X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 23 febrero 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
ARQUITECTURA E HISTORIA

Endora rescata a Guastavino, el valenciano que 'edificó' Nueva York

EUGENIO VIÑAS. 14/07/2015

VALENCIA. "No se puede entender el skyline de Nueva York sin entender a Guastavino". La frase es de Norman Foster, 'el nombre propio' de la arquitectura global posiblemente mucho más conocido para los valencianos que el de Rafael Guastavino. Foster dedicó una serie de conferencias ('De Guastavino al cielo') al arquitecto valenciano nacido a mediados del siglo XIX por su influencia en 'la Gran Manzana' y la capacidad de construir más de 1.000 edificios en ciudades como Nueva York, Boston o Washington. La influencia de su bóveda tabicada (o bóveda catalana) y hasta 24 patentes constructivas desarrolladas entre él y su hijo son el corazón de un ambicioso documental lanzado por la productora valenciana Endora, que durante estos días ultima su edición tras semanas de rodaje entre España y Estados Unidos.

La biografía de Guastavino mantiene una retahíla de similitudes con la de muchos creativos y empresarios valencianos de la historia y de la actualidad: no fue profeta en su tierra, su primera obra de gran trascendencia no le reportó el menor beneficio económico (el Teatro La Massa en Vilassar de Dalt, todavía imponente y en pie), emigró para explotar su talento y defendió su arte lejos de casa sin saber hablar inglés (hasta 10 años estuvo 'amordazado' por el idioma). Antes de la trascendental mudanza a los Estados Unidos, fue especialmente en Cataluña, cuando abandonó sus estudios en artes por los de la Escuela Especial de Maestro de Obras cursados en Barcelona, donde fortificó su estilo a partir de la "construcción cohesiva": bóvedas para fábricas, masías y fincas que suponían un importante ahorro económico, ya que no requerían de enconfrado y eran resistentes al fuego.

La película que ahora se última, en plena fase de montaje, ha sido rodada desde hace semanas en Valencia, Villareal, Barcelona, Bostón y Nueva York. Su origen, una 'serpiente de verano' en los informativos de Canal 9, cuando a la periodista Carmesina Franch incluyó el curioso caso del candidato republicano a la alcaldía de esta última ciudad que compró la casa en Long Island del hijo de Guastavino: "era agosto y no era fácil encontrar a alguien que pudiera explicarnos qué valor tenía aquella edificación, pero pude hablar con Arturo Zaragoza, especialista en Patrimonio que conocía bien quién era Guastavino, y entonces me di cuenta que detrás de él había una historia que merecía más investigación, más tiempo en pantalla", declara Franch a ValenciaPlaza.com.

El documental ha contado con algunas barreras difíciles de salvar, como la de contar con tan solo dos imágenes del propio Guastavino para utilizar en el metraje. De hecho, esto ha provocado que el estudio de 3D y productora Primer Frame se haya incluido como productor asociado. "FrameOver -la vertical que ha realizado el proyecto- se encarga de la parte de recreación en 3Una de las 24 patentes constructivas de Guastavino e hijo: la escalera de bóveda anti-incendiosD de los personajes y escenarios de aquel momento, para que el espectador entienda de manera natural como eran las cosas y las impresionantes aportaciones que realizó Guastavino al mundo de la arquitectura", apunta Carlos Escutia, socio de esta productora.

Por casuísticas laborales, Franch comentó su idea con Ernest Sorrentino, persona que hizo de enlace con Endora Producciones y con la que firma el guión: "cuando conocí el proyecto, ni me lo pensé", señala por su parte Eva Vizcarra, directora de El arquitecto de Nueva York, título del proyecto. Guastavino no es solo el arquitecto más influyente en Nueva York sino que, seguramente, es el valenciano más influyente en los Estados Unidos y es esa huella del personaje, plagada de relatos benévolos la que ha supuesto también una barrera a manejar tanto por Vizcarra como por Franch: "hemos tenido que tener cuidado porque las personas que hablan de Guastavino desde Valencia o desde Nueva York son auténticos entusiastas. Necesitábamos cierta distancia para poder hacer una película atractiva e interesante para el espectador", apunta la guionista.

UNA VIDA CONVULSA

De hecho, su vida personal, "aspectos más 'amarillos'", podían salpimentar la historia de cara a la pantalla, "pero ha sido prácticamente imposible encontrar más relatos acerca de este aspecto, cuando únicamente sabiendo la existencia de diferentes mujeres en su vida, de cambios repentinos, ya se advierten este tipo de situaciones" añade Franch. Sorrentino es quien ha supervisado el guión durante la producción y el que ha trabajado con Vizcarra en la producción. Una producción que a nivel económico ha sido posible gracias a una extensa labor en busca de financiación, habiendo logrado ayudas del Ministerio de Cultura (a través del ICAA) como documental y más tarde a través de CulturArts, el Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia (que preestrenará la cinta en otoño) y Porcelanosa, incorporación reciente y privada atraida por la magnitud del proyecto y su propia vinculación con la arquitectura, la materia prima base de las contrucciones de Guastavino y la ciudad de Nueva York.

La biblioteca de Boston, una de las grandes construcciones de Guastavino.

El documental, cuyos derechos de emisión ya ha comprado Radiotelevisión Española, ha sido rodado en 4K gracias a otro de los productores asciados -en este caso estadounidenses- con un equipo permanente de casi 20 profesionales valencianos del audiovisual. "Cuando surgió la idea en Canal 9 no se estaban haciendo proyectos de esta envergadura y mucho menos a nivel internacional", apunta Franch, satisfecha e "ilusionada" después de que haya salido adelante la película gracias a la producción de Endora. Franch destaca las voces de Fernando Vegas y Camilla Mileto de la Universitat Politècnica de València, Arturo Zaragoza experto en Patrimonio, Benet Oliva como experto en la obra catalana de Guastavino y Berta de Miguel, valenciana pero enlace con la obra y vigencia de Guastavino en Nueva York.

El arquitecto valenciano exportó un método constructivo determinante en la costa Este de los Estados Unidos, presente en edificios emblemáticos como el Carnegie Hall, el edificio de la Reserva Federal de Estados Unidos o la estación de metro City Hall. Calificado por The New York Times como el arquitecto de Nueva York, el arquitecto valenciano se esconde en un frágil anonimato llamado a ropenser desde finales desde este mismo año a través del documental de Endora en un proyecto que, precisamente, cumplirá casi dos años este verano desde que Franch se topara con los edificios del desconocido Guastavino 'edificando la capital del mundo'.

El Auditorio Baird del Museo de Historia Natural de Washington.

Comparte esta noticia

1 comentario

M Jesús escribió
14/07/2015 16:11

¡Ojalá pueda emitirse también en Canal 9! Documentales interesantes como éste sí que son un contenido digno para nuestra televisión, máxime cuando su protagonista es un insigne valenciano. Enhorabuena al equipo.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG