X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Martes 16 octubre 2018
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
'ACTIVOS ESPECIALES'

Pau Martínez: imaginar el futuro tras el adiós de 'L'Alqueria Blanca'

VICENT MOLINS. 11/01/2014 El realizador valenciano, tras estar en la dirección de la última gran serie de Canal Nou, habla de miedos, de cómo salir del yunque, del futuro con el que sueña. Y de Tonet

VALENCIA. Pau Martínez es un hombre con un bigote icónico que parece penderle, tal que un voladizo. Vive en el Grao y dirige películas y series. La última, L'Alqueria blanca, un producto de share enhiesto hasta su final abrupto. Sin saber muy bien hacia qué deriva se estaba exponiendo, con veinte años vio un anuncio para un casting, se presentó y le cogieron como actor. "Era una historia de terror cómico, donde yo iba al dentista con mucho miedo y el dentista era un loco con un taladro".

El preámbulo de una carrera como realizador en cine y televisión que estaba llamando a rebato. En 1995 los de la historia del dentista y él le alquilaron a un tipo del Carmen una cámara que utilizaron para rodar un cortometraje. Ganaron un premio y en lugar de gastárselo en gambas, como pronosticó el jurado, siguieron rodando. Metido en la espiral, se convierte en una de las figuras más reconocibles de la realización valenciana. Hasta hoy, donde detrás del bigote aparece un tipo en plenitud dispuesto a imaginar en fotogramas un nuevo futuro.

Habíamos quedado por Facebook, y una vez acude a la cita tendremos que referimos al miedo, el sentimiento que copa confesamente su historial desde que por primera vez dijo 'acción'.

"El miedo me interesa. Nuestras vidas evolucionan según el miedo. Por falta de miedo o por presencia de miedo. El miedo está presente en la temática de todos los proyectos que llevo a adelante. El miedo también ha marcado mi vida. He estado muchos años sin pareja por el miedo a comprometerme y ahora que la tengo estoy muy contento. Profesionalmente cuando hice mi primera película me decían: "Hostia, ¿no tienes miedo? ¿cómo te metes a hacer esta película sin ser un guion tuyo?". Y yo decía: "Es que quizá es la única oportunidad que tenga de hacer una película".

(Esa primera película, Bala perdida, no se llegó a estrenar en el cine, aunque para uno de los protagonistas, David Carradine, supuso, sin nadie saberlo, la resurrección: "Cuando Carradine murió me enteré que Tarantino lo escogió para Kill Bill por las fotos que vio de él como cowboy en Bala Perdida. Él era muy profesional, rarito, pero muy profesional".)

-¿Ahora mismo a qué tienes miedo?
-Mi miedo es a no poder dedicarme a lo que yo sé hacer. Me da miedo no ya dejar Valencia, sino irme y darme cuenta que no quiero volver, que fuera puedo vivir en condiciones razonables y aquí no.

Varios amigos comunes (según Facebook) han acabado describiendo a Pau Martínez como 'uno di noi'. Esto es, una cara lo suficientemente comprometida como para jugársela, por ejemplo, porque el cine y la producción televisiva valenciana encuentren una veta de dignidad.

De contenidos degradados y expectativas derrumbadas sabe bastante desde que entró en la televisión para formar parte del programa de TVE Esta es mi historia, dirigido por Mariola Cubells.

"Al principio era un programa de debate serio, con unas críticas muy buenas, pero tuvo una audiencia muy baja. Dado que el productor, Josep Ramon Lluch, estaba acostumbrado a hacer programas de sensacionalismo, decidió hacer lo que sabía, y cambió el formato, convirtiéndolo en una tertulia sensacionalista. Comenzó a dar audiencia. Y duró mucho más tiempo".

"En RTVV -añade- recuerdo que cuando hicimos un programa de literatura en Punt 2 sobre los territorios vitales y de ficción de escritores valencianos, en uno de los capítulos aparecía un plano de un periódico donde salía el titular Ja en tenim prou, referido a un documental reivindicativo. Una de las empleadas de contenidos entró en cólera y ese plano se eliminó".

Tras dirigir en Canal Nou varios capítulos de la serie Singles, Unió Musical Da Capo y del programa Gormandia, fue fichado como director de L'Alqueria blanca.

-¿Por qué triunfó?
-Sobre todo porque mezcla muy bien el drama y la comedia. Además la nostalgia amable funciona muy bien. Como en Cuéntame, es un formato de recuperación histórica muy suave, idealizado, aunque L'Alqueria avanzó a nivel cronológico muy lentamente porque a la tele no le interesaba avanzar muy rápido. El modelo desde el principio no deja de ser el de Romeo y Julieta, con Asun y Jaume, una familia rica y una pobre enfrentadas donde los hijos se acaban juntando. Gracias al buen trabajo los personajes, como Ferrán Gadea (Tonet), consiguieron ser muy admirados por públicos muy distintos.

-¿Alguna vez estuvo previsto matar a Tonet?
-Nunca, nunca estuvo previsto que Tonet desapareciera de la serie.

(Alfonso Rus manifestó el pasado diciembre su intención de que la Diputación de Valencia financiara L'Alqueria blanca, sugiriendo la eliminación de Tonet, el personaje interpretado por Ferran Gadea, un actor especialmente crítico con la gestión de la Generalitat.)

"Las palabras de Rus son una manera muy buena de retratarlo, una manera de indicar cómo entiende él la vida pública y su responsabilidad como político. Ya que piensa que el dinero es suyo, si él decide pagar la serie puede decidir a quién se puede cargar o no. El problema es lo que implica: si eso lo hace respecto a una serie de televisión, qué hará en otros ámbitos".

Otra de las facetas de Pau Martínez es la de aficionado del Levante, un club forjado en el yunque de la adversidad según la crónica histórica, y del que, al menos momentáneamente, ha conseguido escapar. Martínez se ocupa estos días de imaginar cómo el audiovisual valenciano puede escapar de su yunque particular. Aporta varias claves: "Desde luego hace falta un poco más de ética empresarial. Tener claro que hacer películas y series no debe relacionarse con la cultura del pelotazo. Yo entiendo que se quiera ganar dinero, pero no a costa de los demás, no a costa de hacer los proyectos con becarios, no a costa de tener a la gente sin cobrar mientras tú vas por ahí en un cochazo".

"Tampoco hay que hacer autobombo, pero creo que hay talento y cuando se va a Madrid se demuestra que tanto actores, directores y guionistas salidos de series valencianas pueden trabajar perfectamente en series y películas españolas".

"Se ha de buscar dos tipos de proyectos: proyectos de género que se puedan vender y entender en cualquier lugar del mundo, pero también proyectos muy personales que retraten nuestro entorno, no hacer lo que dicen en Madrid que debemos hacer; no intentemos hacer comedietas madrileñas".

Cuando era pequeño a Pau Martínez le gustaba Yo Claudio ("no entendía muy bien de qué iba, pero me gustaba") y, ya con bigote, Los Soprano, Black Mirror...

-A nuestro alrededor hay contenido de sobra para hacer la versión valenciana de ‘Los Soprano'... -se le sugiere.
-Espero que podamos hacer productos de esta temática sin problemas. Si vamos a un modelo en el que la televisión sea independiente de injerencias políticas, se podría hacer. Por eso es por lo que vamos a luchar. Pero no se podrá si se produce un cambio político en el que sólo cambien las personas pero no las maneras de hacer las cosas.

Así es como Pau Martínez, imaginando sin miedo, quiere que sea el futuro. "También con thrillers de denuncia política".

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG