X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 24 junio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
COMENTADAS POR 'CINEMASCUPE'

Películas de miedo
para morirse de risa

EUGENIO VIÑAS. 31/10/2014 Demenciales todas ellas, están llamadas a animar la noche de Halloween entre amigos

VALENCIA. El cine de terror es todo un filón para las jóvenes generaciones de directores. Con referentes clásicos como Nosferatu, el vampiro (Murnau, 1922) El jorobado de Notre-Dame (Wallace Worsley, 1923) o Drácula (T. Browing, 1931), las posibiidades de abordar efectos estéticos con poco presupuesto y muchos referentes solo ha motivado que exista un gran número de cintas dedicadas a este ámbito.

Híbridas con el cine de aventuras, las historias de vampires, la filmografía erótica, ciencia ficción o el gore, lo cierto es que la lista de películas que jamás deberían haberse exhibido vinculadas al cine de terror es inabarcable. Desde las segundas partes de El exorcista, La mosca o The Blair Witch Project, hasta El orfanato (sí), The Wicker Man (un remake de la película de culto destrozada aquí por Nicolas Cage pese a la música de Angelo Badalamenti) o Maximum Overdrive (camiones que se han vuelto asesinos tras el paso de un cometa; SÍ), el listado podría no tener fin.

Con un amplio conocimiento en el subsuelo de los peores títulos conocidos del género, tres profesionales valencianos del audiovisual y el editorial han decidido sacar rendimiento a tan vasto y a su vez pobre conocimiento a través del humor. El trío, bajo el nombre de CinemaScupe, destripa en público algunas de estas películas. Como ellos mismos apuntan, su actividad bajo este show es "una extrapolación a lo grande del clásico plan de peli mala, amigos y cervezas".

El trío está compuesto por Raúl Salazar (dibujante de El Jueves y Vozpopuli.com), Javi 'Bóinez' Pérez (traductor audiovisual y blogger de humor) y Sixto García (realizador, guionista y locutor de radio). En su constante tour, estarán presentes este domingo día 2 de noviembre en el Festival de Cine Fantástico de Torremolinos y el próximo 8 de noviembre en el Festival Internacional de Mediometrajes La Cabina, en la Fimoteca de Valencia a partir de las 22:30h.

Ellos han seleccionado y comentado seis de las mejores peores películas del cine de terror, dos de ellas serán de hecho destripadas en sus próximos espectáculos:

POR JAVI 'BÓINEZ' PÉREZ

Plan 9 from Outer Space (Ed Wood, 1959)

Plan 9 from Outer Space, o Plan 9 del espacio exterior, si algún distribuidor español se animase a pagar un doblaje como se merece (o mejor, uno bueno), es un clásico. En serio. La obra magna de Ed Wood, el llamado «peor director de la historia del cine», aunque se lo dispute con Álvaro Sáenz de Heredia.

Esta joya de 1959 tiene de todo: zombis, platillos volantes, alienígenas amanerados, complejas pistolas de rayos que se arreglan como si fuesen un ordenador viejo (vamos, dándoles un golpetazo), una curvilínea Vampira que, cuenta la historia, no habla en toda la película porque se negó a decir las frases tan ridículas que ponía en el guion; un Béla Lugosi postmortem que solo aparece en imágenes de archivo y sustituido por un «doble» que siempre se tapa la cara con una capa para que no se note que, en realidad, no se parece una mierda; un zombi orondo que se queda encajado al salir de la tumba obligando a Wood a cortar el plano cuanto antes... Es como si Ed Wood hubiese cogido todo lo que le gusta (salvo jerséis de angora) y lo hubiese metido en una sola película.

Buena no es, pero sí muy divertida, y destila pasión por los cuatro costados. Pasión. La calidad ya tal.

El resplandor (Danielete Entertainment, 2012)

Cuando Stephen King escribió El resplandor, no sabía que Stanley Kubrick acabaría llevando su historia a la gran pantalla, y mucho menos que décadas después, Danielete (Daniel Aguilar Padilla), el Orson Welles del cine español (director, guionista, productor... ¡un hombre del Renacimiento!) haría un remake por el que apostaría una distribuidora que la pondría al alcance de todo el mundo: YouTube.

¿Recuerdan ustedes todos esos momentazos icónicos de la película de Kubrick? Las gemelas del pasillo, la escena de la bañera, la sangre en el ascensor, la muerte por congelación... Bueno, pues en la versión de Danielete no están. Sí están, eso sí, la escena de la puerta (aunque sea un madero de contrachapado que se encontraron tirado en una obra), el camarero (con la pajarita por debajo de la camisa) y varios planos en los que se ve el guion en cámara. También se sustituyen las voces etéreas por un auricular que se ve claramente y por el que, por lo que sabemos, podría estar escuchando Radio Olé.

No se pierdan tampoco el crecimiento de las patillas de Danielete, que varía de escena a escena y sirven como plan de rodaje improvisado. ¿Y qué decir del hecho de que el personaje de Shelley Duvall lo interprete aquí la propia madre de Danielete? Sí, amigos: su madre hace de su mujer, lo que hace que tengamos escenas que henchirían de orgullo al mismísimo Edipo. También hay que reconocer que el amateurismo de todo el reparto (y la endogamia: son todos familia) no es peor que el horroroso doblaje que sufrimos en la versión doblada al español de la cinta de Kubrick.

POR RAÚL SALAZAR

Troll 2 (Claudio Fragasso, 1990)
Será la película a destripar en el Festival Internacinal de Torremolinos

Considerada "la mejor peor película de la Historia", Troll 2 apunta maneras desde el momento en el que lees su título, porque nunca, a lo largo de toda la película, aparece un jodido troll. Lo que pasa es que Troll, la uno, la primera, tuvo cierto éxito y quisieron aprovechar el tirón creando una saga sin continuidad de ningún tipo y con goblins asesinos en la segunda entrega como protagonistas. Todo muy loco.

Troll 2 es un espectáculo cargado de gazapos, maquillaje de tercera, extras colándose en los planos, un director que no habla el mismo idioma que el resto del equipo y otras lecciones de cómo no hacer cine, todo ello encabezado por, posiblemente, el peor momento interpretativo de todos los tiempos, que ha llegado a convertirse en uno de los más aclamados memes de Internet (2,4 millones de visitas). Y es que sin sus deficientes interpretaciones, Troll 2 dejaría de ser ese producto audiovisual tan entrañable.

El protagonista en realidad era el dentista del pueblo e incluso un secundario era un tipo loco al que habían permitido salir del manicomio durante unos días. ¡Verídico! Joder, y vaya si se nota... ¡lo de que no era actor y lo de que estaba loco, digo! En definitiva Troll 2 fue, como ya vaticinaba el apellido de su director, un auténtico fragasso, pero con el tiempo un reconocido éxito del cine basura.

Black (Javier Urdaniz, 2008)

A un tipo le deja la novia y para superar la situación decide irse con un amigo con pinta de abertzale al bosque donde pasarán la noche juntos en una tienda de campaña (en mi pueblo eso es hacer cruising, oiga). Una vez allí pasarán movidas muy raras con una puerta que se encuentran plantada entre los pinos, como si del monolito de 2001: Una odisea del espacio se tratara.

Los intentos de dar miedo se disipan al instante cuando el maquillaje estilo 'celebrities de Muchachada Nui' hace aparición en pantalla. No obstante, Black es una cinta muy recomendable si lo que busca el espectador es experimentar ansiedad y agonía, sobre todo cuando ya no pueda más y vea que todavía le quedan 25 minutos a la película. Ideal para verla a oscuras. Si puede ser con la pantalla apagada, pues mejor.

POR SIXTO GARCÍA

Rubik's Cube Terror (Sander Maran, 2012)

El 21 de diciembre suele ser (en los últimos siglos) el día más corto y, recientemente, en varios locales se exhiben cortometrajes. Así apareció ante nosotros un corto cuyo nombre no recordábamos, por lo que acabamos por rebautizarlo como Rubicubilizado. Finalmente, dimos con él y aquí está, íntegro:

Esta obra de terror e ingenio narra la vivencia de un joven introvertido que es  atormentado (físicamente) por el notorio cubo-puzzle. Se aprecia el desparpajo, el ansia de la juventud, amor por el bosque y por los juegos de ingenio (con final predeterminado) y ahí es donde esta obra se sublima, en el clímax final.

No debería nunca más ser vista por alguien, ¡pero la recomiendo!

Los Pájaros (Alfred Hitchcock, 1963)

Del corto al largometraje encontramos una obra esencialmente muy parecida en la trama, pero también en los efectos especiales, sobreactuación, dirección de arte, maquillaje... sólo vemos diferencias en la banda sonora musical (una de ellas magistral) y en que el corto no tenía script. Estamos hablando de...:

Obra maestra de 1963 basada en la novela de Daphne du Marier entre otras grandísimas figuras técnicas de la cinematografía mundial además de Tippy Hedren y Rod Taylor como estrellas.

La sinopsis: En un pueblo costero los pájaros empiezan a agredir a las personas durante un fin de semana y éstas se las apañan como pueden. Y aunque ha pasado honradamente a la historia del séptimo arte, sorprende al verla hoy, lo mala que es.

Comparte esta noticia

2 comentarios

sixgarg escribió
12/11/2014 14:41

Y esa es la cruel ironía, distinguid@ saoret. "Los pájaros" y "Plan 9", como los hermanos Calatrava, varían su belleza con los años, no crees?

saoret escribió
31/10/2014 10:14

Comparar «plan 9» con «los pájaros» si que es para morirse de risa.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG