X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 15 junio 2024
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:

'La entrega': James Gandolfini, que estás en el cielo, gracias por todo

CULTURPLAZA.COM. 26/09/2014

VALENCIA (EFE/CP). Es uno de los grandes estrenos de la semana. Historia de amor con trasfondo del Brooklyn obrero, una reflexión sobre la soledad envuelta en la tensión del thriller, magistral muestra de cine negro con una conexión directa con la tradición de gángsters del cine norteamericano, y lección de escritura de guión. Todo eso es La entrega, que se encuentra en competición oficial en el Festival de San Sebastián y que constituye la despedida por la puerta grande de unos de los actores más intensos de los últimos años, James Gandolfini.

Dirigida por el belga Michael Roskman (Bullhead, 2011), la película cuenta con no pocos alicientes: una soberbia interpretación de Tom Hardy, que ya demostró su talento en Origen (2010) de Christopher Nolan y más recientemente en el thriller Locke (2013), además de ser la última aparición cinematográfica de Gandolfini.

Junto a ellos se encuentran el también belga Matthias Schoenaerts, que repite con Roskman tras la experiencia en Bullhead, nominada a los Óscar, y la actriz sueca Noomi Rapace, conocida por la saga Millenium, y que también ha trabajado con Ridley Scott en Prometheus.

Por si fuera poco el aparentemente sencillo pero hábil guión está firmado por Dennis Lehane, experto en el género policial ambientado en las clases sociales más bajas y responsable de los libretos de Shutter Island, esa obra maestra que es Mystic River o Adiós pequeña, adiós.

Hardy interpreta a Bob Saginowski, un solitario camarero que trabaja en el bar de su primo Marv (Gandolfini), en un barrio deprimido de Brooklyn, que en realidad es una tapadera de la mafia. Su vida es complicada y vive aislado, hasta que un día descubre un cachorro abandonado en un cubo de basura.

Aunque la acción originalmente, según el relato de Lehan en que se basa el guión, se desarrollaba en Boston, para la pantalla decidieron trasladarlo a Brooklyn, un distrito que en los últimos años ha vivido una reconversión burguesa pero que, según Roskam, conserva muchos barrios obreros.

"Brooklyn tiene muchas caras, es enorme, es más grande que París. Hay muchísima diversidad. Yo quería un barrio católico, de clase trabajadora, y hay muchos así en Brooklyn, aunque en realidad también los hay en mi país, es algo universal", explica el director.

"Se trata de vecindarios de gente obrera que no siempre tienen voz y no se sienten representados en el orden establecido. Y donde no hay ley, hay crimen, es otra forma de organizar la vida. Es algo que sigue existiendo hoy en esos barrios aunque quizá sea más invisible que nunca", añade.

Pero según Roskman, La entrega es sobre todo una historia sobre la búsqueda de la inocencia. "Para mí la palabra clave es inocencia", señaló a Efe en San Sebastián. "Es la historia de un chico (Bob Saganowsky) que ya la había dejado de buscar y de pronto la encuentra en forma de mascota. Ese es para mí el corazón de la película, el resto viene luego".

"El perro es una especie de puente entre mi personaje y el de Bob", precisa Rapace. "Durante el rodaje hablamos mucho de la soledad, y de nuestra necesidad de salir de esa burbuja y conectar con la gente. Es algo universal y cuando lo logras es una de las cosas más cercanas a la felicidad", afirmaba por su parte la actriz.

Sobre la experiencia de trabajar con el inolvidable Tony Soprano, ni Roskman ni Rapace ahorran en elogios. "Yo me quedé cautivado. A veces era tan maravilloso ver lo que sucedía frente a la cámara que casi me olvidaba de decir corten", admite el director.

"A pesar de llamarse James Gandolfini y de tener una trayectoria impresionante, nunca se mostraba confiado en su experiencia. Cada vez empezaba desde lo más básico, desde cero", agrega.

Rapace cuenta que a los pocos días de empezar el rodaje se pasó a saludar a Gandolfini. Estaba rodando una escena con Hardy. "Iba a pasarme un momento pero me quedé atrapada. Lo que pasaba entre ellos era mágico, tan vivo".

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
[email protected]
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG