X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 27 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
MODA NUPCIAL

Wedding Planners:
Cómo conseguir que tu boda triunfe en Pinterest

GRETA BORRÁS. 05/05/2015 "Son las bodas más "cuquis", bodas 2.0 listas para compartir en las redes sociales"
Las bodas han evolucionado y se han convertido en acontecimientos en los que se cuida hasta el más mínimo detalle, personalizados y organizados -Wedding Planner mediante- a la medida de los novios.
 

 

VALENCIA. Hasta hace unos años, no demasiados, los banquetes de boda se celebraban en el restaurante de un hotel cuyo número de estrellas dependía de los posibles de la pareja; en uno de esos locales con luces de neón y cortinas imposibles dedicados a BBC -bodas, bautizos, comuniones-; en alguna casa familiar con jardín si era lo suficientemente espaciosa o alquilando una masía o similar que casi siempre eran las mismas y una vivía en un continuo déjà vu nupcial.

BODAS DE AYER, HOY Y... ¿SIEMPRE? 

La mayoría de las parejas se casaban por la Iglesia y una boda por el rito balinés, zulú o con el ocaso ibicenco como fondo, quedaba reducido a una excentricidad que sólo veíamos, de vez en cuando, en las páginas de alguna revista del corazón.

Lo más importante era el vestido de la novia, el sí quiero, los nervios del novio al ponerle la alianza, el menú, el momento en el que la feliz pareja cortaba la tarta nupcial -cuando aún esto estaba de moda- y los novios abriendo el baile con un vals. Poco más. La cosa variaba según el estatus social de los novios o lo dispuestos que éstos estuvieran a entramparse y tirar la casa por la ventana.

Hoy, las bodas han evolucionado hasta convertirse en acontecimientos en los que se cuida hasta el más mínimo detalle buscando siempre que todo se ajuste al gusto de los novios. Eventos personalizados que pretenden ser únicos y convertirse en una experiencia inolvidable también para los invitados. Su ambicioso objetivo es pretender que ninguna boda resulte una boda más.

Rosana y Lorena Oliver de Araventum

La clave para conseguirlo, además de una localización que convierta las fotografías en fotogramas de la mejor comedia romántica, es elegir un sinfin de pequeños y originales detalles. Desde la decoración de las mesas a cómo se indica a los invitados el asiento que les corresponde o la tipografía del menú. No se puede pasar nada por alto, todo debe ser perfectamente cuqui.

Y es que, ya no basta con desear que el día de su boda sea el día más feliz de su vida, debe ser también perfecto. Y conseguir muchos likes en Instagram o que sea una boda salida de Pinterest -red social de fotografías donde todo es ideal-.

Las bodas siguen disfrutándose con familiares y amigos pero ahora además se comparten con el mundo entero debido a las redes sociales.

LAS WEDDING PLANNER SABEN CÓMO ORGANIZAR LA BODA PERFECTA

"Se cuidan muchísimo más todos los detalles, la decoración; antes se daba mucha importancia a la comida y el resto se cuidaba menos. Ahora eso también es importante, por supuesto, pero todo lo demás también. En nuestra opinión, este cambio se debe, por un lado a la influencia de las bodas americanas, la llegada de la figura de wedding planner y, por otro, a internet, las redes sociales y los blogs". Eso piensan Rosana y Lorena Oliver, fundadoras de Araventum cuya división especializada en bodas -"Las bodas de Araventum"- con sede en Valencia, se ha convertido en un referente en la organización de bodas. Las hermanas Oliver son las Wedding Planners que han creado algunas de las bodas más elegantes y sonadas de nuestro país, como por ejemplo, la de María Colonques, directiva e hija del presidente del grupo multinacional Porcelanosa y Andrés Benet.

Gestionar una boda de este tipo requiere tiempo y, sobre todo, alguien capaz de decidir entre todas las opciones posibles. Encontrar la guirnalda de bombillitas perfecta, la mejor limonada rosa o el carrito vintage donde poner el buffet de postres, por ejemplo, son tareas complicadas. Las Wedding Planners se encargan, entre otras cosas, de todo eso. Ellas son las responsables de organizar una "boda Pinterest" que cumpla con los deseos de los novios y cuyo resultado sea un éxito.

El fenómeno Wedding Planner se originó en los años 50 en Estados Unidos coincidiendo con la inclusión de la mujer al mercado laboral. La falta de tiempo de las parejas las convirtió en una ayuda indispensable para organizar una boda. En España se popularizaron más tarde, aproximadamente en el 2004 y es, en los últimos años, cuando han logrado su mayor auge influido en gran medida por el despegue de las redes sociales. 

BODAS 2.0

Es justamente en Internet donde las parejas encuentran su fuente o, mejor dicho, pozo sin fondo de inspiración para idear la boda perfecta. Ya no acuden a las Wedding Planners con el reportaje de  la revista ¡Hola!  del  famoso de turno -y en muchos casos, es deRosana y Lorena Oliver de Araventum agradecer, la verdad-, ahora lo hacen con una memoria usb llena de fotografías de referencia.

Las chicas de Araventum nos lo confirman. "Más que venir con bodas de famosos como referente, lo hacen con estilos definidos que les gustan. Tienen tantas imágenes e información en Internet..." En la red, además de las citadas redes sociales como Pinterest o Instagram, obtenemos la friolera de 52.400.000 resultados al googlear "wedding inspirations".
"Las redes sociales influyen mucho en las peticiones de los novios, de hecho, a veces vienen condicionadas por las mismas", rematan desde Araventum.
Esta influencia no se limita solamente a su preparación. En algunas bodas las redes sociales pasan a formar parte de ellas ya que se anima a los invitados a que compartan sus fotografías del evento con el hashtag correspondiente -#bodapacoymamen, por ejemplo-, que se les proporciona al comienzo de la boda. Hay ya incluso empresas dedicadas a realizar álbumes con una selección de fotografías vinculadas al hashtag. Nada que ver con aquellos gruesos álbumes libres de filtros.

El trabajo de las Wedding Planners será darle forma a toda esa inspiración, elegir entre tantas posibilidades y organizar la boda con la precisión de un reloj suizo. Y todo esto requiere dos elementos fundamentales: tiempo -el de las Wedding Planners, no el suyo- y, permítanme romper el romanticismo del momento, dinero. Les pregunto sobre ello a Lorena y Rosana Oliver. "Todo depende, desde luego cuanto más tiempo se tenga mejor, varios meses es lo mínimo. Sin embargo, a veces por circunstancias especiales, hemos tenido que organizar una boda en tiempo récord. Y dinero pues... ¡cuánto más azúcar, más dulce!, eso sí, siempre intentamos sacar el máximo partido al presupuesto que tengan los novios".

CÓMO IDENTIFICAR UNA "BODA PINTEREST"

Seguramente ya tengan apuntadas en sus agendas más de una boda, puede que, incluso, alguno de ustedes haya marcado en el calendario su propia boda. En ambos casos, tomen nota de los siguientes detalles porque si cuentan con ellos, tengan por seguro que se trata de una "boda cuqui", una "boda Pinterest" que podrán subir a su Instagram y entregarse a los likes de propios y ajenos.


1. Localización de película
El entorno es fundamental y cuanto más recuerde a una de las últimas películas de Woody Allen, mejor. Un jardín lleno de flores, una masía con siglos de historia, la casa de la playa con vistas al mar... Cada fotografía no debe tener nada que envidiarle a los fotogramas de la comedia romántica más almibarada.

2. Bodas-botánico
La decoración floral es un clásico en las bodas desde siempre. Sin embargo, en la actualidad está más presente que nunca. Flores naturales por doquier, en las mesas y allá donde mire. Si además hay arbolitos en el interior de la iglesia, suma doble.

3. Verbena nupcial
La decoración no se limitará nunca a los centros de mesa -flores naturales, jaulas con velas en su interior...- sino que estará también por el aire. Guirnaldas de bombillitas, banderolas de papel de colores, farolitos chinos, pompones, globos... El aire también cuenta como espacio decorativo.
Las iniciales de los novios se escriben en enormes letras de madera decoradas con bombillitas que reciben a los invitados. Quién hubiera imaginado que algún día una boda se parecería tanto a una verbena. 

4. Muebles y elementos vintage
Las sillas -de plástico- enfundadas son cosa del pasado, ahora la moda es utilizar sillas de madera, modelos vintage pintados en blanco, algún tono pastel o en dorado. Si cada silla es distinta no se alarme, es la última tendencia en las bodas más hipsters.
Un antiguo carrito de helados se transforma en barra de gominolas y cupcakes -apunten esto también-, cubos de hojalata intencionadamente desgastados sirven de cubiteras, maletas viejas, cajas de madera de fruta, palés, máquinas de escribir y tarros de vidrio, se utilizan como atrezzo.

5.  La vida -y mi boda- es un Carnaval
Ni una boda sin su photocall con disfraces. Pelucas, gafotas, sombreros absurdos... todo vale si la excusa es un photocall en el que inmortalizarse y subir, claro, la foto a las redes sociales.

6. Gastronomía del mundo
Ya no basta con el solomillo o el cóctel de gambas ahora que todos somos tan foodies. Ahora en las bodas se viaja por el mundo a golpe de aperitivo: una barra de sushi, un carrito de tacos mexicanos, minipaellas o delicias thai.

7. Recuerdos y agradecimientos
Los detalles con los invitados son importantes. Por ejemplo, si la boda se celebra por la mañana, será un detalle muy cuqui regalarles a las invitadas una sombrilla japonesa con la que protegerse del sol, unas bailarinas/chanclas/alpargatas para que puedan quitarse los tacones y seguir bailando hasta bien entrada la madrugada, regalar la música que ha sonado en la fiesta grabada en un cd -en vinilo, multiplique por dos- o chapitas de recuerdo con el nombre de los novios y la fecha del enlace.
Un libro de firmas de Mr. Wonderfull recogerá los agradecimientos y buenos deseos de los invitados para la pareja.

Pregunto a Lorena y Rosana si este estilo de bodas tiene fecha de caducidad. "Hemos pasado una época en la que el estilo vintage -cajas de madera, tarros de cristal, etc-, han estado muy presentes y, poco a poco, comenzarán a sustituirse por materiales más ricos y de aspecto más lujoso: cristal, dorados, plata... Serán bodas con un estilo más sofisticado.

Por último, me atrevo a hacerles la pregunta que desvela a muchos novios: ¿existe la boda perfecta? "Sí, y no significa que todo esté perfecto, sino que para nosotras es aquella en la que todo sale como los novios querían o incluso, mejor. Cuando unos novios te dicen "nos habéis dado la boda de nuestros sueños" es que lo has conseguido", afirman desde Araventum.
El amor -y las Wedding Planners- está en el aire.

Comparte esta noticia

1 comentario

lololo escribió
05/05/2015 10:09

Que acabe ya esta moda de lo "cuqui tipo instagram"...Los que se hayan casado en los últimos años saben a lo que me refiero, cantidad de chorradas y gastos superfluos...

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG