X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 25 junio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
'LA PANTALLA GLOBAL'

Si no las viste, deberías: diez películas para recordar 2014

EDUARDO GUILLOT. 12/12/2014 Un puñado de títulos que no necesariamente fueron éxitos de taquilla, pero que han marcado la cosecha del año cinematográfico

VALENCIA. Termina 2014. Y, como todos los años, llegadas estas fechas toca hacer balance. Listas y resúmenes de toda índole que sirven tanto para recordar lo ocurrido en los últimos doce meses como para separar el grano de la paja, lejos de la urgencia que imponen los estrenos semanales y las agresivas campañas de marketing en busca de audiencia, cuota de pantalla y beneficio en taquilla. Cada lista es personal e intransferible, y en todas sobran y faltan títulos en función de los gustos personales o la disponibilidad (solo se puede reseñar lo que se ha visto, obviamente), así que no se tomen la presente a la tremenda. Es solo una decena de films valiosos estrenados a lo largo del año, teniendo en cuenta la diversidad del cine contemporáneo. Una selección ecléctica, sin dogmas de fe y, por supuesto, tan discutible como cualquier otra, pero que creemos resume la cosecha de la temporada que termina.

1. DOS DÍAS, UNA NOCHE

Como en el caso de otras cintas incluidas en este resumen, ya hemos hablado de Dos días, una noche (Deux jours, une nuit, 2014) en CulturPlaza. La última película de los hermanos Dardenne, conducida casi de manera exclusiva por una soberbia Marion Cotillard, es una nueva muestra de la capacidad de los cineastas belgas para radiografiar las tribulaciones de la clase trabajadora sin recurrir a tópicos ni paños calientes. Como afirmamos en su momento, quizá la cinta podría perfilar mejor alguno de sus personajes secundarios, pero se trata de un mal menor ante un discurso que habla al espectador de la importancia de votar (de hecho, de la importancia de cada voto), de la solidaridad obrera, de los efectos de la crisis del capitalismo y de la feroz lucha por la supervivencia diaria. 

2. BOYHOOD

Otra de las películas del año ha sido Boyhood (Momentos de una vida) (2014), una extraordinaria experiencia cinematográfica en la que Richard Linklater invirtió nada menos que doce años. El director puso en marcha el proyecto en 2002, cuando rodó las primeras imágenes con el protagonista, un niño que contaba siete años de edad. Desde entonces, y hasta 2013, volvió a reunirse una vez al año con el equipo de actores del film para retomar sus vidas de ficción y registrar los cambios físicos que se iban produciendo en ellos. En Boyhood, Linklater elude pagar los peajes dramáticos que exigen las coming-of-age movies y se ahorra los típicos recursos climáticos, exponiendo la vida del protagonista de un modo naturalista, consciente de que su evolución física (y la de los personajes más cercanos a él) es la verdadera fuerza motriz de una cinta inolvidable.

3. POST TENEBRAS LUX

Si nos atenemos a las cifras de taquilla, no hay discusión posible: La película iberoamericana del año en nuestro país ha sido la argentina Relatos salvajes (Damián Szifrón, 2014), desmesurada propuesta a base de episodios que ha permitido al espectador medio liberar su ira y frustración contra un sistema (y un entorno social) que cada vez deja menos resquicios de aire para respirar. Sin embargo, nos permitimos reivindicar en este listado Post Tenebras Lux (2012), del siempre polémico Carlos Reygadas. Casi a escondidas, dos años después de su fecha de realización, la película del mexicano se estrenó en España para subrayar su condición de cineasta contracorriente, al margen de modas (incluso de modas festivaleras), únicamente comprometido consigo mismo y con la libertad con que afronta su trabajo. Una película compleja y fascinante, con categoría propia, ante la que resulta imposible permanecer indiferente.

4. MAGICAL GIRL

Si para el cine español 2014 ha sido un año excelente en lo que se refiere a su rendimiento en taquilla (tanto El niño como Torrente V: Misión Eurovegas han batido récords), también toca congratularse por los resultados obtenidos a nivel artístico. En el Festival de San Sebastián, la Concha de Oro a mejor película (y el galardón a mejor director) fueron para Magical Girl, segundo largo del dibujante de cómics Carlos Vermut. El film utiliza arquetipos del género negro (chantaje, mujer fatal) para articular un puzzle (estructura subrayada por el propio cineasta en la película) que le permite cruzar a varios personajes en una trama en la que resulta tan importante lo que se ve como lo que no se ve, gracias a un modélico uso de la elipsis. Con la crisis económica como telón de fondo, los protagonistas se debaten en constante conflicto moral con su entorno y consigo mismos, en un relato que remite al cuento infantil clásico (incluyendo sus elementos crueles).

5. LA ISLA MÍNIMA

Compartió protagonismo con ella en San Sebastián La isla mínima, de Alberto Rodríguez, probablemente uno de los directores españoles más interesantes del momento. El andaluz se sirve también de elementos de thriller para adentrarse en los rincones oscuros de una comunidad cerrada, casi hermética, que esconde más secretos de lo que parece. Una inmersión en la España del pasado, que se proyecta en la del presente, servida a través de la mirada demiúrgica de Rodríguez (los impresionantes planos cenitales, que sitúan en el espacio al mismo tiempo que distorsionan la percepción de los lugares mostrados) y de una apuesta estética que conecta con títulos previos como Memories of Murder (Salinui chueok, Joon-ho Bong, 2003) o Zodiac (David Fincher, 2007).

6. 20.000 DÍAS EN LA TIERRA

El documental musical del año no respondió a los cánones del género, si es que puede decirse que el rockumental, en constante mutación y reinvención de sí mismo, tiene actualmente rasgos de estilo definitorios. En cualquier caso, 20.000 días en la Tierra (20.000 Days on Earth, Iain Forsyth y Jane Pollard, 2014) propone una aproximación al inabarcable universo personal y artístico de Nick Cave que elude la típica concatenación de entrevistas, para situar al músico en el epicentro del film, que se construye en torno a una jornada particular, en la que visita a su psicólogo, come con su colega Warren Ellis, conduce un automóvil propenso a las apariciones fantasmales (Blixa Bargeld, Kylie Minogue, Ray Winstone) y revisita episodios de su pasado congelados en una fría cámara mortuoria.

7. A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS

La música era también importante en A propósito de Llewyn Davis (Inside Llewyn Davis, Joel y Ethan Coen, 2013) inspirada en la vida del folksinger Dave Van Ronk, un músico que, según Bob Dylan, "convertía cada canción en un drama surrealista, en una pieza teatral cargada de suspense hasta el final". Los Coen rememoran con fino humor y manteniendo la fidelidad a su personal estilo una época clave en la historia del folk, focalizada en locales como el Gaslight Café, que abrió sus puertas en 1958. El Village neoyorquino es el entorno en el que se desenvuelve Llewyn Davis, un perdedor nato, primo hermano de Barton Fink, que se debate entre sus aspiraciones artísticas y una vida a salto de mata en la que no escasean las presencias y sucesos en los límites de la realidad.

8. GUARDIANES DE LA GALAXIA

Aunque no tardaron en aparecer voces discordantes, suspicaces ante su monumental éxito en taquilla, Guardianes de la galaxia (Guardians of the Galaxy, 2014) ha sido el mejor blockbuster del año. Y con diferencia. Una película con la que su director, James Gunn, culmina una trayectoria tremendamente atípica. Al igual que los protagonistas de su exitosa cinta, Gunn era un inadaptado, un perdedor que deambulaba sin rumbo fijo por la industria cinematográfica americana, y que por fin ha encontrado la redención a nivel popular. No lo ha hecho salvando el planeta, como los protagonistas del film, sino sirviendo en bandeja un taquillazo divertido y con más miga de lo que aparenta (apología de la familia disfuncional y del derecho a la diferencia) que, además, es la mejor producción Marvel hasta la fecha.

9. BLACK COAL

 

De entre las producciones asiáticas estrenadas a lo largo del año nos quedamos con Black Coal (Bai ri yan huo, Diao Yinan, 2014), un "thriller de arte y ensayo" (como lo ha llamado el crítico José Enrique Monterde) con el que el director chino ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín. El film plantea una revisión de los códigos del film noir que, como ocurre siempre en los buenos ejemplos del género, permite al cineasta ofrecer un elaborado discurso sobre la situación actual de su país. De nuevo con Memories of Murder como modelo (resulta increíble la influencia que la película surcoreana ha ejercido en la última década), Black Coal obliga a seguir muy de cerca los pasos futuros de Diao Yinan.

10. EL HOMBRE MÁS BUSCADO

Cerramos el recorrido con El hombre más buscado (A Most Wanted Man, Anton Corbijn, 2014), nueva muestra de cine de autor enmarcado en códigos de género (o viceversa). En esta ocasión, una trama de espionaje cortesía del especialista John LeCarré, que el holandés Anton Corbijn adapta con el estilo que le caracteriza, pero sabiendo ponerse siempre al servicio de la historia. Su demoledor argumento (los turbios mecanismos de control del poder) adquiere mayor gravedad al contener la película la última interpretación protagonista del fallecido Philip Seymour Hoffman, una de las grandes pérdidas del año que termina.

Comparte esta noticia

2 comentarios

Pedro Hortelano escribió
12/12/2014 15:41

Que metas 'Interstellar' sí que me parece fuerte. Menudo truño.

lololo escribió
12/12/2014 09:48

Que no aparezca Interstellar me parece un poco fuerte...

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG