X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 13 junio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
CRÍTICA DE MÚSICA

Koopman ofrece una Pasión de Bach emotiva y redonda en el Palau de la Música de Valencia

MANUEL MUÑOZ. 12/04/2014

VALENCIA. Es una especie de tópico el programar El Mesías de Handel en Navidad y La Pasión según San Mateo, de Bach, en torno a la Semana Santa. Estos oratorios a veces son sustituidos por otros que se acomodan a la celebración, como el Oratorio de Navidad o La Pasión según San Juan, de Bach, ambas obras inmensas pero sin el nivel de altísimo acierto genial de las dos citadas en primer lugar.

Así pues, hemos tenido ocasión, pese a los recortes, de volver a oír una obra maestra que no cansa y en una versión que prometía ser excelente, con el gran especialista en música Barroca con instrumentos originales Ton Koopman al frente de su Amsterdam Baroque Orchestra & Choir.

El tenor Timan Lichdi cantó con acertada expresión, timbre atercopelado y potencia. En cuanto al bajo Klaus Mertens, se echó de menos en algún momento clave, como la bellísima aria Mache dich mein Herze rein, del final, una voz más plena, pese a que cantó en todo momento con exquisito gusto.

Los resultados no defraudaron, y así lo agradecieron los aplausos reiterados e intensos del público. Solo hubo que lamentar desde casi una hora antes de la conclusión de la obra el goteo de deserciones de una veintena de personas que cambiaron la integridad de la obra por no dilatar en exceso la hora de la cena, pese a que la duración de cada una de las dos partes de la obra figuraba claramente en el programa.

La versión de Koopman fue espléndida, de rico sonido y un dramatismo contenido pero profundo, en una obra de enorme intensidad. Él dirigió desde el teclado de uno de los dos órganos positivos situados uno frente a otro para el bajo continuo, en una versión que optó por no incluir el clave. A su derecha el Evangelista, muy bien cantado por el tenor Jörg Dürmüller, que supo transmitir la emoción del texto y subrayar los momentos cumbre, como el de las negaciones de Pedro o el de la muerte de Jesús. A su izquierda el bajo-barítono Falko Hönisch, que hizo un Jesús noble y cantado con gusto, aunque quizás un punto corto de potencia.

Los dos coros con sus orquestas que dispone Bach se situaban a ambos lados y Koopman fue distribuyendo espacialmente las intervenciones de solistas vocales e instrumentales para no abandonar este efecto de estereofonía avant la lettre que Bach confirió a la obra en virtud de la configuración de la iglesia de Santo Tomás de Leipzig.

El resultado del conjunto fue brillante, con una orquesta que tocó con dominio técnico y marcada expresión y un coro afinado y empastado, que supo desgranar los diferentes matices que van desde los corales hasta los gritos del populacho, con especial atención a monumentales números de apertura y cierre. Los niños de la Escolanía cumplieron bien su cometido de soprano ripieno.

En cuanto a los solistas vocales, la soprano Hana Blazikova hizo gala de un bello timbre y un delicada expresión que brilló especialmente en las arias Blute nur, du liebes Herz, de la primera parte y Aus Liebe will mein Heiland sterben, de la segunda. El contratenor Maarten Engeltjies contó bien su difícil parte de contralto. Comenzó con algunos apuros en los agudos, pero logró transmitir toda la tensión dramática que Bach pone en el aria Erbarme dich, mein Gott, probablemente el número más bello de toda la obra.

Los solistas instrumentales sonaron todos ellos a un nivel muy alto, si bien yo destacaría especialmente el precioso solo de oboe en el número 26 (Ich will meinem Jesu wachen), los de violín en el 47 (Erbarme dich, mein Gott) y en el 51 (Gebt mir meinem Jesu wieder!) y el de viola da gamba en el número 66 (Komm, süsses Kreuz). Una gran interpretación a la altura de una gran obra.

Ficha técnica:
Johann Sebastian Bach

La Pasión según San Mateo
Hana Blazikova, Maarten Egeltjes, Tina Lichdi, Jörg Dürmüller, Klaus Mertens, Falko Hönisch.
Escolanía de la Real Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados.
Amsterdam Baroque Orchestra & Choir.
Ton Koopman, director.
Palau de la Música, Valencia
12 de abril de 2014 

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG