X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 19 julio 2018
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
estreno: 'Ma ma'

Penélope Cruz se mete en la piel de una mujer con cáncer en el film que recupera a Julio Medem

CULTURPLAZA.COM. 11/09/2015

MADRID (EP). La actriz Penélope Cruz regresa al cine español a las órdenes del cineasta Julio Medem con el filme Ma ma, "una lección de vida y de optimismo" en la que interpreta a una mujer con cáncer de pecho y que llega a los cines el 11 de septiembre.

La actriz manifestó durante a Europa Press que este papel se ha convertido en "uno de los más difíciles" que ha realizado a lo largo de su carrera, aunque también le ha dado "muchas alegrías". "Estoy enamorada de este personaje", indicó.

En Ma ma, Cruz se mete en la piel de Magda, una maestra en paro que, tras ser diagnosticada de cáncer de mama, intenta luchar contra la adversidad con valentía para lograr que su vida y la de sus familiares cercanos sea lo más feliz posible. Junto a ella destacan en el reparto los actores Luis Tosar (La celda 211, Te doy mis ojos) y Asier Etxeandia (Amar es para siempre, Velvet, Mentiras y Gordas).

Para Cruz, Magda es "una sabia", especialmente por la forma en la que "se enfrenta a las dificultades de la vida": "En su caso, a una tragedia y amenaza constante, algo que se la puede llevar de aquí, la amenaza de que su hijo se quede solo". La actriz señaló que ha mantenido una gran complicidad con este personaje, puesto que como madre se puede imaginar" cómo se puede llegar a sentir alguien en esa situación".

Magda, a pesar de todo y de saber que "está a punto de caer en un agujero muy gordo" y que su hijo "podría quedarse solo", decide "seguir hacia la luz, consciente de cuál es el peligro y de hacia dónde han de ir las cosas". En este sentido, destacó el "optimismo" que muestra su personaje, algo que no se valora y que, sin embargo, "no resulta fácil".

"Es un personaje con una profundidad enorme y sabe en qué territorio se está moviendo, no necesita demostrárselo a nadie, está demasiado ocupada intentando curarse y en crear otra familia para su hijo", explicó.

TAMBIÉN PRODUCTORA

La intérprete también es productora de Ma ma, un trabajo que comparte con Medem y Álvaro Longoria (Ché: El Argentino, Habitación en Roma). Precisamente, esta dualidad para el director y la actriz era uno de los temas que más asustaban a la actriz antes de comenzar el proyecto, según confesó.

Sin embargo, Medem y Cruz se han entendido "muy bien". "Hemos sabido separar bien las dos cosas, cada día en el rodaje, dentro de todas muy escenas, éramos solo director y actor. A veces nos hemos tomado descansos para cuestiones de producción, pero dejábamos atrás el resto y nos dábamos nuestro espacio", indicó.

Este no era el único momento en el que Cruz dejaba de lado el personaje. Tal y como relató, decidió no llevar a Magda a su casa, algo de lo que es partidaria cuando se enfrenta a un papel "tan intenso". Al contrario, prefirió que se convierta en un "juego de imaginación". "Tus vivencias se van a colar ahí, y bienvenidas sean, pero nunca hay que forzarlo", sostuvo.

REGRESO AL CINE ESPAÑOL

Cruz llevaba seis años sin trabajar en España, desde Los abrazos rotos (de Pedro Almodóvar) y ahora no solo presenta Ma ma, sino que también está inmersa en un nuevo proyecto con Fernando León de Aranoa (Escobar, un retrato del famoso narcotrafiante colombiano con su marido Javier Bardem) y en otro con Fernando Trueba (La reina de España, continuación de La niña de tus ojos).

La intérprete defendió que no haber trabajado durante más de un lustro no significa que haya tomado ninguna decisión al respecto, puesto que "siempre ha sido así". "Ha habido temporadas en las que he rodado varias películas fuera y luego aquí", puntualizó la actriz, quien indica que en cine es difícil planear las cosas con mucho tiempo.

Para ella es una "suerte" compaginar el trabajo en España y en el extranjero y de hecho confiesa que cuando pasa tiempo fuera de su país natal siente necesidad de rodar en su idioma. "Te das cuenta de la libertad que tienes cuando no has de poner atención en que todo se entienda", concluyó.

 

EL MUNDO DE LA MUJER VISTO POR UN HOMBRE

Por su parte, Julio Medem señaló que en esta ocasión ha vuelto al regreso al universo femenino pero en esta ocasión ha abordado el sexo opuesto desde la perspectiva del cáncer, una enfermedad que se convierte en una "catarsis" y en "antagonista" para su protagonista.

"El mensaje es celebrar que estamos vivos", señaló. El padre de Medem murió de cáncer hace casi dos décadas pero este caso es distinto, según señaló el director de Ma ma, porque en este caso aborda la enfermedad desde el punto de vista de una mujer y entran en juego otros factores como es la maternidad.

Según indicó, en Los amantes del círculo polar (1998) comenzó su obsesión con el universo femenino y se acentuó más en películas como Lucía y el sexo (2001) o Caótica Ana (2007). De ellas, le llama la atención su fortaleza, según ademitió, algo que las diferencia de los hombres. "Las mujeres tienen útero, y eso ayuda. Nosotros nos la jugamos más pero la mujer garantiza mejor la vida, ese lado terrenal", dijo.

Su objetivo con esta cinta, ha sido realizar un "canto a la vida", algo que se hace realidad cuando Etxeandia, en la piel del ginecólogo que trata a Magda, canta el tema Vivir, de Nino Bravo. Por este motivo, ya ha recibido mensajes de agradecimiento y felicitaciones por parte de asociaciones de cáncer.

Medem ambienta esta historia en 2012, de manera que la realidad social "se filtra por algunas rendijas" y el espectador rememora la situación laboral, la situación económica y el momento en el que España estuvo "al borde del rescate" y el mundial de fútbol.

Julio Medem y el equipo de la película al completo

TOSAR Y ETXEANDÍA

El actor Luis Tosar ha acostumbrado al espectador a verle en la gran pantalla en papeles donde su personaje controla la situación y en los que se encuentra al margen del sufrimiento. En esta ocasión, sin embargo, interpreta a un hombre que se sumerge en una "tragedia absoluta" que no puede evitar.

Tosar precisó que a pesar de ser un personaje diferente a lo que había hecho antes, es el perfil al que más se parece. No obstante, el "tipo frágil y con una vida desmantelada" que ha representado en la gran pantalla le causó cierto temor, puesto que no tenía la "máquina engrasada" para llegar a ese lugar que sin embargo es "cercano".

Por su parte, Asier Etxeandía descrió el rodaje como un proceso "muy bonito" que se convirtió a su vez en una "liberación", puesto que al igual que sus compañeros de rodaje, también ha sufrido experiencias cercanas similares con el cáncer.

"Lo que emociona es el amor que da, cuando vi la película me di cuenta de que en realidad habla de las madres", concluyó el actor, quien confesó que fue una experiencia de "catarsis" en la que todo el mundo se implicó y en la que fue difícil evitar las "lágrimas".

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG