X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 31 octubre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
POLÍTICA CULTURAL DE LA DIPUTACIÓN

Rus desmonta el legado de Tarancón y prima la cultura espectáculo

CARLOS AIMEUR/ FOTOS: EVA MÁÑEZ. 05/02/2014 Se ocupa personalmente de los concursos de dj's y rock, reduce el presupuesto a la mitad que en 2006, y renuncia a la labor investigadora de entidades como el Magnànim

VALENCIA. Este miércoles está previsto que la diputada de Cultura, María Jesús Puchalt, presente la programación cultural de la corporación provincial para 2014. La agenda no contempla ningún congreso internacional de Alfons el Magnànim, según anunció el nuevo director de la institución, Vicent Ribes-Iborra, en su presentación oficial.

Es un ejemplo más de cómo paulatinamente el presidente de la Diputación, Alfonso Rus, ha impuesto su modelo de programación cultural basado en el espectáculo, donde la investigación es accesoria. Con ello, Rus lamina el legado dejado por el malogrado Manolo Tarancón, quien cuando era presidente de la corporación abogó por una política cultural de prestigio, encaminada a poner en valor la Ilustración y la relevancia de figuras como la de Gregorio Mayans.

LAS CIFRAS HABLAN: LA CULTURA ES LA MITAD QUE EN 2006

Desde la llegada de Rus a la presidencia de la Diputación, el presupuesto del departamento de Cultura ha ido en franco retroceso. Pese a que este año el área experimenta un ligero aumento, al pasar de los 19,396 millones de 2013 a los 21,250 que se han presupuestado para 2014, sigue siendo el departamento con menor dotación por parte de la corporación.

A ello hay que unir el agravante de que el área se halla muy lejos de las cifras de financiación de las que gozó en otros tiempos. En el presupuesto de 2006, un año antes de la llegada de Rus al Palau de Batlia, la Diputación reservó para Cultura 41,450 millones, casi un 10% de los 426,595 de los que disponía toda la corporación. En 2014, Cultura sólo supondrá un 5,07% del presupuesto global. Es decir, ahora es la mitad de lo que fue.

EL ROCK Y LOS DJ'S SON COSA DEL PRESIDENTE

Rus ha ejemplificado lo que para él es la Cultura con su apuesta personal por el concurso Sona la Dipu, que desde su llegada dispone de dos campos: ‘Sona la Dipu dj's' y ‘Sona la Dipu Rock'. El presupuesto de este concurso depende de Presidencia y lo controlan dos personas de confianza del presidente, el diputado de Juventud, Miguel Bailach, y Francesc Barberá, director de Sona la Dipu. Para Rus la importancia de la música disco es tal que no dudó en gastarse en 2010 203.000 euros en la presentación del concurso 'Sona la Dipu dj's', la mayor parte de los cuales se desembolsaron en la fiesta de presentación del certamen el 5 de marzo de ese año en la Plaza de Toros de Valencia.

"El concepto de Cultura es el espectáculo, la banalización", dice un antiguo miembro de su equipo directivo. "En el fondo no tiene ni idea de cuál es el sentimiento que quiere darle, qué impronta", añade. A diferencia de Fernando Giner, su antecesor en el cargo, que con sus reparos respetó las líneas culturales trazadas por Tarancón, Rus ha decidido seguir sus gustos, más enfocados al show-business que a la ciencia. Entre sus apuestas personales, una clara es apoyar grandes conciertos de rock. De hecho, una de sus primeras medidas relevantes fue apoyar en 2008 con 200.000 euros del presupuesto de la corporación el concierto de Madonna en Cheste.

NO ES MUVIM PARA EXPOSICIONES PERO SÍ PARA XIMO BAYO

Donde mejor se ha podido contemplar cómo se ha relegado la Cultura es en el área museística. La eliminación de la Sala Parpalló se mal disimuló dándole una sala en el MuVIM. El museo, obra de Guillermo Vázquez Consuegra, ha sido objeto de constantes renovaciones, entre ellas de su exposición permanente. En lugar de actualizarla respetando el espíritu original, divulgación del espíritu de la Ilustración, se han limitado a repararla.

Cuando Tarancón lo creó aspiraba a que fuera un centro de referencia mundial en el estudio de la época de la Ilustración. Para ello se apoyaba en dos personalidades: la figura histórica de Gregorio Mayas y el trabajo contemporáneo del historiador Antonio Mestre. Hoy el recuerdo del primero se reduce a una sala del MuVIM, mientras que el segundo es tan solo director de un aula del Magnànim.

Otro tanto sucede con la política expositiva. El momento de mayor gloria del museo fue de la mano de Román de la Calle. El presidente de la Academia de Bellas Artes, acompañado por el malogrado Carlos Pérez, rediseñó la programación del centro incorporando elementos como la fotografía y la ilustración. Durante años fue el museo de referencia de Valencia.

Bajo la presidencia de Rus se produjo el episodio más oneroso del centro, con la censura en 2010 de la exposición de fotoperiodismo de la Unió de Periodistes de Valencia. Rus se posicionó del lado de su vicepresidente, Máximo Caturla, y apoyó la cancelación de la muestra porque se habían seleccionado imágenes referidas al caso Gürtel.

Tres años y medio después, Rus acudió a la inauguración de la exposición dedicada a la ruta del bakalao que ha tenido como comisario al escritor Lluís Fernández. El museo se había convertido en una discoteca. Esa noche actuaba el disc jockey valenciano Ximo Bayo, quien interpretó algunos de sus temas más conocidos como ‘Así me gusta a mí'. Rus disfrutó de la actuación en primera fila acompañado de la diputada Puchalt.

LA ELECCIÓN DE UN DIRECTOR DEL MAGNÀNIM A MEDIDA

El presidente de la corporación ha decidido controlar todos los aspectos de la vida de la Diputación, y donde mejor se ha percibido eso ha sido de nuevo en Cultura, donde impuso este enero al nuevo director de Alfons El Magnànim. En la corporación aseguran que no hubo siquiera amago de discusión. "Lo que Rus manda se cumple", dicen. Puchalt aceptó y fue la encargada de presentar a Ribes-Iborra en sociedad.

La apuesta de Rus fue por un hombre próximo a él, un profesor e historiador, cuyo perfil se ajustaba a sus deseos y no iba a plantearle problemas. La peculiar contratación del nuevo director del Magnànim, con contratos de seis meses en seis meses, hace que éste dependa por completo del presidente e imposibilita una independencia mínima a la hora de gestionar las actividades de la institución.

Una de las primeras medidas públicas anunciadas por Ribes-Iborra ha sido la anulación momentánea de los congresos internacionales. En principio se trata de una medida popular, con el fin de centrar el trabajo del Magnànim en los pueblos, pero en realidad supone un golpe a la finalidad científica de la institución. Los congresos permiten a los historiadores y científicos presentar sus publicaciones al margen de sus instituciones. Las publicaciones constituyen uno de los principales valores a la hora de medir el trabajo académico. Al perderse los congresos de Valencia, los investigadores tienen menos posibilidades de dar a conocer sus trabajos.

En la actualidad el área de Cultura está en manos de Puchalt, a quien acompaña el ex diputado de Cultura, Antonio Lis. Ambos gestionan el área de la corporación provincial que más peso específico ha perdido dentro de la institución. La próxima incorporación al equipo de Puchalt de José Luis Pinotti, antiguo responsable del Servicio de Asistencia de Recursos Culturales, se ha interpretado como un intento de recuperar el impulso en un área que se ha visto zaherida por las idas y venidas del presidente de la Diputación durante estos seis años. 2014 puede ser el año del cambio. O no.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG