X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 4 agosto 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
PALAU DE LES ARTS

9 minutos de aplausos: algunas claves del éxito de 'La forza del destino' 

CARLOS AIMEUR. 01/06/2014 El público en pie ovaciona al maestro Zubin Mehta en una clara demostración de apoyo

VALENCIA. La inauguración de la VII edición del Festival del Mediterrani se ha saldado con uno de los mayores éxitos de los últimos años en el Palau de les Arts. La nueva producción del coliseo valenciano, La forza del destino de Giuseppe Verdi en versión escénica de Davide Livermore y dirigida por el maestro Zubin Mehta, concluyó este sábado 31 de mayo con más de nueve minutos de aplausos, toda la platea en pie y repetidos gritos de ‘bravo'.

SI ERA UN PLEBISCITO, MEHTA LO HA GANADO

Antes de empezar el espectáculo cuando llegó al atril Mehta se giró para mirar al público, expectante. Los aplausos, hasta entonces corteses, se volvieron intensos. Era como si el maestro hubiera preguntado a los espectadores y estos le hubieran respondido. Las dudas sobre la continuidad del director flotan en el ambiente. Han sido nueve años de relación continuada y el público quiere que sean más. Por si tenía alguna duda, Mehta ya sabe que es muy querido por el público valenciano.

El mejor ejemplo lo tuvo durante los aplausos finales. Hasta que salió al escenario Mehta, la platea y el gallinero habían ovacionado con intensidad. Cuando apareció el maestro la platea se puso en pie como un resorte y los bravos se duplicaron. Como comentaba un asistente, si hubiera sido un partido de fútbol la gente habría agitado sus bufandas y habría coreado: "Mehta quédate".

El maestro está disgustado con los constantes recortes y en una de las pocas entrevistas que ha concedido con motivo del estreno de este montaje así se ha expresado. Mehta también ha criticado, una vez más, la escasa aportación del Ministerio de Cultura al proyecto valenciano en comparación con teatros como el Liceo de Barcelona. "¿Qué hemos hecho en Valencia para que nos traten así?" se pregunta.

ELEGANCIA MODERNA DEL TRABAJO DE LIVERMORE

De la necesidad virtud, el montaje que inauguró este sábado el VII Festival del Mediterrani hace de la escasez un hallazgo. La falta de dinero ha obligado incluso a cancelar el esperado espectáculo inaugural en la calle de La Fura dels Baus y las dos bandas de Llíria. Livermore, en esta tesitura, ha optado por el empleo de digitales y un hábil uso de la iluminación, apoyándose en la valía del equipo del Palau de les Arts. Videos, un montaje como de un tráiler de cine coordinado con la obertura, el vestuario de Mariana Fracasso... hasta unos agujeros en el suelo pueden ser una trinchera. 

Un ejemplo de la coordinación de Livermore con su equipo es que acudió al teatro acompañado de Fracasso y se sentaron juntos, en un lateral, en unas sillas de plástico, desde donde vieron toda la representación. Todos se han confabulado para hacer posible la reinterpretación cinéfila de Livermore de la ópera de Verdi.

GREGORY KUNDE, LIUDMILA MONASTIRSKA, ...

Decían en el coliseo valenciano que tenían uno de los mejores repartos de voces en mucho tiempo. A tenor de lo visto al concluir el estreno, la platea comparte ese parecer. Los aplausos del público fueron in crescendo cuando salieron a saludar el tenor Gregory Kunde y la soprano Liudmila Monastirska.

Kunde emocionó tanto que incluso muchos espectadores aplaudieron antes de tiempo el final de la celebérrima aria ‘O tu che in seno agli angeli'. Mehta hizo la broma, no es la primera vez, de indicarle al público cuando debía aplaudir con un movimiento circular de su brazo derecho.

El tenor también abrió con éxito la anterior edición del Festival del Mediterrani con un Otello que fue uno de los grandes momentos del año pasado. Este sábado noche muchos de los asistentes al estreno, habituales de la temporada, hablaban de la admirable progresión de este cantante que comienza a ser un nombre habitual en el coliseo valenciano.

PREDISPOSICIÓN DEL PÚBLICO, JOAN MATABOSCH... Y VAQUEROS

Existía entre el público una considerable predisposición hacia el espectáculo. La forza del destino es la producción propia más destacada del año por parte del coliseo y sus habituales han hecho del coliseo motivo de defensa. Entre los invitados de postín destacaba la presencia del director del Teatro Real, Joan Matabosch, quien compartió palco durante el primer acto con la intendente del Palau de les Arts, Helga Schmidt, aún convaleciente del accidente que padeció en Viena cuando una furgoneta le golpeó.

Presidió la consellera de Cultura, María José Català, acompañada de Manuel Tomás, gerente de CulturArts. Por allí se vio también a asiduos como Ramón Almazán y Mayrén Beneyto, o Felipe Garín, quien mantuvo una animada conversación con Català al concluir la segunda parte. Faltaba la reina, doña Sofía, pero en el Palau de les Arts esperan que acuda a cualquiera de las otras tres representaciones que quedan, el 5, 10 o el 14 de junio. "Le llamará Mehta y vendrá, como ha hecho siempre; son amigos", vaticinaban este sábado algunos.

RECONOCIMIENTO A LA ORQUESTA

La reciente aprobación del ERE por sólo nueve votos flotaba también en el ambiente y era comentada en algunos corrillos. "Vamos a ver qué pasa con esto", decían unos. "Tiene mala pinta", añadía otro. Hay preocupación por el futuro del complejo entre los aficionados que temen que se pierda uno de los pocos grandes proyectos culturales creado en los últimos quince años que sí ha alcanzado dimensión y reconocimiento internacional, por no decir el único.

La división que ha provocado el ERE en el propio coliseo es considerable. Los que más malestar han mostrado han sido los miembros de la orquesta del Palau de les Arts, una formación que ha perdido a una treintena de músicos en los últimos cuatro años. La Orquesta de la Comunitat Valenciana necesita incorporar nuevos profesores en algunos instrumentos, viola por ejemplo, y para suplir esas carencias debe acudir cada representación a refuerzos, algo que ha criticado en público Plácido Domingo.

Al inicio del cuarto acto Mehta se detuvo antes de subir y esperó a que el público aplaudiera a la Orquesta. La complicidad entre el maestro y los espectadores dio resultados. Los aplausos a la Orquesta y los gestos hacia ella fueron la norma en una noche de gran éxito que, comentaban trabajadores de la casa, "hacía años que no teníamos". Y eso es lo que necesitaban: demostrar a todo el mundo que el Palau de les Arts vale la pena.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG