X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 19 abril 2024
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
A DISCRECIÓN

Möet & Chandon reúne a sus mejores clientes en las catas con más pedigrí

JUANA CAMPS. 25/10/2014 "Lo que quiero decir es que fue una convocatoria antigarrafón, una romería de elegantes a bordo de un traje de firma (...)"

VALENCIA. Como Tamara Falcó cuando peregrinó al santuario de Medjugorje, yo misma he tenido mi propia experiencia místico-espiritual esta semana: el grupo LVMH Louis Vuitton Möet Hennessy, el gigante del lujo francés con un imperio que incluye marcas como Möet & Chandon, Veuve Clicquot y Ruinart, ha presentado en Valencia su último champán organizando las catas con más pedigrí de la ciudad.

En restaurantes con estrellas Michelín, con el enólogo Xavier Monclús y el gerente de Dicoval Javier Monedero como maestros de ceremonias. Sólo para los mejores clientes valencianos de la maison Möet & Chandon. Clientes que descorchan una botella como el que abre una Bezoya y disfrutan de las delicias del foie y el caviar. No como los demás, que nos quedamos en los garbanzos y la morcilla y ahí tienes a Santiago Segura.

El pistoletazo de salida comenzó el martes con una comida exclusiva para mujeres empresarias, porque ahora lo que mola es invitar a un pequeño grupo para que conozcan (y compren) un producto. Apunten la tendencia: se llama hacer un ‘trunk show'. Así pues, en el restaurante Tridente del hotel Neptuno se reunieron más de 30 mujeres, acicaladas con el joyerío y la lentejuela correspondiente a sus sagas y sus alcurnias: desde Sofía Carpi a Belén Aliaga, Loreto Cerdá y Carolina Lorente, pasando por Maite Burgos, Irene Sanz, Mercedes Rodrigo, Reyes Amat o la presentadora de tv Maribel Vilaplana.

En un extremo de la gran mesa compartieron mantel y confidencias la artista Nanda Botella, Amparo Ros Casares, la directora de Salvatore Ferragamo, Ángeles de Miguel y la concejal Mayrén Beneyto. Muy cerca se sentaron la wedding planner Lorena Oliver y la presidenta de Cecoval, Isabel Cosme. También estuvieron Esperanza Vila, Silvia Escolá, Chelo Cotanda, Beatriz Pechuán, Regina de Miguel, la diseñadora Virtudes Langa y la galerista Ana Serratosa

Todas ellas degustaron unos bocaditos de sushi y tartar acompañados de Veuve Clicquot Rosé, unas gambas regadas con Möet & Chandon Rosé, un dentón con fideo fino maridado con Ruinart Rosé y, para terminar, una torrija de horchata con la joya de la corona: el nuevo Möet & Chandon Néctar que llega por primera vez a España. Parecía Navidad, pero con mejor tiempo y sin turrón blando.

Ya por la noche el trasiego continuó en el restaurante Vinatea donde la cena registró un lleno absoluto (como el metro en la hora de los tocamientos). Con cincuenta invitados, un menú acicalado con jamón de bellota, ostras frescas y mucho Möet & Chandon Grand Vintage, que es el que sólo se elabora con cosechas excepcionales.

Y es que el mundo del champán es insondable, lo cuento para los profanos. Una, que empezó a beber cuando el cava todavía se llamaba champán, pensaba que el Vintage era el más viejo y que el benjamín era para las putas. Que no salga de aquí: yo, que soy muy puta, durante un tiempo me di al benjamín. Hace unos años, sin embargo, descubrí el tamaño mágnum. Por suerte para mí, entonces ya había dejado la bebida.

Lo que quiero decir es que fue una convocatoria antigarrafón, una romería de elegantes a bordo de un traje de firma: desde la inseparable pandilla de José Luis Vilanova, Verónica Montijano, Laura Segura y David González, al vistoso corrillo del abogado Javier Gimeno, el empresario Ramón Miguel Camps, el joyero Argimiro Aguilar, el pintor Enrique Senís, Rafa San Juan, José Pérez Manglano, gente de la hostelería como Carlos Monsell y Pedro Castellanos, además de José Luis Palencia y Ramón García. Charlé con Arantxa Botella, Esther Díaz, Iván Martínez-Colomer y Ana García-Rivera sobre las aventuras del pequeño Nicolás y con el sastre Antonio Puebla del corte al bies. Después de cenar cayeron dos gin tonics. 

Me queda por mencionar la tercera cena que se organizó el pasado miércoles en el restaurante La Sucursal. Aquí se reunió un conjunto sociológico muy resultón con muchos empresarios como Javier Lizcano, Luis Lluch, Pepe Amat, Francisco Lorente y Héctor García. También estuvieron el arquitecto Ramón Esteve y el mandamás de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón.

Entre tanto varón destacó Ángeles Casanova, de las pocas presencias femeninas de la noche, que dio lustre a la velada con sus luminosos pendientes. ¿Y la cena? Muy bien, gracias. Para valorar el boato de una presentación yo mido la calidad (y cantidad) del bebercio. Y aquí fue todo a lo grande. Con mucho Dom Perignon, que es el hermano mayor de Möet & Chandon, y un catering a la altura de los asistentes.

Aquí la crisis ni está ni se le espera.

Comparte esta noticia

1 comentario

Antonio Puebla escribió
25/10/2014 11:46

dignificas tu profesión.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG