X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Martes 15 junio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
TURISMO Y CINE

I Love Benidorm: la (verdadera) ciudad de vacaciones pide su sitio

CARLOS AIMEUR. 30/10/2014 Un documental analiza un modelo turístico que va ganando adeptos con los años

VALENCIA. "Benidorm es uno de los mejores lugares del mundo para no estar solo". Se lo dijo el sociólogo vasco José Miguel Iribas al periodista Arcadi Espada y éste lo incluyó en su libro Ebro/Orbe que publicó en 2007, en el que depositaba "el óbolo para su salvación". ¿Mantiene esta opinión, casi una década después? "Sin duda", responde Espada al otro lado del teléfono.

El escritor catalán no es el único que ha vertido negro sobre blanco ese respeto a la ciudad alicantina. Más allá del cliché hay mundo. Uno de los más destacados ha sido el periodista británico Giles Tremlett quien en su celebrado libro España ante sus fantasmas realizaba un panegírico sobre la capital de la Costa Blanca.

"Los periodistas británicos vienen [a Benidorm] a burlarse de vez en cuando. (...) Yo también lo he hecho. Pero, por otra parte, le tengo cada vez más respeto a este milagro recargado (...)", escribía. "Benidorm, por horrible que sea, es un monumento al trabajo duro y a la determinación", añadía.

Y cuando se habla de determinación, un nombre sale casi siempre a la palestra: Pedro Zaragoza Orts (1922-2008). Alcalde entre 1950 y 1967, falangista, republicano, visionario, atrevido, el hombre al que se menciona como modelo de manera ineludible, ha sido ya protagonista de un cortometraje de ficción, el premiado Bikini, de Óscar Bernàcer que protagonizan Sergio Caballero, Carlos Areces y Rosario Pardo.

En él se narra el famoso viaje que hizo Zaragoza al Pardo en Vespa en 1953 (ocho horas de duración) para reunirse con Franco y convencerle de que autorizara el uso de biklni en las playas de Benidorm, tras haber sido denunciado por la propia Guardia Civil y amenazado de excomunión por el arzobispo de Valencia, Marcelino Olaechea.

Ahora, el mismo equipo que realizó Bikini está preparando un largometraje documental, Benidorm y el hombre que embotelló el sol, que pretende explicar el origen de este fenómeno turístico desde una óptica más amplia que el mero halago o la crítica ácida. "Vamos a ver si le quitamos el sambenito", bromea el productor Jordi Llorca.

El largometraje, producido por Nakamura Films y codirigido por Bernàcer y Joana Martínez Ortueta, ha recibido una ayuda del ICAA de 28.717 euros y contará con un presupuesto de 230.000. Aproximación al personaje y, por extensión, al propio boom del turismo en España, el documental se quiere estrenar en cine. Parte de las entrevistas ya se han realizado y se está trabajando ahora en la grabación de nuevo material sobre y en torno a una ciudad que no deja a nadie indiferente.

Dando fe de este aserto, Bernàcer asegura: "La primera vez que pasé por Benidorm me quedé flipando pero, poco a poco, he ido cambiando de opinión", confiesa. Del escepticismo y la displicencia al reconocimiento, no ha hecho sino el mismo viaje que otros como el antes mentado Gilles Tremlett.

En su caso, explicita, la fascinación que le produjo "el alcalde de la Vespa", el ir descubriendo el personaje de Pedro Zaragoza durante la preparación de Bikini, fue la que le hizo ver con otros ojos esa metamorfosis que transformó el humilde pueblo de pescadores donde veraneaba la poetisa Sylvia Plath (1932-1963) en "la ciudad moderna dedicada al ocio de la clase media y abierta al mundo" que es hoy.

Todo eso en el contexto de "una España empobrecida, cerrada y pacata". Como apuntan en la memoria de producción él y Joana Martínez, el mérito de Zaragoza, "más allá de soñar un futuro distinto, fue la capacidad de llevarlo a cabo, echándose a la espalda un pueblo de pescadores al que convenció de invertir en una quimera".

La quimera es hoy una realidad: la ciudad turística por excelencia de España. Así, fue en 2013 la tercera en número de pernoctaciones hoteleras con 10,92 millones de estancias, y sólo le superaron Barcelona con 16,66 millones y Madrid con 14,87 millones. Fue también uno de los destinos preferido por los turistas extranjeros, y muy especialmente los británicos, con casi 5,5 millones de estancias. Para comprender la dimensión y lo que supone esta marea humana, basta con recordar que Benidorm tiene una población censada de 73.000 habitantes.

Con una ocupación hotelera media anual del 81,6%, la localidad ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos como ejemplifica la aparición en 2008 del Low Festival, que ha reemplazado en la práctica al Festival de la Canción, que se celebró entre 1959 y 2006.

"El Low Festival es un indicativo brutal de lo que es Benidorm", asegura Bernàcer. En su día, en el Festival de la Canción cantaban Julio Iglesias y Raphael. En la edición de 2014 del Low Festival, los grandes triunfadores fueron Massive Attack. Acudieron más de 75.000 personas, según los datos de la organización, casi tantos como habitantes.

La capacidad de Benidorm para reiventarse es casi proverbial. Es Arcadi Espada quien describe este comportamiento de la ciudad como el de "una inteligencia colectiva". "Se trata de un modelo turístico que funciona, con independencia de que sea o no el sitio que yo elegiría de vacaciones", dice. Y explica: "Funciona porque tiene un modelo argumental y de comportamiento completamente establecido".

Bien lo sabe el escritor de Elda Pedro Maestre (1967), un habitual de sus playas. "Ha sido el tipo de veraneo que siempre he vivido con mi familia", explica el ganador del Nadal. Es por ello que le dedicó a la ciudad su segunda novela, Benidorm, Benidorm, Benidorm (1997). "Me salió del alma", bromea. "La bauticé Las Vegas cañí porque tienes la sensación de que es una ciudad en la que pueden ocurrir muchas cosas", agrega.

Precisamente era ésta una de las cuestiones que Iribas le constataba a Espada en el capítulo de Ebro/Orbe dedicado a Benidorm, que uno podía percibir que es una ciudad para no estar solo por el hecho de que sucede "siempre algo, a cada hora", aunque sea mínimo. Para todas las edades. La ciudad es el mejor parque temático.

Todos los clichés caen y aunque "aún queda cierto tufillo", dice Maestre, es evidente que es una ciudad "que se ha sabido adaptar al paso del tiempo", agrega. En su día fue una puerta al sol para los extranjeros: ahora es casi un nexo de unión con el mundo.

Su animada vida nocturna, con una variada cantidad de locales que abarca todos los gustos y públicos, también habla de ese mundo más allá del prejuicio. En Benidorm se encuentran localizadas varias bandas residentes de rock que consiguen vivir de la música en directo, hasta tal punto que un colectivo de músicos, liderados por el italiano Erik Bergamaschi, de la banda Euro Pink Floyd, han impulsado la cooperativa Musicoop para tener cobertura legal y armonizar la vida musical con la fiscal. Desde su puesta en marcha este verano hasta ahora, esta asociación cuenta con 25 locales asociados y supera el centenar de músicos inscritos.

Convertida en una suerte de Arcadia accesible y democrática, la popularidad de Benidorm en el Reino Unido es tal que ha dado nombre a una serie de humor que se llama así, Benidorm, y que todavía no se ha podido contemplar en ninguna televisión española. Tras siete temporadas en funcionamiento, la irónica producción de la ITV se ha convertido en la mejor publicidad en las islas de la ciudad.

Ni siquiera la crítica al paisaje de rascacielos ha quedado incólume al paso del tiempo. E incluso se está revisando. Su Paseo de Poniente ha sido premiado por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España y son muchos los que han hecho ver, entre ellos el premio Nacional de Arquitectura, Carlos Ferrater, que su modelo urbanístico "es el más sostenible de la costa". Una idea que comparte Espada. "Mi generación odia los rascacielos por ignorancia, pero son mucho más ecológicos que los rascacielos horizontales", apunta.

Benidorm es pues un fenómeno más complejo que lo que dicta el tópico, más rico, más diverso. Se yergue como un bosque cuya dimensión real intentarán retratar en su documental Bernàcer y Martínez. Un largometraje que, adelanta, no tomará partido. "No se trata de amarla u odiarla", dice el cineasta; "se trata de entenderla". Y en eso están.

Comparte esta noticia

4 comentarios

vicente llorca llorca escribió
27/11/2014 14:26

amigo Cecilio,totalmente de acuerdo con tu comentario,pero como decia el slogam de aquel mesòn de enmedio de la mancha " mas chuletes y menos servilletas",a ver si las "fuerzas vivas de Benidorm" se mueven y apoyan este proyecto que tanto puede ayudar a potenciar a BENIDORM como uno de los referentes turisticos mas importyantes del mundo.Paerece ser que el ayuntamiento de Benidorm empieza a darse cuenta.Enhorabuena a SERVIGROUP que se mojò,cuando esto era un embriòn.

belen escribió
30/10/2014 22:18

Amo Benidorm ....es un cuidad encantadora

conchy gonzalez escribió
30/10/2014 21:21

benidor me encanta ya estuve 5 veces y cuanto mas voy mas me gusta me encanta pasear por la playa de poniente y levante tantos kilometros de playa es genial

Cecilio González Muñoz escribió
30/10/2014 10:08

Después de todo lo que he disfrutado leyendo este magnífico reportaje, sólo me resta dar las gracias a la persona que me facilita cualquier noticia relacionada con Benidorm: mi admirado amigo Juan Díaz, quien al igual que Paco Amillo, Roc Gregori, Miguel A. Martínez Monge, Mario Ayús y otros miembros de la tertulia "Los Cafés del Meliá" podrían aportar mucho a este ilusionante proyecto que contribuirá a dar a conocer a la verdadera CAPITAL TURÍSTICO-COSTERA DE ESPAÑA. Un lugar para volver.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG