X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 24 julio 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
las obras durarán 30 meses y cuestan 8,3 millones

Cultura quiere abrir parte de la ampliación del Museo San Pío V antes de un año

CARLOS AIMEUR. 11/12/2013

VALENCIA. El presidente de la Generalitat Alberto Fabra decidió presentar este martes la V fase de las obras de ampliación del San Pío V. Lo hizo en el futuro sótano del museo, al abrigo de las protestas de los trabajadores de RTVV que se agrupaban en la puerta principal. Fabra entró por la puerta trasera en su coche y estuvo acompañado durante la visita solo por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y representantes del Consell.

Las obras de ampliación del San Pío V se han convertido en la inversión en infraestructura cultural más importante del Gobierno para 2014. Pese a ello, al acto que tuvo lugar el mediodía del martes no asistió ningún representante de la cúpula del Ministerio de Cultura.

Tampoco pudo estar presente en la cita el arquitecto artífice del proyecto, el académico valenciano Álvaro Gómez-Ferrer, la persona que lleva más de dos décadas luchando por conseguir que se acabe la ampliación. Gómez-Ferrer se encontraba en Belgrado, participando en una conferencia internacional sobre Urbanismo e impartiendo una charla en el Instituto Cervantes. Pese a que en Presidència eran conocedores de que Gómez-Ferrer volverá a Valencia este jueves, se optó por prescindir de él y realizar la presentación del proyecto museístico en su ausencia.

La voz cantante le correspondió al arquitecto Joaquín Bau, perteneciente a la subdirección general de Obras que a su vez está adscrita a la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos del Ministerio. Bau, que hizo las veces de representante del departamento de José Ignacio Wert, será el encargado de coordinar los trabajos de ampliación.

APENAS UN CENTENAR DE INVITADOS

El acto, escasamente protocolario, congregó a apenas un centenar de personalidades de la vida pública valenciana. En él, Bau hizo un somero resumen de lo que supondrá la intervención, que permitirá rehabilitar el edificio histórico del antiguo colegio San Pío V que da nombre al museo.

Para ello se realizarán actuaciones en las fachadas, cubiertas y estructuras. El "morro" que forma la Sala Laporta desaparecerá y se restaurará el espacio que actualmente ocupa la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, propietaria de buena parte de la colección del centro. Se le dará un nuevo uso a la zona de la bóveda, que, en principio, se dedicará a grabados y pequeño formato, y el actual almacén se reconvertirá en biblioteca.

Además de ganar un almacén para el centro, el espacio donde ayer se hizo la presentación, se ampliarán espacios como la biblioteca en más de 100 metros. Cuando haya acabado la V fase el Museo San Pío V dispondrá de 4.500 metros cuadrados para exhibir su colección permanente.

El reto para los constructores es afectar lo menos posible al centro, de tal forma que este se encuentre abierto hasta el final de las obras y mantenga el mayor espacio expositivo visitable. Desde el Ministerio y desde la adjudicataria se da por bueno que las obras estarán concluidas en junio de 2016; es decir, dentro de 30 meses. 

"HAY QUE INAUGURAR UNA SALA, LA BIBLIOTECA, ALGO..." 

La intención de Cultura es que antes de un año se pueda inaugurar algo. Así lo confesaba ayer un alto cargo de la Conselleria. "En noviembre de 2014 tiene que abrir sus puertas una sala de exposiciones, la biblioteca..., algo". Es la gran apuesta en materia cultural en una legislatura marcada por los recortes y la ausencia de fondos, y en el departamento de Campanar quieren sacarle rendimiento mediático.

Al concurso de licitación de la obra se presentaron 29 empresas. La competitividad ha sido máxima y la empresa Vias logró la adjudicación tras realizar una oferta de 8,3 millones de euros sobre una licitación de 12,6 millones. La rebaja es sustancial hasta el punto que fue objeto de bromas durante la presentación por parte de los responsables del Ministerio. "Haremos que cumplan el presupuesto", decía Bau sonriendo. El consejero delegado de Vias, Gonzalo Gómez-Zamalloa, asentía firmemente con los ojos cerrados.

Explicaba en privado Gómez-Zamalloa que un elemento clave para realizar una oferta tan baja ha sido la propia coyuntura del sector de la construcción. "Estamos viviendo un proceso de devaluación interna y eso se traduce en que en el mercado tenemos precios cada vez más competitivos", dijo.

Como haberes en la cuenta de su empresa citó su "amplia experiencia" en este tipo de obras, así como la disponibilidad de maquinaria y servicios que ya han amortizado y que abaratan los costes. "Y todo ello sin perder calidad en la construcción", se comprometió.

LA CONSELLERIA DE CULTURA, UFANA 

Desde el departamento de la avenida de Campanar manifestaban ayer su satisfacción por el hecho de haber conseguido que "por fin" se lleven a cabo los últimos trabajos de reforma y ampliación del Museo de Bellas Artes de Valencia. Cuando termine la V fase habrán concluido unas obras que se iniciaron en 1988 y que han estado 11 años paralizadas.

"Hemos acabado con los ninguneos, las excusas, después de dos legislaturas perdidas", dijo durante los discursos la alcaldesa de Valencia. La consellera de Cultura, María José Catalá, la escuchaba ufana.

El presidente Fabra, quien consultó con Catalá los tres puntos más importantes de su discurso antes de intervenir, recordó cómo hace ocho meses él mismo y la consellera se habían reunido con el ministro Wert en Madrid para convencerle de que por fin se pusieran en marcha los trabajos. Este martes Wert no le devolvió la visita a Valencia.

El jefe del Consell en su breve alocución tuvo a bien agradecer la presencia de una asociación privada de amigos del museo, presidida por el exconseller Alejandro Font de Mora, con quienes después se fotografió risueño. No hizo mención alguna a los trabajadores del museo allí presentes. Tras ello saludó a parte de los escasos asistentes al acto y salió por la puerta trasera del museo acompañado por el conseller de Governació i Justicia, Serafín Castellano, quien asistió al acto pero no intervino.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG