X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 14 diciembre 2017
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
Activos Especiales

¿Y si Valencia tuviera otras 'grandes fiestas' a lo largo del año?

VICENT MOLINS. 22/11/2014 Baby boom de festivales urbanos afincados en la ciutat. La efervescencia callejera de las nuevas fiestas de barrio, genera el nuevo debate...
El público disfruta con una actuación de 'Intramurs'. FOTO: EVA MÁÑEZ.

VALENCIA. Valencia vive un baby boom de festivales arraigados hasta el tuétano en sus barrios. Y nadie sabe cómo ha sido. O sí. La desaparición del tejido de certámenes culturales paridos por mamá institución, abrió un socavón, un vacío, que había que cubrir. "Un festival que nace tras la desaparición de todo tipo de festivales públicos de artes escénicas en la tercera ciudad de España, y la absoluta ineficacia y desinterés de los políticos y gestores culturales", descerraja Jerónimo Cornelles de Russafa Escénica.

Y la tercera ciudad de España se puso, por la inercia de lo necesario, por instinto callejero, a dar a luz a saraos anclados por completo en sus 'galias'. Una agitación llegada desde la cultura 'co' (colabora, haz el favor) y que engarza a comunidades locales. Pequeños milagros llegados del voluntarismo que transforman por unos días la cara de algunas franjas de la urbe, o incluso generan nuevos hábitos costumbristas. "Los artistas invitados se han ido alucinados por la energía que había y por la magnitud del festival, por la cantidad de intervenciones y acciones dentro del marco del centro histórico. Para ellos en otras ciudades españolas sería impensable", irrumpe Salvia Ferrer de Intramurs, celebrado en las dos últimas semanas.

Valencia, dice el nuevo tópico, se puede atravesar saltando de festival urbano en festival urbano. Mira Cabanyal Portes Obertes o Cabanyal Íntim. "Acerca las artes escénicas de vanguardia al interior de las casas del Cabanyal. Su particularidad reside en que, más allá de ser un festival que exhibe piezas de arte en vivo, se articula como un proyecto social y cultural que pone el teatro y todas sus variedades artísticas al servicio de una causa social: la rehabilitación del barrio", sintetiza Marta Borcha, del Íntim. "Hemos tenido -y sigue- colaboradores ilustres que, como Javier Mariscal o Carmen Calvo, diseñaron el cartel del festival de varias ediciones de manera altruista, o de Enrique Vila-Matas, que nos mostró su apoyo con un espléndido y emotivo texto de adhesión".

Mira Distrito 008, un circuito entrelazando cada año al barrio del Botánico. "Distintos agentes puestos en funcionamiento con un mismo fin, abrir las puertas y calles del barrio de Extramurs a toda la ciudad", razonan Sergio Mañez y Laia Folch, que han tomado por fortalezas para su misión lugares como el Mercado de Rojas Clemente (las torrijas de su bar me señalan el camino), la escuela Barreira, el teatre Micalet o el propio Jardín Botánico. Mira Russafa Escènica, "un festival único en España, que transforma en cada una de sus ediciones todo un barrio en un gigantesco escaparate escénico", apunta de carrerilla Jerónimo Cornelles.

O Intramurs, recién terminada su primera edición. "Ha sido algo muy potente, muy fuerte. La suma de muchas energías, entre habitantes, artistas y comerciantes", cuenta Salvia Ferrer, que insiste, ajá, en dar las gracias a la policía por su colaboración infinita. Entre los hits de Intramurs, el uso del espacio Ideo, a pocos metros de la plaza Mossén Sorell, un recinto con anfiteatro, un bosque entre asfalto, reutilizado como ágora de barrio. "Esto parece Berlín a principios de los 2000", señalaba un espontáneo, con esas machadas que se dicen con la euforia.

Y ahí llega Benimaclet conFusión, que tomó su porción de ciudad el mes pasado. "Las calles del barrio se transforman en escenario para los artistas y punto de encuentro para el público. Se trata de llevar al límite una "confusión" emocional por las muchas cosas que pasan al mismo tiempo. Crear desorden dentro de un orden", describen los organizadores.

Benimaclet, Russafa, el Carmen, el Cabanyal... compuertas abiertas de efervescencia, reivindicando sus 'pueblos'. ¿Un pulso soterrado entre barrios? Festivales que han subido las persianas y llenado de vecinos las calles. Reemplazo pagano para las fiestas patronales.

De fondo el cuestionamientos en torno a si estarán cubriendo el trabajo que no llega desde las instituciones, o si hay una dependencia excesiva del voluntarismo, de la colaboración como eje. Pero puede que esto sólo sea lo normal, una muestra de vigor natural. "Otro tipo de gestión cultural es posible, sin dinero público, y al margen de la institución", dispara Salvia Ferrer. "Nacimos de la nada, en un momento de sequía cultural, de recortes y mucha dejadez de las instituciones públicas en materia de cultura. Tuvimos que montar todo el engranaje de un festival desde cero", insiste Marta Borcha del Íntim, cuya movida alcanzó la RAI italiana.

10.500 espectadores en la cuarta edición de Russafa Escènica. 3.000 participantes en los 3 días de Distrito 008. 6.000 asistentes a la última edición de Cabanyal Íntim, que lleva cuatro ediciones acumulando 500 representaciones. 200 artistas participantes en Benimaclet conFusion, 400 en Intramurs, con 20.000 participantes en cada uno de sus dos fines de semana.

El público de Cabanyal Íntim, parte del espectáculo.

Sus genes colaborativos provocan que vayamos más allá: ¿Y si se produce una fusión puntual de todos los festivales...?, ¿y si amplificaran su eco en una propuesta concreta? La cuestión ha aparecido entre escritorios en las últimas semanas. Nuevos retos para la hiperactividad callejera. Los afectados, responden.

Salvia Ferrer (Intramurs): Sería muy muy interesante. Habría que estudiar la fórmula, pero de ese modo podríamos conseguir la visibilización de todos, convirtiéndonos en una oferta cultural ante los visitantes.

Sergio Mañez y Laia Folch (Distrito 008): Habíamos pensado algunas veces en ello. Quizás si hubiese una buena organización y promoción se conseguiría llenar la ciudad con una gran cantidad de propuestas, abriendo nuestra ciudad entera.

Marta Borcha (Cabanyal Íntim): Un festival de festivales, un banquete escénico por todo lo alto, no suena mal. Sin embargo, y pensando en los espectadores, consideramos que mejor que agrupar y concentrar todos los festivales en uno y realizarlos al mismo tiempo, resulta más favorable que la oferta cultural se diversifique y esté presente a lo largo de todo el año en diferentes momentos. Además, cada festival merece su protagonismo dentro del calendario, requiere una atención determinada, un tiempo para conocerlo, vivirlo y disfrutarlo.

Benimaclet conFusión: Sería fantástico crear un gran festival urbano. El público es la gente que pasea por las calles, pues un festival de estas características está abierto a todos. Sería necesario invertir energías en una direción común.

Jerónimo Cornelles (Russafa Escénica): Creemos que no, personalmente nosotros queremos buscar la fórmula de consolidarnos como festival de otoño, y creemos que sería estupendo que Cabanyal Íntim se consolidara como festival de primavera. De este modo los eventos se reparten en el tiempo y el público puede asistir a todos.

La Valencia más gatuna y callejera, en fin, está de celebración. Corrientes submarinas agitando con fuerza. Y nadie sabe cómo ha sido.

Asistentes a una actividad organizada por 'Russafa Escénica'.

Comparte esta noticia

8 comentarios

Pues Vaya escribió
24/11/2014 11:48

@Marc. Con los recursos disponibles... ¿podrías hacerlo tú mejor? Porque justamente este artículo pretende elogiar estas iniciativas que siempre dentro de la modestia y la falta de recursos que las caracterizan, han conseguido sacar a la ciudad del abandono de las instituciones en materia cultural. Que sea más o menos local o provinciano, no es de lo que se trata aquí... sino del esfuerzo realizado. "Así nos va", te referirás a lo de que siga habiendo gente que siempre ha de tener una queja no constructiva, es decir sin aportar soluciones prácticas, como parece ser tu caso. Pero sin acritud...

juan escribió
24/11/2014 10:24

Gafapastismo de cortas miras... Valencia ya tiene sus otras fiestas más allá de hipsters... Tiene san juan, la gente que va a la malva en verano, las fiestas populares de las pedanías... El día que los hispters miren más allás de intramurs lo fliparan.

Marc escribió
23/11/2014 21:56

Un montón de festivales y la mayoría una mierda El 99% de todos estos festivales son de proyección local en la tercera ciudad de España y así nos va oye, Festivales mediocres,con poco contenido y que no ponen a Valencia en el circuito nacional que es donde pasan cosas calidad Mejor poco y bueno que mucho y malo.

quevienequeviene escribió
23/11/2014 12:44

Tenemos un montón de gente con talento y con ganas, pero con pocos recurso. Por otra parte, tenemos unas magnificas infraestructuras culturales, pero paralizadas, ocupadas por gente con ideas ya agotadas. Es cuestión de tiempo que las personas con ganas acaben ocupando el vacío. Sólo hay que jubilar a la generación tapón. ¡Ya es hora! Este medio es muy buen ejemplo. Con recursos escasos prestan un servicio muy por encima de unos anquilosados periódicos locales. ¡Lo importante son las ideas y las ganas! Lo demás irá llegando a su tiempo, esperemos que pronto...

Laura g escribió
22/11/2014 16:03

Genial aproximació al fenomen "festivalero" de València. S'asoma, quasi al final de l'article, el tema de la professionalització, la rentabilitats a molts nivells i el voluntarisme o col.laboració. Jo tinc clar que no són termes antagònics i que poden, han de, confluir xa que estes propostes tinguen continuitat.

Alfonso escribió
22/11/2014 13:30

Genial anàlisi de la efervescència cultural de la capital, mostra de l'inquietut cultural dels seus habitants. Seguiu així ValenciaPlaza!

Francisco escribió
22/11/2014 11:37

Aunque son Bienales, Incubarte y Ciutat Vella Oberta, también son festivales que han nacido desde cero, fomentando y ayudando al nacimiento de algunos de los aqui nombrados.

guillermo escribió
22/11/2014 09:12

Magnífico artículo, como siempre Valenciaplaza a la Vanguardia .

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG