X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 26 mayo 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
ESPECTÁCULO

Mestalla será devorado por los grandes camiones

C. A.. 05/06/2015 La Monster Jam del sábado, camino de vender más de 30.000 entradas y convertirse en el evento de ocio del año

VALENCIA. En la novela Como en otro mundo de Russell Banks, uno de los momentos clave de la narración transcurre durante una exhibición de choques de automóviles que un personaje describe así. "Y ya estaban preparados: cuatro coches en cada fila, formados como escuadras de dieciséis gladiadores, acorazados, arrojando fuego, exhalando humo, lanzándose gruñidos y berridos a la cara. Los conductores llevaban cascos y eran jóvenes y muchachos, todos sonreían ferozmente y daban puñetazos al aire o saludaban por el hueco del parabrisas a la multitud que los vitoreaba. Era un espectáculo impresionante, incluso para mí".

Desde hace décadas las competiciones en las que grandes automóviles se enfrentan en largas carreras de choques o en exhibiciones de saltos son uno de los principales eventos de ocio en Estados Unidos. A mitad camino entre la pulsión atávica que impulsaba a los futuristas a adorar las máquinas, y el exhibicionismo tan propio de la cultura estadounidense, los shows con grandes vehículos son un clásico en este país tan populares o más que las competiciones deportivas regladas.

Su huella se puede ver en el cine. No sólo con las meras representaciones de estos eventos. El éxito de largometrajes como la saga Mad Max del australiano George Miller no se entendería sin recordar unos espectáculos que nacieron en las ferias del tractor de Estados Unidos y que hasta ahora se veían con escepticismo desde el viejo continente. Pero esos recelos están siendo derribados en la era digital. La invasión silenciosa continúa.

Ya no son vistos como rarezas; comienzan a ser hasta habituales. La Monster Jam, por ejemplo, es la tercera vez que visita España y la primera que hace lo propio en Valencia, donde su presencia se ha convertido en poco menos que un acontecimiento. Será en esta ciudad, en el estadio de Mestalla, donde comience su pequeña minigira por el país que incluirá Madrid (el 13 de junio en el estadio Vicente Calderón) y Barcelona (el 20 de junio en el estadio olímpico Lluís Companys).

Los organizadores esperan congregar a más de 90.000 personas en estos tres eventos, de los cuales más de 30.000 se darán cita en Mestalla, en una convocatoria que ha superado las previsiones más optimistas y que convertirá a la Monster Jam en el espectáculo singular con más espectadores del año. Las cosas están así y estos son los datos. La Monster Jam visitó España por primera vez en 2009, Barcelona. Tras aquella experiencia, los responsables de Monster Jam regresaron en 2011, visitando esta vez Madrid y Barcelona. Ahora la ciudad del Turia se suma a un circuito que se consolida.

Ruido, furia, motor, algo de ingeniería y mucho show business son las claves de las Monster Jam, en las que está todo medido al milímetro. Desde la construcción de la pista, en la que se emplean a dos equipos distintos para transformar el suelo, hasta la decoración de la pista y del estadio se han estudiado pensando sobre todo en el principal gancho de estos espectáculos, el público infantil.

Monster Jam llega con los más de cuatro millones de espectadores que ha reunido a lo largo de su historia. Y lo hace con su popularidad en aumento. Este año el show en el Estadio ANZ en Sydney fue nombrado el Acontecimiento del Año en Australia en la categoría de The Stadium Business Awards 2015, imponiéndose en esta categoría a la Ceremonia de apertura de la Copa del Mundo de Fútbol en el estadio de Sao Paulo, por ejemplo.

¿Y en qué consiste la Monster Jam? Su primera peculiaridad son sus protagonistas. Los Monster Jam trucks miden cuatro metros de alto por cuatro metros de ancho y llegan a pesar más de 4,5 toneladas. La carrocería de estos peculiares camiones, en realidad son grandes pick-up, está fabricada con fibra de vidrio; antes, cuando eran de acero llegaban a pesar 7,5 toneladas. El motor se fabrica a medida, sobrealimentado y con inyección de metanol. En una carrera, que se desarrolla en aproximadamente 225 metros, un camión quema 9,5 litros de este combustible. El tamaño del motor está limitado a 15 metros y cuenta con 1.500 caballos; por establecer una comparación, siempre odiosas, un Lamborghini Diablo tiene 492.

Al estilo Mad Max o Fast and Furious, los vehículos estan tuneados con colores llamativos. Los primeros Monster Jam trucks estaban equipados con amortiguadores hidráulicos que limitaban el tiempo durante el cual éstos se quedaban en el aire y superaban los obstáculos. Los actuales son extra-largos, cada neumático lleva dos, de 76 cm rellenos de aceite y gas de nitrógeno con una construcción de ingeniería.

La modalidad de carrera que conocemos hoy en día se desarrolló en parte gracias a estos avances y sistemas de seguridad que ayudaron asimismo a introducir la modalidad de competición libre, conocida como Freestyle, cuyo pionero se considera que es el piloto Denis Anderson, el creador del todoterreno Grave Digger (sepulturero, ahí es nada) que en Valencia conducirá Colton Eichelberger.

La cita se divide en tres partes. A las seis de la tarde se celebrará lo que se conoce como la Pit Party, en la que los aficionados, en su mayoría niños, podrán conocer a los diez competidores que participarán en la carrera de Valencia, entre los que se encuentran dos mujeres, Becky McDonough, que conduce El Toro Loco, y Bailey Shea Williams, que conduce Scooby-Doo, o a los gemelos Aaron y Daron Basil, que conducirán respectivamente a Nea Police y a Monster Mutt. Por un precio adicional, los espectadores que lo deseen pueden hablar, fotografiarse, ver los vehículos de cerca. "Esta oportunidad pretende establecer una gran conexión entre pilotos y fans, una posibilidad que no se ofrece en ningún espectáculo de estas características", recuerdan desde la organización.

En lo que es el espectáculo en sí el público podrá disfrutar de dos competiciones. Por un lado, la carrera de velocidad eliminatoria de dos en dos, la conocida como Cuarto de Milla, en la que el ganador será el Monster Jam truck que termine antes y con menos sanciones en el recorrido. En esta prueba, el público disfrutará de los duelos que llevarán al límite los atrevidos pilotos. Por otro lado, tendrá lugar la prueba más impresionante de todas: la Freestyle. Los camiones tendrán entre 60 y 90 segundos en pista para realizar espectaculares piruetas y una exhibición de saltos.

Con su propia televisión y una comunicación modélica, al igual que sucede con el Wrestling, la Monster Jam basa buena parte de su popularidad entre el tirón que tienen entre los pequeños. De hecho, su campaña publicitaria se ha enfocado principalmente hacia canales temáticos infantiles, con pingües resultados. El lleno de este sábado en Mestalla es un buen ejemplo de ello.

Cuando Marinetti escribió el Manifiesto futurista, en el cuarto punto señalaba: "un automóvil rugiente que parece que corre sobre la metralla es más bello que la Victoria de Samotracia." Y en el quinto: "Queremos alabar al hombre que tiene el volante, cuya lanza ideal atraviesa la Tierra, lanzada ella misma por el circuito de su órbita". Si estuviera en Valencia este sábado, sin duda pasaría por Mestalla y estaría encantado. El futurismo ha triunfado y es esto.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG