X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 13 abril 2024
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
NUEVO DISCO EN OCTUBRE

Siete claves del mito imperecedero de Pink Floyd

CARLOS AIMEUR. 07/07/2014 La formación anuncia nuevo disco durante el fin de semana que se celebraba su 50 aniversario. Artistas y profesionales de la música desgranan algunas de las razones por las que son leyenda

VALENCIA. Este fin de semana se celebraba el 50 aniversario de la fundación de Pink Floyd. Este 2014 se cumplen también 20 años de la publicación del último trabajo de estudio del grupo británico, The Division Bell. Liderado al principio por Syd Barrett, después por Roger Waters y en su última etapa por David Gilmour, formado además por el batería Nick Mason y el teclista Richard Wright, Pink Floyd es una de las grandes leyendas de la historia de la música rock del siglo XX, y posiblemente junto a U2 uno de los pocos grupos capaz de ensombrecer el duopolio formado por The Rolling Stones y The Beatles.

La muerte de Wright en septiembre de 2008 parecía haber dado fin a la andadura de una formación imprescindible de la historia de la música, pero este mismo sábado la mujer de Gilmour, la cantante Polly Samsom, anunció via Twitter que el grupo tiene previsto regresar de entre los muertos y lanzar el que será posiblemente su último trabajo. El disco tendrá por título The Endless River, saldrá a la venta en octubre, y se basa en una sesiones de grabación que tuvieron lugar en 1994 y en las que participó el difunto Wright.

Las reacciones al anuncio han recorrido todo el mundo y demuestran hasta que punto se trata de una de las formaciones más respetadas y seguidas de la historia del rock. Autores de discos imprescindibles como The Piper at the Gates of Dawn (1967), The Dark Side of the Moon (1973), Wish You Were Here (1975) o The Wall (1979), su legado es tan fuerte que hoy circulan por el mundo varias bandas profesionales que se dedican exclusivamente a versionear su música, como los españoles The Pink Tones. Artistas y profesionales de la escena musical valenciana nos ayudan a comprender el porqué de este mito.

1. SU INFLUENCIA (NO SIEMPRE ADMITIDA)

Lo explica Juan Luis Salmerón, miembro fundador de La Muñeca de Sal y de las formaciones experimentales Mañana Tampoco y Portero Regateador. "Es la típica influencia que pocos mencionan, como pasa (por ejemplo) con U2. Supongo que en parte la culpa es del virtuosismo de Gilmour, pero es indudable que su música está en la raíz de muchas otras buenas cosas que se han hecho después", asegura. Como ejemplo, cita el hecho de que uno de los grupos más respetados de la escena independiente, The Flaming Lips, versionearon entero su celebrado The Dark Side of the Moon.

2. SUS VENTAS

En el mundo de la música las ventas de discos no suelen considerarse el patrón más seguro para medir la relevancia de un grupo, pero las cifras millonarias de Pink Floyd y su duración en el tiempo son de las que hacen replantearse este dogma.

El grupo tuvo cuatro discos números 1 de forma consecutiva en el Reino Unido y Estados Unidos: The Dark Side of the Moon, Wish You Were Here, Animals y The Wall. The Wall vendió 340.000 copias en Gran Bretaña en solo cinco días. The Dark Side of the Moon está catalogado como uno de los discos más vendidos en toda la historia con sus 23 millones de copias, hasta el punto que se dice que se encuentra en uno de cada cinco hogares londinenses. Este disco se mantuvo 740 semanas en la lista americana Billboard, ¡hasta 1988!, y 301 semanas en la británica.

Curiosamente sólo tienen un Grammy. Lo recibieron en 1995 en la discreta categoría de Mejor Interpretación Instrumental de rock por la canción 'Marooned'. La industria, una vez más, llegaba tarde.

3. SUS CANCIONES

Con esas cifras no es de extrañar que todo el mundo tenga una canción suya entre sus favoritas. Así lo admite uno de los grandes veteranos de la escena rock valenciana, Caballero Reynaldo. "Mi primer contacto con ellos fue en la discoteca. No os riáis, fue así. El ‘Wish You Were Here' era habitual en el trozo dedicado a bailar agarrao, y era vanguardia pura poner eso entre medias de las baladas de turno italianas (Richard Cocciante, Umberto Tozzi) o las españolas (Manolo Otero, Miguel Gallardo). El DJ que ponia a Pink Floyd en el pase lento era un figura, y la verdad que el tema daba el torro necesario para mojar algo, si había suerte", bromea.

4. FUERON UN PASO POR DELANTE

Pink Floyd no fue un grupo popular por su acomodo a las modas vigentes; más bien al contrario, lo fue a pesar de su carácter experimental. Ellos abrían caminos que después exploraban otros. Lo explica Manolo Tarancón, miembro de Reno. "Lo tenían todo: experimentación, psicodelia, gran peso en el rock progresivo, además de unas letras de gran calidad y comprometidas. Inventaron sonidos, secuencias y desarrollos que ofrecían al oído algo nuevo, algo que todavía no se había escuchado".

En particular destaca uno de sus discos más celebrados, "una auténtica obra maestra de nuestro tiempo", The Dark Side of the Moon, que lo describe como "un claro ejemplo de disco conceptual, progresivo y novedoso en técnicas compositivas y de grabación". "La propia portada ya indica que lo que vas a encontrar no va a ser algo común" comenta. Y añade: "Pink Floyd se atrevían y era, precisamente eso, lo que les hacía estar siempre un peldaño por encima y un paso por delante que el resto".

5. SUS ESPECTÁCULOS EN DIRECTO

Pese a ser un grupo que cuidaba y mucho sus discos de estudio, uno de los detalles por los que siempre se cita a Pink Floyd es por la espectacularidad de sus conciertos. Así lo cree también el productor valenciano Vicente Mañó. "Yo diría que fue de los primeros grupos en ponerle al directo un plus. Sus montajes de entonces están hoy superados, pero en su momento fueron de los primeros en despertar interés sobre sus puestas en escena distintas, innovadoras".

Su obsesión por alcanzar el espectáculo total quedó de manifiesto en Pink Floyd: Live at Pompeii (1972). Se trata de una singular película dirigida por Adrian Maben, que se anticipó en el tiempo a la estética post-rock, en la que el grupo actúa en directo, sin público, en las ruinas de la ciudad italiana. El film combina el concierto con montajes de videoclip, imágenes del backstage o de la grabación de The Dark Side of the Moon, y es un híbrido entre documental y vídeo promocional que ha servido de referencia a decenas de realizadores.

La formación fue apostando cada vez más por grandes montajes en directo que alcanzaron una de sus cimas con la gira de The Wall. Posteriormente, en la etapa en la que el grupo estuvo liderado por Gilmour, los espectáculos en directo eran más atractivos que los propios discos. El canto del cisne fue la impresionante gira de The Division Bell, que quedó reflejada en P·U·L·S·E, grabación del concierto que tuvo lugar el 20 de octubre de 1994 en Earl's Court, Londres.

6. LA DIVERSIDAD DE SU TRABAJO

Pese a ser un grupo poco prolífico, Pink Floyd se ha destacado siempre por la variedad de su trabajo, con rasgos muy marcados según la etapa que se hable (psicodélica, experimental, progresiva, AOR...). En sus discos de sus primeros años rara vez sobraba una canción. Nada quedaba al azar. A ello se une el carácter poliédrico de su trabajo, que hace cada disco aporte algo al oyente. "Es fácil quedarse en ‘Another Brick in the Wall part. II' y ‘Wish You Were Here', y eso fueron para mí Pink Floyd durante bastantes años", admite Juan Luis Salmerón, "hasta que alguien me habló de The Piper at the Gates of Dawn, su debut psicodélico, y a partir de entonces fue cuando comencé a escucharlos con atención", comenta.

"Tienen material excelente", comenta Caballero Reynaldo. "No soy fan, pero sí que aprecio mucho su carrera, al menos hasta The Wall; de todo lo posterior creo que no conozco nada. El primer disco es una burrada del pop. Los siguientes devaneos experimentales fueron muy atrevidos y contienen pasajes memorables. Cuando se ponían tranquilotes y acústicos daba gozo escucharlos. The Dark Side... sigue siendo tremendo por mucho que se sobe; Animals es precioso y The Wall hasta se podía bailar, y ¡en esta ocasión sin tener que buscar chica! ¿Qué más se puede pedir?", se pregunta.

7. SU PERMANENCIA

Los años pasan y Pink Floyd sigue vendiendo como si estuvieran en activo, y no sólo entre los nostálgicos de los setenta o los exquisitos. Así lo confirma el crítico valenciano Juan Vitoria, quien destaca como la formación británica aún funciona "entre las nuevas generaciones que han descubierto el vinilo", explica. Él mismo se reconoce como muy fan del grupo; "más de Syd Barrett, pero no me pongo talibán con los discos de después", matiza.

La música de Pink Floyd sigue despertando interpretaciones de lo más variopintas. Está aún viva. En el número de octubre de 2011 de la revista británica Mojo, biblia del rock independiente, la publicación dedicó la portada y un reportaje especial en páginas interiores a la reedición de The Dark Side of the Moon y Wish You Were Here. En dicho reportaje, firmado por Mark Blake, el batería Nick Mason aseguraba: "Wish You Were Here no fue hecho con el mismo cálido y blanco entusiasmo con el que hicimos juntos The Dark Side of the Moon pero es un álbum nostálgico, romántico, que permite a los oyentes pintar su propia imagen de la música (...). Con él el público se puede hacer sus propias ideas. (...) Aún hoy se lo escuchamos a la gente. Nos dicen: ‘Ya sé de qué trata, ya lo tengo'. Y siempre respondemos: 'Sí. Perfecto. Si usted lo dice'..."

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG