X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 18 junio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
EN EL DELESTE FESTIVAL 14

Madee: cuando rebobinar una banda nos hace felices

JORGE SALAS. 23/10/2014 La banda catalana, separada durante cuatro años, actuará en la nueva edición del Deleste Festival, este fin de semana en la Rambleta.

VALENCIA. Han pasado ya diez años desde la publicación del Orion's Belt de Madee, la indiscutible cúspide del emo nacional. Quién sabe adónde va el tiempo, lo cantaba Sandy Denny en los 60 y todavía seguimos con la incógnita; sin embargo, solo con echar un vistazo a ‘Madee: about Orion's Belt', el amable documental sobre la grabación del disco en Chicago, sí podemos hacernos una idea del espacio que necesitaremos para guardarlo cuando vuelva. Diez años después, la perspectiva de los años se refleja en la cara de Ramón Rodríguez, entonces líder de apurado afeitado y hoy barbado cantante en solitario: 2004 no es 2014. Y quizá sea cierto lo que el mismo Rodríguez cantaba en "Orion's belt": no podemos rebobinar. O sí.

Cabe pensar que esa sea la idea principal de la reunión de Madee en 2014, cuatro años después de que BCore, su sello, anunciara el 2 de noviembre de 2010 su separación con la tristeza pública de un Arias Navarro; afortunadamente, los zombies sí están científicamente descartados. "Era algo que ya quería hacer un año antes; echaba de menos a mis amigos, a mi banda. Los quiero. Ha sido un reencuentro muy emocionante, como cerrar un circulo perfecto", reconoce Ramón Rodríguez, hoy ya popularmente conocido por su trabajo en solitario bajo el nombre de The New Raemon. La actuación de Madee en el Deleste Festival viene precedida por algún que otro exitoso concierto y un single con dos canciones, ‘Age of Ruin', que también celebra los 25 años de BCore. "Hay ganas de hacer cosas", asegura el cantante catalán, que espera encontrar el momento para "volver al local" y ver qué les apetece.

REUNIÓN, Y "LA MAR DE CONTENTOS"

La vuelta de Madee es, al final de la carrera, la resurrección de una relación que siguió a rajatabla el principio de que todo lo que termina, termina mal. "El tiempo pone a todo y a todos en su debido lugar, era normal pensar que era cosa de The New Raemon, ya que coincidió con el momento más dulce de mi proyecto en solitario, pero no tuvo nada que ver con aquello. Somos seis miembros, el grupo no existe si falta uno", explica el cantante. En el documental citado anteriormente, a seis años de la separación y en lo más alto como banda, sus miembros retrataban la normalidad de un grupo de personas: "la convivencia es difícil, no es como irse de colonias", pero dejaban claro que "peleas y discusiones serias" jamás habían existido.

El histerismo alrededor de la separación de una banda debe de ser algo similar al que se genera espontáneamente en el círculo de confianza de cualquier relación cuando se produce una quiebra. Pero a ellos no les afectó: "somos gente de pueblo, muy sencillos todos y ajenos a las habladurías". Después de tres años y medio sin coincidir en el mismo lugar, Ramón, Adam, Capi, Pep, Lluís y Marc quedaron para cenar, y la idea del regreso germinó con un brindis. "Y la mar de contentos".

‘ORION'S BELT', LA CIMA INVISIBLE

Una década después, Orion's Belt se ha erigido naturalmente por encima de sus tres acompañantes en el fulgurante viaje discográfico de Madee. Ni ‘Songs of Cydonia' ni ‘Secret Chamber', publicados en 2002 y 2003, ni siquiera la pulida emoción de ‘L'Antarctica' (2007). ‘Orion's Belt' es el disco. En mayúsculas y luces de neón. "Todos son importantes, aprendimos disco a disco", confirma Rodríguez, que sin embargo reconoce en ‘Orion's Belt' a su favorito, "sin duda": "es el que suena mejor y el que condensa nuestro sonido a la perfección. El disco más serio que hicimos, grabado en serio, tocado en serio". Un disco que surgió tras seis meses de incubación y diez días de grabación en un estudio-casa de Chicago. "Íbamos borrachos y le dije que sí", dice Rodríguez en el documental después de explicar la invitación americana del productor, Santi García.

"Es de ese tipo de trabajos soberbios, enormes, únicos, que tuvieron el lastre de estar hechos en un país donde debes cantar estupideces en castellano para asomar la cabeza". Sergio Picón es la cabeza y el corazón de Aloud Music, un humilde pero pujante sello discográfico de Barcelona que empieza a moverse con mucha soltura por Europa. Él fue el manager de Madee desde el lanzamiento de ‘Orion's Belt' hasta bien entrado 2008. "Es uno de esos pocos discos hechos aquí que podrían haber sido hechos en cualquier lugar del mundo, algo que es muy poco valorado en este país pero que para mí marca la diferencia", afirma mientras recuerda "con mucha ilusión" el primer concierto en el Teatre L'Espai.

Han pasado los años y cada uno ha tomado sus caminos, pero el jefe de Aloud Music sigue teniendo a ‘Orion's Belt' en un pedestal. "Creo que representa el momento álgido de la propuesta musical de la banda, como si se hubieran dejado llevar a todos los niveles: musical, lírico, Ramón canta como nunca,... Y Santi García supo captar ese momento". Se trata de un disco que, sobre el papel, debería haberles granjeado grandes dosis de favor popular. Pero no fue así. "Madee estuvo igual de infravalorado que The Unfinished Sympathy, No More Lies, Hedtrip, Holywater, Lisabö,... y tantísimas otras bandas que no tuvieron sitio en este país". Para el propio Ramón Rodríguez "es conmovedor ver que todo aquel trabajo se valora tanto ahora". Ahora.

APROVECHAR LAS OPORTUNIDADES... Y REBOBINAR

La publicación del especialísimo recopilatorio ‘We should take our chances' (deberíamos aprovechar nuestras oportunidades) en 2007 fue premonitoria. "No hubo una costumbre de las bandas de aquí de salir a girar fuera, como sí pasaba en la primera época de BCore. Al menos Madee no lo hicieron, y quizá fuera hubieran encontrado un mayor reconocimiento que aquí", apunta Sergio Picón. Lo más probable es que no sea así, y que la desaparición discográfica (hasta ‘Age of Ruin', el single de este año, 2007 había el último año productivo) y física de Madee tenga más raíces que las del árbol del emo, pero la decadencia del grupo caminó a la par que la del género. Y nadie pudo ocupar su lugar. "Últimamente es un estilo que parece desaparecido. A principios de siglo salieron muy buenas propuestas, pero la etiqueta degeneró (aun no sé porqué) cuando se hablaba de My Chemical Romance como emo. No recuerdo últimamente muchas propuestas del estilo", reconoce el dueño de Aloud Music.

El emo jamás volvió. Al menos no como se escuchaba en sus orígenes. Pero Madee sí y, a juzgar por cómo suenan las dos canciones de ‘Age of Ruin', el Deleste puede auspiciar un episodio más de resurrección musical. En directo, las cosas siguen fluyendo como antes. "Mejor, incluso; tocamos mejor ahora, todos hemos mejorado técnicamente y ha sido más complicado desaprender a tocar para poder tocar como antes", asegura Ramón Rodríguez entre risas, justo antes de reconocer que lo mejor de Madee ha sido conservar a sus amigos y haber aprendido el oficio gracias a ellos. Quizá no signifique nada, o quizá sea una señal inequívoca y esperanzadora: nada y todo puede volver a ser como en 2004.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG