X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 30 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
ENTREVISTA A ÁLVARO URQUIJO

Los Secretos: los chicos tranquilos de la Movida que sobrevivieron a la Movida

EUGENIO VIÑAS. 02/06/2014 35 años después siguen sonando las ideas de los hermanos Urquijo. Este sábado lo harán de nuevo con un concierto sinfónico en el Palau de la Música

VALENCIA. Los locales de ensayo del barrio de Prosperidad, en Madrid, eran el germen de la Movida. Lo que sucedía allí no era una cuestión de rebelión postfranquista, porque los estirones de patillas y 'los palos' sin sentido seguían presentes en las colas de los conciertos, contra 'los melenudos'. El cambio, en ese sentido, venía produciéndose y tardó en producirse. Eso se puede leer en cualquier crónica de la época. La cuestión es que el color empezó a impregnarlo todo, tal y como revelan algunos libros adelantados sobre la escena musical de aquel momento, y la ropa, el pelo y hasta las calles tenían por fin una gran variedad cromática.

Pero fue en aquellos locales en los que se empezó a hacer algo de música, partiendo de cero, torpemente en la mayoría de los casos. Mejor suerte corrían aquellos grupos que al calor de las costas iban apoderándose de guitarras y amplificadores con el paso de los veranos. La influencia de los turistas convertidos a residentes llegados desde Suecia, Holanda, Noruega o Reino Unido, quedaba demasiado lejos para los adolescentes del barrio de Argüelles de Madrid, entre los que se encontraban los hermanos Enrique y Álvaro Urquijo.

Junto a su hermano Javier y a José Enrique Cano, 'Canito', conformaron la banda 'Tos'. Álvaro solo tenía 14 años y su hermano Enrique tardaría bien poco en componer himnos generacionales como 'Déjame', una canción que sigue sonando en fiestas populares de toda España y que transporta a muchos hasta aquellos finales de los esperanzadores 70.  Pero aquel proyecto iniciático se truncó inesperadamente con el fallecimiento de 'Canito' en un accidente de tráfico en la nochevieja de 1979. Aquel punto de inflexión, junto al concierto homenaje al batería de la banda (actuaron Paraíso, Mermelada, Nacha Pop, Alaska y los Pegamoides, Trastos y Mamá, entre otros) es considerado como el inicio de la llamada Movida

Pero 'Tos', más tarde 'Los Secretos', eran los chicos raros de aquellos locales. La batería de 'Canito', cuentan, era la de muchos otros, y aceptaron su primer nombre con un estilo punk, pero enseguida recuperaron una nomenclatura más próxima a su música tranquila, con miras a grupos tan elaborados como The Byrds o Crosby, Stills, Nash & Young.

El próximo sábado día 7 actuarán en el Palau de la Música de Valencia con un concierto sinfónico. Durante los últimos años, con el trabajo de Juanjo Ramos y Jesús Redondo en la adaptación para los músicos, han dado rienda suelta a este formato con el que van sumando cada año alguna nueva canción. Este camino arrancó en 2003, cuando adaptaron seis canciones para 12 instrumentos de cuerda. Álvaro Urquijo reflexiona acerca de las situaciones de presente y futuro de la banda.

EL RETO SINFÓNICO Y LA EVOLUCIÓN TÉCNICA

Hicimos el disco en 2003 para 12 instrumentos de cuerda. Obviamente, desde entonces, sabemos cómo se trabajan estos conciertos, con claqueta, aceptando las anotaciones de cada director, pero para nosotros es un reto para seguir creciendo con una fórmula que ‘suena bonito' y tocando con más personas, que es algo que siempre enriquece. Reconozco que son conciertos muy complicados, pero no hemos querido abandonar este formato. Además, tiene un coste de producción importante para nosotros, porque hay que pagarle a un señor que transcriba, al arreglista y así cada año vamos sumando canciones. Pero necesitamos este tipo de retos... ¡aunque luego no puedas poner una entrada de 100 euros!

Al principio, era el productor Juan Luis Aguirre quien nos ponía música en su casa. Yo llevaba cuatro años con la guitarra colgada encima todos los días y andaba ansioso por escuchar cosas nuevas. Entonces nos enseñaba grupos como Toto y, en general, música que estaba muy bien grabada. Empezamos a evolucionar con el conocimiento de nuevos teclados, como el Prophet 5 o el DX 7, pero lo más importante es que ensayábamos como perros. Está mal que lo diga, pero aprendimos mucho y nos curramos mucho nuestras primeras grabaciones. Para nosotros la evolución técnica ha sido algo buscado y encontrado, que quizá no era lo más habitual entre todos los grupos de la escena, pero que era parte de cómo nosotros queríamos hacer las cosas.

LA FÓRMULA PERPETUADA DESDE LA MOVIDA

Mucha gente me dice, ‘qué bien os ha ido', y yo pienso que hablan muy rápido. Está claro que llenamos los aforos muy a menudo, pero hay que verlo con una perspectiva de muchos años porque hemos optado por el camino más largo para poder llegar a esto. Ahora es mucho más fácil, porque la gente tiene un gusto más ecléctico y se respeta la coexistencia de estilos también porque hay canales para que todo el mundo escuche.

Nos han llamado de todo. Blandos y tal, pero es que entonces ya hacíamos lo que queríamos hacer y no ha sido fácil que la gente lo entendiera en diferentes épocas. No vestíamos como los demás ni entendíamos lo que nos rodeaba igual, pero en esto tuvo mucho que ver la influencia de mi hermano Enrique; él nos inculcó que estábamos en esto por la música, que eso era lo importante. Y no nos ha ido tan bien siempre, porque, por ejemplo hemos firmado contratos muy malos y creo que podemos decir sin tapujos que hemos sido muy malos negociantes con lo que hacíamos.

EL SÍ A LOS GRANDES ÉXITOS EN DIRECTO

Siento un profundo respeto por la gente que utiliza su tiempo para escucharnos. Hay artistas que sé que no lo valoran y que por este u otros motivos se aburren de sus grandes éxitos. Nosotros creemos que si hay algo que le debemos a nuestro público es ese tiempo. Y por muy hasta las narices que esté de tocar una canción en un momento dado, yo voy a interpretar ese tema por respeto a quien ha venido a ver el show. Como público también me he llevado esas mismas decepciones, por ejemplo en conciertos de Bob Dylan, Van Morrison o Crowded House.

EL CALOR FRÍO DE LOS INDIES

Si hemos caído en gracia con los indies durante los últimos años, no lo hemos notado. Es cierto que trabajamos mucho y apenas tenemos relación con otras escenas, pero por lo que se puede oir por ahí no es algo que nos haya llevado a nuevos escenarios. Igualmente, nosotros somos muy exigentes con la sonorización y la cuestión técnica. Cuando apuestas por ello durante años, al final tienes un sello de calidad propio. Esto es algo que en los festivales es muy difícil o prácticamente imposible de controlar.

Para mí la máxima expresión de todo lo que hacemos y de la música son las canciones. Y la prueba de ello es que hay artistas a los que adoro, como puede ser Neil Young, y del que no me gustan todas las canciones de sus discos, sino una selección. Algo parecido me ha pasado con el jazz, del que he aprendido mucho durante los últimos años. En cualquier caso, creo que poder valorar la música como músico ofrece una experiencia mucho más completa que como público y, aun así, creo que lo más relevante de todo lo que hacemos son las canciones.

LA MALA PRENSA DE LOS MÚSICOS

El otro día un amigo que tiene una peluquería me preguntaba que por qué tenía que preguntar a la SGAE, porque él entendía que a nosotros ya nos pagan por nuestras actuaciones o por nuestros discos. Lo que la gente creo que no ha interiorizado es que todo el proceso, hasta ese momento, el de la formación y la composición, el artista lo asume gratis. Solo se cobran derechos de autor si los generas y cuando hay un uso comercial sobre ellos; es decir, cuando alguien lo utiliza para sacar un extra de rédito comercial. Las obras, salvo ese supuesto comercial, son gratuitas. 

Lo que tampoco creo que sea fácil de ver es que la información sobre los artistas o sobre la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) es sesgada. Y es que los medios de comunicación, o al menos los más grandes, no pueden opinar libremente ya que sus empresas pertenecen a grupos que pagan muchos millones de euros por los derechos y a los que no les conviene hablar bien de ello. Pero luego también está la música de los casinos, ruletas y ratos nocturnos, la música que se ‘interpreta' y que genera millones de euros a algunos compositores que tienen relaciones con esos grupos o empresas de comunicación. Este tema, tanto a nivel interno de la SGAE, como en los medios parece que no se puede tratar. 

EL SUEÑO NO CUMPLIDO POR CUMPLIR

Si hay algo que me quede pendiente con Los Secretos es girar por Sudamérica pero con una buena base de conciertos. Aunque sea muy doloroso reconocerlo, en la época en la que estuvimos mejor para dar bien el salto mi hermano no estaba en su mejor momento. Solo puedes hacerlo cuando aquí funcionas como una máquina; entonces se atreven a dar el salto allí. Pero para nosotros América era muy importante, porque teníamos un abuelo, que murió hace muchísimos años, que nos inculcó la música de José Antonio Jiménez, Agustín Lara... o la influencia de canciones como ‘Ojalá que te vaya bonito'. Y si aprendimos tanto de aquella música que nos enseñaba mi abuelo es porque las rancheras son muy sencillas de tocar. Pero reconozco que me hubiera hecho especial ilusión poder actuar allí con normalidad y ahora a finales de año vamos a poder volver. 

Estuvimos con Sabina en uno de sus shows en el Auditorio Nacional de Méxcio DF y fue una gozada, pero no fuimos más que eso, invitados. Por eso ahora vamos a volver a intentarlo, porque aunque salga de nuestros propios esfuerzos queremos volver a intentarlo.

LA PRESENCIA DE ENRIQUE

La verdad es que sí habrá homenaje por el 15 aniversario del fallecimiento de Enrique. Es algo que no está en nuestras manos y en lo que vamos a participar como una banda más, pero es increíble el cariño que se le tiene y cómo esto ha ido perdurando a lo largo del tiempo. Así que en diferentes ciudades, un mismo día, muchas bandas actuarán en homenaje a Enrique y a Los Secretos y se van a poner los medios técnicos para que todo se registre de la mejor forma. Creo que en Madrid se reunirán una veintena de grupos.

Enrique está muy presente a través de las canciones y de lo que hacemos. Ha dejado un legado, que también es económico para mi sobrina, su hija, que es una persona a la que adoro. Me reconforta a veces darme cuenta de que su padre no está, pero él puede ayudarle al menos con eso. La música tiene ese don, que se permite permanecer en el espacio tiempo y estar de otra forma, convertida y siendo útil. Le recuerdo también sobre los escenarios. Sé lo mucho que le hubieran gustado los acústicos... ¡le hubieran vuelto loco! Al principio no podíamos grabar guitarras acústicas en los discos de la misma forma ni usarlas en directo, pero ahora con un buen tapabocas y una buena guitarra puedes hacerlo que te de la gana. Habíamos ‘mamado' mucha música en acústico, todo lo que nos influenció de Crosby, Stills, Nash & Young o Van Morrison, por ejemplo.

EL NUEVO ESCENARIO (ROTO) DISCOGRÁFICO

El escenario discográfico ha dado un vuelco totalmente. De un espacio con diferente cabezas, ahora solo hay dos. El responsable de un sello ya lleva una libreta para saber a todos los artistas que tiene. Y ahí lo que cuenta es el amasijo de derechos editoriales y de grandes artistas. Pero ellos tienen nuestra historia musical y, en el presente y en el futuro, serán nuestros distribuidores. Por otro lado, la autoproducción es el estado natural de muchos de nosotros desde hace años. Nosotros controlamos los tiempos en los que se graban las maquetas, se eligen los productores y se lanza finalmente un disco. El concepto del responsable de la discográfica que se encargaba de todo esto ya no existe igual que tampoco hay adelantos, pero también hay que reconocer lo importante que fue para nosotros ese sistema cuando no teníamos nada. 

Entiendo el estado de las ventas de discos viendo cómo es el escenario a mi alrededor. Por ejemplo, pienso en la familia de un amigo. Él se podía comprar tres o cuatro discos al mes y su mujer al menos un par. Pero recientemente me dice que se ha bajado toda la discografía de Bob Dylan y que si le ayudo a clasificarla porque no están los títulos... obviamente, no hace falta que reproduzca mi contestación. Pero es una persona que me aprecia y que me lo dijo con normalidad. Hay que entender cómo hemos llegado hasta esta situación a través de la impunidad, la permisividad y el vacío legal. Los intereses económicos han mirado para otro lado y han hundido un sistema que, de por sí, ya era débil.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG