X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 8 mayo 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
entrevista

Víctor Manuel: "La gente de Podemos ha movido el estanque. A ver qué pasa. No tengo miedo"

CARLOS AIMEUR. 03/06/2015 El cantautor actúa con Ana Belén el 13 de junio en el Palau de les Arts

VALENCIA. Se acerca la fecha del concierto de Ana Belén y Víctor Manuel en el Palau de les Arts de Valencia. Será el próximo 13 de junio, a las nueve de las noche. La venta de entradas se mantiene a un ritmo estable que hace prever que el auditorio se acabará llenando.

La cantante está preparando los ensayos de Medea que estrenará en la 61 edición del Festival de Teatro Clásico de Mérida. Encarna a Medea. Es la cuarta ocasión que pisa el escenario de este festival, tras dar vida a La bella Helena (1995), Fedra (2007) y Electra (2012). La dramaturgia de la obra corre a cargo de Vicente Molina Foix, a partir de textos de Eurípides y Séneca, y dirige José Carlos Plaza.

Por su parte, Víctor Manuel se encuentra en su casa. Dice que al otro lado de la ventana puede ver "unas florecillas, árboles, unos chopos de la casa de al lado". No es ése el paisaje que ve cuando trabaja, porque entonces, explica, se esconde en el garaje. "Me encierro con luz artificial, tengo que encerrarme", ríe al otro lado del teléfono.

Hacía siete años que no salían en gira los dos juntos. En 2015 recorrerán media España presentando su nuevo disco, Canciones Regaladas, en el que reinterpretan grandes temas de artistas como Rubén Blades, Leonard Cohen, José Alfredo Jiménez, Carlos Berlanga, Chico Buarque, Astor Piazzolla o Billy Joel, entre otros.

La gira de Canciones regaladas acaba de comenzar en Sevilla. En su concierto el pasado viernes en el Auditorio Rocío Jurado estuvieron tres horas, una marca digna de Bruce Springteen. "Tenemos que hacer algo, acortar, porque tres horas es mucho", reflexiona Víctor Manuel.

La cita de Valencia será la segunda de este tour. Hacía 15 años que no visitaban juntos la ciudad, un lugar que les trae muy buenos recuerdos porque fue aquí donde comenzaron su gira más exitosa, La Puerta de Alcalà, hace ahora 30 años en el campo de Mestalla ante 40.000 personas. Cifras, sin duda, de otro tiempo.

Llegan a una ciudad en la que se ha producido un cambio político que ha acabado con el gobierno del PP tras 24 años ininterrumpidos. Un vuelco que le ha deparado una sorpresa: "El estupor de los partidos mayoritarios, como si de repente se hubieran caído un guindo; esa Rita Barberá diciendo ‘¡que hostia, qué hostia!'. Yo les preguntaría: ‘¿Pero no sabíais nada? ¿Nos habíais dado cuenta?'. Creo que pensaban que iba a venir alguien del cielo y les iba a salvar", comenta.

Víctor Manuel ve con interés la evolución de la política española. Aunque sólo perteneció cuatro años al PCE, se le vincula a este partido de manera automática, en una referencia que es cliché. Igualmente hay quien recuerda una canción que le dedicó a Franco en los años sesenta, un tema que, rememora, "pasó desapercibido en su momento" y que atribuye a la ignorancia del chaval que era entonces. Forma parte de la idiosincrasia española. Lo del perro y mataperros. "En este país hay muchos prejuicios ideológicos. Se le pregunta a un artista por lo que opina y luego se le machaca, tanto si es derecha o de izquierda. A mí me gustaría pertenecer al país de George Clooney, donde él dice que es demócrata y los republicanos siguen yendo al cine a ver sus películas", ríe.

Habla del movimiento Podemos y su líder Pablo Iglesias. "La gente de Podemos han movido el estanque. Vamos a ver qué pasa. A mí me hacen gracia los que hablan de miedo. Yo no tengo miedo. A los facinerosos, a los que nos han robado, a esos sí les tengo miedo, pero ¿por qué vamos a tener miedo a un chaval que no ha hecho hasta ahora Política?", se pregunta.

No elude ningún tema. No se esconde. No tiene miedo al qué dirán. Al cómo interpretarán esto. Aquello. Es parte del aprendizaje de un artista. Cuando un creador madura sabe que hay un día en el que descubre esa verdad. "Lo que tiene que ocurrirte es que en un momento determinado sepas que no puedes gustar a todo el mundo. En un principio es lo que quieres. Si vienes de una extracción humilde, como es mi caso, la tendencia es hacer la vida agradable a los demás. Yo escribo canciones y prefiero que gusten... pero un día descubres que no es así".

En el fondo, más que un compositor cabría hablar de un juglar. "Me gusta contar historias. A veces son, pequeñitas, otras son como ‘La madre'. Hay canciones que se te van olvidando. Uno también escribe canciones innecesarias", conviene.

Son la excepción en una carrera muy larga llena de grandes éxitos. E incluso entre estos éxitos establece diferencias. Hay algunas canciones más especiales. Entre ellas, ‘Sólo pienso en ti'. "Me lo recuerdan los padres de los discapacitados", comenta. Otras, como ‘La madre', se las citan amigos y compañeros. "Joaquín Sabina dice que es la canción más hija de puta que existe", revela entre risas.

—¿Y no se cansa uno de cantar las mismas canciones 2.000 veces?

—No. La gente no quiere otras cosas, quiere los hits. No quiere canciones nuevas.

—¿Qué hace para no aburrirse?

—Trato siempre de recrear el momento en el que la hice. Eso es lo que intento.

En activo desde mediados de los años sesenta, su carrera dio un giro, dice, "a partir de Soy un corazón tendido al sol", un disco de 1979 con el que renovó el estilo de los cantautores españoles, "con sonidos brillantes, con buenos arregladores en Bolonia, en Londres con Geoff Westley". Y es que un buen arreglista puede hacer que una canción sea más espectacular. "Eso me paso la primera vez que grabé en Wembley y se pusieron a tocar ‘Asturias'. Me puse a llorar tres horas", confiesa.

Con Westley, además, aprendió a trabajar dejando manos libres a sus colaboradores. "Geoff es muy intervencionista. Cuando tiene una canción la reconstruye... Eso al principio me daba un vértigo tremendo, pero luego admiraba el resultado. En otras no le dejé. No quería soltar ‘La Puerta de Alcalá' y yo le decía: ‘Déjala tal y como está'. Quería que sonara así, una canción sencilla", relata.

Algunas de esas canciones han pasado de padres a hijos, y han hecho que en sus públicos sea habitual que confluyan dos y hasta tres generaciones, algo que se espera que también ocurra en Valencia. "No se pretende ser transversal a las generaciones", advierte. "Cada generación tiene su música y sus músicos. Pero es cierto que hay elementos comunes y sentimientos comunes a todos", apunta.

Muchos de esos jóvenes le han descubierto por Internet. Y aunque como directivo de la SGAE tuvo un papel protagonista en las primeras protestas de artistas por los derechos digitales, él, contradiciendo cualquier prejuicio, ve a Internet su lado positivo. "En general beneficia a los artistas en términos de popularidad. Ahora esa música está ahí disponible. Si nos dicen de jóvenes que habría que escucharla en un ordenador y con unos casquitos... A nosotros, que sólo pensábamos en ahorrar para tener el equipo de alta fidelidad más grande...". 

Eso no le hace empero ser tibio con la piratería. "Este es un país muy salvaje. Cuando hacemos una cosa la hacemos a fondo. Pero he intentado no culpabilizar al que hace clic sino al que lo permite. Cuando yo era pequeño, en donde vivía, la gente robaba la luz del poste. Eso pasó hasta que apareció la Guardia Civil. Pues esto igual. Pasará hasta que quieran Telefónica, Vodafone... A mí no me preocupa mi vida, ya tengo todo el pescado vendido, sino la de las nuevas generaciones. Qué se le va a hacer. Habrá una generación o dos de músicos que no podrán vivir de su música".

Comparte esta noticia

1 comentario

josemariafernandez escribió
03/06/2015 20:45

A mí me gusta todo lo que ha hecho Victor, menos su paso por el PSOE

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG