X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 2 diciembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
participa en el festival de cine por internet 'Atlántida'

De la escuela al cine:
Nace la generación 'Reset'

C. AIMEUR. 26/03/2014 La película, que surge como producto de un taller formativo, se proyecta en los cines Lys

VALENCIA. Faltaban unas horas para la presentación del primer teaser de la película Reset en el festival Cinema Jove de 2013 cuando la guionista Joana M. Ortueta sintió que iba a dar a luz. No pudo estar. Su pareja, el coguionista y productor del filme Óscar Bernàcer, director de cortos como Las zapatillas de Laura, acudió al paritorio con la camiseta del film justo para ver nacer a su hija.

Nueve meses después, este martes noche, ambos se encontraban en los cines Lys. Acudían a la presentación de la película, ya montada y doblada. Reset, su otro hijo, el compartido con estudiantes, productores como Jordi Llorca, José Manuel Sospedra y con el director Pau Martínez, daba sus primeros pasos en público.

Este jueves la película se estrenará oficialmente en internet, a través de la plataforma Filmin, dentro de la sección oficial del Atlántida Film Fest. Tras ello, Reset viajará a otros certámenes y, si las circunstancias lo permiten, viajará por el mundo, llegará a otros continentes.

El caso de Reset es especial. No es una película al uso. De entrada, porque no estaba previsto que lo fuera. Nació como un cortometraje dentro del taller Vivir Rodando que impulsaba Martínez y que tuvo dos paraguas claros: Las Nav3s de Valencia y el festival Cinema Jove. 

"Me di cuenta cuando empezaba un rodaje que muchas veces la gente, los actores, tenían problemas para entender a los técnicos y viceversa, que a veces la gente no entendía la sensibilidad de los actores", explicaba Martínez. Quería acabar con esa barrera. Quería que las nuevas generaciones de profesionales del audiovisual no se enfrentaran a esos problemas. Por eso nació el taller. Por eso nació Reset.

El taller se celebró de febrero a mayo de 2013. En Las Nav3s. Se trataron en clases magistrales diferentes aspectos del rodaje de una película, desde el vestuario a la interpretación pasando por el montaje, con la participación de profesionales como el montador y director Carles Candela, el actor alcoyano Pau Durà, la diseñadora de vestuario Irene Orts o la maquilladora Sarai Rodríguez, por citar algunos. 

Después llegó la práctica, el rodaje. El guión, explicaba Bernàcer, nació ad hoc. Se hizo ex profeso. "Teníamos varias sinopsis y elegimos la que le veíamos con más posibilidades", dice. Con secuencias para todos. Casi matemático. Y entonces, lo que tenía que haber sido un cortometraje, se convirtió en largometraje.

Para ello se juntaron varios factores. El primero de ellos, según explicó Martínez este martes noche durante la presentación, "el guión que daba juego para ello". El segundo, la propia localización, el chalet del jardín de San Vicente en Llíria, principal escenario de la película. Y el tercero, imprescindible, la pasión de todo el equipo y de los estudiantes que tomaron parte en el taller.

Los actores, la mayoría, son jóvenes estudiantes en formación. Javier Butler (protagonista del cortometraje Lucas de Álex Montoya que estuvo nominado al Goya), Carmen Comes, Carmen Díaz y Paula García Sabio, se encuentran acompañados por Enrique Victoria y Lucía Abellán, y Durà, quien participa como lo que antiguamente se conocía como estrella invitada.

Todos se dejaron llevar por las experimentadas manos de Martínez, autor de películas como Bala perdida, Omar Martínez, Polar:Home y codirector de la serie más vista de la historia en la Comunidad Valenciana, L'Alqueria Blanca. La luz le correspondió a Willy Abad, director de fotografía. Junto a ellos, los equipos de Coop&Films y Nakamura Films, con muchas horas de vuelo.

Una vez realizada la película, 22 días de rodaje, cuatro semanas, llegó la hora de hacerla real, de presentarla. Y ahí vino ese primer acto en Cinema Jove, en el que Ortueta no pudo estar por causa de fuerza mayor. Nueve meses después, casualidad quizás, aunque Dios no juega a los dados que decía Einstein, Reset ha nacido. Se ha exhibido en pantalla grande. 

El resultado es una película interesante, hábil, con buenos y oportunos giros de guión bien orquestados por Martínez, en la que no se eluden algunos de los clichés del género como las noches lluviosas, el sabio loco, el espacio maldito... Entre los aciertos, conseguir que la película no caiga en la teatralidad. Y es que, aunque la historia transcurre en su mayor parte en el chalet de San Vicente, de reminiscencias hitchcockianas, el hábil uso de los alrededores del edificio elimina cualquier atisbo de estatismo.

Los protagonistas, cuatro jóvenes inadaptados con problemas mentales, se someten a las terapias experimentales de un psiquiatra ambicioso y sin escrúpulos. Hay tópicos bien resueltos. Hay hallazgos de montaje. Las piezas encajan. Algunos de los jóvenes actores, especialmente García Sabio, tienen momentos brillantes. La factura formal es impecable, con mención destacada para el trabajo de Abad. De ahí la satisfacción del equipo este martes noche ante la película, la doble ración de aplausos, justo con el final y a la conclusión de los títulos de crédito.  

Con un presupuesto de 285.000 euros, Reset hace de la necesidad virtud, pero el modelo, insisten sus responsables, es especial, único, intransferible. Es un azar. Un hallazgo. Es un viaje educativo que se ha convertido en una película, una aventura que ha llegado al mejor de los puertos, a una sala de cine. Y sus actores, sus técnicos, son una nueva generación de jóvenes, una generación Reset que llega a la profesión, al salto definitivo, con los deberes bien hechos.

¿Habrá un segundo Reset? "Hace unos meses te habría dicho que no", confesaba Martínez a la salida de los cines Lys, "que ni de coña, pero ahora tengo ganas de hacer otro taller", añadía. Alrededor de él, en grupos, los actores y técnicos de la película, satisfechos de ver cómo aquel curso que se inició en mayo, hace casi un año, es ahora realidad de la mejor manera posible. Lo dijo un emocionado Butler este martes noche. "Cuando empecé el taller hice mi valoración de lo mejor y lo peor que podía pasarme en él. Esto [el estreno en una sala de cine] no entraba ni en mis mejores expectativas", sonreía.

Comparte esta noticia

1 comentario

Gonzalo Diaz escribió
02/04/2014 15:26

es la enseñanza compartida a todos los niveles. La implicación en el proyecto es máxima entre todos los componentes del equipo de ahí el resultado. Enhorabuena a los promotores y asistentes al taller. LA ENSEÑANZA SIEMPRE ES UTIL. APOSTEMOS POR ELLA.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG