X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 26 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
polémica superada

José Miguel Cortés gana su primer pulso a Català

CARLOS AIMEUR. 28/11/2014 La consellera cede y acepta los razonamientos del director del museo, si bien le convence para realizar un gesto con el artista

VALENCIA. El instituto valenciano de arte moderno (IVAM) vivió este jueves otro día de tensión que sumar a su ya larga lista de incidentes azarosos. Y lo sufrió por causa de la supresión de la exposición permanente en la galería 1 de las obras donadas por Miquel Navarro al museo. La larga y prolija reunión del Consejo Rector que se celebró para desatascar este conflicto se resolvió finalmente con un escueto comunicado oficial, poco más que una nota, que básicamente es una declaración de intenciones sin compromisos claros.

Son tan solo 65 palabras divididas en tres puntos pero para llegar a ellas se precisaron cuatro horas de conversación. Se redactaron menos de 16 palabras a la hora. Las más arduas de pactar fueron las 22 primeras, según contaban los miembros del organismo a la salida de la reunión. "Costó muchísimo llegar a ellas", bromeaban. Casi como si hubieran sido esculpidas en mármol.

El arreglo satisfizo sobre todo al director del instituto, José Miguel Cortés, que salía reforzado del pulso con la consellera de Cultura, María José Català. Se impuso su tesis en prácticamente todos los puntos. Y aunque no dio apenas declaraciones y evitó manifestarse, a Cortés se le veía satisfecho. El silencio mismo de la consellera, que salió prácticamente corriendo, una breve sonrisa y adiós, demostraba quién podía sentirse ganador y quién perdedor.

Uno de los principales problemas que tuvo el Consejo Rector fue la insistencia de uno de los vocales, el arquitecto José María Lozano, en imponer una serie de propuestas inasumibles. Amigo personal de la exdirectora Consuelo Císcar, a la que se considera instigadora del conflicto, Lozano se enrocó de tal manera que acabó monopolizando la conversación. El arquitecto, que ha viajado por el mundo con el IVAM, realizó una serie de proposiciones que fueron desestimadas de plano por Cortés. Consciente Català de que estaba en medio de una batalla que no era la suya, la consellera medió intentando lograr una entente, si bien priorizó y defendió siempre la autonomía de Cortés, a quien ella misma apoyó en algunos momentos del debate.

Primera victoria: ¿Se retirará la exposición de Navarro?

–Por supuesto –respondió ufano Cortés.

A cambio, el director del IVAM sólo ha hecho un gesto, mantener el nombre de la galería 1 como Sala Miquel Navarro. Un detalle nimio, pero que para el escultor ha sido suficiente y para el director, intrascendente, ya que no afecta para nada a su plan de trabajo y se mantiene intacto su programa de exposiciones, ése que anunció hace una semana y que ha sido el que ha provocado todo este revuelo institucional. Igualmente es redundante el anuncio dentro del primer punto de que se incluirá obra de Navarro en la exposición temporal En tránsito que ocupará la galería 1. Era algo que estaba previsto. Lo dijo el propio Cortés la semana pasada.

Segunda victoria: Ganar tiempo.

El acuerdo observa que mientras dure la exposición temporal, "se negociarán los términos" de la exposición de la obra de Navarro. Es decir, se le da más de seis meses (la exposición concluye en mayo) para que decida qué hacer con las más de 500 piezas que componen la donación. Por si fuera poco la fecha límite, que no existe como tal, se aplaza al periodo después de las elecciones autonómicas, que se celebrarán precisamente en mayo. Tanto si se produce un cambio político en la Generalitat como prevén las encuestas, como en el improbable caso de que no, Cortés dispondrá de más de nueve meses para concretar una solución con el escultor. La presión pues se minimiza.

Y por último, tercer punto del acuerdo, tercera victoria para Cortés: su autonomía queda intacta.

Expresamente, en el acuerdo firmado este jueves el Consejo Rector le encarga al director gerente que sea él quién lleve las negociaciones. Es decir, se le inviste de toda la autoridad y la Conselleria de Cultura deja firmado por escrito que se retira, que ya no tiene nada más que decir.

Con esto se cumple así con lo solicitado tanto por artistas y críticos, como por los trabajadores o los directores de museos de arte contemporáneo, colectivos todos ellos que se habían manifestado en las últimas horas exigiendo a la Conselleria de Cultura que respetara la autonomía de Cortés. Al final Català sólo ha logrado del director del museo un pequeño gesto. Consciente de que no podía pedir más, la consellera ha asumido la posición del director del museo como suya. Él es el director. Él será quién decida.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG