X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 15 abril 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
MAPA ACTUALIZADO DEL FENÓMENO

Macrofestivales como setas: las claves de un 'boom' en la Comunitat

QUIQUE MEDINA. 30/01/2014 La omnipresente crisis y las consabidas deudas de las instituciones no han menguado la aparición de estos macroeventos en la Comunitat, líder en oferta por cantidad

Imagen del Low Cost (ahora 'Low) Festival en su edición de 2013

VALENCIA. A nivel nacional, sin lugar a dudas, la autonomía valenciana se lleva la palma en la celebración de este tipo macroeventos: los festivales de música. Dejando de lado los encuentros más modestos (no por ello peores y de los que trataremos en el futuro) -entre Valencia, Castellón y Alicante- 2014 nos trae, de momento, ocho festivales que harán lo posible por reunir, respectivamente, a más de 10.000 asistentes. Por orden cronológico: Iberia (Valencia), Spring Festival (Elche), San San Festival (Gandía), FIB (Benicàssim), Electromar (Alicante), Rototom (Benicàssim), Low (Benidorm) y Arenal Sound (Burriana).

La constatada crisis de la industria de la música en directo (los ingresos siguen cayendo y la fijación del IVA cultural en el 21% se ha mostrado tan dañina como ineficaz) y el inexorable endeudamiento autonómico y consistorial que atesora el litoral mediterráneo, no parecen ir con este tipo de encuentros que crecen como setas. Además, a semejanza del anhelado hongo, normalmente hay que salir fuera de la ciudad (obligada pernoctación en hotel o tienda de campaña) para hallarlos. Cuidado, que algunos, a pesar de su golosa apariencia, se tornan en venenosos y conducen a la muerte por falta de recursos o llevándose por delante la cartera de promotores y hasta de concejales Cultura. En la memoria, los difuntos Socarrat (Xàtiva), Mediàtic (Alcoy), Foc&Sound (Moncofar), el Viña (que no el Viñarock, en Paiporta), el MIMED (Mislata) o el Turborock (Benidorm), por nombrar algunos.

IMPACTO REAL

En el recién celebrado Fitur, el conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, anunció un Plan de Promoción de Festivales Musicales "con el objetivo de fomentar la llegada de más visitantes a la Comunitat Valenciana". Buch no dudó en Dos azafatas del San San Festival de Gandía en Fitur 2014subrayar con datos que este tipo de actividades son "herramientas de dinamización del turismo".  

Vicente Martínez, director de la editorial Songsforever y responsable de que la música haya penetrado en la Universitat de València y en la UCAM-Murcia por medio del valioso Postgrado de Gestión Legal y Empresarial de la Música, tiene claro que "este tipo de festivales, en términos económicos, tienen un impacto real en la economía de la ciudad y, además, obtienen una presencia en los medios de comunicación que es difícil conseguir con otro tipo de propuestas culturales y/o de entretenimiento". Hay una cualidad de nuestras tierras inapelable para todo hijo de vecino que Martínez no desdeña: "tenemos un climatología envidiable, mar y, nos gusta pasarlo bien, todas ellas condiciones muy favorables para disfrutar de una experiencia relacionada con la música en directo al aire libre".

"Asistir a un festival de música no es solo ir a ver y escuchar conciertos, para una parte del público se trata en una forma de entretenimiento en la que la música es parte importante pero no fundamental", señala Martinez. En definitiva, pese al parecido de sus carteles (en muchos casos a uno se le queda cara de Bill Murray y cree estar atrapado en "el día de la marmota") y el descenso de la asistencia media a los conciertos en sala durante el resto del año, sus responsables aseguran que a este modelo de negocio le salen los números. Que sí, que el indie es el nuevo mainstream. Para muestra, algunos botones.

SAN SAN FESTIVAL: EL NUEVO

En Semana Santa se augura procesión de jóvenes a Gandía. Durante los días 17, 18 y 19 de abril, el San San Festival en Gandía, tratará de congregar a más de 15.000 feligreses. "Nos encantaría llegar a esas cifras, pero siendo la primera edición nos daríamos por satisfechos al superar los 10.000 asistentes", reconoce Adonay Ortí, uno de los organizadores.

Jóvenes empresarios (sus edades oscilan entre los 27 y los 40 años) de Madrid (desde allí llevan la parte artística), Valencia (socios de Laydown y TBClub) y Gandía (responsables de Wonderwall Music Resort) están detrás de este festival que cuenta con un presupuesto de 200.000 euros y un cartel que basa su fuerza en el producto nacional. Love of Lesbian, Lori Meyers, Iván Ferreiro, La Habitación Roja o Xoel López son algunos de los reclamos de "un acontecimiento cuya atracción principal", dicen sus responsables, "es  el recinto que lo contiene".  "Wanderwall Music Resort ha funcionado este verano con éxito y no se estaba aprovechando ni el 30% de su superficie", asegura un Adonay Ortí que se deleita en los muchos y diversos espacios que atesora el lugar. "Uno de ellos -nos avanza como novedad- se denominará San Gallery y amparará una fiesta de música electrónica con una selección de reconocidos djs de Valencia como Dynamo, Álex Font, Fran Campos o Nacho Marco, a los que se unirán algunas pinceladas de Castellón y de la capital. Independiente del espectáculo de la música, en este espacio se podrá disfrutar de otro tipo de propuestas artísticas".

Con un 30% del aforo ya vendido ("unos 3.000 largos", señalan desde el festival), no les cabe duda de que este tipo de actividad es beneficiosa económicamente para la ciudad que los cobija y, por lo que  parece, lo mismo opinan desde el consistorio de la capital de la Safor. "Tenemos el beneplácito total por parte del Ayuntamiento de Gandía. No económico, pero es cierto que están poniendo todo de su parte y haciendo una labor importante de apoyo logístico", afirma Ortí. "Estamos intentando cerrar patrocinadores pero el primer año y apostando por gente nacional es un poco complicado. Esperemos que al final salga algún energético, alguna cerveza y alguna marca de alcohol. Aun así, es mejor curarse en salud y pensar que vamos a cubrirlo con las entradas y lo que la gente consuma dentro", cuenta el joven valenciano.

Pero esto no acaba aquí, desde la organización ya han anunciado una réplica, el Sun Sun Festival, para el verano. "El proyecto está hecho pero apostaremos más o menos dependiendo de cómo salga esta primera entrega", comenta Adonay Ortí, que sí aventura "un salto a nombres  internacionales" para este hermano estival. Las guitarras desembarcan en la capital de las discotecas de marcha. Una localidad endeudada hasta las cejas que ahora acaba de sacar a subasta su última playa virgen y que lucha (o no) por desquitarse de la imagen proyectada en 'Gandía Shore'. El resultado de este cocotal, en breve. 

LOW FESTIVAL: CONEXIÓN CON LOS VECINOS DEL NORTE

Desde su primera vez hasta ahora, el festival benidormense ha ido mejorándose a sí mismo (estrena acortamiento de nombre y propuso un acertado cambio de recinto incluido en 2010) hasta alcanzar la aquiescencia de público y profesionales. Su último y estratégico movimiento: asociarse con el bien ponderado Primavera Sound de Barcelona. Una colaboración que, según CulturPlaza.com ha podido saber, les hace más poderosos a la hora de afrontar las contrataciones, sobre todo en el ámbito internacional.

Benidorm, ese paraíso de la horteridad, se ha revelado como marco idóneo para hipsters y degustadores de música en traje de baño. Cuando algunos todavía se relamen al evocar la soberbia actuación de Portishead de la pasada edición (en la que se habló de 75.000 aforados), el 2014 ya propone nombres globales como The Hives o Editors, amén de una pléyade de cotizadas bazas nacionales que coinciden, eso sí, al 70%, con sus compañeros de artículo. Suficiente para revitalizar la oferta hostelera de una localidad que, aún en temporada alta (último fin de semana de julio), agradece el flujo de sangre fresca por sus calles y playas.

No muy lejos de allí, en Elche, el 12 abril, saca pecho el Spring Festival. Tienen equipo en primera y, claro, también su festival de división de honor. Con un presupuesto de 200.000 euros ("del cual solo un 10% se cubre con los apoyos institucionales y privados"), cumple seis años este festival nacido al abrigo de la Volvo Ocean Race de Alicante y que espera mejorar números superando los 13.000 consumidores. "Llevamos más de la mitad del aforo cubierto, así que todo hace indicar que será un éxito", apunta Sergio Gallegos, uno de sus responsables.

ARENAL SOUND: EL TRIUNFO DE LA FIESTA

NOTICIA DEL DÍA: Los responsables del Arenal Sound adquieren la dirección y la organización del Alhambra Sound de Granada 

El veraniego festival de Burriana alcanza su quinta edición con la tranquilidad (o la presión) de haber colgado el cartel de "no hay billetes" en las dos anteriores. Exponencial, sin duda, el crecimiento de una cita que, pese a sus errores organizativos en las primeras ediciones, ha sabido rehacerse y  labrarse un devoto público. Playa, música, cuerpos jóvenes y mucha fiesta son sus principales ingredientes. Las cifras ofrecidas por la organización hablan por sí solas: más de 280.000 asistentes en 2013 y 35.000 abonos ya vendidos para este 2014. "Si todo sigue su curso, habrá sold out para el mes de mayo", afirma confiado Antonio (Toño) Sánchez, codirector, que luce en su pliego, orgulloso, las cabelleras internacionales de Miles Kane, Crystal Fighters o Azealia Banks.

 Recinto del festival Arenal Sound en la playa del Arenal de Burriana, Castellón

"El Arenal Sound supone una inversión anual para la empresa de más de 4'5 millones de euros en gastos de producción", apunta el organizador. "En la situación actual de crisis", reconoce Sánchez, "la aportación económica de los patrocinadores supone un porcentaje muy pequeñito del presupuesto global, no obstante trabajamos para que Arenal Sound siga siendo líder año tras año y tanto las marcas como las instituciones sigan apostando por el festival". Unas instituciones (tanto locales como autonómicas) que apoyan económica y coyunturalmente a un evento que, según sus gestores,  "tiene un impacto económico de más de 25 millones de euros y ha sido un gran motor socioeconómico para Burriana".

La nutrida competencia no preocupa al gigante de la Plana Baixa. "Es bueno que salgan otros festivales en la Comunidad Valenciana porque eso quiere decir que hay público que lo demanda. Arenal Sound ha conseguido consolidarse en apenas un par de ediciones y tiene un público muy fiel. La competencia en cualquier sector es buena para todos y sobre todo para el cliente".  Eso sí, Sánchez, como buen neoliberal, advierte: "en los últimos años son muchos los festivales que han ido desapareciendo por lo que  al final es una cuestión de oferta y demanda y el propio mercado irá regulando e indicando donde está el equilibrio". Y la plaza anuncia que esta será una buena temporada para el rebollón sonoro. El revuelto está servido.  

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG