X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 12 agosto 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
EN EL PRINCIPAL DE VALENCIA, DEL 12 AL 23

Carlos Sobera catapulta al grupo Antena 3 a la producción de teatro

EUGENIO VIÑAS. 11/11/2014 El actor, presentador televisivo y productor escénico se siente "especialmente responsable" con la conversión de El secreto de Puente Viejo en obra de teatro

VALENCIA. Carlos Sobera es el productor y director ejecutivo de El primer secreto de Francisca y Raimundo, una precuela de la teleserie El secreto de Puente Viejo que da de esta forma el salto a las tablas. Esta es la primera gran novedad ya que, para el grupo Atresmedia (Antena 3/LaSexta) es su primera incursión en las artes escénicas coincidiendo con el 25 aniversario de las emisiones en pruebas de su principal canal.

El reparto de riesgos de la producción escénica corresponde a la productora de la serie (Boomerang TV), Atresmedia y Arequipa Producciones, de la que forma parte -junto a otros dos socios- Sobera. Tras pasar, entre otras ciudades, por Bilbao y Valladolid, El primer secreto de Francisca y Raimundo encadenará dos semanas de funciones en el Teatro Principal de Valencia, entre el 12 y el 23 de noviembre.

La aventura empresarial guarda algunas similitudes con la que hace tres años puso en marcha la productora de televisión Diagonal TV (del grupo Endemol) con Amar en tiempos revueltos: el lenguaje teatral de ambas series, el hecho de ser líderes de audiencia en su franja en el momento  y la virtud de compartir una conexión entre el público que sigue la ficción televisiva y acude a escenarios como el del Principal. Sin embargo, este proyecto teatral trata de completar la experiencia televisiva ya que traslada personajes e historia al teatro para relevar el origen de la serie

De hecho, el propio Sobera reconoce que "efectivamente, la serie tiene un porcentaje de share algo superior en la Comunitat Valenciana que en el resto de España". Un dato siempre partiendo de la base de manejarse como líder habitual de audiencia en la sobremesa de la TDT de lunes a viernes.  Es decir, que la apuesta de la tríada de implicados puede parecer segura, pero el también presentador de televisión apunta: "a diferencia del cine, Atresmedia no tiene necesidad de tomar el riesgo de hacer una producción teatral, pero ha decidido hacerla. Y lo cierto es que en este tipo de producciones la cosa genera algo de beneficio a partir del primer año y medio de gira. Las posibilidades de que algo no funcione durante ese tiempo son muchas", añade.

De izquierda a derecha: Susana Abaitua, Sandra Cervera (actriz valenciana de la serie), Carlos Serrano y Enric Benavent (actor valenciano de la serie)

Aun así, el actor se muestra "encantado" de poder presentar en el Principal una obra que resuelve el origen de la serie y para la cual cuenta con dos jóvenes actores especialmente buscados para sacar adelante la propuesta: Susana Abaitua (Francisca Montenegro) y Carlos Serrano (Raimundo Ulloa). A estos se le une una escenografía que destaca por sus efectivos recursos audiovisuales, además de los actores Ales Furundarena, Trinidad Iglesias, Alberto García Tormo y José Gabriel Campos.

-Las televisiones no alimentan la escena teatral porque, a diferencia del cine, no existe una ley que lo exija. Sin embargo, Antena 3, de repente, toma las riendas de un producto cuyo lenguaje parece tener un público fiel a través de la televisión. ¿A la hora de llevarlo al teatro ha tenido mucho que ver esta demanda de un lenguaje?
-Lo que sabemos es que ese lenguaje se acepta bien. No creo que nadie haya hecho ese estudio, pero es verdad que cuando las series ‘de estas características' llegan a la parrilla, con el lenguaje de época, se colocan muy bien [reconoce incluso a l'Alqueria Blanca]. Es fácil de entender por el espectador. No obstante, lo más típico son series costumbristas basadas en el momento actual.

-Tenéis datos de que la serie funciona especialmente en el entorno de público de Valencia. La apuesta parece sobre seguro, ¿pero son altas las expectativas?
-La experiencia teatral de la producción la ponemos los tres socios de Arequipa y lo destaco porque, cuando nos sentamos con Boomerang y Atresmedia, dejamos claro que los resultados de explotación de un proyecto así siempre son a medio y a largo plazo. Cuando decidimos hacer un montaje es para estar tres o cuatro meses en Madrid asumiendo riesgos y dos años girando para poder rentabilizarlo. Es decir, un gran riesgo económico y un amplio beneficio. Es decir, no es un negocio clásico como puede ser producir Torrente 5 o un gran concierto, por eso valoro especialmente que Antena 3 incurra en un negocio desconocido para ellos.

El reparto de la obra

-Tiene un punto de experimental para ellos. ¿Cómo encara Atresmedia el proyecto?
-Pues... percibo, también con responsabilidad, que del éxito de El primer secreto de Francisca y Raimundo pueden surgir nuevos proyectos. Si la función tiene una buena respuesta, pues habrá más intentonas, y si no sale adelante... costará más sacarlo adelante. Amar en tiempos revueltos, con todo el respeto, no logró que funcionara y Televisión Española no ha vuelto a intentarlo. Ni TVE ni ninguna otra.

-¿Tienes tiempo para ver la tele?
-Poco. Más bien poco.

-¿Se ha desterrado el formato de Estudio 1 definitivamente? ¿Es tan imposible como parece encontrar un espacio en televisión para ese camino inverso que tanta nostalgia produce a varias generaciones?
-Me crié con Estudio 1. Este verano rodé una película en Zaragoza, Bendita Calamidad, con Luis Candela que para mí era un ídolo porque le vi en ese gran programa haciendo Cuatro corazones con freno y marcha atrás  (de Enrique Jardiel Poncela). Yo veía a aquel hombre y pensaba que era un actor enorme... Pero sí, el lenguaje de televisión actual es ultrarrápido, sucesión de imágenes bestial y que cuenta historias ‘fáciles'. Se puede hacer una adaptación al lenguaje televisivo, pero esa puesta en escena teatral de nuevo es un drama.

-¿Qué pierde el teatro con ese ‘trocito' que se escapa con el 21% de IVA?
-Se siente en todos los aspectos. Lo primero que se pierde son títulos, lo segundo actores en escena, lo tercero recursos escenográficos. ¿Repercute en la calidad de la oferta? Sí, porque grandes musicales, por ejemplo, pasan a ser inviables. Tampoco grandes obras de teatro. ¿Repercute en la calidad de las producciones? Pues sí, porque basta con observar como se buscan obras de máximo cuatro actores y escenografías minimalistas. En este sentido, El primer secreto de Francisca y Raimundo es una excepción [seis actores]. Lo que no perdemos son espectadores porque no repercutimos el IVA en el precio. La situación es lo suficientemente caótica como para cargarlo en eso.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG