X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 21 febrero 2024
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
MODA: 'LA' TENDENCIA

Si eres normal, estás
de moda: auge del movimiento 'Normcore'

GRETA BORRÁS. 05/09/2014 Si sabes de qué se trata es que no lo eres

VALENCIA. En septiembre todo es un retorno. Incluso para esta sección de moda, ya ven. Ingenuos aquellos que pensaron que, tras un merecido descanso estival, podrían luego continuar tranquilamente sus vidas sin soportar el peso de la moda con el que aquí les golpeo -flojito- de viernes en martes, porque todo cambia también. Lo siento, he vuelto.

Yo siempre he pensado que, durante este mes, una de las palabras más repetidas -seguida muy de cerca por pereza-, es volver. Volver a la ciudad, volver a la rutina. Volver al cole, al trabajo, a los problemas... Volver, volver, volver. Se repite insistentemente en mi cabeza con la melodía de aquella ranchera.

En definitiva, volver a la normalidad. Y, justamente de eso trata, de la normalidad, la nueva tendencia que se ha inventado el mundo de la moda y que se llama Normcore. Ésta es la nueva palabreja que leerás -si no lo has hecho ya- en las revistas de moda y en Twitter durante los próximos meses.

El término Normcore surgió por primera vez en octubre de 2013 -aquí las modas siempre llegan tarde, ya saben- cuando K-Hole, agencia especializada en detectar y predecir tendencias, acuñó éste término para denominar un estilo de vestir despreocupado y sencillo con el que pasar lo más desapercibidos posibles.

Inspirado en los años 90's y con Steve Jobs como referente de estilo (¡!). La moda antimoda. La antitendencia convertida en tendencia. Un lío, vamos.

Sigo, pero no me miren raro. Dicen los gurús de K-Hole que el Normcore persigue la "liberación del yo, siendo esta forma de vestir una oportunidad de deshacernos de nuestra propia identidad para conectar con los demás". Aunque ésta afirmación mística, más propia de un libro de autoayuda nos pudiera despistar, no se olviden que todo esto va de trapitos.

Más allá de la teoría, la tendencia normcore, consiste en ponerse lo primero que encuentren en el armario sin pararse a pensar si las prendas combinan, colocarse lo más sencillo y soso que tengan en el cajón. No se preocupen si su camiseta está demasiado desgastada o su suéter está lleno de bolitas. Mejor así si quieren ser normcore.

Camisetas básicas, rescatar los jeans del instituto o, mejor, los de su madre/padre, camisas masculinas de tergal, jerseys anchotes. Un forro polar, unos pantalones khaki, zapatillas de running pero ojo, nada de últimos modelos. Un buen chándal también es pieza clave, rindiendo homenaje a Maradona o a la Pantoja en sus mejores tiempos.

Esas son las prendas claves del Normcore. Y no es broma, aunque lo parezca. Los gurús de la moda lo dicen muy serios en The Guardian y New York Times:"la decisión de adoptar lo común como una nueva manera de ser cool, en vez de buscar la diferencia o la autenticidad".

Vamos, ser uno más del montón, mimetizarse con la muchedumbre y pasar desapercibido. Como si para eso hiciera falta vestirse así y etiquetarse de normcore. Si alguno piensa hacerse normcore porque está cansado de ser demasiado cool, que no se tome la molestia, seguramente antes tampoco fuera tan original. 

El normcore se vende como el refugio de los fashion victims, de los hipsters y de todo aquel que vive angustiado por la tiranía de la moda. El normcore es la promesa de una vida ascética fashion. El rehab de la gente de la moda que viste como si no lo fuera. La moda a veces tiene estas cosas tan esquizoides.

No sé ustedes pero yo estoy bastante confusa con el tema y me hago angustiada algunas preguntas. Necesito desahogarme, allá voy.

¿Se puede ser normcore si eres consciente de que lo eres? ¿No deja de ser despreocupado un estilismo en el momento en el que piensas qué ponerte para ser normcore? ¿Hemos llegado a un punto en el que lo más convencional es lo más arriesgado, lo más nuevo? ¿Tus padres son normcore y no lo saben? ¿Tu cuñado es muy normcore y muy cool? ¿Son ahora mismo Mariano Rajoy y Pablo Iglesias más normcore y, por tanto, más trendys que todos nosotros? ¿Es España el lugar más normcore del Mundo? ¿De verdad que todo esto del normcore no es una broma?

Sé que no pueden contestarme a ninguna de mis preguntas y seguramente, queridos lectores de Valencia Plaza, si han leído hasta aquí estarán aún más aturdidos que yo con la dichosa tendencia.

A mí lo que verdaderamente me preocupa es cómo adaptaremos en España esta tendencia porque aquí tenemos mucha materia prima para llevarla al extremo, llegar al Matrix del normcore y acabar explosionando.

No me cuesta mucho imaginar a los hipsters vistiendo pantalones khakis de Tex by Carrefour, las Reebok con las que aprobaron Educación Física y eligiendo con recelo sus prendas favoritas en un catálogo de Kiabi.

Aprovecharán los domingos para ir a Alcampo a comprarse las camisas y blusitas de tergal y no dudarán en hacer cola en Lidl para no quedarse sin el chándal o el forro polar de oferta.

Me tropezaré con ellos por Ruzafa, seguro, luciendo orgullosos sus camisetas de la Volta a Peu o con un I love Benidorm estampado. Ellas cambiaran sus pitillos ajustados por los jeans de su madre y renegarán del día en el que llevaron tacones y adoraban a Olivia Palermo. Incluso serán capaces de cambiar sus gafas de pasta negra por unas rectangulares de montura metálica.

Sentados en un bar de barrio brindarán por su recién recuperado yo interior. Hasta que llegue una nueva tendencia y se cansen de ser un normcore más. 

¿Hay algo más raro que una persona normal? Cantan Arcade Fire en una canción y no les falta razón. Al normcore me remito.

Comparte esta noticia

2 comentarios

Pepe escribió
09/09/2014 00:05

¿Sabéis dónde se puede reportar o denunciar este artículo? Gracias!

arantxa escribió
06/09/2014 12:52

esta clarisimo que ni entiendes de moda ni sabes que es este concepto ... al menos deberías contrastar información y no desinformar arantxa

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG