X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 28 julio 2017
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
DE JUAN VITORIA A DISCO GRANDE

Los mejores discos del año, el delicioso turrón tóxico de Navidad

QUIQUE MEDINA. 26/12/2013 Músicos y responsables de medios de comunicación nos advierten de la importancia y la conveniencia (o no) de aparecer en estas clasificaciones

VALENCIA. En tan entrañables y festivas fechas, solo hay algo equiparable al excesivo consumo económico y digestivo: las no menos desmesuradas listas de Lo mejor del año.  Los mejores goles, los mejores trabajos científicos, los mejores restaurantes, las mejores caídas de S. M. Juan Carlos, los mejores escotes, los mejores paquetes... Excepto políticos y banqueros (convendremos en que han suspendido en pleno), todo es susceptible de puntuarse y encajarse en un ranking; y ahora es el momento de sacarle el jugo al 2013.

La música (también la literatura y el cine) son un clásico de estos encasillados. Nada como la amenaza del fin de un año para hacer inventario de todo lo consumido y ordenarlo de más a menos molón. Medios en general se estrujan las neuronas para enarbolar sus dichosas clasificaciones de "Los mejores discos del año". Algunas,  por rebuscadas, se pasan y otras, por borregas, invitan al bostezo; pero, en general, nos ayudan a seleccionar lo que merece la pena catar y embotellar de una añada.

De lo que no cabe duda es que son tan golosas y empalagantes como el turrón de chocolate. Negar la evidencia no es posible ya que todos los editores consultados (ya sean de radio, prensa escrita, prensa digital y TV) coinciden al afirmar que la publicación de estos índices sigue significando uno de los momentos (si no el que más) de mayor audiencia del año. Unos quieren figurar, a otros se las trae al pairo aparecer en ellas; luego están los que disfrutan (o no) elaborándolas. Nadie es ajeno a su dulce y tóxico repaso.

LOS QUE LAS HACEN

Primero están los encargados de pergeñar las listas. Esos druidas de los medios de comunicación que han estado agitando la marmita de discos durante más de trescientos días.

Los más madrugadores suelen ser los responsables de la omnipresente revista de tirada nacional, Mondo Sonoro. Joan S. Luna, redactor jefe, nos explica cómo se las apañan en una publicación tan amplia para confeccionarlas: "contamos con la opinión de unas cincuenta personas, todos ellos redactores de la casa y especialistas en tipos concretos de música, pero también conocedores por lo general de lo que se está haciendo tanto fuera como dentro de nuestro país".

Julio Ruiz, maestro del cosmos hertziano (y no solo lo digo yo, también lo dice el Premio Ondas al Mejor Programa de Radio 2013 que descansa en su estantería) lleva más de 40 años a los mandos de Disco Grande, espacio de Radio 3 que ha sido lucero de tantos y tantos grupos del pop en castellano. "En nuestro caso -dice el locutor- las hacemos con la ayuda de los oyentes que son los que mandan y votan por discos o artistas favoritos".

Juan Vitoria es el adalid local. Vendedor de discos a pie de calle desde su atalaya en Nuevo Centro (Discos Amsterdam), sus extensas listas son anheladas por todo aficionado a la música que se precie. Lleva más de 25 años disparándolas desde ‘Los 39 Sonidos', el programa de radio que ha ido saltando de una emisora a otra. "A medida que salen discos que me gustan los encuadro en tres grupos, de mejor a peor. Tengo que quedármelos, no vale el que los escuche y tal, tienen que ser lo suficientemente valiosos para mí como para tenerlos en casa. Luego les doy una valoración según su creatividad, su aportación al sonido del presente y su grado de intensidad. Al final, me paso dos semanas rebanándome los sesos para ordenarlos. Pero siempre es gratificante", explica Vitoria.

Para los tres, es pertinente cerrar el curso elaborando estas listas. "Es necesario por cuanto se analiza el nivel de cada obra y se evalúa su aportación al estado de la música", afirma Juan Vitoria. "Yo soy muy de clasificaciones", reconoce Ruiz. Es Joan S. Luna quien se sincera y reconoce que "en realidad, más allá de las diez primeras posiciones creo que el resto no es demasiado importante. Los mejores discos del año sí deben ser destacados del conjunto, pero entre una posición veinte o veintidós no creo que haya tanta diferencia".

¿Beneficia, entonces, a un grupo y a su obra el aparecer en las Listas de lo Mejor del año? "Teniendo en cuenta que unas tres o cuatro tiendas de discos de la ciudad en la que vivo (Barcelona) suelen pedirnos si les podemos revelar los primeros puestos unos pocos días antes de publicar la revista para hacerse con copias extras de esos lanzamientos, pues supongo que sí, que algo ayuda a vender discos", cuenta Luna.

Juan Vitoria, sin duda, puede hablar aquí con conocimiento de causa: "en la lista de mi programa de radio (una lista subjetiva, como todas) hay una empatía con los oyentes y, como se da la casualidad de que tengo una tienda de discos, coincide de que los mejores de esa lista suelen venderse mejor en estas fechas; pero todo es circunstancial, no hay una intencionalidad de venta en esto, sino cometería un error".

En cuanto a los propios protagonistas del tema a tratar, los músicos, quizá sean los informadores, desde la altura que les confiere su medio, los que mejor calibren si les inquieta, o no, estar en estas quinielas sonoras. "Sí que les interesa y tienen curiosidad", sentencia Julio Ruiz.

"No creo que a un grupo le interese demasiado aparecer en una lista cuyo seguimiento no sea demasiado importante, o, mejor aún, donde no haya un rigor cualitativo contrastado. Vamos a ver, no es lo mismo aparecer en listas de amiguetes, o de revistas gratuitas, mediatizadas por las compañías, que en revistas de pago con escritores de nivel o en lugares donde el responsable sea alguien respetado", señala Vitoria. Joan S. Luna pasa palabra: "mejor que te lo contesten los propios artistas".

LOS QUE SALEN EN ELLAS (LES IMPORTE O NO)

"No nos preocupa. Pero, obviamente, si salimos pues más contentos estaremos. Si sale bien, estupendo. Si sale mal, mala suerte", declara Abraham Boba, líder de León Benavente. ¿Entonces en qué quedamos? ¿Les importa o no les importa a los músicos aparecer en estas listas? Claro, ellos lo tienen muy fácil, han copado los puestos altos de casi todas con su impactante referencia de debut.

Miquel Àngel Landete (Senior i el Cor Brutal), Manolo Bertrán (Doctor Divago), Pablo Maronda (Maronda) y Manolo Tarancón (Reno) han facturado, con sus respectivas bandas, cuatro de los mejores álbumes del 2013. Preguntarles viene a cuento.

"Siempre resulta agradable ver reconocido tu trabajo entre los profesionales de la prensa especializada. Está claro que hay grados, no es lo mismo el suplemento cultural de un periódico local, que un blog de tendencias o la NME. En mi caso, suelo consultar la de Jenesaispop y Rockdelux por afinidad", asegura Maronda que con el exquisito La orfebrería según los místicos ha probado esta temporada el sabor de la autoproducción.

El cantautor (no se asusten a estas alturas por la palabra) Manolo Tarancón se estrenaba con banda, y el primer disco de Reno no ha podido ser más atinado. El valenciano si considera importante, "por desgracia", aparecer en las ellas. "Es una pena, pero las listas son una fuente de inspiración para programadores y promotores de salas, de festivales... negar su importancia sería absurdo", asiente

Tarancón que va un poco más allá: "el criterio de los nuevos críticos es peor, el nivel muy ínfimo y eso ayuda a la adulteración. También está, sin duda, las necesidades de algunos medios de cubrir sus gastos con ingresos de publicidad. Algunos benefactores se convierten curiosamente en ser los primeros en listas, y eso es algo bastante feo".

Manolo Bertrán, un clásico de la escena independiente en Valencia, ha vuelto a sacar, junto a su formación, Doctor Divago, otra joya de rock atemporal llamada Imperio. Más de 25 años en la brecha y 10 álbumes. Callemos, habla ‘el Doctor': "es relativamente importante, pero si piensas que hay gente que presta atención a estas listas siempre es un halago y está bien aparecer. Pero tampoco le damos mucha importancia, la verdad. Sirve para utilizarlo en la propia promo y ya está. En alguna ocasión he descubierto algún grupo gracias a estas listas. Y soy curioso y me interesa ver qué destacan los medios. Pero no es que las tenga como referencias de cabecera precisamente".

Tal vez conviene recordar que todos empezamos alguna vez y que, para dar los primeros pasos como banda o como solista, cualquier medio es bienvenido. Basta con escuchar a Pedro Sala, bajista de Red Buffalo, sin duda uno de los grupos emergentes con más valía de Valencia: "es muy importante aparecer en ellas. Ver como después de meses de trabajo de composición y grabación tu disco es incluido en estas listas hace que merezca la pena. Para nosotros fue fundamental que nuestro primer EP, Songs of nature, se colara en varias listas".

Si alguien habla claro en Valencia (ciudad con la que el propio artista entabla una eterna relación de amor/odio en sus trabajos) ése es Miquel Àngel Landete, alias Senior. "Le doy la única trascendencia que tiene: meramente promocional. Los creadores tenemos que quitarnos de la cabeza la correspondencia de ‘si salgo en las listas, eso es que le molo a más gente'. Eso es mentira. Es tu ego el que hace esa reflexión. Y el ego no sirve para eso", deja claro Landete.

Un Senior que, sin embargo, y como el resto de sus compañeros de artículo, sí reconoce prestarles atención a las listas. "Por una parte, para descojonarme y compararlas con los discos que yo he oído, y llegar siempre a la misma conclusión: año tras año acabo oyendo la misma mierda (mierda que me encanta, claro, si no de qué)". Va a ser que el tamaño (digo la posición) importa.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG