X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 19 octubre 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
Autoedición

Mamá, quiero ser ‘best seller':  un viaje al mundo de la autoedición digital

JAVIER CAVANILLES. 07/06/2014 No hay datos de cuántos libros se publican en formato digital, pero es una opción que va a más

VALENCIA. La reciente muerte de Gabriel García Márquez ha dejado un vacío que muchos quieren ocupar. Y no es difícil, basta con escribir un libro, subirlo a alguna plataforma en algún formato para eBook y esperar a que la Humanidad se rinda al talento del nuevo creador. Es fácil, sólo hacen falta algunos clics y ¡voilà! Forrarse vendiendo libros autoeditados es posible (casi tanto como ganar la lotería), pero no hay que olvidar que muy pocos de los autores tradicionales viven únicamente de las ventas. Casos como los de César García Muñoz, Fernando Trujillo Sanz o Marcos Chicot –que han triunfado en la red– existen, pero son una minoría. Lo normal es no ver un euro.

No es lo mismo autopublicar en internet y ganar dinero que hacerlo sólo para ganar dinero. Para lo segundo hay estrategias como escribir muchos manuales sobre temas prácticos, que no sean muy largos, y venderlos baratos. También hay quien se especializa en temas que están de moda (el caso del criptoporno en EEUU merece un artículo propio) y va pescando lectores. Es una estrategia que puede dar resultados y copia el modelo de los tutoriales de Youtube: subir muchos. Pero la mayoría de la gente lleva a un autor dentro y lo que quiere es vivir de la ficción. Eso es más complicado.

Para empezar, lo que hay que saber es a qué mercado se dirigen... y nadie lo sabe a ciencia cierta. Según la consultora Gfk España, a finales de 2014 habrá 2,5 millones de eReaders circulando. Las ventas se han paralizado en los últimos años, ya que entre 2011 y 2012 casi se duplicaron (de 359.000 a 699.000), pero en 2013 sólo aumentó un 8% (755.000). En cierto modo, es lógico, ya que se partía casi de la nada.

ALGUNAS OPCIONES

Lo primero es elegir la plataforma adecuada, y aquí Amazon ofrece un caramelo suculento gracias a su KDP (Kindle Direct Publishing), que permite al autor (si su libro sale a la venta por más de 2,99 dólares) quedarse con el 70% de los ingresos y venderlo en todas sus tiendas. Aunque usa su formato propio (.mobi), gracias al Kindle 4 (la versión más barata) tiene una importante cuota de mercado, pero nadie sabe cuánta (y menos en España). Además, permite de manera muy sencilla que el autor diseñe su propio plan de marketing o crear un libro físico.

Aunque el KDP tiene su aquel, en realidad no es más que una estrategia encubierta para quedarse con la exclusividad de las obras autopublicadas. Jeff Benzos no es tonto y sabe que la mayoría de estos libros no vende un colín. El negocio está en quedarse lo poco que genera cada uno. Si permitiera al autor usar otras plataformas tendría que dividir entre ellas los pocos ingresos que genera y a lo mejor no tenía ni para pagar lo que cuesta tenerlas en catálogo. Además, impone un precio relativamente elevado para un autor desconocido, que normalmente vendería sus libros por un dólar o menos. Por esos precios, sólo da el 35% de los ingresos.

SMASHWORDS, PARA TENER EN CUENTA

Mucho menos conocida por el público en general, pero muy apreciada por los aficionados, es la plataforma Smashwords creada en 2008 por Mark Coker. Tiene varias ventajas, pero si lo que interesa es el dinero, hay que saber que el autor se queda entre el 60 y el 80% de la venta de cada ejemplar (si lo vende a través de una librería asociada o desde la propia página).

Lo que ha hecho tan popular Smashwords es que a partir de un único archivo de Word, la obra está en las principales tiendas internacionales (Amazon, Appel Store, Barne & Noble...) pero no en las españolas. Es curioso, pero abastece a la Fnac Francia pero no a la española. Parece una tontería (ya que si se busca desde la web española sí aparece), pero no lo es, ya que es más difícil destacar en cuanto a ventas (el mercado galo es más grande) y el libro se promociona menos. Esto es importante para escritores noveles que necesitan darse a conocer.

Uno de los aspectos más atractivos de esta opción es que se puede obtener un ISNB gratuito. En Estados Unidos copa el 47% de la autoedición frente al 39% de Amazon. Sobre los libros que vende en castellano no hay datos, pero en su catálogo sólo aparecen 900 (de un total de más de 308.000 referencias). Sin embargo, este dato lo único que dice es que no es tan conocida en países de habla hispana. Cabe señalar que el número 7 en su lista de best Sellers es La Biblia de los Caídos (2008), del español Fernando Trujillo.

Otro de sus atractivos es, paradójicamente, una de sus debilidades. Siguiendo el tutorial en español y su consigna hazlo sencillo, un documento de Word se convierte en todos los formatos del mercado. El problema es que usa un programa que, no en vano, se denomina Meat Grinder (triturador de carne) y el resultado de alguna conversión puede dañar el resultado final hasta hacerlo ilegible. En principio, para ficción no suele haber problema, pero si el libro incluye fotos o pies de página, no es la mejor opción.

VERSIÓN ESPAÑOLA

La Casa del Libro es otra opción que hay que considerar, aunque parece que no se enteren mucho de por dónde van los tiros. Para empezar, tiene DRM (sistema anticopia), que puede dar problemas y hasta un niño sabe deshabilitarlo. Además, aunque existe la opción de subirlo gratis, ofrece distintas tarifas en función de lo que se quiera.

Para conseguir un ISBN hay que pagar 29 euros (16 menos que lo que le costaría al autor comprarlo por su cuenta). Para acceder al tutorial, el coste es de 49 euros. La conversión a ePub (el formato más extendido) se ofrece con el servicio Premium de 199 euros. La cuota más elevada es de 1.799 euros. Parece mucho, pero da el mismo servicio que una editorial (corrección, maquetación, portada, presentación...), aunque nada garantiza el retorno de la inversión.

Tanto si se opta por la versión gratuita como por la más cara, el autor se queda con el 70%. Una de las cosas buenas de La Casa del Libro es que depende de la Editorial Planeta y puede ser el primer paso para que la obra acabe en una librería física. Si el autor vende apenas 15 ejemplares, puede que reciba la oferta de publicar su trabajo bajo el sello digital Tagus; si así supera las 200 ventas, la empresa se empieza a plantear la edición física en alguno de sus sellos. Adiós a los agentes que cobran y casi no aceptan obras nuevas y el dejarse un dineral en fotocopiar ejemplares para participar en concursos amañados.

¿HAY DINERO?

En Estados Unidos, el 25% de los libros más vendidos son autoeditados. En España, no hay datos ni siquiera de cuántos autores deciden emprender una aventura editorial por su cuenta. Pero la fórmula puede funcionar. En el número 4 de los más eBooks más vendidos en Amazon está la bloguera Estefanía Yepes Sánchez, y lleva tres semanas en el top 100. Eso sí, tiene una importante comunidad de seguidores y vende su obra a 0,89 euros. El séptimo y el noveno puesto también lo ocupan libros autoeditados.

En otras palabras, el precio es la clave, pero para un autor que quiere abrirse paso lo mejor es asegurarse ventas de este modo. Si sigue publicando podrá ir subiendo el precio y, probablemente, cuando lleve varios dejará que el primero se descargue de manera gratuita y sirva de tirón para el resto. Un clásico de marketing para autores independientes.

Eso, y decirles a los amigos que pongan críticas elogiosas es lo primero que se aprende. Luego está el cómo convertirse en best seller, aunque sea por unas horas. El contador de Amazon se actualiza cada hora, así que basta con pedirles a los familiares que compren el libro a la vez (a ser posible por la noche). Luego se pone el pantallazo en el blog y a ver si pica alguien.

¿Qué hace que un eBook se venda? Nadie lo sabe. Las redes sociales, participar en foros, leer los blogs con consejos (hay algunos muy buenos)... ayuda. Lo que sí se sabe es qué hace que no se vendan: no leerse los tutoriales, las faltas de ortografía, un diseño pobre, usar el formato PDF, una portada fea... En realidad, da igual. Lo normal es no vender mucho.

Comparte esta noticia

3 comentarios

jose escribió
20/11/2014 20:48

Hola , césar soy josé antonio durán royano vengo a lo del madrid en mayo de 1974...???

Pedro escribió
08/06/2014 10:41

Mucho no te lo has currado. En España hay un montón de opciones serias para autopublicar libros. Incluso sin moverte del ordenador las pueden encontrar. Entras en Google y pones autopublicación

Fernando Trujillo Sanz escribió
08/06/2014 02:07

Hola, creo que parte de tu información no es correcta, te lo indico por si crees oportuno corregirla: "Aunque el KDP tiene su aquel, en realidad no es más que una estrategia encubierta para quedarse con la exclusividad de las obras autopublicadas." Yo tengo mis libros publicados en Amazon, Google Play, Apple, Smashwords... Así que esa mención a la exclusividad que pretende quedarse Amazon de manera encubierta no me parece correcta. Tal vez pretendías referirte a ciertas condiciones que ofrece Amazon a cambio de exclusividad por un periodo de tres meses. Condiciones que son opcionales y que se denominan "KDP Select". Una opción que debe aceptar el autor/editor, pero que nadie le obliga. Y que no tienen nada de encubierto en mi opinión porque están bastante bien explicadas. El hecho de publicar en Amazon, sin más, a través de KDP (sin "select") no te exige ninguna exclusividad. Es el autor/editor el que decide voluntariamente cederle o no la exclusividad a Amazon. Un saludo y gracias por mencionarme en el artículo.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG