X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 23 junio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
Apréndanse este nombre

Antonio Garrido, el escritor que triunfa en todo el mundo por fin lo hará en España

CARLOS AIMEUR. 18/05/2015 El ganador del premio de Novela Fernando Lara vende cinco veces más ejemplares en el extranjero que en nuestro país; fue número uno en Amazon EEUU

VALENCIA. Por nacimiento es andaluz. Antonio Garrido nació en Linares, Jaén, en 1963. Pero lleva más de 20 años en Valencia y en muchos extremos se siente ya un valenciano más. Como él mismo dice en broma, "es aquí donde voy a morir".

Con solo dos obras publicadas, La escriba (2008) y El lector de cadáveres (2011), se ha convertido en uno de los autores españoles que más venden en todo el mundo. La escriba fue un éxito extraordinario en Alemania, mientras que El lector de cadáveres, que recibió el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza, en su traducción al inglés alcanzó el número uno en ventas en las lista de Amazon en Estados Unidos.

Pese a ello, este profesor de Ingeniería en el CEU San Pablo, es un ilustre desconocido entre buena parte del público español. Sigue siendo una buena recomendación, el típico autor que sorprende a lectores avezados y del que presumen los que están al tanto de las últimas novedades. Vendría a ser como un Carlos Ruiz Zafón o un Ken Follet antes de ser famosos. Leerle no decepciona. Sus libros dan lo que prometen.

Esta condición cambiará definitivamente a partir de este año. La semana pasada Garrido obtuvo el vigésimo Premio de Novela Fernando Lara con El último paraíso, una novela histórica ambientada tras el crack del 29. El libro saldrá a la venta el próximo 2 de junio y constituirá el lanzamiento nacional de un escritor que vende en estos momentos en el extranjero cinco veces más que en España.

El porqué de este discreto éxito en su país de origen, insólito en la narrativa española, tiene que ver mucho tanto con su forma de ser, alejada de los oropeles y los mundillos literarios, y, sobre todo, por el enorme interés que despiertan sus temas allende los Pirineos. Obviamente, Garrido no es precisamente un desconocido entre los profesionales del mercado editorial. Más bien al contrario, se le considera uno de los autores con más recorrido. Sin embargo, sus números en nuestro país, con ser buenos, muy buenos, están muy lejos de los que alcanzan en Estados Unidos donde, por ejemplo, llegó a ser candidato al premio Edgar.

Por establecer un parangón, el caso de Garrido es bastante similar al de Javier Sierra, quien logró con La cena secreta un éxito extraordinario en EEUU y ventas varias veces superiores a las logradas en España. Pero, a diferencia de Sierra, Garrido no es una persona de perfil mediático y es poco pródigo en apariciones públicas. No por que tenga un carácter huraño, más bien al contrario, es una persona amable y atenta, sino porque, simple y llanamente, ha hecho su vida al margen de los flashes y de la fama.

La misma irrupción de Garrido en el panorama editorial español fue sorprendente y descolocó a más de uno. Su única conexión pública con la literatura se remontaba a su infancia, cuando ganó un concurso de redacción. Como regalo le dieron un Mercedes de juguete y Garrido entonces pensó que de mayor quería tener un coche así. Se centró en su vida profesional, en estudiar Ingeniería Aeronáutica y, posteriormente, en la docencia, la otra gran pasión de su vida. Y así creció con una vida "feliz" marcada por sus veranos en El Centenillo, un pueblo que en su día perteneció a una colonia británica que explotaba una mina cercana, y donde vivió aventuras dignas de los Cinco de Enid Blyton; sólo les faltaba el contrabandista y el ladrón.

Si bien como lector es compulsivo, Garrido como autor es de creación sosegada. Es meditativo. Es poco dado a los arreones. Su primer libro, por ejemplo, lo comenzó a trazar en 1999 y apareció publicado en 2008. Aunque estaba centrado en su vida profesional y personal, llevaba años meditando con escribir una novela. El gusanillo de la infancia no se le había ido. Y una vez conducido un Mercedes, conducido todos. Así que se puso a trabajar en una novela sobre vikingos. Sí. Un jienense que vive en Valencia con familia en Cantabria, se puso a escribir sobre vikingos.

Sin embargo, como él mismo dice, no es lo mismo querer contar algo, que tener algo que contar. La historia se le había atrancado y no tenía ninguna motivación exterior (las series sobre vikingos vinieron años después). Fue entonces, en octubre de 1999, cuando el azar se cruzó en su camino y le dio lo que buscaba. Ocurrió en un congreso de ingeniería de automóviles en la ciudad de Wiesbaden, a poca distancia de Frankfurt. Durante todo el congreso un doctor, Gerhard Müller, amable y despistado, le saludó varias veces confundiéndole con otra persona. Una vez resuelto el entuerto, el hombre le invitó a cenar con su esposa, Frida Müller, quien estaba preparando una tesis sobre la coronación de Carlomagno y las intrigas que le rodearon.

Gracias a ello Garrido pudo conocer en profundidad la donación de Constatino, posiblemente la mayor estafa de la Historia y que fue perpetrada por la Iglesia Católica. Los responsables de la curia se inventaron un documento falso, realizado en torno al año 750, por el cual Constantino en su lecho de muerte le había donado al papa Silvestre I, cuatro siglos años, en torno al 330, la ciudad de Roma, las provincias de Italia y el Imperio Romano en Occidente. En virtud de esto, además de las posesiones, la Iglesia se arrogaba el papel de nombrar al emperador. A Carlomagno le interesaba y a la Iglesia del siglo VIII más, y ambos dieron bueno por la falsificación merced la cual el Vaticano existe y Carlomagno fue nombrado emperador.

Con esa idea como trasfondo, Garrido comenzó a construir una novela de aventuras ambientada en Alemania en el año 799 en la que le dio el papel principal a una escriba mujer, que se ve inmersa en unas intrigas políticas y religiosas en torno al documento falso de la donación. El resultado fue un apasionante thriller que si bien vendió cerca de 100.000 ejemplares sólo en España, obtuvo mucha más resonancia en Francia y Alemania donde llegó a encabezar varias listas.

En cierta medida parecido destino tuvo su segunda novela, El lector de cadáveres, una novela también ambientada en el Medievo, en este caso, chino. Para su fantasía Garrido se fijó en la atractiva personalidad del médico y juez Cí Song, quien está considerado como el padre de la investigación forense. Al igual que en la novela anterior, Garrido se afanó primero en conocer la psicología de los personajes, el contexto, la época, antes de documentarse. Ésa es una constante en sus libros. Medita y reflexiona cómo funciona la mentalidad de los personajes antes incluso de plantearse la peripecia.

El resultado de nuevo fueron ventas superiores a las cinco cifras, si bien otra vez fue mayor su éxito en el extranjero que en España. Reconocimientos como el obtenido en Zaragoza palidecen ante la retahíla de premios cosechados en EEUU o en Francia donde logró el prestigioso Griffe Noire a la Mejor Novela Histórica extranjera.

Su próximo éxito será El último paraíso, un libro con rasgos de thriller que toma como punto de partida uno de esos momentos de la Historia prácticamente desconocidos que a él le encanta redescubrir para el gran público. Se trata de la emigración masiva de estadounidenses en el año 1931 a la URSS, que viajaron en pos del Edén que les anunciaba el New York Times que era la dictadura de Stalin.

Como en sus anteriores libros, la intriga se combina con la documentación histórica para ofrecer un apasionante fresco sobre la condición humana. La calidad de la novela apasionó a un jurado presidido por el escritor Fernando Delgado que no sólo le premió con los 120.000 euros del galardón sino que ha puesto ahora el foco de los medios sobre él. Después de esto, Garrido está llamado a convertirse en el best seller español. Una condición de la que ya disfrutaba en medio mundo. Justicia poética.

Comparte esta noticia

1 comentario

18/05/2015 12:34

Mi historia es un poco paralela a la de Antonio Garrido, al que seguro que conoceré. Yo también he viajado mucho al Centenillo y sigo viajando, es mi lugar preferido. He escrito dos novelas, que están publicadas una de ellas narrando las vivencias de este pequeño pueblo de Jaén; En tierra de minas: El Centenillo y otra un tema muy diferente; Desencuentro en el Norte. Quiero felicitar desde aquí a Antonio Garrido porque hay muchas trabas y mucho trabajo para llegar hasta donde él ha llegado.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG