X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 17 abril 2024
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
75 ANIVERSARIO

Batman, ese hombre

JAVIER CAVANILLES. 05/04/2014 El vigilante más famoso de todos los tiempos cumple años mientras su alter ego alcanza los 34

VALENCIA. Aunque se le llame superhéroe, carece de poderes. Batman es un currante del bien, un estajanovista del guantazo, un vigilante que aplica la justicia allí donde no llega la ley. Junto a Dare Devil es uno de los personajes más profundos del mundillo de los valientes con esquijama y, sin duda, el único que puede competir en popularidad con Spiderman. Este mes se cumple su 75 aniversario y estas son algunas curiosidades de su dilatada historia.

Orígenes: La primera aventura de Bat-Man (al principio, con guión), "El caso del sindicato químico", se publicó en el número 27 de Detective Comics con fecha de mayo de 1939 (aunque llegó a los kioskos a finales de abril). Es, después de El Hombre Enmascarado y Superman, el superhéroe más antiguo que aún se publica. Durante años se atribuyó su creación a Bob Kane (que firmaba los tebeos), pero contó con la ayuda Bill Finger. Hasta los años 60 la editorial DC no reconoció su aportación y sólo en parte. De hecho cuando murió en 1974 seguía sin ser considerado como co-autor. El personaje era una mezcla de otros anteriores: El Zorro (por la máscara), La Sombra (por su doble identidad y sus habilidades), el malo de la película de 1930 The Bat Whispers (por el aspecto de murciélago), y un poquito de Doc Savage y Sherlock Holmes. Además, su capa con forma de ala se basó en el ornitóptero de Leonardo da Vinci. El nombre de Bruce Wayne es un homenaje a Rey Bruce I de Escocia (el sucesor de Braveheart) y Anthony Wayne, un luchador de la Guerra Civil Americana. Curiosidad: la primera película de cine sobre el personaje es Batman Drácula (1964), un delirio pop de Andy Warhol.

La historia de Robin: Robin es el nombre del famoso ayudante de Batman y ha tenido cinco alter egos distintos: Dick Grayson, Jason Todd, Tim Drake, Stephanie Brown (la única chica) y Damian Wayne (le enchufó su padre para el puesto). Nació en el número 38 de Detective Comics (abril de 1940) para atraer a una audiencia más joven. Aunque en principió estaba pensado que muriera pronto, el éxito fue tal que no sólo permaneció en la serie sino que además ha tenido varias colecciones propias. Su existencia ha sido un tanto atormentada. En 1989 los aficionados votaron que muriera al final de Una muerte en la familia y tardó tres años en volver. Eso sí, con colección propia. Christian Bale ha negado que hiciera una audición para encarnar el papel en Batman Forever (1995). Eso sí, se negó a tomar parte en la trilogía si se incluía al personaje. Por cierto, el chico estuvo a punto de tener película propia, pero el fracaso de Batman y Robin (1997) enterró la idea.

Un tesoro en el cajón: Si alguien encuentra en el desván un ejemplar de Detective Comic 27, con la primera aparición del famoso vigilante, ya puede ir haciendo números. La última vez que apareció uno en buenas condiciones se vendió por 1,86 millones de euros. No está nada mal teniendo en cuenta que el más caro de todos es el Action Comics de junio de 1938: el debut de Superman se vendió por 2,09 millones de euros. El tercero en la lista de los tebeos más caros de la historia es una recopilación de las primeras aventuras del superhéroe de Krypton (519.000 euros). Bruce Wayne vuelve a aparecer en la lista en la séptimas posición, seguido de otro número de Superman. Curiosamente, la primera aparición de Spiderman (con 295.000 euros) sólo ocupa el octavo puesto de la lista por detrás de La Antorcha Humana (362.000 euros) y Linterna Verde (346.000 euros). Los Cuatro Fantásticos están en décimo lugar (202.000 euros). Hay que tener en cuenta que el valor del tebeo depende tanto del carisma del protagonista como de las dificultades para encontrar un ejemplar en perfecto estado.

Son rumores, son rumores: En una entrevista le preguntaron a George Clooney por qué nunca había interpretado a ningún gay. El respondió que sí lo había hecho, en Batman y Robin. Fue un chiste, pero no era la primera vez que el actor bromeaba sobre los guiños gay friendly de la película dirigida por Joel Schumacher (abiertamente homosexual). La historia venía de lejos. A principios de los 50, en  plena época de Caza de Brujas contra los cómics, los Rojos y el llamado 'Terror Lila' (la homosexualidad era vista como un problema casi de seguridad nacional), el psiquiatra Fredric Werham publicó un libro titulado La Seducción del Inocente (1954) en el que apuntaba que las andanzas del dúo dinámico podían incitar a los más jóvenes a tener fantasía homosexuales. Además, acusaba a Wonder Woman de ser lesbiana y a Superman de fascista. Desde entonces, los aficionados han ido recopilando viñetas en las que Batman y Robin aparecen en actitudes sospechosas. A DC es algo que no le hace ninguna gracia y en 2000 no dio permiso a Christopher York para que incluyera cuatro de ellas en su libro Todo en familia: homofobia y los cómics de Batman en los 50.

Y dicen que la ORA es cara: Según un estudio de un grupo de estudiantes de la Universidad de Lehigh (Pensylvannia, EEUU), el precio de un batmóvil último modelo (el inspirado en el Mercedes CLK-GTR) es de cerca de 1,3 millones de euros. Sin embargo, el más clásico (una variación de un Studebaker) podría costar apenas 9.875 euros al precio actual. Según el estudio, el precio se ha disparado mucho a lo largo de los años, ya que hasta los 70 el más caro costaba unos 23.000 euros. El precio medio desde entonces subió hasta los 295.000 euros. Un dato que refleja el declive de la industria americana de automoción es que hasta los años 70 casi todos los batmoviles eran de fabricación americana; a partir de entonces, apenas uno de cada cuatro. En todo caso, la realidad supera a la ficción: el batmovil de la serie de los 60 se vendió en enero de 2013 por la friolera de 3 millones de euros (más 29.000 euros en costes). Pero la gran pregunta la planteó el Isma en la serie Aída: "Si el coche de Batman se llama Batmóvil, ¿cómo se llama su smartphone?".

El soltero de oro: Guapo, listo, joven (siempre tiene 34 años), valiente... y multimillonario. Bruce Wayne es una de las grandes fortunas del mundo según la revista Forbes. La publicación calcula que su cuenta corriente asciende a 6.679 millones de dólares. No está nada mal, pero eso sólo le permite ser el sexto de una lista que encabeza el Tio Gilito, cuyo patrimonio es de 47.000 millones de euros. Ni siquiera es el más rico del universo de los superhéroes. Ese lugar lo ocupa (cuarto en la lista Forbes) el carismático alcohólico Tony Stark (El Hombre de Hierro). Gracias a su negocios en el siempre vomitivo mundo de los fabricantes de armas y sus contactos con el Pentágono, éste ha acumulado un patrimonio de unos 90.000 millones de euros.

Ser Batman tiene un precio: Luchar contra el crimen no sale barato. Sólo la casa (la Wayne Manor) tiene un valor estimado de 23,2 millones de euros (Batcueva con acceso secreto incluida). A esto hay que sumar que, según el libro de Alan J. Porter y Chris Roberson Batman Unauthorized (2008), desarrollar todo el equipo de vigilante costaría unos 217 millones de euros (cifra que otras fuentes suben hasta más de 500 millones). Sólo la Batcueva costaría 2,5 millones de euros. Cada traje sale por cerca de 32.000 euros. Aunque no se puede negar que Wayne es un genio de los negocios, el dinero lo heredó de su papá.

Una serie gafada: Nanananananananana. Sin duda, todo el mundo ha reconocido esta melodía de Neal Helfti, la que servía de introducción a la serie Batman de los 60 (la tercera dedicada al personaje). Pese a la fama que aún arrastra -y al éxito que tuvo en EEUU- se puede considerar que estuvo gafada. Para empezar, sólo duró tres temporadas (1969/68), y cuando la NBC quiso comprarle los derechos a la ABC para prorrogarla no pudo: el decorado había sido destruido y la primera no estaba dispuesta a gastarse los 580.000 euros de la época que hubiera costado rehacerlos. Los actores Adam West y Burt Ward (Robin) quedaron tan encasillados que no volvieron a comerse un colín y West se subió tanto a la parra que incluso renunció a encarnar a James Bond tras el fiasco de George Lazenby en Al servicio secreto de su majestad (1969). Por lo menos tuvieron el detalle de autoparodiarse ya talluditos en Regreso a la Batcueva (2002). Por si fuera poco, la serie no ha podido editarse en DVD ya que hay todo tipo de problemas legales sobre asuntos tan variopintos como los derechos sobre los textos, los trajes o el Batmóvil. En principio, este año debería salir a la venta ya que todo se ha resuelto. Por cierto, la película de 1966 tenía como objetivo popularizar la serie fuera de EEUU y fue un fracaso de taquilla (aunque sí se ha editado). Pero también tuvo cosas muy buenas. Se hizo famosa por sus actores, no sólo los más o menos regulares (Burguess Meredith, Cesar Romero, Otto Preminger, Eli Wallach, Vicent Price, Victor Buono...) como por los cameos, que solían salir a la ventana cuando los protagonistas escalaban un edificio (Jerry Lewis, Sammy Davis Jr., Edward G. Robinson, Bruce Lee...). Frank Sinatra intentó interpretar a Joker pero se quedó con las ganas.

La gran pregunta: Al principio, Bruce Wayne vivía en Metropolis, así que era vecino de Superman, pero luego se mudó a Gotham. Si se hubieran cruzado y peleado ¿quién hubiera ganado? La respuesta parece evidente: en principio, si el de Kripton le mete un viaje a Bruce Wayne lo deja con las orejas haciendo palmas. Pues no, ganaría Batman. La respuesta tienen truco ya que Superman le entregó a su amigo un anillo de kriptonita para que, en caso de que se volviera loco o se pasara al otro bando, pudiera pararle los pies. En la mítica miniserie de Frank Miller The Dark Knight Returns (1986), Batman está a punto de morder el polvo y sólo se salva por la intervención de Green Arrow que usa el anillo como punta de flecha. La revista Comic Book Resources considera este enfrentamiento como la mayor pelea entre superhéroes de la historia. Pero eso es el pasado. En 2016 se estrenará Batman vs. Superman, dirigida por Zack Snyder (300) y con Ben Affleck y Henry Cavall (respectivamente) como protagonistas. Veremos quién gana.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG