X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 31 octubre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
una propuesta de ida y vuelta

Y si baja el IVA, ¿qué pasará?

C. AIMEUR. 11/03/2015

VALENCIA. Ni un elogio. Ni una buena palabra. Como mucho un 'ya era hora' y sobre todo una pregunta: ‘¿por qué no antes?'. El Gobierno anunció este lunes la bajada del IVA cultural del 21 al 10% a través de una filtración al periódico ABC y horas después la desmintió el propio Mariano Rajoy, si bien admitió que la estaba estudiando. La medida se prevé inevitable y ya hay quien pone una fecha: septiembre. La noticia fue recibida de todos modos con apatía y desgana entre los principales agentes culturales. Entre el cansancio, el hartazgo, el malestar y la indignación, las redes sociales hirvieron en la tarde del lunes y la mañana del martes con exabruptos dirigidos al ministro de Hacienda que propuso la idea, Cristóbal Montoro, y al presidente del Gobierno que la firmó.

A ambos se les señala como los responsables de un decisión que durante los dos últimos años ha condicionado, lastrado y hundido a decenas de empresas culturales a lo largo de toda España, que ha provocado carestía, cierres de salas históricas, despidos e inseguridad laboral. Las cifras son contumaces. En todas las artes. La Federación de Exhibidores Cinematográficos Españoles, por ejemplo, realizó a principios de año una comparativa entre la taquilla de 2011, último año con un IVA del 8%, y 2014, el primer año con un IVA del 21%. El descenso de taquilla neto fue del 26%; el de espectadores, fue del 8,62%; 15,8 puntos de diferencia. Para los exhibidores no hay duda de que la subida del IVA ha sido la puntilla que destrozó su cuenta de resultados; algunos creen que tanto o más que la piratería.

Otro tanto sostienen los promotores de conciertos de rock. El anuario de la Asociación de Promotores Musicales certificó como de los 206 millones de euros recaudados entre septiembre de 2011 y agosto de 2012 se pasó a 147 millones en el mismo periodo entre 2012 y 2013, una caída del 28,6% que ponía de manifiesto el efecto negativo de la aplicación del IVA del 21%. Además, a esto se sumó una caída del 10,6% en la programación, según datos de la SGAE.

Este descenso se trasladó, inevitablemente, al tejido laboral. El empleo cultural descendió de 488.700 a 457.000 trabajadores, hasta niveles de 2006. En el caso de la música en vivo, los representantes de la APM calculaban que se habían cerrado 300 agencias y que en total se habían perdido alrededor de 1.200 empleos. Por si fuera poco, el incremento del IVA se había traducido en una pérdida de recaudación fiscal de alrededor de 29 millones de euros, según las estimaciones de la APM; otro ejemplo más de la perspicacia y brillantez de la medida de Montoro.

Pese a estos datos, el Gobierno lleva el último medio año lanzando bombas de humo sobre el descenso del IVA cultural, anunciándolo y negándolo de continuo, en un juego enfermizo. Una decisión que muchos empresarios de las industrias culturales no entienden cómo no se aplica de inmediato; si no al 8%, que existía antes, al 10% que se anunció este lunes. Porque, y eso lo tienen claro, una bajada de este tipo se traduciría en beneficios para las empresas culturales y repercutiría positivamente en el ciudadano medio. "Ganaríamos todos", aseguraba este martes el productor y empresario teatral valenciano Juan Carlos Garés, de la sala Russafa.

Así lo cree también el presidente de Asociación valenciana de exhibidores cinematográficos, Antonio Such. Propietario de los cines Babel, dio por seguro que en caso de reducirse el IVA habría una bajada "simbólica" del precio de las entradas. "Dependerá de cada empresario ya que no podemos hacer un descenso generalizado, nos multaría Competencia, pero sí que habrá que hacer el gesto. De hecho es algo que hemos comentado en las reuniones de exhibidores, en pasillos, porque más tarde o más temprano el IVA volverá a porcentajes normales, europeos".

Con todo, Such recordó que muchas empresas de exhibición no subieron el precio de las entradas y que la mayoría de los exhibidores asumieron el coste. Es más, desde algunas empresas de exhibición valencianas consultadas recuerdan que el precio medio de las entradas es ahora más barato que antes de la subida del IVA, ya sea por las iniciativas como la Fiesta del Cine, ofertas concretas de cada cine o por los carnets de fidelización. A mediados de 2014 el precio medio de la entrada en España estaba en los niveles de 2009. Pese a ello, los exhibidores convienen que en caso de bajar el IVA deberán responder con una reducción de los precios. A un gesto, otro.

En el caso de la música, los promotores dan por seguro que con un IVA más reducido el espectador ganará sobre todo porque habrá más conciertos de artistas internacionales, más variedad. Así lo cree Lorenzo Pérez, de Mundosenti2, presidente de la asociación de promotores de la Comunidad Valenciana. "Llevamos mucho tiempo oyendo lo del descenso del IVA; lo que me ha sorprendido es que lo desmintieran enseguida. Supongo que se lo estarán reservando para el mes que viene, porque lo van a hacer seguro o piensan hacer cestos con la industria cultural", bromeaba.

Pérez abundó en que un descenso del IVA sería beneficioso y además se traduciría en unos mayores ingresos para Hacienda. "Hemos presentado números. Será mejor para todos. Quizás bajarán los precios de los conciertos pero no mucho porque los promotores han asumido la subida del IVA. Lo que ha sucedido es que han arriesgado menos. Ahora, teniendo un mayor margen, se atreverán con más artistas, con más conciertos", dice. "Hay determinadas giras que no vienen es porque con el bocado del 21% no les renta. Si lo bajan al 10 son 11 puntos de negociación", recuerda.

Algo de lo que puede dar fe el promotor valenciano Miguel Ángel Pastor, socio de Música, Arte y Sueños, una promotora de conciertos que renunció a traer a Valencia a Marc Anthony a causa del dichoso IVA del 21%. "Hay pocas subidas de impuesto más impopulares que ésta", dice Pastor. "Ha habido obras de teatro en las que una voz en off recordaba que el IVA era de un 21%. Yo lo he visto, por ejemplo, en el montaje de Arévalo y de Bertín Osborne, nada sospechosos de ser anti PP", ironiza.

Para Pastor, si finalmente el Gobierno asume el fracaso de Montoro y devuelve el IVA a baremos europeos, se habrá conseguido regresar a la normalidad. "Que lo anuncien ahora es una medida patética pero no me voy a quejar. Te preguntas por qué no lo han hecho antes, por qué dejaron el porno en un 4%. Es una medida electoralista, pero vamos a dejar que llegue".

En este sentido Such lamentó los modos y maneras del Gobierno, que lanzó esta primera filtración en plena campaña electoral de las elecciones andaluzas, y que se prevé que haga efectiva la medida en otoño, a unos meses vista de las elecciones generales. "Esto es más serio que un tema electoral. Es algo que debería haberse hecho antes. No puede ser que el porno tenga un 4% de IVA y el resto de la Cultura un 21%. Además, nos grava con respecto a Europa. Aunque lo bajasen al 10% seguiríamos siendo uno de los cuatro países con IVA cultural más alto de la Unión Europea", advirtió.

En concreto, en estos momentos sólo Dinamarca supera a España con una IVA del 25%. Gran Bretaña es el Estado que más cerca se queda, ya que aplica un 20%. Francia tiene un 5,5%, Holanda y Bélgica un 6%, Alemania un 7%, Irlanda un 9% e Italia un 10%. En el caso de Holanda se llegó al IVA tras una intensa campaña de protesta de los sectores culturales.

Uno de los principales problemas de la subida, recuerda Pastor, es que además se realizó en plena crisis. "Si vivimos en tiempos de crisis, primero vamos a comer, vestirnos, pagar el colegio de niños... Si gravas el 21% a un producto que no es de consumo perentorio, se va a notar rápidamente, como así fue. Ahora, si vuelven el IVA a unos baremos normales se va a notar también en una cierta bajada en precios, sobre todo en algunos de entradas muy caras que bajarán varios euros".

En cualquier caso, insisten los consultados, la bajada de precios se hará en beneficio del ciudadano, del consumidor, porque como recuerda el productor y empresario teatral valenciano Juan Carlos Garés, el incremento del impuesto recayó sobre los hombros de la industria, ya que la práctica totalidad de empresarios culturales decidieron asumirlo. "Los empresarios nos hemos comido la subida del IVA. Nosotros mismos hemos mantenido los precios iguales desde 2011. Ahora, de una entrada de 14 euros la sala se queda con 3,70. Eso sí, si bajara el IVA de manera significativa reduciríamos el precio de las entradas, estaríamos obligados a ello. Tendríamos más margen y deberíamos hacer el gesto con el espectador".

Más que esperanza, el escepticismo es la nota común ante las filtraciones del Gobierno. El juego de despistes iniciado este lunes y que siguió a lo largo del martes, y que incluyó la participación del secretario de Estado de Hacienda, quien señalaba que la apuesta del Gobierno pasa por rebajar los costes fiscales de la actividad, no ha hecho más que añadir confusión. El propio ministro de Cultura, José Ignacio Wert, dijo este martes en el Senado que no pensaba llevarle la contraria al presidente del Gobierno. En esta coyuntura no es de extrañar las declaraciones del secretario general de la Unión de Actores, Iñaki Guevara, quien aseguró a Europa Press que ante la posible bajada del IVA cultural se sentía "como el apóstol Tomás". "Si no meto el dedo en la llaga, no me lo creo", dijo. Y así están casi todos.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG