X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 15 abril 2024
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
POLÍTICA CULTURAL

Y Císcar salió por la puerta de atrás

CARLOS AIMEUR. 05/04/2014

La consellera de Cultura, María José Catalá, le comunicó a Consuelo Císcar su destitución poco antes del mediodía del viernes; la polémica gestora abandona el IVAM después de nueve años, diez meses y 27 días en el cargo; los trabajadores celebraron su marcha 

VALENCIA. La escena ocurrió en torno a las doce del mediodía de este viernes. Según relataban los trabajadores del IVAM, la consellera de Cultura, María José Catalá, llegó al insitituto procedente del pleno del Consell. Lo hizo en su coche oficial. Bajó y subió a la cuarta planta del edificio, donde se hallan los despachos de dirección. Iba a reunirse con Consuelo Císcar. Solas, en el despacho de ella, cara a cara.

Minutos antes los consellers del gobierno de Alberto Fabra habían aprobado la decisión de convocar un concurso internacional para relevar a Císcar de su puesto. La otra opción era nombrar a un director o directora de manera discrecional, "a dedo" como gráficamente explican desde el equipo de la consellera, pero el presidente, asesorado, prefería la alternativa "más transparente". 

Tras la reunión con Consuelo Císcar, breve según algunos testigos, Catalá salió del IVAM. Había hecho su parte del trabajo. ¿De qué hablaron? La tesis oficial dice que la consellera le comunicó que habían aceptado su renuncia. La oficiosa, la que circulaba entre los trabajadores, que le había informado de que estaba destituida.

La marcha de Císcar, tan esperada que resultó sorprendente, la comunicó precisamente el vicepresidente del Consell, a las 12.19 del viernes, en su encuentro semanal con los medios de comunicación. Aunque aludió a una carta de dimisión redactada por la propia directora, no supo datar de cuándo era esa misiva.

El vicepresidente no quiso hablar de destitución e incluso dijo que no se podía interpretar como una crítica. Asimismo, justificó la decisión de seleccionar el sucesor por concurso, afirmando que era una idea que "se estaba barajando hace tiempo" y va en la línea "de lo que están haciendo, con muy buen criterio, museos de todo el mundo y españoles".

Mientras, en el instituto valenciano nadie daba crédito a la noticia. "No nos lo podíamos creer", comenta un trabajador. "No será mentira, ¿verdad?", preguntaba una trabajadora aún a la una de la tarde. A la incredulidad se unía la alegría indisimulada de muchos empleados. "Nunca creí que lo fuese a ver", decía un trabajador. Otros, afines a la ex directora, caminaban cabizbajos y hablaban entre ellos en susurros.

SE REUNIÓ EN LA CUARTA PLANTA CON SU EQUIPO

Una vez se hizo oficial el anuncio de la destitución-marcha, Consuelo Císcar se reunió con su equipo en la cuarta planta del museo. Se parapetó en su despacho y, con el grupo de más próximos, siete subdirectores y varios empleados, planteó la estrategia de comunicación. Oficialmente el cese ha sido voluntario y se insistió en esa idea. En ese mismo momento, según confirmaron a ValenciaPlaza.com trabajadores del IVAM, se comenzó a redactar una carta que se ha fechado con 10 de marzo. El posterior PDF que se envió a los medios de comunicación tenía como fecha y hora de creación las 12.11 horas de ayer. La misma carta que se entregó no llevaba fecha de registro de entrada.

Sea o no verdad que la misiva fue escrita antes de este viernes, lo cierto es que la directora llevaba semanas comportándose de manera más amable con los trabajadores. "Esta quiere algo", le llegó a comentar una trabajadora a otra. Su chófer, un privilegio que se ha mantenido en los últimos años, hacía reparto de catálogos entre empresarios y mecenas, en un gesto que los empleados del museo interpretaron como su despedida oficiosa. Sin embargo, sus amigos personales se enteraron de la noticia de la marcha de Císcar por los medios de comunicación. Si sabía algo se lo confió a muy pocos y supieron guardar el secreto.

La despedida oficial a los trabajadores fue un email general que Císcar remitió a las dos de la tarde de este viernes. Los trabajadores, que hasta entonces se reunían formando corrillos, se abalanzaron sobre sus ordenadores para leer el escueto mensaje al grito de: "¡Mail general, mail general!". En el mismo, apenas cuatro líneas, Consuelo Císcar condensaba los puntos principales de su supuesta marcha: era a decisión propia y se producía "por motivos de salud". No hubo más comunicación con los empleados.

Tras ello, en torno a las dos y media de la tarde, Císcar, acompañada de Juan Carlos Lledó, uno de sus hombres de confianza, salió por la puerta principal del instituto donde le esperaban su chófer y dos periodistas. Para evitar a la prensa, Císcar, que se negó a hacer declaraciones, volvió al interior del museo y salió por la puerta de atrás donde cogió un taxi que la llevó a su casa. Mientras, una decena de trabajadores del IVAM brindaban por su salida con cerveza y Bitter Kas en la terraza del museo.

Desde la avenida de Campanar, sede de la Conselleria de Cultura, aseguran que la marcha de Císcar se produce por consenso entre la consellera y la ya ex directora. "Ella también quería irse", afirman. Las malas relaciones entre la consellera y la directora del IVAM se habían mantenido en la esfera privada, pero eran un secreto a voces. Català y Císcar prácticamente no se hablaban.

Voluntaria o no, tras la marcha de Císcar se abre un periodo de indefinición. Si bien el vicepresidente Císcar aseguró que se convocaría este mismo viernes al consejo rector que tiene que organizar el concurso internacional para elegir al nuevo director o directora, a media tarde al menos dos consejeros consultados por ValenciaPlaza.com desconocían la fecha exacta de la reunión.

Será ese día cuando se oficialice institucionalmente el adiós de la ex directora, quien, según algunas fuentes, habría pactado con la consellera hacer pública su marcha al concluir los actos del 25 aniversario, que tuvieron como punto central la visita de la Reina Doña Sofía.

EX DIRECTORES A FAVOR DEL CONCURSO PERO CON MATICES

Tras el consejo rector está previsto que se dé a conocer las condiciones del concurso, una propuesta que ha sido bien recibida entre los profesionales. En este sentido, el ex director del IVAM y del Reina Sofía, Tomás Llorens, aseguraba este viernes a ValenciaPlaza.com desde Nueva York que le parecía una buena idea que el nuevo responsable del centro se elija así.

En parecidos términos se expresó el también ex director Kosme de Barañano, quien apuntaba que como filosofía de trabajo le parecía buena, pero hizo una matización: recordó que la clave para que el concurso llegue a buen término pasa por la composición del jurado que analice los candidatos.

La marcha de Consuelo Císcar pilló desprevenidos a muchos de sus amigos. Entre ellos el artista de Mislata Miquel Navarro, quien aseguró que la noticia le había sorprendido. Navarro, quien la defendió ("tiene difícil reemplazo"), lamentó "mucho" la destitución o marcha de Císcar, y mostró su escepticismo ante el futuro concurso que se ha anunciado por parte de la Generalitat. "En algunos sitios los directores han sido elegidos así y no han sido precisamente buenos", comentó.

Pero Císcar no se ha ido del todo. Aún permanecerá como vocal del Consell Valencià de Cultura, un cargo al que accedió en junio de 2012. El puesto le durará seis años. Ha consumido dos. Le quedan cuatro, siempre y cuando no renueve.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

2 comentarios

05/04/2014 11:25

Buenos dias: ¡que pena¡ hay gente que no "sabe" cuando es el "momento" de retirarse y hay que obligarlo. No hay que hacer leña del árbol caído sin embargo se podría haber evitado todo esto y marcharse con elegancia.- Atte Alejandro Pillado Marbella 2014

claramunt escribió
05/04/2014 10:51

Amb la destitució de Ciscar els rectors actuals del PPCV impugnen la seua acta de naixement i subratllen el declivi polític, no volen ser recordats per les exageracions i caricatures de l'etapa Zaplana-Camps i s'afanyen a abatre el seu passat. S'equivoquen, ara són ells els més actius denunciants i , per això mateix, denunciats.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG