X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 19 octubre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
AMORES DE VERANO

Román de la Calle y Senior revueltos ante el anhelo: redignificar la cultura en Valencia

VICENT MOLINS (FOTO: EVA MÁÑEZ). 09/08/2015

Un emérito incontestable y un rockero juntos y agitados. Hablan quien abandonó el MuVIM con los pantalones abrochados y quien le compuso la mayor canción de amor a Valencia

VALENCIA. Un chispazo, una pista, basta a veces para destapar, cual criminólogo, la que hay montada.

Senior y Román de la Calle. Profesor y profesor. Cicerones de cultura. De la Calle fulminó con su acción el roñoso chiste de dimitir y el nombre ruso, porque salió por patas de la dirección del MuVIM tras una embestida censora de sus responsables políticos. Ahora brinda a copazo limpio ante la defenestración de aquellos. 

Y Senior, que se llama Miquel Àngel Landete (madre from L'Ènova y padre de Fortaleny) es el músico que le ha escrito a Valencia las misivas más encarnizadas. Nunca habían estado charlando pero se seducen de inmediato a la sombra del calorazo. Un incontestable emérito y un rockero caminan juntos. "Emérito no, corrige De la Calle-. Presenté los papeles para ser profesor emérito, pero cuando me enteré que les tocaba hacer sustituciones no dormí de la indignación. Es muy fuerte, inmoral, que después de 43 años tengas que ponerte a hacer sustituciones. Así que retiré los papeles y renuncié. Me hicieron profesor honorario, que no tienes honorarios pero tienes el despacho y puedes ir porque quieres".

El profesor honorario y el rockero tuvieron una revelación trascendental en días cualquiera. 

La de Román de la Calle, director del MuVIM desde el 2004 al 2010, sucedió en la primera jornada de Alfonso Rus como presidente de la Diputación. "Aquel día vino al museo. Me saluda, mira hacia arriba y le pregunta a uno de sus acompañantes: ¿todo esto también es mío? Me quedé de piedra. ¿Tuyo? Ya intuí que mal íbamos a ir... Ni Caturla ni Rus se hubieran atrevido a ejercer una censura como la de la exposición ‘Fragments d'un any' sino hubieran creído que aquello les pertenecía. ¡Imagínate Caturla en la exposición poniéndose a gritarme! ¡Pero si no me ha gritado ni mi padre! Claro, creía que el MuVIM era suyo. "Esto no acaba aquí", me soltó. "No, seguro que no acaba aquí", le respondí. Mientras, Rus estaba en la Plaza de Toros tocando la batería. Esa noche le anuncié a mi mujer que lo dejaba.

Senior: El PP te hizo un gabinete de prensa impresionante, qué publicidad te hicieron...

Román de la Calle: ¡Y tanto! Gracias a eso las fotos censuradas fueron más vistas de lo que lo hubieran sido jamás. A pesar del desenlace el tiempo ha demostrado quién tenía razón. Y esa gentola, que se ha demostrado que son eso, gentola, no son quienes tenían la razón. No sabes las botellas que hemos abierto en casa con todas las informaciones sobre Rus, Caturla y compañía, brindando y brindando. No es un tema de venganza, sino de justicia, es terapéutico. Era una factura pendiente.

¿Cómo se evita que un político no vuelva a tener la tentación de volver a hacer lo mismo con un museo?, les pregunto.

Román de la Calle: Con que quienes estén a sus órdenes no tengan la tentación de mirar hacia otro lado. Podría haber pensado en dejar que quitaran aquellas fotos y a otra cosa, pero no se me ocurrió. Lo hice para poder dormir tranquilo y mirar a la cara a mis hijos. Si una vez te bajas los pantalones estás perdido. Pero todavía sigo sorprendiéndome con algunas actitudes. En esta exposición que se acaba de inaugurar en el IVAM, ‘Colectivos artísticos en Valencia bajo el Franquismo' (De la Calle es uno de los comisarios) hay coleccionistas que se negaron a dejarnos sus obras porque era una exposición sobre el franquismo. Como tanto pintores que dicen: yo no soy político, yo soy pintor. Qué poco compromiso, así luego te la clavan.

Senior: Había un lema feminista que ya avisaba: ‘lo personal es político'. Es eso.

La revelación para Miquel Àngel Landete, Senior, sucedió en una noche. "Salí a tirar la basura y vi que Valencia estaba hecha un desastre, me sobrecogí". Acto seguido escribió ‘València, eres una puta' interpretada por su grupo Senior i el Cor Brutal. Un éxito descriptivo. "I és que està trencant-me el cor vore com t'humilien a poc a poc", canta.

Senior: Es una canción que responde al sentimiento de que si ha ido todo a peor y tú no haces nada... Creo que tengo una responsabilidad de ser crítico utilizando la música, pero no considero que mi voz tenga más importancia que otra. Hay una lucha entre mi ego y mi humildad. El ‘cómo no voy a hablar de eso' contra ‘quién soy yo para hablar de eso'.

Román de la Calle: La estuve buscando y escuchando el otro día.

Senior: Es una canción de amor, como cuando te quitan algo que quieres mucho. Una canción de amor por una ciudad que me había abandonado por alguien que tenía más pasta que yo. Más grave incluso que todo el dinero que nos han quitado ha sido que nos robaran la capacidad de amar a nuestra ciudad... no se lo perdonaré nunca.

¿Es verdad que la cultura nos hace mejores?

Senior: La cultura es conocimiento, el conocimiento es información, y la información te da poder para juzgar y tomar decisiones. Para eso es la cultura, para eso sirve.

Román de la Calle: Y es un valor transformador. Sólo teniendo esa mirada cultural puedes poner en jaque las cosas que te gustan y las que no te gustan. Por eso algunos políticos prefieren entender la cultura como puro espectáculo, porque si no es una piedra en el zapato.

Senior: Muchas veces la cultura es para ellos una amenaza porque da poder al pueblo.

Román de la Calle: Siempre tiene que haber una tensión entre política, cultura y economía. Si no, mala cosa. Hago una metáfora para esto: la cultura es una barquita sobre la que vas remando a través de un río en el que se unen dos afluentes, uno la política y otra la economía. Y necesitas el agua tanto de un afluente como del otro para seguir navegando pero no te puedes fiar de ninguno de los dos porque si no acabarás hundiéndote. Ése es el reto.

Senior: Porque mira el artículo sobre las 62 barbaridades del IVAM. Aquellos políticos entendían la cultura como algo instrumental.

Román de la Calle: Lo que queda de estos años son los grandes mamotretos arquitectónicos, es lo único. 

Senior: Afortunadamente la ciudad comenzó a redignificarse, ya antes de las elecciones, con los movimientos asociativos, culturales, en los barrios. Si se hubiera articulado antes... Porque eso fortalece, crea un tejido, una red de barrio, una resistencia.

Román de la Calle: Y muchas veces esa resistencia ha sido azarosa, como cuando los incidentes del Instituto Lluís Vives, porque si no hubiera habido una reacción policial violenta no hubiera pasado nada.

Senior: ¿Cómo puede ser que a mi hija no le enseñen cómo se llaman las calles alrededor de su colegio? Conocer tu entorno vertebra.

Román de la Calle: Casi siempre no somos críticos porque tampoco somos creativos.

En un momento de la charla Senior bebe un zumo de naranja tocado con una pizca espirituosa y el profesor De la Calle un café. Entonces el segundo, sin aviso, deja una declaración concluyente: "La marca Valencia debería ser la manera de hacer las cosas, la seriedad. El futuro no pasa por abrir un museo especial o un festival concreto, sino por plantear cada proceso con seriedad. Hoy en día casi todo es igual en todas las partes, pero es el rigor y la creatividad en hacerlas lo que te diferencia. Todo cambiaría si los políticos al llegar a un museo en lugar de preguntarse "¿esto también es mío?" se preguntaran "¿esta también es mi responsabilidad?".

ANTERIORES 'AMORES DE VERANO'

1. Beatriz Garrote y Antonio Penadés: la dignidad encuentra representantes

2. Cuchita Lluch y MacDiego, una unión explosiva ante el problema valenciano 

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG