X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 28 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
Puzzle almacena contenedores

La maldición de La Ruta: Consum ve paralizados sus proyectos en Puzzle y Arena Auditorium

C. AIMEUR. 23/04/2015 Los principales espacios de la noche valenciana de los 80 y 90, llenos de escombros, no se pueden rehabilitar por distintos motivos

VALENCIA. Puzzle cerró a finales de octubre de 2011. Se anunció el día 9 de ese mes, festividad de la Comunidad Valenciana. Se hizo efectivo el último fin de semana, el penúltimo día, el 30. La discoteca, emblema de la noche valenciana, templo de la Ruta Destroy, organizó su última sesión. Un acuerdo entre la empresa propietaria del local y el Ayuntamiento de Sueca permitía la construcción en sus instalaciones de un supermercado, un Consum. Antes habían estado interesadas otras empresas de distribución, pero finalmente la cooperativa valenciana se llevaba el gato al agua.

El pasado mes de septiembre, hace más de medio año, la empresa valenciana confirmó su intención de alquilar el inmueble que había albergado Arena Auditorium. Se daba pues fin a más de 15 años en los que la antigua patatera había estado sin uso, como una vieja ballena encallada en la orilla. Una vez más Consum aprovechaba un gran espacio de ocio nocturno valenciano inutilizado y anunciaba que lo iba a reconvertir en un establecimiento de referencia.

La primera fue uno de los templos de la Ruta Destroy, para muchos la mejor discoteca de todas; la segunda, un espacio ineludible para los amantes de la música en directo. El destino era el mismo. A diferencia de otras grandes discotecas de la época como El Templo de Cullera, donde pinchó Chimo Bayo, o Queen, iban a tener un futuro, un fin concreto, una utilidad. Pero en ambos casos, como si fuera una maldición, distintos problemas han postergado su conversión en supermercados. Y la solución parece que no será fácil. No a corto plazo.

Zona de entrada a la discoteca Puzzle, hoy en desuso.

En estos momentos no hay nada. Es más, ninguno de los dos espacios ha cambiado mucho desde que se anunció su nuevo uso. Puzzle continúa cerrado. El espacio está abandonado. En un viejo almacén situado en el antiguo parking se acumulan objetos de las noches de fiesta del pasado. Hay restos de antiguos carteles de Playboy, bolas de corcho... Una mirada al interior permite ver que está completamente vacío el edificio. Acumulando polvo. Sin ningún neón. Sin cables. Nada. Arena muestra el mismo aspecto que hace tres lustros. La vegetación crece en distintos espacios del parking. La persiana bajada. Las letras del cartel se están desmontando.

Consum admite que los proyectos están paralizados, "porque no se puede avanzar de manera administrativa", dicen sin querer entrar en detalles. No quieren ahondar en su herida. "La empresa ha manifestado su interés en poner en marcha estos dos proyectos", añaden. Consum no es pues la que se ha echado atrás. Es más, siguen con la idea en mente. "Nosotros hemos hecho lo que teníamos que hacer", insisten.

¿Cuál es el problema de Puzzle? Fuentes de la empresa hablan de los problemas de poner en marcha un proyecto de estas características en un entorno protegido como es la Albufera de Valencia. Porque la discoteca está en pleno parque natural de la Albufera. Se construyó sobre terreno verde protegido. Cualquier actuación es problemática.

La coyuntura es tan compleja, que el alcalde de la vecina localidad de El Perelló, José Miguel Fos Alberola, no duda en expresar su escepticismo. "Por lo que hay, no veo que se vaya a hacer", comentaba este miércoles. "Sabemos que necesitaba un plan especial y parece que no sale", apuntaba, sin querer entrar en detalles porque, recuerda, lo que suceda con el futuro la discoteca "depende de Sueca".

Contenerdores en el 'parking' de Puzzle.

A su Ayuntamiento le ha venido bien, metafóricamente hablando, que no se haya concretado aún nada. Gracias a este largo impasse han podido hacer uso del parking durante estas semanas como almacén de contenedores. Según explica Fos Alberola, el cambio en la adjudicación del contrato de basuras les ha obligado a buscar un espacio donde almacenar los contenedores que iban a ser renovados. Y ahí estaba Puzzle.

El propietario de la empresa cedió sin coste el terreno para que se depositaran de manera provisional una treintena larga de viejos contenedores de papel, vidrio y basura orgánica. Son como un ejército que guarda el edificio, lo rodea, una suerte de recreación posmoderna de los guerreros de terracota de Xian. "Ha sido un favor que nos ha hecho pero esta misma semana los retiraremos de allí", explica Fos Alberola. "En GIRSA nos han dicho que en menos de una semana se los llevan", agrega a modo de explicación.

En Consum aceptan con resignación la paralización del proyecto de Puzzle. La empresa quería apostar fuerte por ese supermercado conscientes del potencial que tiene la zona. Su Consum de El Perelló es uno de los que más factura al año. El nuevo habría dado servicio a las localidades adyacentes como el Mareny, pero por el momento nada de eso es posible y van para cuatro años.

El caso de Arena Auditorium es distinto, si bien la conclusión es la misma: Todavía no hay nada. Arena no fue un espacio emblemático de la Ruta Destroy, pero sí lo fue de toda la juventud de la época, de los que hacían la Ruta y de los que no. Por allí pasaron los mejores grupos musicales españoles e internacionales de todos los estilos cuando Valencia aún era tierra de conciertos. Heavys, indies, rockeros clásicos, góticos, popies... no hubo tribu urbana que no tuviese su noche de gloria.

Problemas burocráticos, lentitud administrativa, el caso es que la cooperativa valenciana ya hace un mes dio por asumido que el supermercado no estará como pronto hasta 2016. "Estamos pendientes de la concesión de licencia", explican desde la empresa. "Imaginamos que para el año que viene sí estará en funcionamiento, pero hasta que no tengamos licencia no podemos confirmar plazos. Ese paso no depende de nosotros". Consum se lava las manos. Y espera.

Al final las dos discotecas siguen como cuando cerraron. Es la maldición de La Ruta. Prácticamente ningún gran espacio de ocio nocturno de las décadas de los 80 y 90 ha tenido otro uso desde su cierre. Ni El Templo, ni discotecas más convencionales como Salitre o Queen... ni siquiera Puzzle o Arena Auditorium, que tan apetecidas eran por las empresas de distribución, han conseguido fructificar en algo diferente. Nacieron para ser discotecas y parece que sólo puedan vivir como tales. O fiesta o nada.

Comparte esta noticia

1 comentario

Antuan escribió
02/07/2015 00:17

Y así se debe quedar Puzzle, o sala o nada, prefiero pasar por allí y verla pensando en como me lo pase, a que eso sea un consum, de esta manera al menos puedo entrar, ver y recordar...

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG