X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 4 diciembre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
Spoilers a gogó

El diablo está en los
detalles; nueve claves de 'True detective'

JAVIER CAVANILLES. 15/03/2014 La serie del año está llena de guiños que los amantes de las andanzas de los agentes Cohle y Hart deben conocer

VALENCIA. Sin duda True Detective es la serie del año. Pero no vale con haberla visto y mostrar adhesión incondicional mediante frases como "es la nueva..." o "la mejor desde...". En IMDB tiene un 9,5, sólo superada por Breaking Bad con un 9,6 así que el listón está muy alto. Que Obama o la princesa Leticia se hayan confesado admiradores añade aún más presión. En esta lista hay varias claves que se pueden dejar caer en una conversación y conquistar el título de el másquesabe de la tertulia.

1– True Detective: Esta es fácil. Es el nombre de una revista publicada en Estados Unidos entre 1924 y 1995 por distintos editores (en Gran Bretaña, aún existe) y en la que aparecieron algunas historias firmadas por Dashiell Hammett o Jim Thompson. Hasta 1939 su nombre era True Detective Mysteries, pero luego se acortó. La idea de la serie es que cada temporada incluya un caso totalmente distinto, inspirado o no en hechos reales, como si fueran distintos artículos de la revista. También hay quien ha querido ver una especie de guiño a la manera, sin concesiones, en que se presenta la relación entre los dos protagonistas, tan alejada de las típicas parejas de policías de ficción (se llevan peor que Mortadelo y Filemón). Otra interpretación es que, como en la vida misma, algunos de los criminales no puedan ser identificados o quede la sensación de que alguien importante les protege.

2– The Yellow King: Las referencias a El rey amarillo aparecen en varias ocasiones a lo largo de la serie para aludir al misterioso personaje que se oculta detrás de los asesinatos que investigan los agentes Rust Cohle (Matthew McConaughey) y Martin Hart (Woody Harrelson). Es un homenaje al libro del escritor norteamericano Robert W. Chambers (1865-1933) titulado The King in Yellow y publicado en 1885. Se trata de una colección de relatos cortos unidos por las referencias a una obra de teatro (la que da nombre al título) que vuelve loco al que la ve, pero cuyo poder de atracción es tal que nadie puede resistirse. Por supuesto, es una metáfora de la investigación y del descenso a los infiernos que ésta supone. Las estrellas negras y el símbolo en espiral que llevan tatuados algunos de los personajes (como la primera víctima, Dora Lange) aluden al mismo relato. En España, el libro fue publicado en 2011 por Valdemar bajo el título El Rey de Amarillo.

3– Carcosa: Es el nombre de un lugar que aparece varias veces en la serie. Aunque también sale citado en The King in Yellow su origen es anterior. La primera referencia está en el relato corto de Ambrose Bierce (1842-1914) titulado 'Un habitante de Carcosa'. De ella apenas se sabe nada, pero luego Chambers la retomará en The King in Yellow para presentarla como una ciudad que un día conoció el esplendor pero que con el tiempo se convirtió en un lugar en ruinas y que sirve como metáfora del infierno (el misterio se resuelve en el último capítulo). Son muchos los homenajes que ha recibido el lugar, como el que le hizo Neil Gaiman en Un Estudio en Esmeralda (2004), el de Alan Moore en Courtyard (1994) o el videojuego Mass Effect 3. Por cierto, en los mapas de Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin (Juego de Tronos en su versión televisiva) aparece un ciudad con ese nombre aunque nunca se le menciona en los textos.

4 Los mitos de Cthulhu: Al igual que Charmbers, H.P Lovecraft (1890-1937) era un admirador de la obra de Bierce: se inspiró en él The King in Yellow para su Necronomicón y citó varias veces a Carcosa en su obra. Pero el mítico escritor también aparece por méritos propios como referencia en True Detective, sobre todo por sus obras publicadas entre 1921 y 1935 y conocidas como Los Mitos de Cthulhu. Tras tan singular nombre se esconde un extraterrestre que vive encerrado en una cueva en los más hondo del Océano Pacífico. Los paralelismos entre el asesino que buscan Cohle y Hart son muchos: la alusión a la ‘cara con espaguetis' (Cthulhu tiene tentáculos de pulpo en la cabeza), nadie lo ha visto en persona y sólo aparece en relatos confusos, sus adoradores son "de baja ralea y mentalmente débiles"... Las referencias más claras son la imagen de uno de los asesinos con una máscara de gas y el retrato robot del misterioso asesino al que tratan de dar caza. Hay debate: algunos aseguran que, en realidad, esto último es un homenaje al Jardín de las Delicias de El Bosco.

5El escándalo de Hossana Church: El guionista y productor Nic Pizzolato (1975) nació en Nueva Orleans y fue educado en una familia ultracristiana. Eso explica en parte que su fuente de inspiración fuera un caso que le marcó de joven: el escándalo de Hossanna Church (2005). El sacerdote de la congregación, Louis David Lamonica, se presentó un día en la comisaría y confesó haber abusado de niños y animales durante cinco años. El tipo, de esos que sus vecinos dicen "parecía muy normal, siempre saludaba", aseguró que los hechos formaban parte de unos rituales satánicos, aunque nunca apareció la menor evidencia de que fuera así. Probablemente, fue una excusa para justificarse. Otro caso que parece haber servido de inspiración es el de las 8 de Jeff Davis, en alusión al número de prostitutas drogadictas que murieron asesinadas entre 2005 y 2009 en un zona próxima a donde vivía Pizzolato. El caso aún no ha sido resuelto y hay quien duda que fuera un asesino en serie como pretendía la policía. Algunos de los sospechosos eran agentes de la ley, de ahí las sospechas de Cohle y Hart sobre la posibilidad de que alguien esté encubriendo el caso que investigan.

6– Las coronas de cuernos: La primera de las víctimas aparece con una especie de corona con cuernos de venado, y estos son omnipresentes a lo largo de la serie. Es una clara alusión a esa especie de dios del mal que buscan los detectives. No hace falta saber mucho para entender que está inspirado en Moloch, dios de los fenicios, aunque después adoptado por otras civilizaciones, que simboliza el alma pero que, tras caer en desgracia, los hombres debían realizar sacrificios humanos ante él para purificarse.

7- Las estructuras de madera: Aparecen a lo largo de toda la serie y no está claro qué son. Unos parecen una especie de atrapasueños diabólicos (y algo de eso hay) y otros son una especie de ‘nidos' (que conectan con el submundo). Es un homenaje de Pizzolano a uno de sus escritores favoritos, Karl Wagner (1945-1994) y a uno de sus relatos cortos, 'Sticks'. En esta narración (inspirada también por los Mitos de Cthulu) sirven para invocar a una especie de dioses diabólicos. Cabe señalar que Wagner se inspiró a su vez en la obra del pintor Lee Brown Coye. Además, para contrarrestar el estilo tenebroso de Joshua Walsh (el encargado de construirlos), algunos de los dibujos (por ejemplo, los que aparecen en la iglesia quemada) se los encargaron a Ella Densen, una niña de 7 años. Por cierto, la editorial de Wagner se llamaba Carcosa.

8– Los hombres sin rostro: La imagen más conocida del Mardi Gras, la fiesta que se celebra el día antes del Miércoles de Ceniza, es la del vistoso carnaval de Nueva Orleans. Sin embargo, en las zonas rurales, los hombres se vestían como mendigos, llevaban ridículos sombreros y se tapaban las caras con máscaras que apenas dejaban intuir los rostros que ocultaban. Esta ceremonia inspira la secuencia del asesinato de Marie Fontenot que aparece en una cinta de VHS y que se convierte en la clave de la resolución del caso.

9– Homenaje a Aleister Crowley: Esta referencia es más sutil. Uno de los secundarios es un sacerdote llamado Joel Theriot. El apellido es una alusión a Aleister Crowley (1875-1941), el ocultista más famoso de la historia. Bautizado por la prensa británica de la época como La Gran Bestia. Durante un viaje por Canadá para promocionar su doctrina conocida como Thelema, después de uno de sus habituales atracones de droga, se nombró Maestro Therion. Sólo una letra le separa del personaje de la serie.

Estas son sólo algunas de las claves que los seguidores han ido detectando y publicando en Internet, pero hay muchas más. En todo caso, siempre se puede tirar por la calle de en medio: olvidarse de ellas y epatar al personal con frases tipo "Matthew McConaughey sobreactúa" o "a mi me gusta más Woody Harrelson".

Comparte esta noticia

7 comentarios

26/07/2015 11:21

Buenas, además de ser un profesional del sector soy un gran aficionado desde que era pequeño al cine negro y al de monstruos y terror, sigo los Mitos de Cthulhu desde hace muchos años, es un mundo maravilloso.

sofia escribió
03/07/2015 22:17

¡Buenísimo! Las frases de esta serie me encantan, mi frase favorita de la serie es: “El hombre es el animal más cruel”, es fabulosa. Por cierto comparto el sitio oficial http://www.hbomax.tv/true-detective-2/ de la nueva temporada.

Ndcla escribió
24/01/2015 12:01

Sólo apuntar que si bien las espirales son un símbolo celta, en la serie aparecen de forma invertida, lo que me parece muy curioso..Normalmente la espiral celta se forma en el sentido de las agujas del reloj, en el caso de la serie son en sentido contrario. El pentagrama significa una cosa, si éste está invertido la intencionalidad de su simbología es otra. Que todo esto lo comento sin ser, ni mucho menos, experta en historia, pero sí que es un detalle que me llamó la atención. Saludos

Ricardo escribió
04/07/2014 02:50

Hola, muy interesante tu articulo pero discrepo con el apartado 6 sobre las coronas. Me parece que se acerca más a los ritos celtas que a los Fenicios por el uso de espirales (muerte y resurrección en el seno de la naturaleza) y que el dios al que representan es a Cernunnos, el dios astado de los bosques.

miguel rosales escribió
20/04/2014 01:39

Gracias a true detective descubrì a chambers y a bierce, ya que no habìa leìdo sus obras hasta ahora.Me agrada esta literatura, inclusive la biblia satànica de anton lavey.

Silfide escribió
17/03/2014 23:02

"y conquistar el título de el másquesabe de la tertulia. " Por esta falta de ortografía se me han quitado las ganas de leer el resto del artículo.

Sonia Aguirre escribió
17/03/2014 00:36

Estupendo artículo, sólo quierro añadir una precisión sobre El rey de amarillo de Chambers, que es un libro dentro del libro, una obra dramática y es libro el que perturba severamente a aquel que lo lee, no la representación de la obra. Mi post en http://heroinasdiscolas.blogspot.com.es/2014/02/el-rey-de-amarillo.html Un saludo, Sonia

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG