X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 20 mayo 2024
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
NICHOS DE ESTILO

Siete Jewels Gallery:
el diamante más puro
es el cliente

EUGENIO VIÑAS. 09/05/2014 La joyería situada en pleno centro de Valencia cumple cinco años con una línea ascendente de clientes (pese a la crisis)

VALENCIA. ¿Qué cabida tiene un sector como el de la alta joyería en la ciudad de Valencia en pleno 2014? La artesanía es un valor en alza y los productos exclusivos sirven cada vez más a menudo como bálsamo para la globalización del comercio. En el caso de las joyas, desde la calle Roger de Lauria número 11, Siete Jewels Gallery cumple en unos días su quinto aniversario en el que ha fidelizado a un pellizco creciente de clientes.

El origen de Siete es el oficio familiar de la joyería. Aunque Guillermo Martorell, al frente de este proyecto junto a Mamen Puchades, asegura que siguen dedicados a través de otras empresas a la venta al por mayor de piezas, a almacenistas y tiendas dentro y fuera de España, Siete es el rincón en el cual ellos dan rienda suelta a su creatividad. Para ello, Martorell dice: "lo más importante es escuchar al cliente, entender qué busca".

El 3 de junio de 2009 abrieron en el centro de Valencia "porque necesitábamos tener un punto de venta exclusivo desde donde defender nuestro propio producto y nuestro diseño". La base de operaciones es un establecimiento desde el cual Siete se acerca al cliente final. "Necesitamos saber quién compra, quién está detrás de ese interés, para ofrecer un valor añadido", insiste el empresario valenciano.

Con esta libertad adquirida, Martorell se siente afortunado: "profesionalmente, hago lo que quiero y amo lo que hago".  Un "privilegio" que se ha sobrepuesto a la crisis que a pie de calle él mismo reconoce. "Lo que sé es que cuando una puerta se cierra, se abre otra... o aunque sea una ventana. En nuestro ámbito profesional, siempre hay alguien interesado en una joya, capaz de encontrar un motivo para brindarle a alguien ese detalle único".

Reconoce, igualmente, que la joyería más próxima, "la de barrio", sí se ha resentido con la notable contracción en el poder adquisitivo de las familias y la merma en la capacidad de consumo. "Existía una dependencia de las grandes fábricas, que se han resentido mucho, pero también creo que ha supuesto una reestructuración para el sector", apunta Martorell. En este sentido, la exclusividad es lo que prevalece en Siete Jewels Gallery donde el cliente no podrá encontrar productos de ninguna marca: todo lo que sale de la tienda es de fabricación artesanal propia.

TALLA, COLOR, PUREZA Y CALIDAD

Martorell, que hace referencias a diferentes inquietudes dentro de los públicos de la joyería, reconoce que la reina sigue siendo la sortija. Dentro de este ámbito de mayor consumo, Siete Jewels Gallery se distingue dentro del espectro local de posibilidades joyeras manufacturadas por su trato con el diamante. "Por nuestro trato durante muchos años con distribuidores, podemos decir que estamos especializados en la importación y venta de diamantes".

Guillermo Martorell de Siete Jewels Gallery

De hecho, en Siete Jewels Gallery son unos amantes declarados del diamante de colores, que según Martorell "sigue siendo un gran desconocido". Con el diamante de color consiguen acercarse mucho más a la moda, que sigue siendo la principal influencia a la hora de diseñar e influenciar a sus clientes. La arquitectura y el arte también se vinculan a sus trabajos, en los que durante los últimos años también han flirteado con el diseño de elementos decorativos.

Con el quinto aniversario a la vuelta de la esquina, en el sentido puramente empresarial, Martorell reconoce que no han abandonado una línea ascendente de crecimiento. La clave del éxito: "le damos mucho mimo a todos los encargos que recibimos, ya sean de una nueva joya o una restauración. No importa que el cliente venga con una idea y finalmente salga de la tienda sin nada. Nosotros le enseñamos libros, le ayudamos a consultar, a aproximarse a lo que está buscando, porque necesitamos también que el cliente tenga conocimiento de los diferentes productos que existen".

Para ello, Siete Jewels Gallery prospera en la recurrente y no siempre conseguida ‘experiencia de compra': "me gusta que la gente se sienta bien aquí. Si busca un producto que no le puedo ofrecer, como por ejemplo de alguna marca en concreto, le redirijo a alguien que creo que le tratará igual que yo". En este sentido, además, Martorell define al cliente valenciano: "lejos de lo que pueda parecer, el valenciano aprecia mucho la artesanía y eso es algo que se puede desarrollar con el trato directo".

Una vez llegado ese momento, cuando el cliente traspasa el umbral de la puerta, las ideas están ordenadas en parte gracias a los viajes en busca de tendencias y moda. Sobre todo, en Europa. Desde allí se importa la inspiración: "a veces, el valenciano también cree que comprando fuera compra algo mejor, pero esta es una ciudad que aunque parezca pequeña tiene muchas posibilidades. Si sabe buscar, puede encontrar una pieza de joyería tanto o más interesante que fuera".

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
[email protected]
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG