X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 12 junio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
LOS TABLAOS DE 'LA CIUTAT'

Dónde y cómo ver
el mejor flamenco en
directo en Valencia

JORGE SALAS. 04/09/2014 La Bulería, Café del Duende, Radio City, entre los locales protagonistas de la escena flamenca local

VALENCIA. A cientos de kilómetros del Valle del Guadalquivir sobrevive en Valencia uno de sus hijos más vetustos y auténticos. Agarrado al tablao y a la determinación de unos pocos románticos, el flamenco respira el aire mediterráneo de Valencia a través de su versión más pura: los directos. Los espectáculos de flamenco en la ciudad se pueden contar con los dedos de una mano, y en muchas ocasiones están auspiciados por las ansias de coleccionismo folclórico de los turistas extranjeros, pero persisten a pesar de la crisis y de la falta de un apoyo más local de una manera casi heroica.

La tradición flamenca en Valencia puede ser cuestionada y abordada desde diferentes puntos de vista, pero lo cierto es que, más allá de lo que la puedan alimentar los andaluces emigrados a la Comunitat (más de 5.000 sólo el año pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística), es una disciplina artística marginada en la ciudad. Escuelas de danza y tiendas de moda flamenca a un lado, este arte de profunda raigambre andaluza subsiste en Valencia gracias a la persistencia de gerentes como Blanco Añó (La Bulería), Anabel Vázquez (Café del Duende) y Luis Padilla (Radio City). Hablamos con ellos sobre sus trincheras en la ciudad.

LA BULERÍA (C/Obispo Jaime Pérez, 24)

"Si quieres sacrificarte mucho, puede ser que quizá comas de esto en Valencia". Blanco Añó está al frente de La Bulería, un lugar en el que el flamenco, en sus diferentes expresiones (cante, baile y toque), toma cuerpo en Valencia desde 2007. Lo que el propio Añó reconoce como una decisión "por amor al flamenco" se torna incluso más romántico si se tiene en cuenta que La Bulería abrió el telón al alba de la crisis económica ("ahora es mucho más complicado"). "Hemos tenido que bajar los precios y presenciar impotentes cómo nos subían el IVA del 10% al 21% porque entramos dentro del sector del llamado IVA cultural, puesto que tenemos licencia para celebrar espectáculos", lamenta Añó, que concluye: "todo es mucho más fácil cuando careces de esta licencia, es una constante invitación oficial a moverte en el ámbito de la ilegalidad".

Quizá por todo eso, el director de La Bulería considera que, en lo que respecta al flamenco en directo en Valencia, no hay suficiente pastel, ni cubiertos para atacarlo. "Es muy difícil mantener abierto si quieres cumplir con todas las responsabilidades fiscales y administrativas que te pide el Estado", dice Añó, que añade que "al margen de una conducta adecuada, todo es mucho más sencillo y productivo".

A pesar de todo, La Bulería resiste con un programa que recoge todo el abanico flamenco; del martinete a las alegrías, pasando por las bulerías o las soleás. Y, a pesar de que Añó reconoce que no ve un público valenciano fiel al género y que su target son más los "turistas extranjeros de entre 25 y 75 años", cuando las cosas se hacen por amor siempre se puede acabar por encontrar entre los recuerdos momentos que hacen que todo haya valido la pena. "Ha habido muchas citas memorables... Muchos artistas y muchos momentos mágicos, pero en especial la velada con (Enrique) Morente hasta las claritas del día. Inolvidable", recuerda.

CAFÉ DEL DUENDE (C/Turia, 62)

"Nosotros mismos echábamos en falta un lugar así, pero nadie parecía estar por la labor y por eso lo abrimos". Más romanticismo, como era de esperar, en las palabras de Anabel Vázquez y Tina Castillo, unas de las responsables de que el Café del Duende abriera sus puertas hace ya 16 años. "Pioneros y referencia del flamenco en Valencia", se han ganado los galones resistiendo a unos comienzos complicados. "Si dejamos aparte Andalucía, Madrid o Barcelona, el flamenco ha sido valorado incluso más en el extranjero que en el resto de España; Valencia no es una excepción", explica Vázquez, que habla de la "ilusión", el "amor incondicional al flamenco" y el "reconocimiento" como los motores de la constancia.

El Café del Duende programa flamenco "en toda su extensión": cante, toque, baile, jaleos,... desde enero de 1998, lo que ha dado lugar a infinidad de momentos para el recuerdo en una ciudad tan hostil para el género. Aunque Anabel Vázquez reconoce que se enorgullecen de que por su local hayan pasado "varios artistas galardonados con la Lámpara Minera, del Festival de La Unión", hace especial hincapié en que su "mayor orgullo ha sido ver a muchos de ellos nacer y crecer" en su refugio de la calle Turia.

Vázquez asegura que "hay un público valenciano aficionado al flamenco, pero unos acuden a verlo en directo y otros no", y que su parroquia habitual también se nutre de "gentes de paso por la ciudad que han oído hablar del Duende". Así han sobrevivido durante más de década y media, y así lo piensan seguir haciendo: "si nuestro principal objetivo hubiera sido hacer negocio con el flamenco, hace mucho tiempo que el Café del Duende habría dejado de existir. Mientras podamos, sólo queremos seguir ofreciendo buen flamenco como lo hemos estado haciendo hasta ahora".

RADIO CITY (C/Santa Teresa, 19)

En Valencia, tener un mínimo de inquietud cultural, y por la música en concreto, equivale a haber pasado por Radio City en algún momento de la vida. Inaugurado en 1979 como primera zumería de Valencia, el local de Santa Teresa 19 acoge un abanico de estilos entre sus paredes, y es uno de los ejes fundamentales de la música en la ciudad. Desde 2001, y precisamente de la mano de Blanco Añó, el flamenco en directo forma parte de Radio City; a partir de entonces, "ha permanecido ininterrumpidamente todas las noches de los martes", recuerda su gerente, Luis Padilla.

Impulsado por la "cada vez mayor presencia de público extranjero en Radio City que preguntaba y lo pedía", el flamenco se ganó un hueco desde el minuto cero. "Por entonces tan solo lo ofrecía en Valencia el Café de el Duende, todo un referente del flamenco en Valencia, y nos animamos a ampliar la oferta", termina Padilla. El director de Radio City dice haber visto "crecer la afición al flamenco en Valencia", aunque reconoce que "no es esta una tierra muy flamenca" y que, a pesar de que también asiste público local, su espectador es "mayoritariamente extranjero".

El turista medio de los espectáculos flamencos de Radio City ("con el flamenco aumenta la media de edad") contrasta con la política de apoyo del artista joven y autóctono que preconiza Padilla. "A Valencia aún le queda mucho para que el flamenco coja con fuerza", asegura el gerente, que recoge el guante del futuro con esperanza, a pesar de todo: "el presente es bueno y estamos haciendo lo que hay que hacer, con ganas y alegría. Eso traerá sin duda un buen futuro también".

LO QUE SE OTEA DESDE EL TABLAO

Juan de Pilar es guitarrista flamenco y valenciano. Ha tocado en el Palau de la Música, en el Teatro Principal y en el auditorio de la Rambleta, entre otros muchos lugares de Valencia. "Es una pena que los españoles aún no sepan disfrutar de un arte tan difícil y tan nuestro, y que esta tan reconocido fuera de nuestras fronteras", lamenta, y asegura que un 80% del público en sus actuaciones son turistas extranjeros. De Pilar tiene claro que en Valencia "hay cantera" de músicos flamencos, "lo que no hay", dice, "es un abanico extenso de locales donde la juventud flamenca pueda crecer y evolucionar su arte, y por ese motivo muchos cesan en el empeño y acaban dedicándose a otra cosa".

El guitarrista valenciano, que ha actuado en Francia, Italia, Suecia y Sudamérica con su primer disco, tiene claro que Valencia da para más: "hay solamente un tablao flamenco y algunas salas se abarrotan cada vez que hay función". De Pilar echa de menos algo más de protagonismo para "la modalidad de solistas, ya sean instrumentistas o cantaores", pero lo que más evidente le parece es que el arte del flamenco debería recibir más ayuda por parte de las instituciones: "no aportan absolutamente nada; es más, los pocos festivales flamencos que había en Valencia optaron por retirarse". Además, como el director de La Bulería, Blanco Añó, el músico también cree que la Administración no pone "nada fácil las licencias para locales que quieren tener música en directo", terminando por convertir al flamenco en Valencia en una apuesta reservada para románticos sin miedo a perder.

Comparte esta noticia

3 comentarios

MARTINE MASSON escribió
10/06/2015 16:03

Gracias por mandarme los mejores espectaculos de flamenco en Valencia, por favor Gracias Saludos

MARTINE MASSON escribió
10/06/2015 16:02

Gracias por mandarmeprogramas de los mejores espect

04/09/2014 10:56

Me llamo puri Torres soy presidenta de la federacion de casas de andalucia en la Comunidad, 39 federadas actualmente y más de 22000 asociados y me gustaría que taembién tuvieran en cuenta la labor que realizan las entidades con el flamenco, tanto en baile,cante,etc sin lugar alguno cuna de profesionales. Estaría encantada de atenderles,y comentarles la labor que se realiza en cada una de ellas, saludos

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG