X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 2 diciembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
La diáspora del audiovisual

La estampida

CARLOS AIMEUR/ EUGENIO VIÑAS. 14/02/2014 Los actores y cineastas valencianos que iniciaron una migración hacia Madrid, empujados por la crisis y el cierre de RTVV, comienzan a coincidir en rodajes de películas como 'Musarañas'

VALENCIA. La semana pasada se rodaron las últimas secuencias de Musarañas. Se trata de la primera película que financia la nueva productora de Álex de la Iglesia y Carolina Bang, Pokeepsie Films. El largometraje, un thriller "psicológico y claustrofóbico" ambientado en el Madrid de los años 50, ha sido dirigido por Esteban Roel y Juan Fernando Andrés, y cuenta en su reparto con los actores Macarena Gómez, Nadia de Santiago, Luis Tosar y Hugo Silva.

La película cuenta con una importante presencia valenciana. Su coproductor es Kiko Martínez, de Nadie es Perfecto, uno de los primeros exiliados valencianos en la capital. Junto a él ha trabajado un nutrido grupo de valencianos, principalmente en puestos técnicos de responsabilidad. Así, posaron al final del rodaje junto a Martínez, Rafa Carmona como ayudante de dirección (la segunda persona más importante en un set tras el director); Ángel Amorós como director de fotografía; la realizadora Avelina Prat como script; Carmen Veinat en la peluquería y maquillaje; Lourdes González, Jorge Calatayud...

"Todo el sector ha tenido que emigrar; no sé que actividad tendrán las productoras que se han quedado", comenta Martínez. "Yo mantengo la sede social en Valencia, pero estamos trabajando aquí porque al menos hay oportunidad de hacer cosas", añade. Tampoco es que Madrid sea el paraíso, como el propio Martínez reconoce. La producción de Musarañas se ha hecho al estilo americano, pagando con un sistema de puntos a todo el equipo. Conforme se vayan vendiendo entradas y derechos, la gente irá percibiendo el salario que le falte.

"La gente lo ha aceptado. Álex [de la Iglesia] y yo hemos tenido que adelantar dinero de nuestro bolsillo para ir pagando cosas. Pero las ventas están yendo muy bien en [el mercado del festival de] Berlín y yo tengo muy buenas expectativas con Cannes. Creo que conseguiremos algo bueno", comenta Martínez. Musarañas, que se ha rodado sin subvenciones, es en cierta medida la primera película de la diáspora del audiovisual valenciano. Una situación que parece que se repetirá.

 

Emigrar, dicen muchos, no es una opción; es la opción. Uno de los actores valencianos más populares, Ferran Gadea, president de l'Associació d'Actors i Actrius Professionals Valencians, por citar un ejemplo conocido, no ve con malos ojos la posibilidad de buscar un futuro fuera de Valencia. "Personalmente, lo tengo claro. O hay un cambio político, y no me refiero a un cambio en materia de política cultural, sino en la forma y en las decisiones sobre las cosas que afectan a la población, o no descarto marcharme".

Si lo hiciera se uniría a otros muchos actores y directores que ya habían emigrado o lo han hecho en los últimos meses. Algunos, como Sergio Villanueva, poco antes del cierre de RTVV, o como Quique Arce, quien tras triunfar en Madrid en series como Periodistas, decidió volver a Valencia, rodó un par de serie (Singles, Tarancón, el quinto mandamiento) y alguna película (9 meses, con guión suyo), y ha regresado a Madrid. Otros como el alcoyano Pau Durà son habituales en la televisión nacional y ahora los telespectadores le pueden ver en la serie de Tele 5 El Príncipe

Gadea, que conoce bien los casos citados en este mismo artículo, asegura que buena parte de los actores valencianos "ya se han marchado a Madrid o a Barcelona. Estamos al 90% de paro y es normal que la gente quiera un sueldo. Y lo peor de todo es que muchos acaban trabajando en cualquier otro oficio porque hoy en día, incluso en otras partes de España, es difícil conseguir cualquier trabajo".

EN UNA TABLA DE SURF SOBRE EL TSUNAMI 

Es un hecho del que da fe Villanueva, quien se encuentra instalado en Madrid desde septiembre del año pasado. "Me fui encima de una tabla de surf empujado por la ola que antecedía al tsunami", comenta refiriéndose al cierre de RTVV. "Todo el sector están en Madrid, física o espiritualmente. El que no se viene por allí es porque no puede por asuntos personales. Las circunstancias de cada cual les condiciona", reflexiona antes de asegurar que "la emigración es total".

Con experiencia en series como Hospital Central, Cuéntame o El Súper, Villanueva ha participado en programas de Canal 9 y concursos, lo cual no es óbice para que sea crítico con la cadena pública valenciana. "RTVV nos ha dado de comer a veces. Ha sido la mamá de la que todos mamamos, cuando tenía que haber sido una plataforma", reflexiona.

Ahora, dos meses y medio después del cierre, considera que parte del problema de la cadena ha sido una forma de ser de los valencianos. "Me lo decía un amigo: El problema de Valencia es que nunca sucede nada. Desde hace tiempo forma parte del ADN de la sociedad. Si hacías algo que estaba mal, no pasaba nada, pero si hacías algo que estaba bien tampoco; y la tragedia era cuando hacías algo que era buenísimo, porque daba igual". Con esos mimbres, la calidad se ha visto obligada a buscarse nuevas vías.

Él asegura estar a gusto en Madrid, dando clases y participando en películas de jóvenes realizadores. "En Madrid te encuentras a actores valencianos por todas partes", dice Villanueva. Uno de ellos, su amigo Enrique Arce, quien dice no mirar al pasado ni siquiera con nostalgia. "Estoy en otro punto; no siento rencor hacia nadie. No lanzo al universo energia negativa", bromea vía Facebook. Una actitud positiva que tienen muchos de los que ya se han marchado de Valencia. 

Pero no sólo actores sino también directores, guionistas, técnicos, responsables de producción. En este sentido, Gadea destaca que los perfiles técnicos han tenido una buena salida al exterior. "Son gente muy formada y muy válida. Conozco cámaras que se han ido a países como Argelia o República Dominicana". Allí pueden encontrar trabajo con cierta facilidad, incluso en países de los Emiratos Árabes Unidos, donde la cuestión idiomática representa un problema menor en comparación a la profesión actoral.

GUAPAS, JÓVENES, TALENTOSAS Y OBLIGADAS A EMIGRAR 

Al igual que Gadea, son muchos los que están pensando en coger las maletas o las han cogido ya. Dos de ellas, dos de las actrices más prometedoras de la televisión valenciana. Pese a ser un hito dentro de las audiencias de Canal 9 a lo largo de su historia, L'Alqueria Blanca dejó de producirse por una cuestión de costes. En ese momento, Iris Lezcano decidió buscarse la vida fuera de España, pese a que ya había participado en series nacionales como Sin tetas no hay paraíso u Hospital Central. "Quería un destino cercano, pero en un país donde pudiera formarme y trabajarme a la vez", reconocía recientemente Iris Lezcano.

La actriz de Aldaia tuvo además la desagradable experiencia de vivir un forzoso viaje de ida y vuelta. En verano, regresó con la maleta cargada de ilusiones para retomar el proyecto de L'Alqueria Blanca y pocos meses después, el 5 de noviembre de 2013 en la puerta del Teatro Principal de Valencia donde iba a ser preestrenado el primer capítulo de la nueva temporada, encajó junto al resto del reparto en directo la decisión del cierre de Radiotelevisión Valenciana.

Lezcano no lo pensó mucho y en pocos días decidió regresar a Londres donde reside y continúa con su carrera como actriz, todavía peleando por ir abriéndose hueco ahora de la mano de un manager británico en el que ha depositado mucha confianza. Sus andaduras siguen reflejadas en su blog, donde no oculta su trabajo como camarera del que ya habló en esta entrevista junto a Olga Alamán (otra actriz emigrada a Madrid). 

Son pocos los que se han quedado o han vuelto. Uno de ellos, Jaime Pujol, habitual de El Comisario, quien se está centrando en su labor como director y actor teatral. "Aunque en mi caso soy reacio a emigrar y mis salidas han sido (aunque largas) a causa del trabajo que me ha salido en Barcelona y en Madrid, es evidente que como aquí no queda nada habrá que buscarse las castañas fuera". Por el momento sigue trabajando, pero en el sector teatral, y este invierno ha preparado montajes de teatro junto a Diego Braguinsky.

Gadea reconoce que hay diferentes movimientos en la Comunidad Valenciana para producir teatro, aunque "es muy difícil porque el circuito teatral está destrozado. Por no mencionar las nulas ayudas a la creación teatral". Dentro de esta realidad, el representante de los actores valencianos se muestra especialmente preocupado por las consecuencias de la "desprofesionalización" del gremio. "Que la gente trabaje ahora en cualquier otra profesión es muy grave, porque supone una pérdida de conocimiento. Y no me refiero en esto únicamente a los actores, sino también a maquilladores, realizadores... si la situación en el teatro es dramática, en el audiovisual se ha sobrepasado el límite".

Sólo la presencia casi accidental del rodaje de Tomorrowland ha aliviado la ausencia de expectativas. Sin plan alternativo por parte de la Generalitat tras el cierre de RTVV, el sector ve que se están cumpliendo sus peores augurios. "Culturalmente, los valencianos nos estamos quedando descolgados del resto de España", comenta Martínez, "y eso es algo que los valencianos en general nos lo hemos de hacer mirar", concluye.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG