X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 14 octubre 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
LOS LIBROS DE CORAZÓN RURAL

Abrí un libro de Azerbayán y hallé un posible caso de corrupción del PP valenciano

ÁLVARO GONZÁLEZ. 28/07/2014 Dos periodistas españolas viajan a la exrepública soviética, el país de los petrodolares, rascacielos y Eurovisión, para conocer a la oposición democrática

MADRID. Dos periodistas españolas, Marta Arias y Bárbara Ayuso, han publicado un trabajo sobre la oposición democrática azerí: Viaje al negro resplandor de Azerbaiyán (FronteraD/Musa a las 9, 2014). A este país a orillas del Mar Caspio no le faltan características para resultar atractivo a los periodistas. Es un país musulmán con un gobierno decididamente laico. Tiene un estado independiente de facto dentro de sus fronteras, la República de Nagorno Karabaj, de mayoría de población armenia. La nación se financia con petrodólares. El lujo convive con la miseria. Gobierna una dinastía republicana y los estándares democráticos dejan mucho que desear.

Lo tiene todo para el share y, sin embargo, tras leer este trabajo lo que a uno más le enerva es un caso de presunta corrupción del Partido Popular. ¿En Azerbaiyán? Sí. Estas periodistas denuncian que el gobierno azerí "compra legitimidad" no sólo gracias al petróleo, sino también con el caviar.

Según un informe de Iniciativa Europea para la Estabilidad, un centro de análisis independiente de la política del Este de Europa, podrían deberse a un soborno las declaraciones del senador del PP por Valencia, Pedro Agramunt, en las que destacaba el compromiso de Azerbaiyán para proteger los derechos y libertades individuales en pos del bienestar social en un trabajo de supervisión de cumplimiento de criterios democráticos europeos. La noticia fue borrada de la página del PPCV, aunque se puede leer en la URL. El informe relacionaba al español con la "diplomacia del caviar" que, a 1.300 euros el kilo, lograba elogios para el régimen azerí por todas partes.

Pero sería injusto personalizar en un senador del PP. Cuando en unas elecciones que "habían incumplido las mínimas exigencias de limpieza, libertad y transparencia" según la OSCE y el Consejo de Europa, en las que Ilján Alíev heredó el cargo de su padre, Gueidar Alíev, en una dinastía republicana del estilo de la siria, el primero en mandar un telegrama de felicitación pasándose por el forro los informes fue Jacques Chirac, presidente de Francia. La actuación estadounidense también fue por el estilo.

La historia de la dinastía que gobierna este país, como decíamos, lo tiene todo. Si tomamos la documentación de CIDOB tenemos toda una novela. El padre, Gueidar Alíev, entró en el NKVD en 1941 y llegó a general del KGB en 1960. En 1969 ya era primer secretario del Partido Comunista en Azerbaiyán hasta que en el 82 fue apartado del poder "dejando atrás en Bakú un reguero de murmuraciones sobre su estilo de vida opulento y su camarilla de colaboradores corruptos". Dimitió de todos sus cargos en 1987 enfrentado a Gorbachov y sus reformas.

Cuando la Perestroika fracasó y desapareció la URSS, la guerra con el territorio rebelde de Nagomo Karabaj sumió el país en el caos. Aliev volvió a carga y maniobreramente logró mediar entre unos y otros y aparecer como candidato de consenso. Una vez en el gobierno, exigió plenos poderes y nunca más volvió a soltarlos. Logró mantener unas relaciones amistosas con Estados Unidos, Europa y Rusia y abrió las reservas petroleras del Mar Caspio a la británica BP, la estadounidense Exxon y la rusa Lukoil, entre otras muchas y, por supuesto, SOCAR, la petrolera del estado azerí.

El hijo, Ilján, fue un niño pijo del comunismo, que los había, y muchos. En los 80 estudió en el elitista Instituto Estatal de Moscú de Relaciones Internacionales y en 1994 fue nombrado vicepresidente de SOCAR. La prensa turca mostró su lado más carismático revelando un informe oficial que analizaba las relaciones de los políticos turcos con la mafia, en el que aparecía que Alíev dio la concesión de la obra de un complejo hotelero de lujo a un grupo empresarial turco todo por una deuda de juego personal de 6 millones de dólares. En Azerbaiyán no faltan historias de los estragos que ha causado en casinos jugando a la ruleta y yéndose sin pagar. Finalmente, en 1997, papá le puso al frente del Comité Olímpico Nacional para lavar su imagen. El deporte, siempre tras las más nobles empresas filantrópicas.

¿Se imaginan que la Venezuela de Chávez y Maduro patrocinase un equipo de fútbol en España? Y ya para más risa ¿Qué fuese vasco o catalán? Pues Azerbaiyán patrocinó al Atlético de Madrid sin que se le hinchara la yugular a los tertulianos de cabecera. Los Aliev han sabido tocar las puertas adecuadas y tener los mejores amigos. Y lo han hecho con verdadera audacia, especialmente el padre.

Dicho todo esto, resulta encomiable que dos periodistas españolas, en estas circunstancias y con este panorama, decidieran viajar a Bakú a conseguir los testimonios de los opositores del régimen peor situados.

Describen una ciudad con rostros del presidente por todas las esquinas. Los primeros entrevistados son Emin Milli y Leyla Karimli, un activista y una pintora colaboradora del New Yorker, que se quejan de que su privacidad ya es algo que dan por perdido. "Es imposible hacer un movimiento sin que los servicios secretos estén al tanto". Él se reunió con una periodista y las fotos del encuentro le llegaron a ella casa ipso facto, luego fueron difundidas por todos los medios del país para acusarle de traidor. "Su resignación es pasmosa, pero comprensible. Para ellos no es un deterioro de sus libertades: es la constatación de que nunca las han tenido".

Otro entrevistado, el abogado de Jabbar Salavan, cuenta que su cliente fue condenado a dos años y medio de cárcel por escribir en su muro de Facebook: "Quizá sea éste el momento para que Azerbaiyán se levante". El delito, tráfico de drogas. Tras la Primavera Árabe, el Gobierno rastró las redes sociales en busca de ciudadanos anónimos que publicasen críticas.

Sin embargo, esta represión no revoluciona o escandaliza a la población. Como ocurre en tantos países del Este de Europa, que llevan más de treinta años en crisis con todo lo que eso supone, la gente tiene preocupaciones todavía mayores que el autoritarismo. Así lo explica el abogado: "La población tiene sus propios problemas del día a día: paro, pobreza... No les interesa la política, por lo general. A algunos se les paga por su voto, por depositar su papeleta en una urna concreta. Por eso no les interesa saber más".

La segunda parte del libro se centra en aberraciones arquitectónicas como el Baku Crystal Hall, que se construyó para celebrar la 57 edición de Eurovisión derribando las viviendas que había en el lugar. Señalan las autoras del libro que "condenando a la indigencia" a los que vivían en ellas. Para observar con sus propios ojos este fenómeno recorrieron junto a Idrak Abbasov.

Recientemente le rompieron las costillas, sufrió un traumatismo craneal y perdió el 50% de visión en el ojo derecho. Una paliza por grabar en vídeo la demolición de unos edificios. Su relato es el más espeluznante: "Un día se presentan con una excavadora y tiran todo abajo, para construir lo que sea. Una dependencia más para la primera dama o un rascacielos, da igual. A veces la excusa es que lo expropian para sacar petróleo".

Título: Viaje al negro resplandor de Azerbayán

Autoras: Marta Arias y Bárbara Ayuso

Editorial: Los libros de Frontera D y Musa a las 9
Páginas: 69
Precio: 3 euros

Comparte esta noticia

7 comentarios

byby escribió
01/08/2014 19:11

Por favor no caigan en las mentiras de Azerbaijan, para empezar Nagorno Karabagh no es un estado independiente bajo FRONTERA azerbaijana, esta bajo dominio total de Armenia y no tiene nada que ver con Azerbaijan, y segundo los patrocinios de Azerbaijan en el futbol son una mentira para tachar a los armenios del mundo y hacerse poderosos militarmente gracias al dinero que consiguen con la ignorancia del futbol y asi poder retomar Karabagh , un estado Armenio. Una de las condiciones del sponsor de Azerbaijan es que no haya nignun armenio en el club, tanto jugador como directivo. SI ESO NO ES RACISMO DECIDME LO QUE ES. Fuera Azerbaijan, es un pais artificial que hasta trata mal a sus propios habitantes

Pablo Ortega escribió
01/08/2014 04:59

Es divertido ver como, después de toda el agua corrida, hay quienes se niegan a ver lo evidente de la corrupción del sistema político venezolano. Empezando por los numerosos y jugosos acuerdos comerciales con los que se compró la aceptación internacional en Latinoamérica del actual gobierno. Y sobre el tema deportivo, no patrocinamos a un equipo español de fútbol -Chávez siempre fue muy beisbolero-, pero sí a un corredor mediocre de Fórmula 1 desde los mismísimos fondos de PDVSA. Lo que yo digo no quita que Azerbaiyán es una dictadura de mierda.

keenan escribió
30/07/2014 00:21

Están haciendo un estadio delirante, en un país que no tiene apenas deporte profesional: http://bit.ly/1qJhSiS Van a organizar unos juegos olimpicos europeos en 2015 (a este ritmo acabará habiendo deporte olímpico todos los años). Luego no sé que harán con el estadio de marras. Queda vistoso, eso sí. Típico gobierno al que le sale el dinero por las orejas (aka petrodolares). Y típico Occidente que se quiere amigar.

marc escribió
29/07/2014 23:53

es normal. Aqui se sabe todo y se ataca hasta la extenuacion. En cambio, los casos de corrupcion de CiU en Catalunya se los callan los medios de comunicacion y ahora aparece el amigo Pujol... eso es solo la punta del iceberg. Pero si, amigos, sigamos pensando que malos somos los valencianos, pero hay otros peores que van de santitos... solo que lo estan ocultando muy bien.

Álvaro González escribió
29/07/2014 22:24

Gracias por la aportación

Borja escribió
29/07/2014 22:22

Cuando he leído esta noticia, a la que he llegado a través de Meneamé, he pensado que se trataba de un blog. Cuando me he dado cuenta de que era un periódico la gran cantidad de faltas de ortografía me ha resultado todavía más indignante. Señor editor, no deje al corrector ortográfico todo el trabajo y haga la vida más sencilla a sus lectores.

Bar Code escribió
29/07/2014 13:55

Te ha faltado decir quién arma al régimen azerí (y así hubieras entendido por qué lo apoya el PP): http://www.rtve.es/noticias/20120424/azerbaiyan/518122.shtml

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG