X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Martes 24 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
'what a wonderful city'

Violeta Garín: la realidad aumentada del emprendedor

CARLA VALLÉS. 21/12/2013

VALENCIA. "El talento existe pero está mutilado". Alto y claro. Así de contundente se expresaba Violeta Garín el otro día mientras digeríamos un humeante café con leche matutino. Con una justa dosis de dramatismo a la hora de exponer su teoría sobre cómo salir adelante en el contexto actual, adivino en Garín una suerte de especie en extinción. Domina la conversación relajada, regalándome titulares concienzudamente analizados de una persona reflexiva que se niega a sentirse presa en "un entorno cultural que impide triunfar" en esta incierta realidad de transición. Transición hacia algo mejor quiero pensar. Violeta no lo cree, lo sabe aunque para ello es necesario "riesgo, unión y formación".

Responsable de comunicación y cultura corporativa de Momentum.do, Violeta es miembro de esta lanzadera valenciana de negocios de Internet desde su constitución el pasado mes de febrero con Jorge Dobón a la cabeza. "Momentum fue una oportunidad. Con el nombre de la empresa queríamos expresar precisamente eso: estar en el momento justo. Como cuando tomas el instante exacto de la ola antes de que rompa", explica.

Peligrosamente ambiciosa a pesar de su corta vida, la empresa se alzó poderosa cual tsunami con el fin de convertirse en un dinamizador de la cultura startup dentro del innegable y afluente ecosistema emprendedor actual. "En un contexto donde las conciencias se sacuden, el emprendimiento es una salida pero entendido como una actitud, pues emprender no es tener una buena idea. Es no tener miedo, es asumir que te vas a equivocar y que vas a tomar decisiones en una cultura corporativa donde la sensación de equipo y la necesidad de aprendizaje es vital. Cualidades que hoy en día muy pocos poseen".

En este sentido, para Violeta existe una clara y hostil amenaza: nosotros y nuestro entorno. "Somos nuestros principales villanos. Las políticas emprendedoras son un horror, los bancos no ayudan y luego tu familia y amigos te dicen que te dejes de historias. Pasa que como nadie te apoya, te desanimas y te conviertes en tu propio obstáculo". Y no puedo darle más la razón.

También pasa que aquellos que se las daron de Nostradamus y pronosticaron el fracaso cuando ocurre lo contrario, resetean sus dotes videntes alardeando del "ya te lo dije. Tú vales mucho". Sea el caso que fuere para Violeta, su chispa, optimismo y temeridad fueron claves para avanzar con el proyecto evitando salpicarse de esa maldición influyente e inmovilista generalizada. Para Garín el lema es impepinable: "Yes we can" pero con apellidos "but we have to work".

Y eso es lo que hacen en Momentum.do. La empresa reproduce y adapta el modelo de negocio de startups de éxito lanzadas en otros países acortando el espacio existente entre los proyectos y "la inversión necesaria que como es muy baja al ser Internet es perfecta para experimentar tendencias". Inmediatamente después buscan emprendedores con talento para llevarlas a cabo y una vez se constituyen en S.L, Momemtum se beneficia en torno al veinte por ciento de las mismas.

O en palabras de Garín, "somos facilitadores de oportunidades, insufladores de energía". Unos superhéroes diría yo dado el elevado número de rescates acometidos gracias a que Violeta y el resto de su equipo ha sabido detectar ese "no sé qué más" de ciertos perfiles sobresalientes.

Así pues, concienciados de su papel vitamínico altamente concentrado su proceder es el siguiente: lanzan una convocatoria y acechan perfiles de marketing, negocio, diseño y desarrollo. Alrededor de treinta dichosos participantes son reunidos un fin de semana en una dinámica speednetworking para conocerse, venderse y elegir con quién quieren trabajar.

Más adelante, a los elegidos, Momentum les ofrece formación e introducción en el mundo startup para ya por fin ponerse a trabajar. Imagino Mometum como una batidora rellena de trozos de fruta fresca, heterogénea, pulida y molida gracias a la inercia entusiasta de un motor que ofrece como resultado un jugoso y proteínico zumo de aptitud e ilusión. Una incubadora de ideas que ya ha parido varios enriquecedores brebajes como si de una exitosa prospección se tratase.

Entre algunos de sus fructíferos resultados en proceso de gestación cabe mencionar a: Zizerones.com, un marketplace de viajes guiados donde el turista o persona local encuentra atractivas distintas alternativas rutas de ocio, así como Regalamos.es, consistente en una plataforma crowdfunding para hacer regalos en grupo a través de micro aportaciones a la web estés donde estés o Singularu.com, un portal de diseños exclusivos de autor para personas que quieran piezas únicas, inspirado "en una economía local muy activa basada en la artesanía valenciana que aglutina varios profesionales del sector". En esos momentos, Violeta cierra los ojos y algo le viene a la cabeza. Si tuviera que elegir el nombre de una startup capaz de enmendar una época turbulenta lo tiene claro: "añadirvalor.com".

Con la sensación de haberme emborrachado en vena de alto contenido de espíritu crítico, posibilidades e iniciativa, Violeta vuelve a la oficina. Una suerte de burbuja electromagnética anti villanos que únicamente atrae cual poderoso imán al pensamiento del polo positivo. Aquel que sabe aprovechar los recursos existentes de una forma creativa. Aquel donde las colillas se amontona en el balcón, las luces nunca se apagan y la adrenalina de trabajo se contagia. Un antídoto que Violeta se inyecta como pan de cada día y vacuna a los que como ella arriesgan. Y de "momentum" funciona.

Comparte esta noticia

10 comentarios

Juan escribió
24/12/2013 16:10

Gracias José. He revisado los linkedin de los miembros del proyecto y ninguno ha tenido éxito ni siquiera ha montado una startup. Violeta, estás cómo empleada o socia? Cobras todos los meses? Pusiste dinero? Yo a mis socios les exijo poner dinero o no cobrarlo hasta que marche le proyecto. Tenemos que dejar de alabar el fracaso, porque el fracaso sale muy caro, a alguien, bien al fundador; bien a sus inversores.

Amparo escribió
24/12/2013 07:59

Carla tu artículo de esta semana francamente interesante, desconocía casi por completo iniciativas de este tipo!!! Gracias como siempre.

Luis escribió
23/12/2013 20:29

Si cediendo porcentaje consigo valor y talento para mi proyecto lo cedo de buen grado. Prefiero un 80% de un proyecto con más probabilidades de éxito antes que un 100% de un proyecto que suma menos valor.

23/12/2013 19:02

Había tenido este post un poco olvidado, no pensé que un comentario generaría tanto debate. Yo del modelo copycut no tengo ninguna pega, creo que tendrá sus cosas buenas y malas, como todo, pero seguro que un caso de éxito sepulta muchos de fracaso -hablando desde el punto de vista de la incubadora-. Sobre el 20%, personalmente no cedería tal porcentaje a cambio de que me crearan un equipo, de asesoramiento, de espacio de trabajo y acceso a inversión. He mirado las condiciones de Wayra, por citar un ejemplo, y se quedan entre un 5% y un 15%, según la pasta que te metan, además de darte acceso a una nómina de mentores 'top' y toda la red de contactos de Telefónica.

José López escribió
23/12/2013 11:55

Estimados tertulianos, quería aportar mi humilde opinión. Como dice Juan no es buena idea copiar algo que ya está funcionando!!. Pero leyendo la entrevista de Violeta Garín, lo que hacen es adaptar un modelo de negocio en un mercado X a otro mercado generando una propuesta de valor distinta a la que "copian", ya que el nuevo mercado no tiene nada que ver por su cultura, lengua, industria al original... si fuera sólo copia y pega no funcionaría!!!! Empresas como Tuenti, Alando, Citydeal lo han hecho en internet. Pero esto no es una idea nueva, en la industria tradicional conozco infinidad de casos similares. En cuanto a si un 20% es una participación alta o baja... dependerá, yo no lo veo como una comisión por el asesoramiento, sino como una asociación con un socio que puede aportar valor a tu negocio y que por su participación, se implicará si o si 100% en el proyecto. Ojalá existan más propuestas como las de Momentum. Saludos a tod@s!!! :)

Violeta escribió
22/12/2013 21:13

¡Gracias por comentar! Emprender, en términos muy básicos, es arriesgar, probar y jugar a ver que pasa. Con el tiempo, los procesos van afianzándose y lo mismo ocurre con los equipos de trabajo, que dedican su esfuerzo a un objetivo común. En un mundo globalizado, lo mismo que en otras épocas pasadas menos interconectadas, copiar tiene sentido porque es lo que ha hecho avanzar a la humanidad: Copiar lo que está bien, adaptándolo y mejorándolo todo lo posible.

juanra escribió
21/12/2013 20:50

Pues lo sustituiremos por agregarvalor.com que no tiene ñ. Yo creo que si se puede emprender con alguien que acabas de conocer en un medio como internet, siempre que no requiera una gran inversión y si con el que vas a asociarte tiene lo que buscas o necesitas. En el mundo empresarial está a la orden del día.

Juan escribió
21/12/2013 15:06

En un mundo global como el actual no me parece buena idea copiar algo que ya esta funcionando. Por otro lado un 20% es demasiado para el trabajo de momentum. Además posteriores inversores lo pueden ver mal o muy mal. Unir talento esta muy bien, pero es demasiado arriesgado que alguien que se conoce de dos días creen una empresa que requiere tanto esfuerzo y dedicación. Emprender significa arriesgar bastante mas, creo un empleado no emprende al menos tal y cómo lo estamos interpretando.

Violeta escribió
21/12/2013 13:57

Sin embargo, un 20% por ceder la idea, crear el equipo, facilitar asesoramiento, espacio de trabajo y acceso a inversión a muchos les parece incluso poco, teniendo en cuenta el riesgo asumido de que el proyecto no funcione. Pero para gustos colores. ¡Gracias por comentar!

21/12/2013 11:52

Lástima que la 'Ñ' no se puede poner en el dominio :) Bromas a un lado, un 20% me parece una salvajada, especialmente si se habla de una inversión "muy baja".

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG