos locales.

Si hay Estancos especializados en mecheros o en tipos de tabaco de liar, no son pocos los que van abriendo la mano a la fiebre por fumar en shisha, aunque los más tradicionales, los consultados por ValenciaPlaza.com apenas han notado el crecimiento este último año salvo por una variable que uno de los propietarios reconoce: "estas Navidades si que es verdad que se han hecho más regalos de cachimbas y de producto".

Otro responsable del servicio de cachimbas en otra discoteca, José María Ochoa de White House, reconoce que en Valencia "o tienes este servicio o dejas fuera a un número interesante de clientes". Él mismo, además, asegura que los productos cuentan con una normativa adjunta expresa para estos productos y para el tabaco sin nicotina, imprescindibles en caso de que puedan ser requeridas por cualquier inspección rutinaria.

Los registros se han sucedido en otros locales, ante la creciente presencia de este tipo de ocio vinculado a fumar en shisha mientras suena la música de un Dj, hay actuaciones en directo o se ve un partido de fútbol. En el caso de White House, como particularidad, las shishas se ofrecen como obsequio a partir de otro tipo de consumos, como por ejemplo comprar una botella de alcohol entre varias personas, excepto si la shisha va acompañada de fruta natural.

En el resto de locales, el precio varía ostensiblemente entre los clubs de tarde y las discotecas que cierran sus puertas de madrugada. La horquilla: entre los 15 y los 25 euros, dependiendo también del local y del tipo de shisha que se consuma. Todos los cachimberos consultados reconocen que el fin de semana es la estrella de estos servicios, aunque en locales como Vessel, la Tetería Habibi o BFore (con un espacio llamado Shisha Club) doblan sus servicios durante estos días. En el caso de la tetería, posiblemente la que mayor número de shishas tiene en uso de forma simultánea, se pueden servir más de 30 de estos instrumentos para fumar.

Todos los locales y discotecas citadas, pero también Caribbean's, Cachao, Ánimas, Posada de las Ánimas, Fox Congo, Dreams y demás referencias habituales del ocio nocturno y de tarde en Valencia cuentan con este servicio. Ver shishas sobre las mesas y barras, más que una tendencia, es una posibilidad excluyente para el negocio, tal y como se percibe tras haber conversado con algunos de los gestores de los citados locales.

Fotos: Zona de Clubs

Comparte esta noticia

3 comentarios

grace escribió
28/05/2015 09:32

vender cachimba de sabores es prohibido en un pub me han puesto denuncia por vender cachimbas

vv escribió
06/02/2015 19:13

Hay melazas que se llaman que no llevan nicotina y son las que se pueden utilizar en estos locales. Estas de muchos sabores y estas libres de tabaco.

jj escribió
05/02/2015 08:11

¿fumar tabaco- que no nicotina? ¿no se han enterado aún de que la nicotina es uno de los componentes del tabaco? una forma de introducir a la juventud en el vicio disfrazándola de glamour

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG