X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 1 octubre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
TRIBUNA LIBRE

Al rescate de Carceller

ROSA DOMÍNGUEZ GÓMEZ *. 16/07/2015

VALENCIA. El 28 de junio de 1940el mayor editor de la historia del periodismo valenciano fue fusilado en el cementerio de Paterna, junto con otras 38 personas. La dictadura franquista sentenció a  muerte a este emprendedor comprometido con la República y con el valencianismo político y cultural, que con tan solo 20 años creó su propio negocio editorial.

Todo lo que inventaba se convertía en éxito, pero de entre el extenso nombre de cabeceras, destaca una: La Traca. Una revista satírica rebosante de sexo, política y anticlericalismo en la que Blasco Ibáñez publicó todo lo que escribió en valenciano y donde se iniciaron Carles Salvador o Maximilià Thous.

Durante la II República esta publicación batió todos los récords de la historia de la prensa española, hasta ese m omento, al alcanzar una tirada de 500.000 ejemplares semanales. Una cifra que sólo superaría en octubre de 1935 El Heraldo de Madrid. Por citar algunos de sus hitos biográficos, como promotor teatral construyó el teatro Serrano y el cine Metropol; como promotor urbanístico, las primeras 22 casas unifamiliares en una zona boscosa, próxima a Valencia: La Cañada.

Este gran  desconocido fue clave en la tradición periodística, satírica, cultural e histórica valenciana; una versión indígena de William Randolph Hearst por su visión de negocio y capacidad de inventar nuevas fórmulas periodísticas de enorme éxito comercial. Que, ¿quién es y cómo es posible que le haya pasado inadvertido hasta la fecha?

Su nombre es Vicent Miquel Carceller y si no le suena es porque a los falangistas no les bastó con torturarlo y fusilarlo; pretendieron aniquilarlo, borrar su rastro y su legado. Sin embargo, no contaron con que un día, hace 25 años, el profesor de periodismo Antonio Laguna le rescataría, de forma casual, mientras preparaba su Historia del Periodismo Valenciano.  

Laguna liberó del olvido al creador de la ‘filosofía traquera'. "Valenciano arquetipo, hedonista, festivo, transgresor, capaz de dar forma gráfica y textual a una filosofía que identificó buena parte del ser y sentir en valenciano del primer tercio del XX', según lo describe en la biografía que acaba de publicar bajo el título de Carceller. El éxito trágico del editor de la Traca.

Esta lectura nos presenta a un personaje que sorprende hasta provocar admiración  y preguntarnos dónde habría llegado si no le hubieran asesinado; un ciudadano universal que transgrede su época hasta situarse en plena actualidad, porque quién le descubre percibe que su tragedia es patrimonio de la humanidad. Forma parte de la ancestral batalla que se establece entre poder y libertad de expresión; su dramático final recuerda al de las 17 personas acribilladas en el semanario francés Charlie Hebdo porque también a Carceller las caricaturas le sentenciaron a muerte. 

Trabajos como el de Antonio Laguna y el de personas comprometidas con la recuperación de la memoria histórica, han permitido desenterrar a Carceller y al dibujante del 'Queipo borrachín' y el 'Franco afeminado' que le acompañó desde La Traca hasta el paredón. Bluff. De esta forma, el pasado 28 de junio, 75 años después de su fusilamiento, se les rindió homenaje en el cementerio de Paterna y los nietos de Carceller pudieron participaron en el acto.

No obstante, todavía queda mucho camino por recorrer. En pleno proceso de democratización del callejero de Valencia, su nombre (y el de otras muchas víctimas de la represión) debería tener la visibilidad que le negó la dictadura y sustituir al de destacados miembros de aquel régimen. En este sentido, el Gobierno municipal aseguró hace unos días a Tina Rabanal Miguel que el nombre de su abuelo ocupará un lugar relevante y digno. 

Dice Benedetti: "Algunas cosas del pasado desaparecieron pero otras abren una brecha al futuro y son las que quiero rescatar". Con estas líneas quiero dar las gracias a Antonio Laguna y a quienes se empeñan en rescatar del pasado a Carceller y a todas aquellas personas que se revelaron contra el totalitarismo. Pero también, humildemente, contribuir a romper el silencio y liberarles del olvido porque esta es la única batalla que podemos ganar a todas las dictaduras.  

*Responsable de prensa del Grupo Municipal Socialista de Valencia

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG