X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 1 diciembre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
ARTE PLÁSTICO

El escultor valenciano Evarist Navarro fallece a los 55 años de edad

C. A.. 22/10/2014 Su última instalación en el IVAM es un canto a la vida

VALENCIA. La última vez que Juan Lagardera fue a ver a Evarist Navarro (1959 -2014) a Castelló de Rugat, éste le llevó a ver el túmulo que había construido en el cementerio de su pueblo. El artista era consciente de que se estaba muriendo, de que la larga enfermedad que llevaba padeciendo iba a acabar con el ser físico, y quería mostrarle al que ha sido el comisario de su última exposición la construcción donde quería ser enterrado. Es tan hermosa, dice Lagardera, que varios amigos artistas han manifestado su deseo de ser enterrados allí.

Navarro afrontó los últimos meses de su vida con una inusitada fuerza. A propuesta de Lagardera creó la perfomance-exposición Al Vapor: una reflexión en torno al arte y la gastronomía, una acción artística programada por el IVAM dentro de sus actividades centradas en la emergencia de la gastronomía que tenía mucho de réquiem, de despedida sobre el escenario. Concebida de inicio como una apuesta artística lúdica, un canto a la vida, debido a las especiales circunstancias de Navarro adquirió otro sentido. Ahora Lagardera tiene claro que era su testamento. "Lo que hay en el IVAM es una tumba: hay unas garrafas llenas de sentimientos como melancolía, amor, celos...; está el homenaje a Chipi Garrido, su gran amiga, que también murió pronto; hay amor a la vida...", concluía emocionado.

La muerte de Navarro conmocionó este miércoles en el mundo artístico. No por esperada ha sido menos dolorosa. Sobre todo, habida cuenta su juventud. Navarro ha sido uno de los nombres propios del arte valenciano del fin de milenio. Pertenece a una generación de artistas valencianos cuya obra ocupó un lugar destacado durante el periodo de renovación de la escultura en España en los años ochenta del siglo XX. Formado entre Barcelona y Valencia, doctor en Bellas Artes y profesor de la Universidad Politécnica de Valencia, su obra está presente en numerosas intervenciones de obra pública en nuestro país, así como en colecciones de instituciones públicas como el IVAM.

Las creaciones de Navarro se han expuesto en países como Estados Unidos, Alemania, Dinamarca, Holanda y en diversas galerías y museos españoles. Entre los galardones recibidos destacan el Premio de Escultura del Salón de Primavera de Valencia en 1981; el Premio Ciutat de Gandia en 1983; el Premio Bienal d'Ontinyent el mismo año; el premio Muestra de Arte Joven del Instituto de la Juventud de Madrid en 1986; el premio de escultura Bienal de Mislata en 1987; o el Premio del cuarto certamen de escultura al aire libre de Burriana en 1993. Asimismo recibió becas como la Beca Banesto para la creación artística en 1991; la beca para la formación de profesionales en artes e industrias culturales del Ministerio de Cultura en 1994; la beca de investigación universitaria Art Institute of Chicago en 1996 o la XI Beca Alfons Roig de la Diputación de Valencia.

INTENSA RELACIÓN CON EL IVAM

Fue en noviembre de 2011 cuando Navarro realizó una gran muestra para el IVAM titulada La construcción de la memoria. La misma se articulaba a través de tres grandes instalaciones producidas ex profeso: Estaciones Balsámicas, Palacio de la Memoria y Terra Mater. Estas obras de carácter monumental servían al artista de hilo conductor para desarrollar una poderosa metáfora sobre los mecanismos que posibilitan la construcción de la memoria a través de más de cien obras entre acuarelas, piezas cerámicas, dibujos y pequeñas esculturas de terracota.

A cinco días de comenzar este otoño, el 18 de septiembre, Navarro volvió al IVAM para desarrollar el proyecto Al vapor. Ese día se sirvieron en la explanada del instituto más de 200 kilos de mejillones a cargo de Clóchinas Emilio y el restaurante La Sucursal (reconocido con una estrella Michelin). Se invitó al público en general a una degustación popular cuyos restos, una vez higienizados con un potente lavavajillas industrial, fueron utilizados por el artista para llevar a cabo una instalación compuesta por cáscaras y dos toneladas de barro de gres.

Dos obras protagonizan la exposición de la galería ocho: Caminos del equilibrio posible, compuesta por esas garrafas llenas de ‘sentimientos' creados con aceite, tomillo, algarrobas..., y Morada de Chipi. Especial significación tiene esta última pieza, dedicada a la pintora que fue coautora junto a José Morea y Joan Verdú del cartel de la fiesta artística "de las clóchinas", que se celebró en los años 80. "Cuando recibí la llamada de Largardera, ya convaleciente de mi enfermedad, recordé que Chipi celebró un cumpleaños con clóchinas", explicó el escultor durante la presentación. Por eso, con el recuerdo de su amiga en mente y con la colaboración de su equipo, coordinado por Nemesio Canet, realizó con las cáscaras de los alimentos una flor en tributo de la artista desaparecida.

En el conjunto también se puede vislumbrar su característica utilización del barro. El artista dotaba a este material humilde de una fuerte carga poética y lo convertía así en el medio cardinal para desencadenar todas sus estrategias constructivas y metafóricas. Había algo en esa elección de evocación de lo telúrico, de lo ancestral. De hecho, tanto en sus instalaciones como en sus obras escultóricas de pequeño formato proyectaba sobre sus realizaciones una monumentalidad esencial, evocadora de construcciones primitivas, cabañas, refugios o ruinas donde guarecerse.

Ahora ha querido el destino que esta exposición-proyecto, que se puede contemplar en el IVAM hasta el 9 de noviembre, sea un excelente tributo a un creador vitalista y único.

Morada de 'Chipi', que se puede ver en el IVAM.

Comparte esta noticia

1 comentario

María Ballester Iniesta escribió
24/10/2014 10:48

Mi más sentido pésame a su familia y amigos. Lo recuerdo con cariño en un curso de cerámica en Castelló de Rugat en el que pude "disfrutarlo" como alumno. Un gran artista y una gran persona. DEP.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG