X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 19 junio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
el asesino larios, el atracador suicida...

La muerte negra salpica de sangre las calles de Valencia

C. AIMEUR. 07/05/2014 Una exposición del festival VLC Negra reúne algunas de las imágenes más impactantes de dos décadas (1980-2000) de crimen en la ciudad

VALENCIA. Ocurrió en los años ochenta en Valencia, en una barriada obrera. A Vicente Martínez, fotógrafo del diario Las Provincias, le llamaron desde la redacción. Un presunto delincuente se había suicidado en la puerta del banco que había intentado atracar. "Eran otros tiempos", recordaba este martes. "Decían que no había sido suicidio pero bueno, no se investigó", añade.

Veterano en la información de la crónica negra valenciana, Martínez se inclinó levemente y captó en un áspero blanco y negro a ras de suelo la imagen del fallecido cubierto por una especie de plástico con la escopeta a su lado. Cerca, los pies de un policía vestido de paisano. Ocurrió en Valencia en los años ochenta pero la imagen recuerda tanto a las que captó Weegee durante la Ley Seca en Nueva York que sorprende. La muerte negra viste igual en todas partes. En todo tiempo.

La imagen del atracador suicida fue publicada en el diario local valenciano y devorada por la urgencia de lo inmediato. Ahora vuelve a la luz, casi treinta años después de que fuera captada. Forma parte de la exposición Calles negras. 1980-2000 que desde este jueves y hasta el 29 de junio se podrá contemplar en el Museo Valenciano de la Ilustración.

La muestra, que ha tenido por comisario al periodista y escritor valenciano Bernardo Carrión, es una especie de prólogo al festival VLC Negra, que se inaugura este viernes, durará hasta el día 18, y que en su segunda edición reunirá a algunos de los principales nombres de la narrativa de este género españoles y a algunas estrellas europeas como Petros Markaris.

En total la exposición se compone de cincuenta imágenes divididas en 17 series. Algunas de ellas sólo constan de una imagen; otras de hasta siete, como es el caso de ‘A ras de suelo', donde está incluida la imagen de Martínez antes descrita. Hay una serie dedicada a ‘El caso Alcàsser', otra a los delincuentes más famosos con el explícito nombre de ‘Enemigo público número uno'; ‘Última cremallera' con imágenes de sacos de difuntos...

Los agentes en La Romana, donde murieron las niñas de Alcàsser. FOTO: VICENT M. PASTOR.

Sin pretender ser un exhaustivo repaso a la crónica negra de los últimos 20 años, la exposición permite al visitante recordar algunos de los nombres propios que llenaron las portadas de los periódicos o que dieron lugar a los debates más apasionados. El caso de la prostituta polaca Ewa Striniak, cuyo asesinato nunca quedó aclarado, o la fría mirada del terrible Larios, el criminal que segó la vida de un guarda jurado y tres guardias civiles en diferentes atracos, se dan cita junto a espacios malditos como la finca La Romana, dónde fueron violadas, torturadas y asesinadas las niñas de Alcàsser.

Junto a estos elementos, Carrión también ha incluido lo que él llama ‘Bodegones de la mafia', con una selección de las imágenes más sorprendentes de incautaciones a delincuentes, las cuales, según él, permiten contextualizar el momento en el que se produjeron esos crímenes.

La participación de fotoperiodistas, explica Carrión, ha sido "abierta" y se ha centrado en las décadas de los ochenta y noventa para "dejar la posibilidad de nuevas ediciones en el futuro". En la reunión de las imágenes de los fotoperiodistas ha sido fundamental, explica, la colaboración del fotoperiodista del Levante José Aleixandre. Él realizó la convocatoria a la que se sumaron además de Martínez y Aleixandre, Guillermo Lucas, Manolo Molines y Vicent M. Pastor.

Fruto de ese trabajo de acopio y selección es una exposición en la que el visitante podrá contemplar insólitos momentos de la Valencia criminal, como el día de noviembre de 1984 en el que un cura fue requerido por un secuestrador que tomó rehenes en la Caja de Ahorros de Daimús, o la más reciente del cadáver de un liberiano de 28 años, con antecedentes por tráfico de drogas, quien murió calcinado al arder su vehículo en el barrio de Fontanares de Valencia.

El dolor, la muerte, el miedo, la angustia de las víctimas, la tensión de los policías, la despreciable cosecha del crimen, se dan cita en una selección que invita a la reflexión y que, como un mirador al infierno, acerca al visitante a contemplar cara a cara el abismo que a veces anida en los corazones de algunos hombres.

Larios, camino del juzgado en diciembre de 1985. FOTO: JOSÉ ALEIXANDRE.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG