X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 27 mayo 2024
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
La ciudad y sus vicios

Ruzafa ya es 'mainstream', ¿y ahora qué? Los próximos retos para el barrio del momento

VICENT MOLINS. 10/05/2014

VALENCIA. Falta poco para que se cumplan 200 años desde que Cayetano Ripoll volviera de Francia y estableciera sus cuarteles en Ruzafa, un poblado independiente, antiguo vergel árabe, cuyos recovecos huertanos el maestro Ripoll se recorría de punta a punta en busca de alumnos para su escuela. Ripoll era un religioso laicista que alejaba los símbolos del Señor de las aulas. En el último paseo por los márgenes de las acequias, fue atrapado, acusado de herejía, trasladado al cadalso y hecho fuego a las afueras de una Valencia cruel. Aquel maestro de Ruzafa fue la última víctima que se cobró la Inquisición española.

Tanto tiempo después, Ruzafa -ya se ha dicho tantas veces en los últimos tiempos- ha ido cicatrizando las heridas más recientes y se ha revuelto, desvelándose como barrio de moda. Imanta iniciativas, atrae con un canturreo seductor a los nuevos impulsos del ocio (la llegada más reciente, la de La Más Bonita). Todo eso ya se sabe, Ruzafa ya no es un rookie en la lista de lugares de España. Pero, ¿y ahora qué?, ¿cómo debe aprovechar la oportunidad?, ¿cómo tiene que canalizar el éxito de su marca?, ¿está dando los pasos hacia la dirección adecuada o va directa al colapso? ValenciaPlaza.com ha palpado el estado de opinión de algunos de los que 'hacen' Ruzafa diariamente y que sobresalen entre las calles que antes eran polvorientos caminos de huerta, en los pagos del maestro Ripoll.

Ellos son: David Campillo, al frente de la Sala Russafa, epicentro cultural: "cuando la pusimos en pie queríamos devolver a Ruzafa su dosis de teatro y de música, ésa que tuvo durante tantos años y que desde hacía más de tres décadas había perdido. Y aquí estamos, en un barrio en el sentido más etimológico". También está allí Ismael Chapaz, mitad de Tactelgraphics y Espai Tactel, una de las baterías de la corriente alterna local. "Si Ruzafa fuera un estilo artístico, sería Arte Outsider. Nosotros solíamos salir por el barrio, vimos todo el proceso de cambio y decidimos venirnos. Creo que no nos equivocamos. Desgraciadamente la gente solo parece conocerlo de noche". De día la conoce Miguel Milián, fundador de KAUF Vintage, tienda de ropa emblemática. "Cada vez el barrio está más masificado, pero cuando abrimos nuestro espacio, Ruzafa era un oasis dentro de Valencia. Había locales que planteaban cosas que era raro ver en la ciudad. Encajaba con nuestros valores. Nos sentimos identificados y nos propusimos crecer con el barrio. Cada vez más gente se sentía atraída por Ruzafa y creímos que era una buena oportunidad para plantar nuestra semilla y crecer juntos".

Kauf Vintage

Paula Esquembre es la directora artística de Microteatre València, refrescante novedad recién llegada: "'Microteatro por dinero' nació en Madrid en 2009, tras un fin de semana de representaciones breves en las habitaciones de un antiguo prostíbulo. La experiencia gustó tanto que Miguel Alcantud, el organizador, decidió montar un local estable bajo el mismo concepto: piezas teatrales de 15 minutos, para 15 espectadores, en 15 metros cuadrados. Miguel se crió en Valencia y desde el principio tuvo claro que quería montar uno aquí. Hemos estado más de dos años trabajando en el proyecto y al final hemos conseguido juntarnos más de 40 socios para poder hacerlo realidad. Y teníamos claro que tenía que ser Ruzafa, que tiene tantas cosas diferentes que más que una obra podría ser un conjunto de microobras". Otros de los que cocinan este fuerte urbano son Koji Tanaka y Sonia Chaqués, de Taberna Tora, una celebrada aparición. "Koji siempre quiso tener una izakaya (taberna japonesa), donde la gente pudiera comer los platos japoneses más tradicionales que en realidad son los menos conocidos en España a un precio asequible", "no conocíamos Ruzafa, pero nos encantó tener el mercado tan cerca. Aquí nos sentimos cómodos". O Héctor Campoy y Jennifer Pérez, del estudio de diseño Merienda, autores de 'La Fantástica Guía de Russafa'. "Este lugar es algo así como si alguien a quien acabas de conocer te abre las puertas de su casa, saca unas papas con mejillones, te invita a tomar una cerveza y pone un vinilo de los Smiths. Simplemente no puedes evitar amarle". En cambio a Borja García, diseñador industrial, impulsor del espacio Lanube, no le pusieron papas con mejillones sino que las sacó él: "todos los que  creamos el proyecto vivimos aquí también, así que no había mucho que discutir. Ruzafa está llena de energía".

Antes de someterles a todo ellos al tercer grado, el analista urbano Chema Segovia lidera los preámbulos.

-Para empezar, ¿qué es lo que ha ocurrido en Ruzafa?
-Un caso típico de gentrificación. En pocos años, ha atraído a una población nueva que ha desarrollado nuevos usos de manera ajena a lo que allí sucedía. Es interesante cómo un barrio pendiente de las soluciones del Plan (esas dotaciones que nunca llegan, por ejemplo) ha sido capaz de convertirse por las buenas y a pesar de la carencia de respaldo de políticas públicas, en uno de los barrios más dinámicos de la ciudad.

-¿Entonces ha sido una gentrificación positiva?
-No ha sido un proceso de gentrificación excesivamente duro, no se ha expulsado radicalmente a la población original ni los alquileres se han puesto prohibitivos, por ejemplo. Hay varias capas de habitantes que se mueven por planos separados, tienen hábitos e incluso horarios diferentes que hacen oscilar el mapa de uso del barrio a lo largo del día. El vecino de siempre, el joven creativo y el inmigrante se cruzan en la calle como si fuera un rellano, saludándose con la mirada. Ese equilibrio de convivencias es bonito pero al mismo tiempo bastante frágil, corre el riesgo de verse roto si no se entra a gestionar los diferentes intereses. Pero eso es algo que se puede hacer poniéndole voluntad.

Sala Russafa

-¿Qué otros riesgos existen?
-Por ejemplo la cosa curiosa de las recientes obras de 'reurbanización' es que a simple vista parecen ser una mejora del barrio compartida por todos, pero todo apunta a que en última instancia van a seguir favoreciendo el monocultivo hostelero, que ya viene de atrás haciendo peligrar ese equilibrio que decía antes, desaprovechando el potencial que existe para hacer un barrio diversificado. Se puede ver en la primera reurbanización realizada en Puerto Rico y adyacentes, donde las terrazas de los bares han acabado adueñándose del espacio público y privatizándolo.

Superados los preliminares, aquellos que activan el barrio desde la mañana, responden.

¿EN QUÉ MOMENTO SE ENCUENTRA VUESTRO BARRIO?

Ismael Chappaz (Espai Tactel): En un momento peligroso. La cantidad de ocio nocturno que está surgiendo puede hacer peligrar el crecimiento del barrio. Si se Ismael Chappazdeclara zona ZAS, como ocurrió en el barrio del Carmen, se iría todo al traste. Por eso es un momento delicado.

Paula Esquembre (Microteatre): Está en pleno auge, pero cuando hablas con la gente todo el mundo coincide en que esta expansión en poco tiempo puede llegar a convertirse, si no se lleva bien, en una burbuja que crezca y crezca sin control.

David Campillo (Sala Russafa): Es un momento "dulce" en el que los diferentes tipos de habitantes se miden fuerzas constantemente para poder mantener la comodidad, y hasta ahora se mantienen cordiales.

Héctor Campoy y Jennifer Pérez (Estudio Merienda): Es un barrio en plena ebullición creativa, de ocio, cultura y amplia oferta gastronómica con cada vez más afluencia, comparable quizá en algunos aspectos a otros como Malasaña o Poble Nou. Aunque esté de moda ahora, su carácter abierto no es algo nuevo y dudamos que vaya a desaparecer.

Miguel Milián (KAUF Vintage): Se está masificando. Está pasando de ser un "oasis" en la ciudad a ser la zona de moda para ir de copas. Cada vez cierran más tiendas de toda la vida para abrir bares, los cuales muchos no plantean nada nuevo, simplemente tomar cervezas en el barrio de moda.

Borja García (Lanube): El barrio ha consolidado su marca de lugar activo e inquieto, el reto ahora es mantenerlo y no perder su identidad.

Sonia Chaqués (Tora): Después de que hayan finalizado las interminables obras de la calle y la semana fallera, que fue horrible para los de esta zona, parece que la gente que trabaja por aquí empieza a estar más optimista. Ruzafa es como un Yakisoba (plato japonés) porque acepta ingredientes de todo tipo: pasta, verdura, carne, gambas... todo cabe.

 Borja García

¿CÓMO DEBERÍA EVOLUCIONAR?

Ismael Chappaz (Espai Tactel): Necesita una mayor diversidad de negocios y que no se centre solo en hostelería. Hay que conseguir que la gente venga de día y vean que es un barrio vivo con una oferta cultural muy interesante.

Paula Esquembre (Microteatre): Para no morir de éxito, necesita reflexionar sobre qué es lo que quiere ser en los próximos años. Si no pensamos bien en esto todos los que de alguna manera estamos involucrados en el barrio, corremos el riesgo de convertirlo en algo que no queremos, ni nosotros, ni sus vecinos. El reto creo que debe ser el mantener un barrio tradicional, habitable, multicultural y artístico, y que sea un punto de referencia estable. Hay riesgo de que la burbuja explote.

David Campillo (Sala Russafa): El reto dDavid Campilloe mantener la convivencia y potenciarla, y el riesgo es perderla con facilidad. La evolución del barrio dependerá en gran medida de que se consiga un buen entendimiento entre los colectivos sociales, las agrupaciones ciudadanas y las asociaciones profesionales. Y por supuesto, de una buena comunicación con las autoridades municipales.

Miguel Milián (KAUF Vintage): Deberían seguir apareciendo locales que planteen ideas nuevas y rompedoras. Que siga siendo un barrio de referencia para gente creativa y con iniciativa, un lugar que potencie la cultura. Pero no que se acabe convertido en una zona de tomar copas donde sólo hayan bares y acaben desapareciendo por completo las actividades culturales.

Borja García (Lanube): Tiene que preocuparse por no terminar saturado y seguir dando servicio a sus habitantes, no sólo a sus visitantes.  No debe olvidarse que además de cafeterías y restaurantes el barrio tiene que estar equilibrado con otras muchas opciones.

Héctor Campoy (Estudio Merienda): Me gustaría que se mantuviera a nivel creativo con las propuestas que ya existen y cómo no, que surjan muchísimas más. El principal riesgo podría ser que la excesiva oferta de ocio nocturno, las franquicias o la masificación descontrolada se llegasen a cargar su espíritu.

Comparte esta noticia

6 comentarios

Juan Luis escribió
22/05/2014 08:07

Es necessari lluit ar per conseguir que siga zona ZAS. La invasió de garitos està destruint el comerç de toda la vida i el descans del veinat

carles G escribió
15/05/2014 13:26

Para mi que vivía en el Mercat y trabajaba en el Carmen esto me suena.. hace 6 años que vivo y trabajo en Russafa y tal vez la fortaleza de nuestro barrio es el pequeño comercio y mantener la población. Una dinámica económica y social a prueba de modas.

Edu Reptil escribió
13/05/2014 11:09

Buen artículo, es interesante analizar cuál será el devenir de Ruzafa. Depende desde luego de muchos factores; como dice Ismael, a nivel de ocio, fundamental que no lo hagan zona ZAS. Hay mucha gente trabajando allí para ofrecer propuestas distintas. También hay muchos colectivos que llevan tiempo luchando por la revitalización del barrio, por la convivencia entre los vecinos, por el colegio, por el cierre del CIE de Zapadores. Ruzafa vive distintas realidades ahora mismo muy diferenciadas, ojalá que todas confluyan hacia un futuro óptimo. ;)

Manolo escribió
12/05/2014 17:10

¿Para ser mainstream hay que ser barbudo? A mí es que ser moderno me da una pereza que no veas: destrozar una bici antigua para hacerla ficset, dejarse las barbas, tatuaje hortera en el brazo, dejarse pancha o estar escuálido, las gafotas, vivir en una roulotte de los 70... demasiado esfuerzo, oigan. Ya me han visto.

11/05/2014 19:15

Desde hace unos meses ha nacido una plataforma de apoyo al pequeño comercio de distintos barrios,estan haciendo cosas interesantes para conocer y apoyar a esos comercios.muy recomendable tambien su facebook www.facebook.com/decompraspormibarrio

Elena escribió
11/05/2014 18:16

Si Russafa és mainstream, que es passen al Cabanyal, que està ben oblidat...

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
[email protected]
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG