X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Martes 10 diciembre 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
'MUST LIST'

Diez películas de terror actuales que ya deberías haber visto

EUGENIO VIÑAS. 31/10/2014 Psicológicas o de aflicción física, estas son algunas de las más recientes joyas del cine de terror

VALENCIA. No es sencillo encontrar películas de terror con cierto empaque cinematográfico en la cartelera española actual. Un exhibidor de Valencia asegura a este diario digital que "no es un género que cuente especialmente con adeptos en la ciudad", aunque "en estas fechas" siempre son bien encajados los estrenos que brotan al calor de la noche de Halloween. De hecho, se estrenan un par de títulos este viernes con una deliberada vocación por atraer a ese estrecho margen de público: Rec 4 y Caminando entre las tumbas.

(Otras) Diez películas de terror actuales [edición de 2015]

Los 70 y los 80 conformaron la época dorada del cine de terror, pero actualmente se siguen haciendo películas del género, especialmente vinculadas a primeros trabajos de directores, repartos con poca experiencia y exiguos presupuestos. Sin obviar que que algunas de las propuestas no son del todo sencillas de encontrar -excepto a través de servicios de alquiler online no siempre accesibles desde España-, estas son diez películas de terror recientes que podrían trascender como claves de su 'generación':

1. The Cabin in the Woods (La cabaña en el bosque, Drew Goddard - 2012)

Cinco jóvenes se van de escapada para pasar el fin de semana en una cabaña en un bosque tan alejado que celebran estar incomunicados. Lo que no saben, en este film de tinte comercial pero sólido recorrido en el cine de terror, es que unos perversos técnicos controlan la casa (y su entorno) con cámaras y los manipulan a través de la liberación de drogas y sustancias en el aire. Esto provocará las primeras reacciones de los protagonizas, que irán descubriendo que han caido en una madriguera cuyas dimensones desbordarán al espectador.

El terror juvenil discurre en esta cinta basculando con algunos guiños a los clásicos de siempre, pero mejorando y actualizando recursos para los sustos. No cuenta con premios, pero es una de las mejores películas de terror de los últimos tiempos. Tiene cierto humor, es brillante en su conjunto y deconstruye las no pocas películas del género que parten de un encierro como clave de tensión. No es la única con ese marco en la selección.

2. The House of the Devil (La casa del diablo - Ti West, 2008)

Esta película de terror -con el cliche de estar protagonizada por una joven; la desconocida Jocelin Donahue- atraviesa otro de los temas recurrentes en los films primerizos: el minijob de canguro y sus posibilidades para ser objeto de algún tipo de abuso. En este caso, el gran secreto de los dueños de la casa ocupa el corazón de la película y el espectador.

Sin ser una obra maestra, es una notable y efectiva revisión de las estéticas de los ochenta en el género. Brilla en las intensidades psicológicas, en las posibilidades de la casa y la agonía de la chica, pero algunas prolongadas lagunas de tiempo en las que no sucede nada la devalúan de ser el referente total en que se podría haber convertido.

3. Inisidious (James Wan, 2010)

La pareja conformada por los actores Patrick Wilson y Rose Byrne, de partida convencional pero impecables en el film, se muda con tres niños a una vieja casa. Este planteamiento que puede molestar por habitual al espectador, no oculta desde el inicio de la cinta lo bien resuelta que está una historia en la que, a partir de un desafortunado accidente, uno de los menores 'entra en coma' y la casa pasa a convertirse en un polo de atracción de fenómenos paranormales que saquean la vida de la familia.

Las materias primas del cine de terror son cíclicas, pero los creadores de Saw y Paranormal Activity consiguen con ésta, su siguiente gran película, el máximo partido (pese a los 1,5 millones de presupuesto de los que dispusieron). Los personajes más oscuros tienen el poder de penetrar en los pensamientos del espectador (y ojo con no dudar de su presencia en cualquier casa a oscuras tras ver la película), algo que dice mucho tanto del guión como de las interpretaciones. Hay guiños con fuerza a Poltergeist (Jerry Goldsmith, 1982) pero independientemente es uno de los mejores films actuales a partir de fenómenos sobrenaturales y sin renunciar a la figura presencial de un demonio.  

4. The Loved Ones (Cita de sangre, Sean Byrne - 2009)

Los institutos han demostrado ser un escenario contrastado para desarrollar -a través de la ingenuidad; con el atractivo de la juventud para los enseres promocionales- películas de terror. En este caso, Sean Byrne se estrenó con un largometraje en el que una chica mona del 'insti', Lola, trata de engatusar a Brent, un jovenzuelo cuyo rechazo inicial destapa los peores instintos en la joven. Junto a su padre orquesta un secuestro demencial, hilarante y cuya historia desvaría de forma creciente sin que el espectador descarte sus giros.

Contiene humor, pornografía (en el sentido terrorífico de la palabra) y un relato adolescente más que apto, beneficiado por el corto metraje (apenas 80 minutos) de esta producción australiana.

5. The Devil's Rejects (Los renegados del diablo, Rob Zombie - 2005)

Esta película participó también en el Festival de Sitges de 2005 donde fue encumbrada enfocada al público con mayor necesidad de violencia física. Sangrienta, excesiva, gratuita, fortísima, el horror de sus 100 minutos puede inducir a algún 'stop' para los menos desensibilizados. En esta potencia violenta se sustenta la gran virtud de este film, en el que una vez hemos aceptado las reglas del juego asimilamos un horror y una destrucción totales.

¿Segundas partes nunca fueron buenas? Esta secuela de La casa de los mil cadáveres estira la historia de una familia de homocidas, los Firefly. En su labor de asesinos, esta vez huyen de un sheriff pero su camino es brutalmente sangriento. Asesinan sin piedad, sin objeto, sin criterio... una delicia para los que disfrutan con las expresiones de iracionalidad. Está dirigida por el popular rockero estadounidense Rob Zombie, que ha realizado varias películas de serie B.

6. Bug (William Friedkin, 2006)

Los insectos son un elemento capaz -como fobia- de trascender las pantallas y pervertir las sensaciones en la piel con gran facilidad. El visionado de Bug, con Michael Shannon (actor llamado a tener mayor suerte en la industria de Hollywood; memorable en Take Shelter) como protagonista, es altamente desaconsejable para los más sensibles a este tipo de sensaciones.

La película aborda una locura (o no) que parte de un veterano de guerra y su aversión por los insectos. Los ve donde no están y los siente bajo su piel, pero esta obsesión se verá contagiada a su entorno. Su convicción o su realidad arrastrarán el escenario hacia una pesadilla de picores in crescendo.

7. Under the Skin (Jonathan Glazer, 2013)

Es difícil valorar si Scarlett Johansson ha pasado a empeorar las valoraciones sobre una película en la que participe, sea como sea su interpretación. La última película de Jonathan Glazer (director de la recomendable Sexy Beast, con música original de Roque Baños) carece de la virtud que sostenía a la anterior propuesta: exceso de metraje. Sin embargo, el trabajo de imágenes inquietantes, pasajes para la galería de las pesadillas más estéticas, es digno de mención en una película plagada de detalles oníricos, decadentes y visuales que aportan mucho más que el comentado desnudo de la ex musa de Woody Allen.

La historia narra la llegada de unos extraterrestres que raptan autoestopistas para entregarlos como un manjar en su planeta. Como cabría esperar, Johansson es el cebo.

8. It Follows  (Te sigue, David Robert Mitchell - 2014)

It Follows (foto superior) no ganó recientemente en el Festival de Sitges, pero generó un importante ruido entre los críticos (y por extensión, en las redes sociales). Si en su primera película David Robert Mitchell ya dio uso de la adolescencia para abonar la narración, en este futuro estreno pone al límite a su joven protagonista que tras ‘liarse' con el chico equivocado, comienza a sentir que alguien la persigue.

La actriz Maika Monroe (The Guest; The Bling Ring) sostiene una película de bajo presupuesto y que bebe claramente de lo mejor de los clásicos teenagers americanos como Pesadilla en Elm Street (Wes Craven, 1984) o Halloween (John Carpenter, 1978). Una opción destacada a futuro, aunque no está confirmado que vaya a exhibirse en España.

9. ·REC (Paco Plaza y Jaume Balagueró, 2007)

Es el mayor hito del cine español de terror de los últimos tiempos. Balagueró, que venía de filmar una óptima cinta (Frágiles, 2005) unió fuerzas junto al valenciano Paco Plaza para dirigir una película que, más allá de su aportación al género, es un auténtico mal rato para el espectador. De hecho la cinta fue maltratada por la crítica y el público local dado el autobombo -o campaña- y los premios en los Goya (incluidos como mejor actriz de la temporada a Manuela Velasco) que le granjearo una sobrevaloración a corto plazo que acabó por generarle mala prensa.

·REC es frenética, directa y honesta. La pesadilla de la reportera que sigue a un grupo de bomberos pasa a un plano de constante tensión cuando una anciana aparentemente encerrada en un piso muerde a uno de estos. La finca se convierte en un espacio cerrado, lleno de incertidumbres y realidades en el que un virus -aparentemente zombie- pone en cuarentena a los protagonistas del film.

10. Låt den rätte komma in (Déjame entrar, Tomas Alfredson 2008)

En el último lugar entra la única película europea -además de la española- de la selección y a la vez, seguramente, la mejor. Para muchos, más que un film de terror. Ganadora del Gran Premio en Sitgles, 'Mejor película' en el Festival de Tribeca, la película cuenta con un sinfín de premios y nominaciones, una de elas como mejor película europea en los Goya. Este drama fantástico y vampírico, lleno de encanto y que aborda planos de la infancia apenas retratados en el cine, es un auténtico clásico contemporáneo, en el que valores como la fotografía o el sonido rozan la perfección.

En la historia, un poema visual oscuro, Oskar es un chico de 12 años que sufre el acoso de sus compañeros de clase. Su deseo de tener un amigo parece hacerse realidad cuando conoce a Eli, una niña de su misma edad que acaba de mudarse a la casa de al lado. Pero Eli es una niña misteriosa: es muy seria, está muy pálida, sólo sale por las noches y aparentemente no le afectan las temperaturas heladas. Los extraños sucesos y la verosimilitud de su historia no impedirán que Oskar luche por mantener su amistad hasta las últimas consecuencias.

Comparte esta noticia

1 comentario

santiago roa illidge escribió
04/04/2015 05:15

jaajjaajjajaja yo estoy enamorado de yency y daniel mi amigo tambien y la estamos peliando jajajaajajj

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG