X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 20 junio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:

"Las pseudomedicinas son muy caras porque no sirven para nada"

JAVIER CAVANILLES. 14/02/2015

VALENCIA. "Bueno, no se puede gustar a todo el mundo", dice resignado a la polémica. Tampoco parece preocuparle mucho. Su doctorado en Bioquímica y Biología Molecular no es nada comparado con lo que ha aprendido de torear con troles tras la publicación de libros como Los productos naturales ¡Vaya Timo! (Laetoli, 2011) o Comer sin miedo (Destino, 2014), así que la polémica no le asusta. Y es que en su ultimo libro, José Miguel Mulet (Denia, 1973) se enfrenta con una nueva religión moderna, la de los seguidores de las mal llamadas medicinas alternativas. Sin duda, Medicina sin engaños (Destino y Grup62, 2015) le va a granjear una nueva oleada de detractores.

"Lo que pretendo con este libro", explica, "no es solo criticar esas que se hacen llamar medicinas alternativas –y que de lo primero no tienen nada– sino que la gente entienda porqué, cuando va a una consulta, el doctor le receta este o aquel tratamiento". Por la misma regla de tres, también deja claros los motivos por los que la acupuntura, la homeopatía o la quiropráctica no se emplean.

El libro tampoco es un panegírico de la medicina, sino una explicación amena –y que en ocasiones provoca carcajadas– de lo bueno y de lo malo. "Por supuesto, en nombre de la medicina se han cometido auténticas atrocidades, y de eso también hablo. De lo errores se aprende", precisa.

LOS MITOS PSEUDOMÉDICOS         

Uno de los principales reclamos de la pseudomedicina es el "a mi me funciona". Un error de manual, explica Mulet. "Yo no digo que la quimioterapia puede curar el cáncer porque a un conocido mío le funcionó, sino porque tras un proceso científico bastante complejo tengo la seguridad de que es efectiva en determinados casos, e incluso sabemos sus límites. Eso no existe en las pseudomedicinas".

Por supuesto, el profesor de la Universidad Politécnica de Valencia ya sabe alguno de los argumentos que se utilizarán para refutar su trabajo. El primero: está a merced de los intereses bastardos de las multinacionales. "Ese me hace gracia, teniendo en cuenta que Boiron, la principal productora de homeopatía mundial, también es una multinacional, pero eso no parece preocupar".

"El tema de los intereses económicos es absurdo. En España existe la Seguridad Social que cubre tratamientos muy costosos. Las pseudomedicinas son muy caras, sobre todo porque no sirven para nada. A lo más que puedes aspirar es a que un catarro que se cura en una semana, se te pase en siete días", bromea el químico valenciano.

MILENARIAS DESDE HACE UN SIGLO

"Otro de los argumentos falaces es el de que son unas técnicas milenarias", dice. Luego recuerda las mil maneras de morir, a cual más cruel, entre las que podía elegir un persona hace apenas dos o tres siglos, y cómo, gracias a los avances científicos, ahora apenas dan para una baja de un par de días.

Pero hay más. Ahí está el caso del Reiki, que es como lo de Bola de Dragón pero sin Kames. "En realidad, no tiene ni un siglo. Lo descubrió el monje Mikao Usui en 1922, y como debió olerse que no le iban a creer, se inventó eso de que era una técnica de sanación milenaria, pero a día de hoy no hay constancia histórica de que eso sea cierto".

EL BUENO DE MAO

En la misma línea habría que situar la acupuntura y las llamadas medicinas tradicionales chinas. "Es verdad que son tradiciones más antiguas, pero tal y como las conocemos datan de la Revolución Cultural China", recuerda.

El bueno de Mao Zedong, en 1952, decidió unificar la práctica de todas estas tradiciones, que cambiaban de una aldea a otra, para dar un impulso a su mensaje nacionalista y, de paso, ahorrarse el gasto de costear una seguridad social para más de 500 millones de ciudadanos. Su médico personal, por cierto, era un gran defensor de la medicina occidental.

AL SERVICIO DEL III REICH

Pero lo curioso es que nacionalismo y pseudomedicinas han ido de la mano más de una vez. En algunos casos, es grotesco. Por ejemplo, las Flores de Bach se basan en plantas que se encuentran en Gales e Inglaterra, que era por donde había viajado su inventor, Edward Bach (1886-1936).

Pero al igual que Mao, Hitler tiró de la homeopatía para crear la gran medicina alemana. Entre 1936 y 1939 se hicieron muchos estudios, e incluso se celebró una conferencia mundial en 1937, a la que asistieron, entre otros, Rudolf Hess. "Al final, los estudios se perdieron en la Guerra, y no se sabe bien si es que fueron un fracaso o que los alemanes tenían otras prioridades en la época y los perdieron", bromea.

Lo que tampoco hay que olvidar es que, tras el intento de promocionar el invento de Samuel Hahnemann (1755-1843) existía otra motivación: la de acabar con la presencia de los judíos en la medicina (terreno en el que eran muy numerosos). Por cierto, eso no quiere decir que los homeópatas simpaticen con los nazis.

LOS ESTUDIOS Y LOS PELIGROS

"La medicina es medicina y no lleva apellidos. Si la homeopatía fuera efectiva se recetaría en hospitales, de eso no hay duda", cuenta Mulet. Por mucho que sus defensores se empeñen, "no sólo no existen estudios que demuestren su eficacia, sino que hay muchos que demuestran que no sirven para nada", afirma tajante. De hecho, pese a las ingentes cantidades de dinero empleadas por la National Center for Complementary and Integrative Health americana o su homóloga china, no han conseguido ningún resultado satisfactorio.

Llegados a este punto, solo queda preguntar sobre los riesgos. "Es cierto que la mayoría son inocuas, y que no tienen ningún efecto más allá del placebo y el precio. El peligro está cuando se convierten en sustituto de la medicina de verdad. En otros casos, como la quiropráctica, el peligro está más que demostrado", concluye Mulet. ¿Se salva alguna? "Bueno, la acupuntura puede ayudar a tratar dolores crónicos en algunos casos", responde.

Comparte esta noticia

9 comentarios

Maya escribió
22/07/2015 19:06

En el Hospital Clínic de Barcelona, en la unidad del dolor, se aplica acupuntura. En el Hospital General de Catalunya, también. http://www.hgc.es/ca/cartera-de-serveis/serveis-centrals/anestesiologia-reanimacio-clinica-del-dolor-i-acupuntura

zeteticf escribió
23/02/2015 02:21

" Si la homeopatía fuera efectiva se recetaría en hospitales, de eso no hay duda" Ojalá que Mulet se enteré que en México, India, Reino Unido, Brazil y Colombia existen hospitales públicos de homeopatía. Informarse un poco no muerde.

zeteticf escribió
23/02/2015 02:16

el libro no de mala calidad, en varios párrafos hace literalmente plagio, dice cosas falsas sobre la homeopatía y se fusila argumentos de internet: https://homeopatiayseudoescepticismo.wordpress.com/2015/02/22/jose-miguel-mulet-salort-critica-al-libro-medicina-sin-enganos/

Adolfo Cabades O'Callaghan escribió
21/02/2015 08:39

Un buen libro, ameno, interesante y muy bien documentado que nos hace reflexionar sobre la estupidez y el engaño de la falsa medicina ante la que muy pocos reaccionan. Algunos anuncios en prensa, radio y televisión tendrian que irritar a personas con una inteligencia normal. Estamos en un mundo en el que muchos pretender engañarnos. Hay que recordar a Seneca: la verdadera libertad reside en la sabiduría y en el conocimiento.

Waskman escribió
19/02/2015 14:52

Cae en el mismo error que critica. El sesgo científico. En primer lugar el 95% de las investigaciones publicadas supuestamente rigurosas estan financiadas por los laboratorios. sin entrar a valorar la validez de miles de tratamientos avalados por estudios científicos los cuales ante la realidad y los efectos perversos han demostrado ser un fiasco; hay muy pocos trabajos y muy poco concluyentes sobre los efectos de la acupuntura. Y también los hay positivos. Pero desde luego ningun lobby va a poner financiamiento para demostrar que una tecnica inocua, sin efectos adversos y barata es tan eficaz como medicamentos que valen millones. Por tanto solo la evidencia empirica puede tener valor en este caso. Y ahí las graciosas tesis del doctor pierden por goleada. Le sugiero que abandone el dogmatismo occidental y se de un paseo por un hospital mixto en china, India o Bangladesh y si le pilla lejos por Inglaterra o Alemania y observe el manejo de patologías autoinmunes con acupuntura.

Alfonso escribió
17/02/2015 10:19

Ela rtículo escertero en todos los casos. No se puede apuntar que tratamientos sin base científica ni estudios estadísticos fiables son "mejores " que tratamientos testados, estudiados sin pros y sus contras. El Reiki es una milonga y como apunta es como la bola de drac pero sin kame kames. La acupuntura te alivia debido a que te presiona nervios que hacen que no pase el impulso del dolor, pero de ahí a considerarlo medicina se va un paso... es como si te rascas, te rascas para que el nervio no pase elo picor al cerebro, nada más, no te quita el dolor, solo te lo aisla del cerebro. Por cierto Paloma 300E tu dirás que el máximo, pero el máximo de tener un tratamiento médico testado, homologado para una enfermedad en España va de 0 al copago (instaurado gracias a Mariano). Así que tu sigue con tu agua bendita, tus pastillas de azucar y tu ondas vitales, que yo me iré a la S.S. y a la farmacia y todos felices.

Miguel Angel Contreras escribió
16/02/2015 07:57

La acupuntura es una modalidad de la medicina china tradicional, tiene una parte precientifica, propia de su cultura de origen, esto le suena raro al europeo pero tiene una parte cientifica que se esta investigando, bata poner "acupuncture and growht factors", and gene expression, and gene transcription, and stem cells, and neurotransmitters, and pain, neuro rehabilitation, etc, etc., el autor de ese libro es ignorante, no hizo una buena busqueda bibliográfica, se fué con sus creencias de lo que conoce como ciencia y sesgos, como médico con especialidad y siendo ya viejo de 35 años me meti a estudiar formalmente la acupuntura por 4 años y he visto que si funciona, no en todo, no es una panacea, pero si tiene mucha eficacia en dolor agudo y crónico y en rehabilitación neurologica, a mi ver debe y sera pronto integrada a la medicina convencional o biomedicina y si hay diferentes medicinas no solo lo que se enseña en las escuelas de medicina y si hay sesgos culturales y sociales muy fuertes

paloma escribió
15/02/2015 13:37

Hola.me molesto en escribirte por el extenso articulo que has publicado. Tu realmente crees wue 3000 años de historia de la acupuntura y medicina tradicional china, reiki y homeopatía ( disciplina mas joven) son pseudo ciencias. Felicitaciones por el articulo.pero yo cambiaría pseudo por complementaria.ni tan siquiera alternativas.son destrezas y materias tan importantes como la bioquímica y la fisiología o la histologia.en un futuro las incluiran en las facultades de medicina.y sino, al tiempo. No son caras porque no hagan nada son tratsmientos de 300 eurod como mucho y te curan en muchisimos casos.ya te lo digo yo wue vivo de esto.y tengo a mis pacientes en la misma xona donde vivo y me tomo el aperitivo. Con que cara me voy a presentar si esto fuera un engaño? Mi hija va ak instituto con hijos de pacientes y aun no la han apedreado. Ojala no nos necesites y tengas que darte cuenta de lo valiosos medios que tiene la humanidad a un módico precio. Un cordial saludo Dra.paloma moratilla cordoba Licenciada en medicina y cirugía Medico ACUPUNTOR.

OSVALDO VAZQUEZ escribió
14/02/2015 15:53

seran tambien incautos los millones de pacientes que en estos dias siguen atendiendose en hospitales orientales por profesionales de la verdadera y eficaz tecnica, y de la practicada pòr audaces disfrazados de medicos que practican una hechiceria llamada medicina tradicional china, y que ponen en riesgo la salud de humanos con agujas y ese tipo de placebos increibles...solo para incautos

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG