X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 27 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
literatura pro mortem

Una novela rescata el intento de enterrar a Dalí con Gala en Púbol

C. AIMEUR. 28/07/2014 Tornadijo ficciona a partir de hechos reales en la delirante 'Dalí corpore bis sepulto'

Lápida de Dalí en Figueres. FOTO: Flickr! - José Javier

VALENCIA. La duda está ahí. Desde hace una década ha vuelto a la actualidad. ¿Yace Salvador Dalí (1904 -1989) donde quería? ¿Se enterró al polémico genio de Figueres donde él pidió? Sobre ese hecho ha fantaseado en su nueva novela Miguel Ramos Tornadijo, escritor que impulsó al poco de la muerte del artista una curiosa iniciativa, recogida por la prensa de la época, para reunir el cuerpo del pintor con el de su musa Gala en el castillo de Púbol.

A partir de un hecho real, la creación de un grupo que se reunía en el café Zúrich de Barcelona para organizar una estrategia que lograra que ambos, pintor y musa, se volvieran a juntar en el sepulcro que el artista diseñó para ellos dos, Tornadijo ha tejido una delirante, divertida y muy amena novela, Dalí corpore bis sepulto, que desde hace unos meses se ha convertido en uno de los libros más outsiders del mercado nacional y que está obteniendo una gran repercusión en países como México.

En ella Tornadijo se explaya en cómo contrató un apartado de correos donde fue recogiendo toda clase de apoyos, incluso del Gobierno de Francia. A partir de algunas de las cartas recibidas organizó un grupo compuesto por personalidades muy diferentes que se reunían en el local barcelonés, el Círculo de Zúrich, y que, de manera natural, fueron ideando diversos planes para conseguir sacar a Dalí de su tumba y llevarlo al sepulcro de Púbol junto a su amada, planes que iban desde el asalto al teatro-museo donde está enterrado hasta el secuestro del entonces alcalde, Marià Lorca, a quien se acusaba de haber tomado la decisión de no respetar la última voluntad del pintor.

Dalí corpore bis sepulto podría ser resumido como la odisea de unos Quijotes para cumplir el deseo de un Sancho Panza. Una odisea que adquiere tintes más cómicos cuando se tiene en cuenta su origen. Porque como insiste el propio Tornadijo, "parte de hechos absolutamente reales", y esa idea flota en la novela en todo momento: la sensación de que todo lo que se cuenta en ella ha sucedido, hasta lo más absurdo. Berlanga tenía razón. "Conforme avanza", sigue explicando Tornadijo, "la frontera entre realidad y ficción se difumina. El final, como no podía ser de otro modo para los neo-románticos, es el triunfo del amor frente a la política depredadora y la realidad putrefacta".

¿Y cuál es la política depredadora y la realidad putrefacta? La primera es el alcalde, Lorca, convertido en una suerte de némesis que, por si fuera poco, tiene el mismo apellido que el examigo de Dalí Federico García Lorca, en una especie de venganza del destino. Y la segunda: la indiferencia social ante la voluntad del pintor, convertido en poco menos que un objeto decorativo, y cuyo amor con Gala es puesto en tela de juicio por la pragmática y cínica sociedad española de los noventa.

DALÍ YACE AL LADO DE LOS WÁTERES

"La anomalía histórica y biográfica existe y persiste", se lamenta Tornadijo. "Todavía más al ver hoy que la tumba que la administración pública construyó para Dalí en su museo de Figueres está al lado mismo de los wáteres", añade. Un hecho que otras personas como el historiador Ian Gibson no vieron en su día mal. "Está ahora en el teatro-museo, junto a los lavabos. No veo razones para cambiarlo. El gran exhibicionista está ahí, y sería bochornoso y muy grave cambiarlo. Aunque, francamente, me da igual", aseguraba el historiador en unas declaraciones a El País.

Tornadijo escribiendo en los Alpes austriacos

Como es lógico, Tornadijo no comparte esa indiferencia. "Es una ignominia a los deseos del artista, que labró su sepultura en la cripta de Púbol para yacer junto a su musa. Las dos tumbas están intercomunicadas entre sí por expreso deseo del pintor y pueden visitarse. Pero, según la versión oficial, allí sólo está Gala", explica. Para el novelista, lo que ha sucedido con este asunto es que tanto Gibson como otros historiadores, en realidad "no entran en el fondo de este asunto, aunque Gibson sí manifiesta su sorpresa cuando escribe de ello en su libro La vida desaforada de Salvador Dalí", recuerda. 

"El grupo de secuestradores estamos totalmente convencidos de que el entonces alcalde de Figueres, Marià Lorca, mintió", asegura Tornadijo. Y expone sus argumentos. "Ha reconocido públicamente que cuando Dalí le dijo que quería ser enterrado en Figueres no había testigos en la habitación del hospital. El suceso acaeció, además, pocos días antes de que el artista muriera; y existen reportajes de televisión donde ya se ve a Dalí en un estado de salud muy deteriorado. El alcalde se aprovechó de la debilidad física y mental de Dalí. Malos alcaldes, como malos ciudadanos, ha habido siempre", se lamenta.

Con el noble afán de corregir las injusticias de la vida real, Tornadijo ha pergeñado este libro ocurrente en el que esa decisión unilateral de ese "mal alcalde" es corregida por un grupo que se mueve entre Misión Imposible y la chapuza patria. Pese a su confuso final con un giro de trama innecesario, el simpático tono antiépico hace que Dalí corpore bis sepulto resulte una sugerente revisión del pasado reciente y de un hecho, que no se respetara la última voluntad de Dalí, tan extraño como absurdo, que se convierte en una suerte de metáfora del tiempo en el que ocurrió.

Título: Dalí corpore bis sepulto.

Autor: M. R. Tornadijo

News Lines Ediciones

184 páginas.

6,99 euros 

 

Comparte esta noticia

2 comentarios

Luispain escribió
07/07/2015 16:15

Estos días estoy pasando las vacaciones a la "empordanesa" mar,calor,viento e paseos culturales muy interesantes y recordando vivencias de actividades creativas que en algún caso han cambiado el rumbo de artistas y artesanos a nivel de España.La primera vez que estuve aquí aún vivía Dalí y estaba en buena forma y el ambiente en Figueres era fresco.Hoy visito su casa ,la casa del padre, sus lugares favoritos,sus "locuras" creativas su tierra y sus amores y sólo veo que el tiempo le dará la razón al corazón, por encima de intereses económicos,y las cenizas de Dalí volverán junto a su querida amada Gala en el Castell de Púbol.Aunque personalmente pienso que lo más romántico para ellos dos sería que sus cenizas reposarán en las aguas de Portlligat.Adeus.

Luispain escribió
07/07/2015 15:51

Estos días estoy pasando las vacaciones a la "empordanesa" mar,calor,viento e paseos culturales muy interesantes y recordando vivencias de actividades creativas que en algún caso han cambiado el rumbo de artistas y artesanos a nivel de España.La primera vez que estuve aquí aún vivía Dalí y estaba en buena forma y el ambiente en Figueres era fresco.Hoy visito su casa ,la casa del padre, sus lugares favoritos,sus "locuras" creativas su tierra y sus amores y sólo veo que el tiempo le dará la razón al corazón, por encima de intereses económicos,y las cenizas de Dalí volverán junto a su querida amada Gala en el Castell de Púbol.Aunque personalmente pienso que lo más romántico para ellos dos sería que sus cenizas reposarán en las aguas de Portlligat.Adeus.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG