X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 27 julio 2017
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
DISEÑO PARA EL PENSAMIENTO

El último gran innovador: Elon Musk

XAVI CALVO. 08/09/2014 El diseño es un tipo de pensamiento, y la historia ha dado grandes mentes que a través de la innovación demuestran poder cambiar desde la industria de la música hasta la del motor

VALENCIA. El diseño, más allá de la idea popular de hacer las cosas más bonitas, el afán profesional de mejorar productos (diseño industrial) o la comunicación visual (diseño gráfico), es una forma de pensar para resolver problemas. Y por eso cuando se habla de diseño en países en los que esta actividad está normalizada (no, no me refiero a España) no siempre se habla de diseñadores y muchas veces de innovadores en determinadas materias.

EL DISEÑO ES INNOVACIÓN

La figura del inventor ha estado históricamente ligada a la del ingeniero loco y también a la del diseñador. Diseñadores de conceptos y diseñadores de ciudades, cosas que en otros idiomas suenan naturales pero en España se usan como alarde de prepotencia y el diseño aparece en frases como símil de extravagancia o de aspiraciones sin contenido.

Una profesión mal entendida, quizá por lo joven de ésta y porque su eclosión llegó tras décadas de represiva dictadura en una sociedad que tiende a demonizar lo que no entiende.

Desde Leonardo Da Vinci a Nikola Tesla, y este siglo XXI relevados por Elon Musk o Steve Jobs. Innovadores que gracias a sus invenciones y a sus mentes creativas han propulsado grandes avances y han sido en ocasiones impulsores del diseño, definiendo históricamente incluso la estética de una época, como ha hecho Apple tanto a nivel industrial como gráfico.

Fue de hecho Steve Jobs quien inspiró y puso voz a la campaña de Apple Think different en 1997, una especie de canto a la locura y homenaje póstumo a mentes que fueron agentes del cambio del siglo XX, una serie de anuncios en los que aparecían desde Einstein a Picasso pasando por Gandhi, Orson Welles, Maria Callas, Frank Lloyd Wright, Jim Henson o Chaplin.

"Esto es por los locos. Los rebeldes. Los alborotadores. Los que ven las cosas de manera diferente. Mientras que algunos pueden verlos como los locos, nosotros vemos genios. Porque las personas que están lo bastante locas como para creer que pueden cambiar el mundo, son las que lo hacen".

Recientemente estuve en California y me llamó la atención (además de las rotulaciones americanas por las que tenemos fijación los diseñadores gráficos) que en las zonas residenciales más pudientes y en Silicon Valley una nueva marca de coches sustituía a los Maserati y Ferrari como símbolo de poderío y adalid de modernidad.

Aun sin ser aficionado al motor es fácil darse cuenta de cómo los Tesla, icono de la tecnología e innovación (para quien se lo pueda permitir), han irrumpido totalmente en el mercado de la automoción de lujo en Estados Unidos, con una estrategia de expansión perfectamente planificada tanto en su mapa de tiendas como en la red de supercargadores (los puestos de carga rápida y gratuita distribuídos por la propia compañía) que dará cobertura el año que viene al 98% de la población de Estados Unidos y que entre invierno de 2014 y 2015 llegarán a España con las primeras 4 estaciones en territorio nacional (previstas en Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana), para alcanzar los 12 puntos de recarga rápida españoles antes de 2016.

Todo este artículo podría ir sobre el diseño de estos coches, sobre que son totalmente eléctricos, cero emisiones, sobre que aceleran de 0 a 100 en 4 segundos con una autonomía de casi 500Km y con ello han roto los tópicos negativos del automóvil eléctrico, sobre que al carecer de transmisión el capó delantero es un maletero y el trasero tiene cabida para asientos de dos niños, sobre la concepción de sus tiendas (por segunda vez tiendas, sí, no concesionarios y presumen de no tener intermediarios con el cliente final), sobre sus paneles de mandos táctiles o sobre la red mundial de supercargadores para dar servicio a sus clientes, pero más allá de todos los datos técnicos, diseño automovilístico, diseño empresarial y a la cabeza de Tesla Motors se encuentra su CEO, Elon Musk, quien está ahora mismo revolucionando la industria del automóvil (y haciendo temblar a las petroleras con sus otras incursiones en el campo de las renovables y el transporte).

Desde niño llevo escuchando hablar de coches que funcionarían con agua o con electricidad, proyectos frustrados antes de salir al mercado a partir de todo tipo de planes conspiratorios del lobby del petróleo por frenarlos, pero esta vez sí va en serio, el coche eléctrico es viable y eficiente, y Tesla Motors se está saltando, a base de ingenio y talonario, todos los obstáculos y demandas interpuestas por la industria del motor y petroleras, tan absurdas como, por ejemplo, la denuncia de varios estados de EEUU por su modelo de store propia de la marca sin intermediario, que es precisamente algo de lo que se jacta la compañía tal y como me explicó la gerente de una de las tiendas Tesla que tuve la oportunidad de visitar recientemente. La vieja industria del transporte (¡lobbies!) saben que no pueden parar a Musk y por ello lo que tratan es de frenar a la compañía a base de pleitos que demoren el auge del coche eléctrico. La historia de siempre.

¿QUIÉN ES ELON MUSK?

El cofundador de Tesla Motors, actual CEO y chairman de la compañía es Elon Musk, nacido en 1971 en Sudáfrica y quien tras mudarse a Silicon Valley (California) pegó su primer pelotazo con una compañía de software llamada Zip2 a los 28 años (que vendió a Compaq en 1999 por 300 millones de dólares), tras la cual fundó X.com que pasó a llamarse PayPal (ésta nos suena más, ¿verdad?) vendida a eBay en 2002 por 1.500 millones de dólares.

EL IMPERIO ECO-FRIENDLY DE MUSK.

A partir de entonces no ha dejado de crear e invertir en nuevas compañías siempre con la perspectiva de que, a medio plazo, puedan ir dependiendo las unas de las otras. Así es como en 2002 se embarcó en el proyecto espacial SpaceX (que aún dirige) con el objetivo de poder construir cohetes reutilizables, y un año más tarde creó Tesla Motors presentando en 2006 el primer coche deportivo eléctrico eficiente, el Tesla Roadster.

En 2006, como proyecto paralelo a SpaceX y sobre todo a Tesla Motors, Musk funda la empresa SolarCity, un nuevo modelo de proveedor de energías renovables a partir del alquiler de sus placas solares para uso doméstico e industrial. La compañía financia e instala de forma asequible sus sistemas solares propios a partir de baterías Tesla, y también monta estaciones de carga para vehículos eléctricos (Do ut des). Se ha convertido ya en la mayor empresa fotovoltáica de Estados Unidos y con ello amenaza también a otro par de lobbies más. Haciendo amigos.

Desde la X Prize Foundation y la Musk Foundation, Elon Musk promueve el uso de energías renovables y tecnologías que conserven el medio ambiente, y su última jugada para expandir el coche eléctrico ha sido la liberación en junio de este año de todas las patentes de Tesla Motors para que otras compañías puedan dar el salto, de forma eficiente, al vehículo 100% eléctrico y eficiente.

Aunque el fin de la cosa no sea tan altruista como parece, ya que a largo plazo lo que busca Tesla es afianzar en el mercado sus baterías propias como prácticamente un monopolio, hay que reconocer que la labor de Musk por combatir el calentamiento global es uno de los grandes logros medioambientales en lo que va de siglo. 

EL COCHE DEL FUTURO YA ESTÁ A LA VENTA

Tras comenzar a comercializar en 2008 el modelo Tesla Roadster (con autonomía de 400Km y aceleración de 0 a 100Km/h en 3,7 segundos), en 2012 salió al mercado el Tesla Model S, un sedán de 5 plazas (7 contando los asientos infantiles) que ya es líder en el sector de los coches de lujo por barrios por delante de BMW, Mercedes y Lexus en 2013 en las zonas más ricas de Estados Unidos según Forbes.

Las tiendas Tesla, como decía antes, no son concesionarios. Son locales no especialmente enormes, ubicados por lo general en núcleos urbanos o en galerías comerciales y estratégicamente ubicados en zonas de clase tirando a alta. Suelen exponer un único modelo de coche junto a televisores, varios iMac, paneles explicativos y las piezas clave del coche desmontadas (un chasis completo con todas las baterías, el cargador, etc). Además, quien te atiende no es un dealer que trabaje para un tercero sino un orgulloso empleado de Tesla cuyo método dista bastante de los vendedores de coches de toda la vida (un modelo similar al de un Apple Store).

No es casualidad que George Blankenship, quien precisamente desarrolló el concepto inicial de las tiendas de Apple, fuese contratado en 2010 por Tesla como director de diseño y desarrollo de sus tiendas de coches. Recientemente jubilado, Blankenship afirmaba que el propósito de las tiendas Tesla no es vender un coche a corto plazo, sino que quien visite una de sus tiendas compre un Tesla en los siguientes 10 años.

A principios de 2015 podrá comenzar a adquirirse el Tesla Model X, un monovolumen ya presentado basado en la plataforma del Model S. Y la previsión de Tesla Motors es que su siguiente modelo de tercera generación se produzca en cantidades superiores a los anteriores, con lo que conseguirán salir al mercado a partir de, según sus cálculos, unos 30.000 dólares. El plan de Musk es conseguir a medio plazo producir sus coches eléctricos en gran escala con lo que el precio baje hasta ser asequible para un consumidor medio. Como en 1984 cuando un joven Steve Jobs desafió al mundo de la tecnología con su visión de poner un ordenador personal en cada hogar.

Así que, el coche del futuro ya está a la venta, sí, pero de momento a partir de 55.000 euros en su versión básica y hasta los 130.000 dólares el de batería de 85kWh con todos los extras y bajo pedido (sin stock, fabricados según especificaciones del cliente). Y aunque la compañía no prevé hacer llegar su red de tiendas a España, sí es posible hacer un pedido online que servirá la tienda más cercana (de momento, Aix-en-Provence, a 40Km de Marsella, en Francia). 

DISEÑO TESLA

Tesla es de esas compañías norteamericanas que disfrutan luciendo su "Made in USA". Sus modelos actuales están diseñados y fabricados en California, otro paralelismo con Apple, con su Designed in California por bandera y con una tendencia a mover su producción a nuevas factorías en norteamérica.

Elon Musk firmó el desarrollo del primer modelo de Tesla, el Roadster, por lo que en 2007 recibió el Index Design Award. A partir de ahí fichó como Director Creativo y de Diseño a Franz von Holzhausen, quien anteriormente trabajó en diseño para General Motors y para Mazda.

En cuanto al desarrollo informático de Tesla, parte crucial en unos coches con paneles de mando totalmente digitalizados, en octubre del año pasado fichó como vicepresidente de Vehicle Programs a Doug Field, anterior vicepresidente de ingeniería de hardware de la división de Mac de Apple.

Habrá que tener muy en cuenta los paralelismos y coincidencias entre Tesla y Apple. De hecho ya ha habido contactos entre ambas empresas pero la finalidad es lo que no está del todo clara, y mientras algunos fanboys esperan un posible iCar, parece más probable que Apple quiera las baterías de Elon Musk... O al propio Elon Musk.

EL AUTÉNTICO TONY STARK (IRONMAN)

Elon Musk, con apenas 43 años, tiene ya a sus espaldas haber creado el mayor sistema de pagos online del mundo, PayPal, diseñar el que parece ser el futuro de los transbordadores privados espaciales con SpaceX y controlar el binomio de empresas (Tesla Motors y SolarCity) que suponen el punto de inflexión de la industria del transporte y la energía. Toma moreno.

Por si fuera poco, la última idea de Musk, llamada Hyperloop y presentada como proyecto abierto hace ahora un año, propone un nuevo sistema de transporte a partir de energías renovables (SolarCity y baterías Tesla, cómo no) basado en cápsulas que alcanzarían los 1.000Km/h dentro de un tubo que recorrería, como prueba piloto, el trayecto desde San Francisco a Los Angeles en 35 minutos (frente a las casi 6 horas que lleva hacer los 600 kilómetros por carretera).

A estas alturas de la historia, quien conozca las aventuras del superhéroe de Marvel Iron Man verá en Elon Musk una clara inspiración para el personaje Tony Stark, alter-ego de Iron Man. De hecho, Musk hace un cameo en Iron Man 2 (Jon Favreau, 2010) saludando a Stark.

Para colmo, recientemente Elon Musk publicó una serie de vídeos bajo el título de The future of design en los que muestra el proceso de modelado tridimensional e impresión en 3D que utilizan en SpaceX. Supone una modificación de los programas de CAD para ser controlados por gestos mediante un sensor llamado LeapMotion, y recuerda, irremediablemente, a las escenas de Ironman en las que Tony Stark maneja por gestos la interfaz de su ordenador. Fascinante.

En la mente de Elon Musk estuvo desde el principio la solución de problemas. Una mente creativa que no se puso límites y aspiró a solucionar desde el comercio online a problemas tan globales como la contaminación de la Tierra, así como a pensar en otros planetas a los que llegar.

¿Su objetivo? Poner a un humano en Marte en una década y que el planeta Tierra se mantenga con renovables. 

Como decía aquel anuncio de Apple, la gente que está lo suficientemente loca como para creer que puede cambiar el mundo, es la que lo hace.

Comparte esta noticia

4 comentarios

jflores escribió
19/09/2014 13:25

Quisiera esta tecnología para el Peru.

Josele escribió
08/09/2014 21:48

te puedes reir de los hibridos y demas que venden por aqui. Los coches de este hombre estan por delante de su época 20 años

John Camacho Mendoza escribió
08/09/2014 21:09

ES UN INNOVADOR CON MUCHA VISION AL FUTURO Y CON ALTO COMPROMISO POR EL MEDIO AMBIENTE

John escribió
08/09/2014 13:06

Elon Musk for Nobel!!! http://www.change.org/p/the-nobel-prize-committee-nobel-prize-in-economics-to-elon-musk Please sign it and spread the message.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG