X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 30 mayo 2024
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
NOVEDAD COMIC

Miguel Gallardo y María, una niña de 20 años

JAVIER CAVANILLES. 09/05/2015

 

VALENCIA Los amantes de los cómics se limpian la boca con jabón después de pronunciar su nombre para no mancillarlo. Miguel Gallardo (Lérida, 1955) es, sin duda, uno de los autores más reverenciados del cómic español gracias a las andanzas del mítico Makoki. Hace ocho años publicó María y yo (Astiberri), su experiencia como padre de una niña afectada por un Trastorno del Espectro Autista (TAE). Una obra que acabó convertida en documental (Félix Fernández de Castro, 2010) y que cambió la visión que se tenía de la enfermedad. Ahora regresa a las estanterías con María cumple 20 Años (Astiberri, 2015), en el que mantiene su optimismo pero sin renunciar al realismo: "no hay luz al final del túnel", advierte.

"Nunca pensé que habría una segunda parte de María, aunque cuando estoy con ella no paro de dibujar. Con eso y mis cuadernos de viaje, un día cambié de idea y decidí hacer una continuación porque me di cuenta de que sobre autistas adultos no hay casi nada escrito, y pensé que podría servir de ayuda compartir mi experiencia como ocurrió con María y Yo", explica el dibujante cuya obra acaba de traducirse al ruso.

Pocas cosas han cambiado en la vida de Gallardo y María. Él sigue viviendo en Barcelona y pasa con ella el verano, solo que ya no van a hoteles rodeados de guiris sino que prefieren disfrutar de la Costa Brava. Ella sigue siendo imprevisible, encantadora, cariñosa, todavía da pellizcos para llamar la atención y es "un poco punki". Y eso es lo más duro del cómic.

20 AÑOS SÍ ES MUCHO

"Cuando le enseñé María cumple 20 años a mi exmujer le gustó mucho, pero también se puso muy triste. María ha pasado ya la adolescencia, ya es toda una mujer y, sin embargo, sigue siendo la misma niña que era hace ocho años, como si no hubiera avanzado", advierte Gallardo sin amargura, "y te eso te hace pensar mucho".

Por eso Gallardo recuerda que, por muchas esperanzas que alberguen algunos, el TAE no tiene cura ni parece que vaya a aparecer en un futuro cercano. "Es duro, pero es así. Esto no es como Rain Man (Barry Levinson, 1988), aquí no hay final feliz y hay que tenerlo claro", añade con realismo.

"Lo importante no es si ha habido avances, que aunque parezcan poca cosa no lo son, como haber descubierto el dibujo lo la música [¡le gustan los Kiss!]. Lo que cuenta es si es feliz", apostilla.

Gallardo también recuerda que, si con el TAE en general hay desconocimiento, "cuando hablamos de cómo afecta a los adultos es peor todavía. Este libro es un poco para recordarles a los padres que no están solos, que otros hemos pasado por lo mismo y hemos tenido sus mismos miedos y que a lo que hay que aprender es a convivir con el trastorno". El dibujante es partidario incluso de que crear en las asociaciones algo parecido a Escuela para Padres para compartir experiencias.

ROMPIENDO TABÚES

En María Cumple 20 Años, no evita tocar algunos temas que, muchas veces, parecen tabú. "María tiene la regla, cómo cualquier mujer de su edad, y la sufre como todas, y también tiene su sexualidad. A mucha gente abordar esas cuestiones les da cierto pudor pero hay que hacerlo y con toda normalidad". "Los autistas on personas", recuerda, "tan diferentes como cualquiera de nosotros, pero que tienen una relación diferente con su cuerpo".

Otra de las preguntas que quitan el sueño a los padres es la de ¿qué pasará después? "Sin duda, es la más dura, y yo no tengo la respuesta. Lo que sí sé es que no quiero caridad, y por eso me reconforta saber que hay una ‘red de cariño' de gente que quiere a María y que estará ahí cuando hagan falta".

EL BOOM DEL CÓMIC

Gallardo, que ya no cumple los 50 y aunque está separado ni es runner ni experto en Gin Tonics (es abstemio), y  ni siquiera está pensando en hacer lo que ahora se llama una novela gráfica (los tebeos largos de toda la vida). "Es demasiado trabajo, para conseguir sacar adelante un proyecto necesitas al menos dos años de promoción y eso es mucho tiempo. Ahora hago lo que quiero y cuando quiero", añade.

A la conversación se une Sento Llobell a.k.a Sento (Valencia, 1953), uno de los máximos representantes de lo que se llamó, allá en los 80, en la Escuela Valenciana. Acaba de autoeditar Un Médico Novato, y está a punto de encargar una segunda edición. Coincide con Gallardo. "Ahora, es prácticamente imposible vivir de los cómics, salvo que seas Paco Roca. Se está publicando mucho, probablemente demasiado, y ni los aficionados ni las librerías pueden seguir el ritmo. Antes sí, se pagaba mejor y con las colaboraciones podías conseguir un salario bastante digno", explica.

¿QUÉ FUE DE MAKOKI?

Makoki, el personaje que le hizo célebre, murió oficialmente en 1994. El aburrimiento y problemas legales con uno de los co-creadores, Felipe Borrallo, se llevaron al símbolo del underground a una tumba de papel de la que solo ha salido en forma de reediciones. "La relación con él es un poco de amor-odio, porque mucho de lo que he sido se lo debo a él, pero a veces pienso que por dibujar Makoki dejé de hacer otras cosas", dice.

Lo que sí sigue vivo es el mito. Aún se le acercan lectores de la época recordando algunas de sus frases y "hace poco estuve en el Instituto Cervantes de Atenas y resulta que el director era un gran fan. En todo caso, ahora cuando lo padres se enteran de que lo dibujé yo flipan bastante".

Meses atrás, se lo dejó para leer a su novia holandesa. "No entendía nada, así que se lo tuve que explicar y, la verdad, hay que reconocer que la cosa tenía gracia. En Francia y Alemania se publicó El Niñato [un volumen dedicado a un de los miembros de la basca] y yo creo que necesitaron tres traductores, porque había tanto argot que era casi imposible sacar algo en claro". Pero ¿cuál fue el secreto del éxito? "Probablemente, que los personajes eran auténticos, es decir, que se basaban en gente que conocíamos de la época y había cada uno...", dice mientras hace un gesto con la mano.

OTROS PROYECTOS

También guarda buen recuerdo de Perico Carambola, en la Cresta de la Cola, un paparazzi basado en El Reportero Tribulete. "Creíamos que iba a triunfar, pero no tuvo mucho éxito. Es una pena porque me reía mucho haciéndolo".

Tampoco marcó época su adaptación, también con el guionista Ignacio Vidal-Floch, de las andanzas de Roberto Alcázar y Pedrín, rebautizados para la ocasión como Roberto España y Manolín y enfrentados al PSOE de Felipe González. "Una pena. Tuve que leerme un montón de historietas de ellos para poder dibujar igual de mal que Vañó, lo cual es casi imposible", recuerda.

Ahora Gallardo sigue como ilustrador (esporádicamente, en The New Yorker) tras ser despedido y recuperado por La Vanguardia. "Pero sobre todo estoy centrado en proyectos sociales, como son mis charlas sobre el autismo, o mis colaboraciones con algunas ONG", explica. Uno de estos proyectos incluye el diseño de un colegio adaptado en Barcelona.

Además, tiene tiempo para el activismo político y se ha unido al Movimiento de Liberación Gráfica, una iniciativa auspiciada por Xavier Mariscal (Valencia, 1950). "Aunque parece una asociación gay, en realidad somos un grupo de ilustradores que, de manera altruista, nos encargamos de apoyar la candidatura de Ada Colau a la alcaldía de Barcelona con todo lo relativo al diseño gráfico", explica. Así, por ejemplo, autores como Ed Carosia, Patossa, Martin Tognola... crean carteles que distribuyen gratuitamente, para que los ciudadanos los vayan colgando por la paredes de la ciudad.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
[email protected]
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG