X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 25 septiembre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
'what a wonderful city'

Sabrina Burguet, una conductora de primera en el terreno anglosajón

CARLA VALLÉS. 28/12/2013

VALENCIA. Del mismo modo que a algunas personas con mas o menos complejo de superioridad les va "el café con leche en la Plaza Mayor" de manera reincidente, otras optan por hincar el codo, trasnochar dándose al redbull y little by little acabar defendiéndose en la lengua extranjera con cierto desparpajo como es el caso de Sabrina Burguet.

Licenciada en filología inglesa, tras haber trabajado como profesora en la escuela de idiomas de la Universidad de Florida varios años, decidió sumarse al masificado carro del emprendimiento y crear Red Bus. Una academia de inglés instalada en la localidad de Massanassa que, a pesar de los temores iniciales de su conductora, ha apretado el acelerador desde que abrió el pasado mes de julio y ya cuenta con 85 pasajeros a bordo.

"Cuando te dedicas a la docencia no reglada es habitual que cada uno, por su experiencia, tenga sus propias ideas de cómo abordar un proyecto personal en el caso de poder hacerlo efectivo. Sin embargo, tengo que confesar que al principio no estaba del todo convencida. Dejar de trabajar por montarme una academia me parecía algo kamikaze en estos tiempos pero mi marido, arquitecto de la obra, tenía muy clara la viabilidad. Aún así, yo no quería ni ir a ver el proceso de la reforma del local del que disponíamos, me daba miedo sacrificar todos mis ahorros, así que todo el mérito se lo debo a él", se sincera.

En el instante que entras a Red Bus la inmersión en la cultura inglesa es inmediata. O eso me sucedió a mi. Enfundada en un abrigo de borrego y con una bufanda a rayas similar a la de Harry Potter, de repente me encuentro visitando el Big Ben, alucinando con las vistas del London Eye o tomando un café, ahora sí, en la plaza de Trafalgar. La teletransportación resulta abrumadora. En sólo un paso abandonas una de las calles principales de Massanassa para aparecer como por arte de magia en un característico rincón de Londres.

Y no es casualidad. El tiempo dedicado a la decoración del local mediante percheros y huchas con forma de autobuses, cojines tapizados con la bandera inglesa o cabinas de teléfono londinenses, así como unos evocadores cuadros de los lugares míticos de la capital británica estuvo planificado por Sabrina desde el principio. Todo un alarde, como dirían por allí, del well done my dear. "El diseño arquitectónico estuvo supeditado desde el principio a la funcionalidad de mi propia forma de enseñar. Quería un lugar de espacios diáfanos y paredes de cristal de modo que los padres pudieran observar lo que hacen sus hijos, así como mesas con forma de 'u' que facilitaran la interacción entre alumnos y profesores".

Tomando las aptitudes de algunos de sus profesores durante la infancia como fuente de inspiración, para Sabrina "la metodología en la actualidad no tiene nada ver con la de antes". Sin entrar en detalles, cauta pero pícara, en cuanto a los motes que les adjudicaba a sus maestros, recuerda con especial cariño la cercanía que cada uno de ellos le profesaban durante sus clases.

QUE EL ALUMNO SE DIVIERTA MUCHO

Quizás, por ello, Sabrina opta por "un estilo en el que el alumno se divierta mucho" pues según ella "hay que entender el esfuerzo que ellos realizan y hay que intentar que las clases extraescolares no les supongan un rollazo". "Eso no quita", añade, "que sea muy estricta con ellos aunque no te lo voy a negar, me gusta mucho el cachondeo".

Y doy fe, la alegría, energía, mimo y confianza que desprende Red Bus no es más que la extensión de la simpática personalidad de una profesora comprometida de los pies a cabeza con el idioma y su aprendizaje. "Lo más importante es hablar y entender el inglés a nivel oral. Aquí enseñamos la lengua como una herramienta de comunicación para, por ejemplo, jamás verte en la tesitura de estar perdido en un aeropuerto. Lo importantes es que los alumnos no tengan ese tipo de barreras", señala.

En cuanto al tema de los profesores nativos, Sabrina piensa "que está sobrevalorado. No todos los que hablan inglés saben y pueden enseñar, y viceversa. Claro que si eres profesor y nativo, las ventajas hablan por sí solas. Aún así jamás he tenido ninguna queja. Es más, alguna vez me ha pasado que alguien me pregunte que de qué parte de Inglaterra soy", sonríe satisfecha de su buen hacer.

En este sentido, Sabrina repara en una cuestión importante a tener en cuenta. La que más diría yo dado el exilio de muchos que buscan una oportunidad laboral en el exterior convirtiendo a las academias en meetings points de máximo interés. "En las escuelas existe un déficit de calidad horaria para abordar la asignatura y muchos alumnos vienen a prepararse títulos para trabajar en el extranjero. Hemos tenido casos en los que incluso les preparamos las entrevistas simulando una batería de preguntas de RRHH ante su miedo a bloquearse".

No hay duda. Sabrina ha puesto las cartas sobre la mesa para que a nadie se le escape este autobús de las oportunidades. Por otro lado, "hace falta darle un impulso al idioma pues en comparación con otros países, como por ejemplo Grecia, no tenemos la misma formación", añade Sabrina en cuanto a la mala calificación que recibimos los españoles en el conocimiento de lenguas extranjeras.

Independientemente, por cierto, de nuestra más que vergonzosa posición en el dominio del inglés con respecto a otros países, "lo que es inadmisible y poco ético es la actitud de los políticos. Que a profesores de secundaria se les exija ahora un título de nivel intermedio y que los políticos no sepan responder a una sencilla pregunta me parece sencillamente poco responsable", opina Sabrina con conocimiento de causa. Si bien nuestro estima ya sin sin brillo resulta trastocado por un contexto infernal, aún se oscurece más cuando nuestros responsables, lejos de dar ejemplo, se esmeran en procurarnos una peor imagen internacional.

Overwhelmed, tras una enriquecedora conversación con Sabrina, le pregunto cuándo está previsto que Mateo nazca. Bebé por cierto al que sus padres han decidido inculcarle una educación trilingüe. "Me resultaría forzado hablarle inglés desde el principio porque no es su lengua materna pero hemos pensado encontrar momentos para alternar el español, el valenciano y vaya haciendo oído. Claro que me encantaría que sus primeras palabras fueran I Love you", explica frotándose su embarazadísima barriga.

De vuelta a casa releo con estupor las hojas de mi libreta e investigo en Internet, las cifras del bajo nivel de inglés de los españoles son alarmantes. Y más que lo serán tras el reciente recorte de las becas Erasmus. Menos mal que personajes como Sabrina levantan espacios comprometidos con la cultura anglosajona. No estaría mal tampoco que vinieran a invadirnos las tropas de Buckinghan Palace. De Erasmus, ya puestos.

Comparte esta noticia

3 comentarios

carla escribió
31/12/2013 08:35

Muchas gracias Amparo!! Feliz año, seguro que es un año el que viene es muchísimo mejor. Besos

Juanra escribió
30/12/2013 20:10

Dear Carla Your articles are so interesting and my english is getting worse everyday. I will go to RedBus to improve it. Coñas aparte te deseo un 2014 full of articles as beautiful as these. Verdadera gente emprendedora con ideas brillantes y pasión en lo que hace, motor de todo. You are the sunlight in the midlle of the crisis. And of couse, Your quality deserve the best. And the best is yet to come. Congratulations Carla & RedBus

Amparo Lledo escribió
28/12/2013 08:57

Carla, tus artículos refrescantes no dejan de aportar en esta época tan gris. Resulta reconfortante conocer a tanta gente emprendedora, versátil e imaginativa. Gracias a ellos y a ti por contarlo. Espero que el 2014 sea un año mejor y sigas día a día con tus historias. Abrazos.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG